domingo, 22 de marzo de 2015

LECCIÓN APRENDIDA POR LAS MALAS

Cuando Antipapa Francisco I se presenta ante los judíos, siempre oculta su cruz pectoral. ¿Por qué lo hace? Porque, además de que los conciliares se avergüenzan de Jesucristo y de su Sacrificio (que de todos modos NO LES APROVECHA EN NADA), la cruz les recuerda a los judíos su mayor pecado, EL DEICIDIO. Y porque sus dos antecesores inmediatos pasaron mal rato ante sus "hermanos mayores":
 
 
  
Anteriormente habíamos dicho que los judíos detestan tanto la Cruz que el signo de adición de ellos es distinto al que usa el resto del mundo.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.