lunes, 17 de enero de 2011

HEREJÍAS DE BENEDICTO XVI EN SU LIBRO "LUZ DEL MUNDO" (I)

Por Frater Pedro Dimond, O.S.B

BENEDICTO XVI REPITE SU CREENCIA DE QUE LOS “ORTODOXOS” SON PARTE DE LA IGLESIA

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 89: “… lo que yo defiendo es la herencia del Segundo Concilio Vaticano y toda la historia de la Iglesia .  El pasaje [del documento Dominus Iesus] significa que las iglesias orientales [es decir las iglesias “ortodoxas”] son genuinas iglesias particulares, aunque no están en comunión con el Papa .  En este sentido, la unidad con el Papa no es constitutiva de la iglesia particular”.

Esta es una herejía extremadamente significativa .  Benedicto XVI afirma osadamente lo que él y la secta del Vaticano II han enseñado muchas veces en diferentes formas: que los cismáticos orientales son parte de la Iglesia a pesar de que rechazan el oficio papal .  Él dice que las iglesias “ortodoxas” orientales son iglesias particulares, es decir, verdaderas iglesias locales dentro de la única verdadera Iglesia [universal], aun cuando ellos rechazan la primacía del Papa .  Esta enseñanza herética niega decenas de declaraciones magisteriales, la enseñanza dogmática de la Iglesia, la comprensión del papado desde el comienzo de la Iglesia, la comprensión de la unidad desde el comienzo de la Iglesia, y las definiciones específicas del Concilio Vaticano I .  Esto es muy importante porque socava y destruye cualquier aprovechamiento que los defensores de Benedicto XVI pueden hacer del Vaticano I o del papado .  Benedicto XVI rechaza con esta herejía toda la enseñanza católica sobre el papado – una herejía que ha enseñado en numerosas ocasiones.

Papa León XIII, Satis cognitum, # 15, 29 de junio de 1896: “Por donde se ve claramente que los obispos perderían el derecho y el poder de gobernar si se separasen de Pedro o de sus sucesores. Por esta separación se extirpan ellos mismos del fundamento sobre el que debe sustentarse todo el edificio y se colocan fuera del mismo edificio”.

Papa Pío IX, Amantissimus, # 3, 8 de abril de 1862: Hay otras, casi incontables, pruebas extraídas de los testigos más confiables que testifican clara y abiertamente con gran fe, exactitud, respeto y obediencia de que todos los que quieren pertenecer a la verdadera y única Iglesia de Cristo deben honrar y obedecer a esta Sede Apostólica y al Romano Pontífice”.

Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, 1870, sesión 4, cap. 3, ex cathedra: “… todos los fieles de Cristo deben creer que ‘la Santa Sede Apostólica y el Romano Pontífice poseen el primado sobre todo el orbe, y que el mismo Romano Pontífice es sucesor del bienaventurado Pedro, príncipe de los Apóstoles, y verdadero vicario de Jesucristo y cabeza de toda la Iglesia  (…) Enseñamos, por ende, y declaramos, que la Iglesia Romana, por disposición del Señor, posee el principado de potestad sobre todas las otras  (…) Tal es la doctrina de la verdad católica, de la que nadie puede desviarse sin menoscabo de su fe y salvación” (Denz. 1826-1827).

Papa Pelagio II, epístola (2) Dilectionis vestrae, 585: “El que no sustenta esta unidad de la Iglesia, ¿cree que tiene la fe? El que abandona y resiste la cátedra de Pedro, sobre la cual se funda la Iglesia, ¿tiene seguridad de estar en la Iglesia?”.

Papa Pío VI, Charitas, # 32, 13 de abril de 1791: “Por último, en una palabra, permanecer cerca de Nos .  Porque nadie puede estar en la Iglesia de Cristo sin estar en unidad con su cabeza visible y fundada sobre la Sede de Pedro”.

Papa León XIII, Satis cognitum, # 13, 29 de junio de 1896: “Quien no quiera ser hereje ni sentar plaza de tal no trate de satisfacer a éste ni al otro  (…) Apresúrese a satisfacer en todo a la Sede de Roma”.

Papa Pío XI, Mortalium animos, # 11, 6 de enero de 1928: “Ahora bien, en esta única Iglesia de Cristo nadie vive y nadie persevera, que no reconozca y acepte con obediencia la suprema autoridad de Pedro y de sus legítimos sucesores”.

Papa Pío XII, Mystici Corporis Christi, # 22, 29 de junio de 1943: Así que, como en la verdadera congregación de los fieles existe un solo Cuerpo, un solo Espíritu, un solo Señor y un solo bautismo, así no puede haber sino una sola fe; y, por lo tanto, quien rehusare oír a la Iglesia, según el mandato del Señor, ha de ser tenido por gentil y publicano.  Por lo cual, los que están separados entre sí por la fe o por la autoridad, no pueden vivir en este único Cuerpo, ni tampoco, por lo tanto, de este su único Espíritu.

Papa Pío VII, Diu satis, # 15, 15 de mayo de 1800: “De manera que el rebaño de Cristo debe sentirse seguro y alimentarse alegremente de la comida que les proviene de la voz y autoridad de Pedro; pero a pesar de cualquier belleza y encanto, deben rehuir como de nociva y apestosa plaga, de lo que esta voz les prohíbe.  Y quienes no la obedezcan, ciertamente no serán contados de entre las ovejas de Cristo”.

Papa San León Magno: “Es necesario que la Iglesia en todo el mundo esté unida y adherida al centro de la comunión eclesiástica, por lo que todo aquel que se atreva a separarse de la unidad de Pedro debe saber que ya no participa de los divinos misterios”[1].

Papa Gregorio XVI, Commissum divinitus, # 11, 17 de mayo de 1835: “Así como el que no recolecta con Cristo tampoco recolecta con el vicario de Cristo sobre la tierra, sino que desparrama .  ¿Cómo puede el que destruye la sagrada autoridad del vicario de Cristo e infringe sus derechos recolectar con él?”.

BENEDICTO XVI RESPETA LA DIABÓLICA RELIGIÓN DEL ISLAM

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 98: “Durante mi visita a Turquía, pude demostrar el respeto que tengo por el islam, al cual yo reconozco como una gran realidad religiosa con la que debemos dialogar”.

Esto es apostasía.

Papa Eugenio IV, Concilio de Basilea, 1434: “… existe la esperanza de que un gran número de la abominable secta de Mahoma será convertido a la fe católica”[2].

Papa Calixto III: “Yo prometo (…) exaltar la fe verdadera, y exterminar la secta diabólica de los reprobados e infieles de Mahoma [islam] en el Oriente [3].

BENEDICTO XVI DICE QUE LOS SACERDOTES QUE VIVEN CON MUJERES SE PUEDEN CASAR

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 39: “Cuando un sacerdote vive con una mujer, se debe examinar si podrían constituir un buen matrimonio.  Si ese es el caso, ellos deben seguir ese camino”.

En otras palabras, el voto de castidad puede ser revocado si él decide que quiere quedarse con la mujer.

BENEDICTO XVI DICE QUE ÉL NO HABRÍA ACEPTADO EN LA IGLESIA A UN NEGADOR DEL “HOLOCAUSTO”

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 121: “Pregunta – ¿Habría firmado el decreto que levanta la excomunión [a los obispos de la Fraternidad San Pío X] si hubiese sabido que entre los cuatro obispos había una persona que niega la existencia de las cámaras de gas? Respuesta – No. Si lo hubiese sabido, el primer paso habría sido separar el caso del obispo Williamson de los otros. Desafortunadamente, sin embargo, ninguno de nosotros navegó por internet para averiguar con qué tipo de persona estábamos tratando”.

Según Benedicto XVI, las creencias judías de exist encia de las cámaras de gas durante la Segunda Guerra Mundial es enseñanza oficial de la Iglesia Católica.  Ella obliga bajo pena de exclusión del cuerpo de la Iglesia.  Esto es cisma y herejía escandalosa.

BENEDICTO XVI DICE QUE ÉL NUNCA ACEPTARÍA EN LA SOCIEDAD POLÍTICA A UN NEGADOR DEL “HOLOCAUSTO”

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 124: “Pregunta – Sin embargo, el Secretario General del Consejo Central de los Judíos en Alemania llegó a afirmar que el Papa introdujo en la sociedad política a un negador del holocausto (…)¿Todo esto no sugiere que, a la luz del caso Williamson, la relación con los judíos todavía está enproceso?  Respuesta – Una cosa que es evidente en todo esto es que todavía hay grandes temores y tensiones y que el diálogo es frágil y se puede dañar fácilmente.  En el conjunto de la comunidad judía internacional, hubo muchas personas que de inmediato salieron en mi defensa y dijeron que yo nunca introduciría en la sociedad política a un negador del holocausto.  Esas personas me conocen.  En ese sentido, una ruptura del diálogo estaba fuera de la cuestión”.

Puesto que la Iglesia es la sociedad más caritativa y delicada de todas, esto significa una vez más que él no aceptaría en la Iglesia a quien niegue el “holocausto”.  Para él, aceptar la visión judía de la historia acerca del “holocausto” y las cámaras de gas es un dogma.  Esto es cismático y escandaloso, pero muy revelador.  Esto demuestra que el antipapa Benedicto XVI es exactamente una herramienta diabólica de las fuerzas no católicas y anticristianas.  Téngase también en cuenta que mientras él declara que nunca aceptaría en la sociedad política a un negador del “holocausto” , él quiere y acepta en la sociedad política a un negador de Cristo (por ejemplo, sus amigos y líderes judíos).  Él por lo tanto, ha puesto la historia judía acerca de la Segunda Guerra Mundial por sobre la vida, muerte y resurrección de Jesucristo.  Esto es simplemente un hecho constatado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.