miércoles, 24 de septiembre de 2014

VICEMINISTRO DE CULTOS DE ISRAEL: "EL ALMA DEL HOMOSEXUAL JUDÍO ES SUPERIOR AL ALMA DEL GOYIM, SEA ESTE HOMOSEXUAL O NO"

Traducción hecha por FORO CATÓLICO de la noticia publicada en el diario HAARETZ (original, haciendo clic aquí)
  
VICEMINISTRO DE CULTOS DE ISRAEL: "EL ALMA DEL HOMOSEXUAL JUDÍO ES SUPERIOR AL ALMA DEL GOYIM, SEA ESTE HOMOSEXUAL O NO"
 
El rabino Eliyahu Ben Dahan, del partido Habayit Hayehudi (La casa judía) dice que los matrimonios de homosexuales están prohibidos al igual que el matrimonio entre judíos y gentiles.

Rabino Eliyahu Ben Dahan, viceministro de Asuntos Religiosos de Israel
  
Según dijo el viceministro israelí para los Asuntos Religiosos al diario Maariv el viernes pasado, “los homosexuales judíos tienen almas superiores a las de los gentiles, sean homosexuales o heterosexuales”. Aun así, dijo que se opondría a cualquier proyecto de ley de matrimonio entre personas del mismo sexo, tal como se opondría el matrimonio entre un judío y un gentil, dijo el rabino Eli Ben Dahan, miembro del partido religioso de derecha Habayit Hayehudi (La casa judía). 

Nada tiene de extraño la afirmación de Ben Dahan, toda vez que Israel es el Estado más favorable a los maricas en todo el mundo (y llegando a financiar los grupos de presión)

El matrimonio homosexual es “antinatural”, agregó el rabino, diciendo que “es natural que el mundo quiere la continuidad a través de las relaciones entre un hombre y una mujer”.
  
Ben Dahan habló por su partido y el partido laico de centro Yesh Atid (Hay futuro), los cuales llegaron a un acuerdo, que allana el camino para la aprobación en la Knesset (Parlamento) de un anteproyecto de ley que ofrece exenciones fiscales a padres del mismo sexo.
   
El acuerdo entre ambos miembros de la coalición se ha mantenido en secreto, pero se espera que el proyecto de ley será dejado de lado y que los créditos fiscales equivalentes se implementarán a través de reglamentos del Ministerio de Finanzas en lugar de la legislación.
   
Ben Dahan, quien estuvo ausente de la votación de la Knesset, dijo que no quiere perseguir a los gays, pero que su oposición al proyecto de ley se debe a su compromiso con la naturaleza judía de Israel.
  
“Tengo que mantener el Estado judío. Cosas que contradigan los valores, la cultura o la tradición no recibirán un sello de aprobación”, dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario