viernes, 24 de octubre de 2014

SAN RAFAEL ARCÁNGEL

"Que el Arcángel Rafael, médico de nuestra salvación, nos asista desde el cielo, a fin de que sane nuestras dolencias, y guíe nuestros pasos vacilantes a la verdadera vida". (Himno)
  
San Rafael Arcángel
   
San Rafael es uno de los siete espíritus que están siempre delante de Dios, y le ofrecen el incienso de su oración y de la de los hombres. "Cuando tú orabas -dijo San Rafael a Tobías- con lágrimas, y enterrabas los muertos, y te levantabas de la mesa a media comida, y escondías de día los muertos en tu casa, y los enterrabas de noche, yo presentaba tu oración al Señor. Y por lo mismo que eras acepto a Dios, fue preciso que la tentación te probase".
   
Tobías quedóse ciego; pero "la pérdida de la vista -dice San Agustín- fue ocasión de que el venerable anciano recibiese la visita de un médico celestial". San Rafael, cuyo nombre significa Medicina de Dios, fue enviado por Dios, como el ángel agitador del agua de la piscina probática (Juan V, 4), para curar a Tobías. Indicó al joven Tobías el remedio a propósito para devolver la vista a su padre, le buscó una esposa y ahuyentó al demonio.
   
ORACIÓN
Oh Dios, que a vuestro siervo Tobías disteis por compañero en su camino al bienaventurado Arcángel San Rafael, concedednos también a nosotros ser protegidos por su custodia y defendidos por su auxilio. Por J. C. N. S. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario