jueves, 2 de enero de 2014

EL FINAL DE LA PRIMERA CRUZADA ESPAÑOLA: LA RENDICIÓN DE GRANADA

Por Pedro García Luaces para ALMANAQUE DE LA HISTORIA DE ESPAÑA

Rendición de Granada, por Francisco Pradilla
 
El 2 de Enero de 1492 se produce la rendición de Boabdil y la entrega del reino de Granada a los Reyes Católicos, que supuso el fin de la Reconquista. El reino de Granada era el único reino musulmán de la Península a finales del siglo XV. Abarcaba una gran extensión que empezaba en las montañas de Sierra Nevada y llegaba a la costa gaditana, adentrándose en la provincia de Málaga y en tierras de Córdoba, Jaén y Sevilla. Durante años había sobrevivido entre los poderosos reinos cristianos aprovechando las desavenencias que surgían entre ellos y pagando el correspondiente tributo. Sin embargo, tras una concienzuda pacificación interior, los Reyes Católicos pudieron ocuparse de la que consideraban la gran asignatura pendiente de la cristiandad: culminar la Reconquista.
 
El reino nazarí se adelantó en la contienda apoderándose, en 1481, de la fortaleza de Azahara. Los Reyes Católicos, que no tenían intención de renovar la tregua que mantenían con Granada, respondieron al ataque y emprendieron una escalada de refriegas fronterizas que ya no se detendría hasta la victoria final. Primero fueron Alhama y Loja, luego vendrían Ronda y Málaga. Durante el primer asedio de Loja, de graves pérdidas para los cristianos, sucedió algo inesperado en Granada. Los hijos de Abú-al Hassan, Abdalá y Yusuf, iniciaron una revuelta contra su padre. Abdalá, Boab­dil para los cristianos, se hizo con el control de Granada y su hermano con el fuerte en Málaga, presentando batalla común a Fernando el Católico.
 
Sin embargo, Boabdil cayó preso en la batalla de Lucena y los Reyes Católicos acordaron con él una tregua de dos años antes de dejarle en libertad. Los Reyes aprovecharon las discordias entre hermanos y su cercanía a Boabdil para acordar la rendición de Granada a cambio de tierras y títulos para el emir. Quedaba aún la resistencia de su hermano, apodado «El Zagal», que no cedió Málaga sin brindar una enconada resistencia. Tras la caída del Zagal sólo quedaba que Boabdil cumpliese con su parte del trato, aunque la ciudad no quiso rendirse y prolongó su resistencia hasta 1491. En Abril, el asedio cristiano se intensificó y en Noviembre, mermada la moral de los sitiados, Boabdil comenzó a negociar en secreto. La ciudad se rendía en Enero de 1492. La Reconquista había terminado.
 
El día 2 de Enero de 1492, el rey Boabdil hizo entrega al católico rey D. Fernando de las llaves de Granada, pronunciando, con voz sentida, estas memorables palabras: «Tuyos somos, Rey poderoso y ensalzado; estas son, señor, las llaves de ese paraíso». Este momento solemne inspiró a Pradilla su célebre cuadro, preciada joya del arte pictórico español, cuya copia luce en la capilla de los Reyes Católicos de la Catedral granadina.

Armas de Isabel y Fernando, los Reyes Católicos

1 comentario:

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.