viernes, 22 de marzo de 2013

FRANCISCO I A LA LUZ DE UNA FÁBULA

El editor de AMOR DE LA VERDAD tradujo del francés el artículo que a continuación vas a leer. Esta reflexión fue escrita por Clemente Lecuyer (editor del blog SÉDÉVACANTISTE, POUR RESTER CATHOLIQUE), con el fin de que los católicos no nos hagamos ilusiones con el papa Francisco I, puesto que él es de la línea más radical del vaticano cisma.

UNA REFLEXIÓN ACERCA DE UNA PEQUEÑA FÁBULA

Por Clemente Lecuyer
Marco llega a casa de la escuela: “Mamá, mamá, esta mañana hemos tenido clase de historia.” 
La mamá pregunta: “¿Y la maestra os enseñó cosas interesantes?” 
“Oh sí, nos dijo que Francisco I había ganado la batalla de Marignan en 1515 y que los revolucionarios habían tomado la Bastilla el 14 de julio de 1789”.
“¿Os enseñó mas cosas?”   
“También aprendimos que nunca existió Juana de Arco…” 
“¡De ninguna manera! ¡Debes haber entendido mal!”.
“No, mamá… Fue un dictado… basta con ver mi cuaderno: Juana de Arco nunca existió”. 
 La mamá concluye con “lógica”(?): “¡Qué profesora de historia tan buena tenéis! No os ha engañado en lo de Marignan, o en lo de la toma de la Bastilla. ¡Esto es genial!”.

¿Será necesario hacer una aplicación práctica… para aquellos que no entienden? ¿Es el usurpador Francisco verdadero Papa porque él (más o menos) condenó el aborto en 2007 y dijo que se oponía al “matrimonio” gay en el 2010?

Tradición y legitimidad exigen defensa y adhesión de por vida. Bergoglio/Francisco I, aunque aparente, NO LAS TIENE

Hemos oído aquí y allá algunas conclusiones sentimentales, con pérdida total del sentido común y de todo espíritu católico de resistencia, que afirman: “Esto es maravilloso: el Papa habló en su sermón de la Cruz, e incluso mencionó el nombre del diablo y ¡Además, es muy cercano a los pobres!

El liberalismo, que hallamos en el blog Semper fidelis (¿siempre fiel? ¡HAY QUE DUDAR DE ELLO!) dio la bienvenida a la “excelente homilía, predicada por el supuesto “papa” Francisco”. ¿Pero condenó Francisco el modernismo del Concilio Vaticano II? ¿Denunció la masonería que ocupa el Vaticano? ¿O todavía más, reconocería que no es más que un laico al servicio de la contra-iglesia revolucionaria? ¡Por supuesto que NO! Pero entonces, ¿Por qué alegrarse de la homilía del domingo de Francisco? Es verdad que el “papa”, citó en su homilía la palabra “diablo” y “cruz” (sic). ¡Qué hazaña! Y lo que es más, se trataba de una cita del muy dudoso Leon Bloy

León Bloy mostró en sus obras cierta afinidad hacia el modernismo y al judaísmo (particularmente “La salvación por los judíos”)

Sin embargo, ese Francisco – por mucho que sea un laico- celebra la “misa” sacrílega de Lutero, hace un llamamiento para reforzar el diálogo con los judíos, se inscribe en la línea más progresista del Vaticano II, y ¡nadie en la seudo-Tradición quiere advertirlo ni condenarlo!

La Resistencia -viciada en origen por la equivocada obstinación en reconocer a los jefes modernistas- no existe ya casi en las filas de los falsos tradicionalistas. Tenemos que dar la razón a San Agustín“A fuerza de ver todo se termina por soportarlo todo... A fuerza de soportar todo se termina por tolerar todo... A fuerza de tolerar todo se termina por aceptar todo... A fuerza de aceptar todo se termina por aprobar todo!” ¡Que Dios nos guarde de ello!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.