miércoles, 5 de noviembre de 2014

LA MASONERÍA ITALIANA PROPONE A BERGOGLIO LA UNIÓN

Noticia vieja es esta (4 de Noviembre de 2013), pero conviene publicarla por obvia razón.
   
Traducción del original en Inglés publicado en TRADITION IN ACTION
  
He aquí otra manifestación de los ideales compartidos entre la francmasonería y el antipapa Bergoglio. Esta vez se trata del Gran Maestro de la Gran Logia de Italia, quien le escribió a Francisco I proponiéndole una unión más fuerte, toda vez que la Francmasonería y la Iglesia Conciliar persiguen los mismos objetivos.
  
Este documento refleja fielmente la enorme revolución acontecida en la Iglesia Católica a partir del concilio deuterovaticano, que transformó a los sempiternos enemigos del pasado en los grandes amigos del presente. Esta Revolución está llegando al punto crítico en el "pontificado" del "Papa Francisco".
  
A continuación, nuestra traducción del Italiano de un artículo del NOTICIERO MASÓNICO INTERNACIONAL incluyendo la carta del Gran Maestro Gian Franco Pilloni a Francisco Bergoglio; al final una captura de pantalla del website de la Gran Logia de Italia, con foto del susodicho Gian Franco Pilloni. 
   
NOTICIERO MASÓNICO INTERNACIONAL (4 de Noviembre de 2013)
   
Carta a Francisco del Serenísimo Gran Maestro de la Gran Logia de Italia U.M.S.O.I. (Unión Masónica de Estricta Observancia Iniciática), Gian Franco Pilloni
  
Publicamos la copia de toda la carta que el Serenísimo Gran Maestro Gian Franco Pilloni escribió a Francisco. La misiva per se es un hecho histórico porque es la primera vez que un Gran Maestro ha escrito una carta a un Papa con el fin de conseguir unas relaciones más fluidas entre las dos organizaciones, la católica y la masónica, cuyas relaciones hasta ahora no han sido pacíficas. El Gran Maestro subraya el hecho de que las dos organizaciones no son antagónicas, con posiciones opuestas; en muchos campos comparten un pensamiento similar, así como en la mayoría de los problemas sociales del mundo actual.
______________________
  
A Su Santidad el Santo Padre Francisco (sic)
 
Con enorme emoción e infinita alegría, me dirijo a Su Santidad para hacerle llegar mi humilde petición de poner fin a las divisiones se interponen en las relaciones entre la Iglesia Católica y la Masonería, con la esperanza de que, finalmente, reine la debida tranquilidad entre las dos organizaciones, y se supriman las diferencias que todavía levantan un muro en la mutua relación.
  
Santidad, me permito decirle que no somos una organización adversa a la Iglesia Católica, dignamente representada por usted (sic) sino todo lo contrario. Nuestros caminos son paralelos: De hecho pensamos como Ud. acerca de todos los problemas que aquejan a la sociedad contemporánea; como Ud. trabajamos por un mundo de paz que respete a cada ser humano, sin distinción de ningún tipo y con absoluto respeto a todas las religiones.
  
Santidad, la posición que la Iglesia ha tenido y todavía tiene castiga a los hermanos masónicos de credo Católico, obligándoles a profesar su fe al margen de la Iglesia, haciéndoles sentir casi como intrusos o fieles poco deseados.
   
Apelo a usted, Santidad, hombre de cualidades humanas extraordinarias, a poner fin a esta injusticia que durante siglos ha castigado a millones de Masones de todo el mundo. Permítame recordarle que los Masones hacemos nuestro juramento sobre la Biblia, y que en nuestros templos, trabajamos para la elevación del espíritu y la mejora del individuo.
   
Personalmente, me considero un buen cristiano, y mantego una excelente relación con la comunidad cristiana en la zona donde nací (Jerzu, Cerdeña) y con la misma Diócesis de Ogliastra, ayudando según mis posibilidades, pero de todo corazón, a la Santa Iglesia Católica, única salvación eterna.
    
Yo creo en el bien de la “Creación” a través del camino, la verdad y la vida enseñado por Jesús en el Evangelio, y que este concepto tan grande, si se aplicara, sería la perla de la creación. He trabajado por la hermandad de los hombres con el fin de construir un “Opus caritatis” (obra de amor) centrada sobre todo en la enseñanza cristiana; en el cargo que me honro de tener [de Gran Maestre de la Masonería], he conocido a muchas personas con características cristianas análogas y verdaderos valores de subsidiariedad dirigidos al bien social del mundo, la paz mundial, la caridad (conceptos estos nobles y misteriosos que no se han conseguido debido a la falta de una primera chispa de caridad), a través del estudio incesante y el trabajo de los talleres, he encontrado este tesoro separado del mundo y deliberadamente bien oculto, llamado Masonería.
  
La Gran Logia de Italia U.M.S.O.I. (fundada por Armando Corona) y reconocida por el Gran Oriente de las Logias de América, de la cual soy parte como Gran Maestro, desea ser una llave de oro que abra el flujo de una colaboración real y tangible con la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana.
  
Pido a Vuestra Santidad el esfuerzo para eliminar por completo y públicamente la intolerancia de otros tiempos para con nosotros, aceptándome, siguiendo una respuesta a esta solicitud: Transformar nuestros “templos” en templos de la Paz, lugares de encuentro, lugares de testimonio de los sentimientos más elevados de solidaridad y hermandad de los hombres, y un admirable ejemplo de abnegación excepcional con su presencia: [aportando] las selectas y probadas virtudes religiosas, espirituales y culturales (que proceden de nuestro Bautismo) ejercidas por todos nosotros con Fe Católica, Apostólica y Romana.
  
Espero confiado una reunión con usted. Sería para mí no sólo un honor, sino una infinita emoción poder hablar con usted personalmente sobre los temas expresados ​​aquí. Para ello me pongo a su total disposición para cualquier evento.
   
Sede Magistral de Cagliari, septiembre 9, 2013
   
El Gran Maestre de la Gran Logia de Italia U.M.S.O.I.,
Serenísimo Gian Franco Pilloni
 
Captura del website del Noticiero Masónico Internacional (Clic para agrandar)

Gian Franco Pilloni (tercero a la izquierda), Gran Maestre de la Gran Logia de Italia U.M.S.O.I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.