domingo, 14 de septiembre de 2014

LOS JUDÍOS SON MENTIROSOS, IGUAL QUE SU PADRE EL DIABLO

Desde SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS
  
  
"Respondió Jesús: 'Vosotros sois hijos del diablo, y así queréis satisfacer los deseos de vuestro padre; él fue homicida desde el principio; y, criado justo, no permaneció en la verdad; y así no hay verdad en él, cuando dice mentira, habla como quien es, por ser de suyo mentiroso y padre de la mentira. A mí empero no me creéis, porque os digo la verdad. ¿Quién de vosotros me convencerá de pecado? Pues si os digo la verdad, ¿por qué no me creéis? Quién es de Dios escucha las palabras de Dios. Por eso vosotros no las escucháis, porque no sois de Dios'.

A lo que respondieron los judíos diciéndole: '¿No decimos bien nosotros que tú eres un samaritano, y que estas endemoniado?' Jesús les respondió: 'Yo no estoy poseído del demonio, sino que honro a mi Padre, y vosotros me habéis deshonrado a mí. Pero yo no busco mi gloria; otro hay que la promueve, y él me vindicará. En verdad, en verdad os digo, que quien observare mi doctrina, no morirá para siempre'.

Dijeron los judíos: 'Ahora acabamos de conocer que estás poseído de algún demonio. Abrahán murió, y murieron también los profetas, y tú dices: Quien observare mi doctrina, no morirá eternamente. ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Abrahán, el cual murió; y que los profetas, que asimismo murieron? Tú ¿por quién te tienes?'

Respondió Jesús: 'Si yo me glorifico a mi mismo, mi gloria, diréis, no vale nada; pero es mi Padre el que me glorifica, aquel que decís vosotros que es vuestro Dios. Vosotros, empero, no lo habéis conocido; yo sí que lo conozco: y si dijere que no le conozco, sería como vosotros un mentiroso. Pero le conozco bien, y observo sus palabras. Abrahán, vuestro padre, ardió en deseo de ver este día mío: viole, y se lleno de gozo'.

Los judíos le dijeron: Aún no tienes cincuenta años, ¿y viste a Abrahán? Respondióles Jesús: 'En verdad, en verdad os digo, que antes que Abrahán fuera criado, yo existo'.

Al oír esto, cogieron piedras para tirárselas. Mas Jesús es escondió milagrosamente, y salió del templo".
 
Evangelio según San Juan VIII, 44-59

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada