miércoles, 24 de julio de 2013

LOS JUDÍOS QUIEREN SATISFACER LOS DESEOS DEL DIABLO

Desde SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS

Escribió Bergoglio "Francisco I" al Rabino de la comunidad judía de Roma, Riccardo Di Segni: «El Omnipotente, que liberó a su pueblo de la esclavitud de Egipto para guiarlo a la Tierra Prometida, continúa liberándoles de todo mal y acompañándoles con su bendición. Les pido que recen por mí, mientras yo aseguro mi oración por ustedes, confiando en que podremos profundizar los vínculos de afecto y amistad recíproca».

Los judíos quieren satisfacer los deseos del diablo.

A primera vista suena una ofensa, pero confiados en la verdad absoluta, en Dios nuestro Señor, debemos recordar quienes son los judíos:

Vosotros sois hijos del diablo, y así queréis satisfacer los deseos de vuestro padre; él fue homicida desde el principio; y, criado justo, no permaneció en la verdad; y así no hay verdad en él, cuando dice mentira, habla como quien es, por ser de suyo mentiroso y padre de la mentira… A lo que respondieron los judíos diciéndole: ¿No decimos bien nosotros que tú eres un samaritano, y que estas endemoniado?.” Evangelio de San Juan, VIII, 44


Jesús desenmascaró la verdadera condición de los judíos, al llamarlos “Hijos del diablo y hacedores de su voluntad”. Ante esto, ellos Le acusan de ser endemoniado.

Los judíos quieren satisfacer los deseos del demonio: Vosotros sois hijos del diablo, y así queréis satisfacer los deseos de vuestro padre… Si los judíos son hijos del diablo y quieren satisfacer sus deseos, es un hecho que no son de Dios, son hijos del diablo.

En confirmación de lo anterior, citemos algunas doctrinas sagradas del judaísmo:

  • Ieshu el Nazareno, que ha desviado al mundo de la fe en el Santo, bendito sea él, será lanzado eternamente en esperma hirviente; su cuerpo es reconstruido cada viernes por la tarde y es arrojado al esperma hirviente a la salida del Sabat. El infierno se consumirá, pero sus castigos y tormentos no acabarán jamás. Ieshu y Mahoma son estos huesos impuros de la carroña, Ellos son el excremento del perro que ensucia y por haber seducido a los hombres, ellos han descendido al infierno de donde no remontarán jamás.” Sepher Ha-Zohar, Tomo II, pagina 88. Máxima autoridad en Kábala.
  • El israelita está obligado a poner todo su empeño en quitar las espinas de la viña, esto es, en arrancar y en extirpar a los cristianos de la tierra; no se puede dar alegría mayor a Dios bendito que ésta que hacemos exterminando a los impíos y a los cristianos de este mundo.” SepherOr Israel. Fol. 180
  • Los judíos no deben escatimar ningún esfuerzo en combatir a los tiranos que los mantienen en este Cuarto Cautiverio a fin de ser libres. Deben combatir a los cristianos con astucia y nada debe hacer para evitar que les suceda algún mal: sus enfermos no deben ser atendidos, no se debe ayudar a las mujeres cristianas en el momento del parto, ni tampoco deben ser salvados cuando estén en peligro de muerte.” Zohar (1, 160) Talmud

Por este motivo, en las Congregaciones religiosas no pueden tolerarse sacerdotes católicos, que en secreto practiquen la religión judía o tengan ideas judías, porque si realmente son judíos realizarán las obras del diablo, como lo afirma Nuestro Señor Jesucristo: Vosotros sois hijos del diablo, y así queréis satisfacer los deseos de vuestro padre…

Por tal motivo, un superior que favorezca a los judíos, que los proteja o que se niegue rotundamente a expulsarlos, debe ser considerado un traidor a Dios y a la Santa Iglesia Católica.

Advierte el cuarto Concilio de Toledo, canon LVIII, del 5 de diciembre del año 633:

"Cualquier obispo, presbítero, o seglar, que en adelante les preste apoyo (a los judíos) contra la fe cristiana, bien sea por dádivas bien por favor, se considerará como verdaderamente profano y sacrílego, privándole de la comunión de la Iglesia Católica, y reputándole como extraño al reino de Dios; pues es digno que se separe del cuerpo de Cristo el que se hace patrono de los enemigos de este Señor."

Roberto Morales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.