viernes, 11 de abril de 2014

BERGOGLIO BLASFEMA NO SÓLO CONTRA LA INMACULADA CONCEPCIÓN, SINO CONTRA LOS DOLORES DE MARÍA SANTÍSIMA

Si bien este hecho lamentable haya pasado inadvertido (dado que ocurrió el 20 de Diciembre pasado), lo traemos a colación ahora en Cuaresma, ya que en Cuaresma, la Iglesia honra también los Dolores que el Inmaculado Corazón de María sufrió por causa de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo en la Cruz.
 
FRANCISCO BERGOGLIO BLASFEMA NUEVAMENTE CONTRA MARÍA SANTÍSIMA

"Abrió (el anticristo) la boca para maldecir a Dios y blasfemar contra su Nombre y su Santuario, y contra los habitantes del cielo". (Apocalipsis XIII, 6)
      
Durante una homilía pronunciada el viernes 20 de diciembre en la capilla de la Casa Santa Marta, en el Vaticano, Francisco dijo palabras escandalosas sobre la Virgen María
«Ella (la Bienaventurada Virgen María) estaba silenciosa, pero en su corazón, ¡cuántas cosas le decía al Señor! '¡Tú, aquel día (de la Anunciación), me dijiste que sería grande; me dijiste que le darías el trono de David, su padre, que reinaría para siempre y ahora lo veo aquí en la Cruz! ¡La Virgen era humana! Y tal vez tenía ganas de decir: ¡Mentiras! ¡Me han engañado!» 
     
Francisco atribuye a María sentimientos de rebeldía, de duda, ante el dolor de Su Hijo. Estas palabras no sólo son escandalosas, sino una blasfemia contra la Pureza de la Virgen María
    
Decía San Alfonso María de Ligorio: 
«Contemplemos unos instantes la amargura de esta pena, que hizo de la divina Madre la Reina de los mártires, dado que su martirio sobrepasa el de todos los mártires (…) Como la Pasión de Jesús comenzó a su nacimiento, según San Bernardo, así María, semejante en todo a su divino Hijo, sufrió el martirio durante toda su vida». 
     
El martirio que padeció Nuestra Señora fue el más prolongado y el más amargo de todos. Pero Ella se sometió sin reparos ni cuestionamientos a la Divina Voluntad ¡Desde antes de su Inmaculada Concepción!
     
En María ni había rebeldía ni pudo haberla, sino una completa sumisión a la Voluntad de Dios desde el principio: “He aquí la Esclava del Señor. Hágase en Mí según Tu Palabra”.

4 comentarios:

  1. LAS PALABRAS DEL SANTO PADRE SON INSPIRADAS POR EL ESPIRITU SANTO. (NO ES FRANCISCO BERGOLIO, SINO JORGE BERGOLIO, EL NOMBRE DE FRANCISCO ES EL QUE ESCOGIO COMO SANTO PADRE) PARECE QUE NI DE ESO SE DAN CUENTA.

    ResponderEliminar
  2. ENTONCES NO SERA VISIBLE, POR QUE NO CREO QUE LO APRUEBEN, YA QUE NO ESTOY INSULTANDO AL PAPA

    ResponderEliminar
  3. SEÑOR AQUINO: DE SU COMENTARIO DEDUZCO QUE VD. NO HABLA SINO QUE GRITA. Y SIN ATENDER A ESE DETALLE, LE CONTESTAREMOS GUSTOSAMENTE:

    PRIMERO, EL ESPÍRITU SANTO JAMÁS INSPIRA BLASFEMIAS NI HEREJÍAS, MENOS CONTRA LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA, QUE ES SU ESPOSA.

    FRANCISCO BERGOGLIO (ASÍ LO LLAMAMOS, PARA QUE NO LO CONFUNDAN LOS IGNORANTES QUE VAN A "CANONIZARLO" UN DÍA), ES UN HEREJE APÓSTATA, Y NO ES NINGÚN SANTO PADRE, PORQUE ÉL ES UN HERALDO DEL SEUDOPROFETA (LA TERCERA PERSONA DE LA TRINIDAD SATÁNICA). Y ÉL BLASFEMÓ EN CUANTO LE ATRIBUYE A NUESTRA SEÑORA SENTIMIENTOS DE REBELDÍA Y FRUSTRACIÓN, CUANDO ELLA ES MODELO DE FE, HUMILDAD Y ABANDONO INCONDICIONAL ANTE LA VOLUNTAD DE DIOS.

    SOBRE AQUELLO DE: "NO ES FRANCISCO BERGOLIO, SINO JORGE BERGOLIO, EL NOMBRE DE FRANCISCO ES EL QUE ESCOGIO COMO SANTO PADRE. PARECE QUE NI DE ESO SE DAN CUENTA", LE RESPONDEMOS CON ALGO SIMILAR: JUAN CARLOS NO SE APELLIDA "DE ESPAÑA" SINO "DE BORBÓN", PERO COMO ÉL FUE REY DE ESPAÑA, (AUNQUE NO FUE TAL), LO LLAMAN ASÍ.

    CORDIALMENTE, LE HACEMOS ESTA SUGERENCIA: DETÉNGASE MÁS EN EL CONTENIDO DEL DISCURSO QUE NO EN LAS FORMAS DEL MISMO.

    ResponderEliminar
  4. Y NO INSULTAMOS POR DECIR LA VERDAD SOBRE ÉL Y SOBRE SUS OBRAS, AUNQUE ENTRE VOSOTROS LOS CONCILIARES Y LOS "POLÍTICAMENTE CORRECTOS", LA HONESTIDAD ES EQUIVALENTE A INSULTARLE LA MADRE Y DECIRLE EL MAL CON QUE SE HA DE MORIR.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.