jueves, 2 de agosto de 2012

¡MI JUSTICIA DIVINA VIENE A RESTABLECER EL ORDEN Y EL DERECHO!

Apelo urgentísimo dado por Yahveh, Dios Padre Todopoderoso a un alma que es llamada Enoc por Jesús, El Buen Pastor, dado el día 08 de Julio de 2012, a las 15:45.

¡MI JUSTICIA DIVINA VIENE A RESTABLECER EL ORDEN Y EL DERECHO!



LLAMADO URGENTÍSIMO DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD

Pueblo mío, heredad mía, paz a vosotros.

Fuego del cielo se aproxima que purificará mi creación y mis criaturas. Mi tierra gemirá como mujer en parto, las estrellas se consternarán y los planetas se alinearán, formando fenómenos celestes jamás vistos por ojo alguno. Hijos míos, heredad mía, ya no hay marcha atrás. Mi justicia divina viene a restablecer el orden y el derecho. La humanidad sabrá de mi existencia y ningún mortal podrá dudar de mí, y mis palabras.

¡Oh humanidad, por amor a vosotros sacrifiqué a mi único Hijo para daros la salvación y mi nombre fue glorificado por su sangre derramada; pero vosotros despreciasteis el misterio del amor representado en su sacrificio; han pasado más de veinte siglos y aún continuáis dándole la espalda al Dios del amor y la misericordia!. La copa de mi justa ira se ha rebosado, vuestro pecado y desamor han quebrantado el código del amor que rige en el universo y han abierto el código de mi justicia, que es lo que muy pronto recibiréis por todo vuestro pecado, desamor e injusticia.

Toda la creación se revertirá contra vosotros, porque sois vosotros los únicos que rompéis con el equilibrio de las cosas creadas. Conoceréis pues mi justicia que todo lo purificará, que todo lo restablecerá. El universo ha comenzado su agitación, fuego del cielo está en camino que os despertará de vuestro letargo espiritual y os hará reconocer mi existencia como único y verdadero Dios. Mi nombre está olvidado y distorsionado por la inmensa mayoría de la humanidad; vuestros dioses son tan numerosos como vuestras ciudades y tantos como las calles que hay en Jerusalén son los altares de infamia que habéis levantado para ofrecer incienso a Baal. ¡Os aseguro que vuestros dioses no os salvarán en el día de vuestra angustia!.

Mi creación está a punto de ser transformada y todo volverá como al comienzo. Todas mis criaturas guardarán el equilibrio del amor y ya no habrá más injusticia, ni pecado. Todo pasará a manos de mi pueblo elegido y mi voluntad se hará en los cielos y en la tierra como está escrito. Preparaos pues, porque el fuego de mi justicia ya cabalga con dirección a la tierra; vestíos de sayal y haced penitencia, porque la hora de mi justicia está cerca. Que la paz de Dios habite en vuestros corazones, hombres de buena voluntad. Vuestro padre, Yahvé, Señor de las Naciones.

Dad a conocer mis mensajes, en todos los confines de la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.