miércoles, 22 de septiembre de 2010

EL PRESUPUESTO DE LA DINASTÍA ISABELINA

Desde El Filóloco, con adaptaciones propias

Año nuevo, más plata para mantener a Juan Carlos dizque Borbón y su corte (como siempre, a costa de los impuestos que pagamos los españoles)

Andan estos días muy atareadillos los medios de comunicación felpúdicos lanzando a diestro y siniestro noticias sobre el presupuesto de la "Casa Real" de España (o de la "Casa de Su Majestad el Rey", como dicen los sumisos que debemos referirnos a la misma).

La pasada semana se lanzaba la noticia de que, dada la situación generalizada de crisis y de arrolladora pobreza que se está extendiendo a lo largo y ancho de España gracias al socialismo, el presupuesto de la susodicha "casa" (más bien palacio) iba a verse reducido para el próximo año en un 9%.

Igualmente, el pasado domingo, se repetía a los cuatro vientos la información -ya manida, pues viene repitiéndose como el ajo desde la re-instauración de la monarquía en nuestro país- de que "nuestra monarquía sale muchísimo más barata" que las jefaturas de Estado de muchos países europeos (baratu, baratu, moritu vende baratu baratu...).

Se argumentaba para ello que, con los casi 9 millones de euros (unos 1.500 millones de pesetas) que anualmente se dan a nuestro soberano, con los impuestos de todos (hasta de los ahogados por la crisis), y de los que no tiene que rendir cuentas en cuanto a su gasto, se pagaban, no sólo el sueldo que se autoasigna el rey, sino también:
  • El personal que tiene contratado en la Casa de Su Majestad.
  • Los gastos de la mencionada oficina.
  • Los gastos protocolarios de las recepciones.
  • Los viajes por España.
Lo que no se menciona es que estos no son los únicos gastos de nuestra aclamada monarquía.

Deben tenerse en cuenta también las siguientes partidas:

  • El mantenimiento de los palacios en que habita o puede habitar (jardineros y mantenimiento de las instalaciones).
  • El servicio doméstico para los mismos (ejército de criados, mayordomos, cocineros...).
  • El amplísimo servicio de seguridad que rodea al soberano, financiado por el ministerio del Interior.
  • Los viajes al extranjero.

...Que no se contabilizan en el mencionado presupuesto...

En fin, si aún seguís pensando que nuestra monarquía es barata barata, es que sois dignos de la medalla de oro al optimismo... o a la ingenuidad.

Jorge Rondón Santos sostiene: Ellos (la dinastía Isabelina) viven como cerdos cebados, a costa de los impuestos que pagamos. Pero "A CADA CERDO LE LLEGARÁ SU SAN MARTÍN". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.