miércoles, 19 de junio de 2013

LA DEMOLICIÓN DEL PAPADO

Desde LA DENUNCIA PROFÉTICA

Antipapa Francisco: Necesitamos un “nuevo camino” para el papado

En una audiencia concedida al Consejo de la Secretaría General del Sínodo de Obispos, el 13 de junio de 2013, el antipapa Bergoglio dio algunas directrices para la preparación de la versión final del documento del último Sínodo de obispos realizado en octubre de 2012.
 
Audiencia concedida por Bergoglio Sívori/Francisco I a los integrantes de la Secretaría General del conciliar Sínodo de los Obispos

Entre las directrices, él insistió en la necesidad de cambiar el rol del papado para que sea más “sinodal”. En la jerga progresista, sinodalidad significa democracia; de modo que, ser “más sinodal” es ser “más democrático”.

Francisco pasó por alto el texto preparado para su discurso e improvisó. En su primera página en la parte superior derecha, L’Osservatore Romano resumió el improvisado discurso; en la pág. 7 se reprodujo el texto oficial que Francisco no leyó. Los medios de comunicación difundieron el texto no leído.

Portada y página 7 de L'Osservatore Romano (informativo impreso oficial de la secta vaticana), en su edición del 14 de Junio de 2013

A continuación aparece la parte del discurso improvisado que se refiere al papado, y abajo, la traducción del italiano.

Detalle de la portada de L'Osservatore Romano de Junio 14 de 2013

Al final, al llegar a la cuestión de las relaciones entre la sinodalidad y el ejercicio del ministerio del Obispo de Roma, el antipapa Francisco destacó la gran importancia de este tema y aseguró que ya es un tema central de reflexión para el grupo de los ocho prelados elegidos para ayudar a Francisco a gobernar la Iglesia.

En su opinión, es necesario buscar un “nuevo camino” para que la sinodalidad exprese “su propia singularidad unida al ministerio petrino”. Para Francisco este es un “gran desafío”, y él espera un rol decisivo será desempeñado por la misma Secretaría del Sínodo de Obispos.

En su conclusión Francisco agradeció al Consejo por la labor que realizada e invitó a sus miembros “para seguir adelante con libertad” y “sin miedo”. 
(L’Osservatore Romano, 14 de junio de 2013, p. 1)


Comentario de La Denuncia Profética: Nuestros lectores conocen nuestra posición respecto a la Iglesia nacida del Concilio Vaticano II. Si bien ella no es la verdadera Iglesia Católica, prácticamente la totalidad del mundo la ve como si verdaderamente lo fuera y eso es lo más grave de toda esta cuestión. Los antipapas y “prelados” de esta falsa Iglesia conciliar, que se han apoderado de las estructuras físicas de la verdadera Iglesia Católica (nos referimos a sus Iglesias, propiedades, recursos, objetos de culto, ceremonias, etc.) han hecho un sistemático desmantelamiento de sus estructuras, tradiciones, liturgia, sacramentos, etc. Y lo que es más grave de todo, han desmantelado la fe y la han trastornado por completo, conduciendo así a millones de personas que se creen ser católicas a la perdición (“Sin la fe es imposible agradar a Dios”, Hebreos 11, 6), puesto que esos “católicos” en verdad ya no tienen la fe católica una vez que aceptan a esta falsa Iglesia y su doctrina como si fuera la verdadera Iglesia Católica. Y como esos cientos de millones han perdido la fe “en nombre de la fe” por el concurso de quienes tienen el mandato divino de predicarla, creemos que estamos viviendo en los tiempos de la Gran Apostasía de los Últimos Tiempos. Muchas personas se escandalizan de nuestra posición delante de esta falsa Iglesia; ellos creen que, por el hecho de que la rechazamos como una Iglesia impostora, somos nosotros los que no somos católicos. Y ellos creen eso creyéndose ellos los católicos. La mayoría de ellos no saben, o no quieren saber, que fue Cristo mismo quien nos profetizó que en los Últimos Tiempos habrá una casi total apostasía de la fe (Mateo 24, 15 y ss). Más aún, esta apostasía fue predica por la propia Santísima Virgen en La Salette cuando dijo, el 19 de septiembre de 1846: “ROMA PERDERÁ LA FE Y SE CONVERTIRÁ EN LA SEDE DEL ANTICRISTO… la Iglesia será eclipsada”. Y esa apostasía también la han señalado los verdaderos Papas de la Iglesia. Por ejemplo, el Papa León XIII predijo esta apostasía en su famoso exorcismo (una oración a San Miguel Arcángel): 
 
Los enemigos llenos de astucia han colmado de oprobios y amarguras a la Iglesia, esposa del Cordero inmaculado y le han dado de beber ajenjo, y sobre sus bienes más sagrados han puesto sus manos criminales para realizar todos sus impíos designios. Allí, en el lugar sagrado donde está constituida la Sede del beatísimo Pedro y Cátedra de la Verdad para iluminar a los pueblos, allí colocaron el trono de la abominación de su impiedad, para que, con el designio inicuo de herir al Pastor, se dispersen las ovejas”.

Esta noticia de “democratizar el rol del papado” que quiere hacer Francisco es también un desmantelamiento/demolición de la institución del papado, y está en completa concordancia con lo anunciado por la Escritura, la Virgen y la Oración de León XIII, y viene a ser un paso más en este plan del demonio de “poner sus manos criminales en los bienes más sagrados [entiéndase la fe y los sacramentos] de la Iglesia para realizar sus impíos designios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.