miércoles, 14 de mayo de 2014

REGRESANDO DEL RECESO... NAZIONISTAS AL ATAQUE

Luego de algunos días de estar fuera del blog, regresamos con una traducción del diario HAARETZ sobre los crímenes de la ultraderecha nazionista:
        
Fuentes de seguridad: 100 seguidores de rabino racista están detrás de los crímenes de odio
      
Muchos de los culpables son conocidos como activistas de ultraderecha de la colonia Yitzhar y los puestos de avanzada en las colinas al norte de Ramallah y de las colinas del sur de Hebrón en Cisjordania.
    
Por Amós Harel, Revital Hovel, Jack Khoury y Haaretz
     
Oficiales de seguridad de Israel estiman que casi 100 personas han estado involucradas en la reciente ola de crímenes de odio contra los palestinos y los árabes israelíes. Muchos de los culpables son conocidos como activistas de ultraderecha de la colonia Yitzhar y los puestos de avanzada en las colinas al norte de Ramallah y de las colinas del sur de Hebrón en Cisjordania.
     
Los activistas sustentan sus acciones en las ideas del rabino extremista Yitzchak Ginsburg. La mayoría de sus discípulos estudiaron en la yeshiva de Yitzhar, pero también hay otros rabinos en la imagen.
   
Rabino Yitzchak Ginsburg, del Chabad Luvabich. Instigador del odio nazionista en Israel
    
Ginsburg desconoce detalles de los incidentes que sus seguidores realizan y no recibe reportes sobre ello.
     
El miércoles 7 de Mayo, unos vándalos escribieron “Muerte a los árabes” y “Saludos a Fureidis, la etiqueta pagará el precio” en la ventana del consultorio de un dentista druso en la ciudad septentrional de Yokneam. Esa noche, unos 250 protestantes, principalmente jóvenes, se manifestaron contra este último acto de vandalismo anti-árabe en la ciudad.
      
Ese mismo miércoles, un residente en Yokneam de 25 años fue arrestado como sospechoso de dañar varios vehículos propiedad de árabes israelíes. Él es conocido por ser admirador del asesinado rabino Meir Kahane. El arresto se dio luego de una redada, que la policía del Distrito Norte ejecutó varios días atrás en respuesta a esa serie de ataques.
      
En otro crimen de odio cometido ese día, un grafiti de esvástica fue descubierto en una tumba ubicada en Kfar Hanania (jurisdicción del norteño Consejo Regional Menashe, distrito de Haifa), y en un puesto de guardia en la ciudad de Harish.
     
Incidentes de crímenes de odio contra los árabes israelíes y los palestinos se han presentado considerablemente desde el 2 de Abril, cuando el ejército israelí demolió varios asentamientos de Yitzhar, dijeron las fuerzas de seguridad.
     
La semana siguiente, la violencia empeoró, con manifestantes de las colonias atacaron un campamento militar. Desde entonces ha habido 16 incidentes, 15 de ellos involucran vandalismo contra la propiedad, rotura de neumáticos y grafitis. El Shin Bet (Servicio de Seguridad General) considera que uno de estos incidentes, el incendio de una mezquita, es un ataque terrorista que pudo causar varias muertes.
     
En contraste, en los primeros meses del año hubo 17 crímenes de odio, conocidos popularmente como ataques de “etiqueta de precios”.
   
Mientras tanto, el Ministro de Seguridad Pública Yitzhak Aharonovich y la Ministra de Justicia Tzipi Livni pedirán al gabinete de seguridad política considerar clasificar a los grupos de ultraderecha implicados en los crímenes de odio contra los árabes como organizaciones “terroristas”.
     
En un debate sobre la materia, al cual acudieron varios jefes del gobierno y la seguridad, el Fiscal General Yehuda Weinstein dijo que el establecimiento legal planea solicitar a las cortes endurecer las penas contra los perpetradores de esos crímenes de odio, y dijo que personalmente él seguirá esos casos.
    
Otra tendencia ha acompañado a la fuerte subida de los incidentes: Los ataques han pasado de la Ribera Occidental para dentro de Israel, particularmente en el norte. Ha habido 19 incidentes tras la Línea Verde (la frontera de 1949), en comparación con los siete que sucedieron en el año 2013.
    
Este fenómeno tiene dos explicaciones. Algunos extremistas de ultraderecha que estuvieron implicados en incidentes en Cisjordania fueron expulsados de los asentamientos por el jefe del Comando Central de las Fuerzas de Defensa de Israel, Nitzan Alon, y trasladaron su accionar tras de la Línea Verde. En suma, esos activistas han inspirado imitadores que viven tras la Línea Verde.
    
En la mayoría de casos, esos incidentes imitados son menos organizados que los ataques originales en Palestina.
    
Livni criticó a los perpetradores de los ataques y también a los que han guardado silencio sobre el particular, diciendo que los recientes incidentes que llaman a darle muerte a las Fuerzas de Seguridad de Israel prueban que los símbolos del Estado se han convertido en objeto de odio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.