viernes, 7 de junio de 2013

JERARQUÍA ECLESIÁSTICA, ¿POR QUÉ ME CAMBIARON LA ORACIÓN DEL PADRENUESTRO QUE ENSEÑÉ A MIS DISCÍPULOS?

Si algo caracterizó al concilio Vaticano II (y a los papas que lo materializaron), fue la rotunda destrucción de la devoción tradicional, toda vez que se eliminaron algunos santos y oraciones, y otras fueron adulteradas para reflejar las herejías del supradicho concilio -además de la misa del Novus ordo-. Por ello, Nuestro Señor le reveló a Enoc el día 06 de Junio del presente, a las 08:25, Su indignación por la adulteración de la Oración Dominical (el Padre nuestro), adulteración hecha por la iglesia conciliar -y no reprendida por muchos tradicionalistas-. (Tomado de www.mensajesdelbuenpastorenoc.org)

JERARQUÍA ECLESIÁSTICA, ¿POR QUÉ ME CAMBIARON LA ORACIÓN DEL PADRENUESTRO QUE ENSEÑÉ A MIS DISCÍPULOS?



LLAMADO DE JESÚS SACRAMENTADO A LA JERARQUÍA ECLESIÁSTICA

Paz a vosotros, Jerarcas de mi Iglesia.

Jerarquía Eclesiástica, ¿por qué me cambiaron la oración del Padrenuestro que enseñé a mis discípulos?. La oración del Padrenuestro que hoy hacéis no es la que yo le enseñé a mis discípulos cuando me dijeron: Maestro enséñanos a orar y les dije decid así: Padrenuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras deudas, como perdonamos a nuestros deudores, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. (Mateo 6. 9 al 13).

Rebaño mío, las palabras deudas y deudores abarcan no sólo vuestras deudas personales y espirituales, sino también las de vuestros antepasados y difuntos. Cuando decís: perdona nuestras ofensas como también perdonamos a los que nos ofenden, hacéis alusión a ofensas personales en término personal, sin tener en cuenta el campo intergenérico, es decir, vuestros difuntos y antepasados.

En la oración del Padrenuestro que enseñé a mis discípulos está manifestada la misericordia, el amor, el perdón y la protección de Dios Padre para con sus hijos. La oración del Padrenuestro como la hacéis hoy no tiene en cuenta vuestros antepasados y difuntos. Al ser cambiadas las palabras deudas por ofensas y deudores por los que nos ofenden, se manipula y distorsiona el plan salvífico de Dios. La oración del Padrenuestro como mi Padre me la enseñó para dársela a conocer a sus hijos, tiene el poder para liberar vuestras almas y la de vuestros familiares difuntos y antepasados, si la hacéis con fe. Es oración de exorcismo que os libera de los ataques del maligno y os protege de sus asechanzas; es también oración de vida y alimento para vuestro espíritu. Es oración de provisión no sólo del alimento corporal, sino del más importante, el alimento espiritual que soy Yo.

Jerarcas de mi Iglesia, Pastores de mi rebaño, os pido de corazón que volváis a hacer la oración del Padrenuestro como mi Padre me la enseñó, porque como la venís haciendo y enseñando a mi rebaño, no tiene el mismo valor y poder espiritual. Al cambiar las palabras deudas por ofensas y deudores por los que nos ofenden se pierde la acción misericordiosa y liberadora de mi Padre para con sus hijos aquí en la tierra y para con las almas de vuestros antepasados y difuntos en la eternidad. La oración del Padrenuestro junto con el Credo y la Magníficat, son oraciones de gran poder y reúnen todo el plan de salvación que mi Padre tiene destinado para la humanidad.

Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca. Vuestro Maestro y Pastor, Jesús Sacramentado.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

1 comentario:

  1. No solo es la cuestión de nuestros antepasados por la que en el padre nuestro debe decirse deudas y no ofensas, ya que a Dios le adeudamos todo, nuestra vida, nuestra redención, nuestra familia, nuestro trabajo, obviamente el perdón de nuestras ofensas y pecados, etc... No tenemos con que pagarle todo lo que él nos da sin merecerlo. Y si nos limitamos a decir perdón por nuestras ofensas dejamos de pedir perdón por todo lo demás que adeudamos.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.