domingo, 19 de julio de 2015

"EL CRUCIFIJO 'HOZ Y MARTILLO' NO ME OFENDE, POR ESO ME LO LLEVO"

Noticia tomada de EL CLARÍN (Argentina). 
  
El crucifijo-Hoz y Martillo le gustó a Bergoglio, y al Vaticano se lo llevó
  
"Entiendo esta obra, la considero una expresión de arte de protesta, para mi no fue una ofensa, se lo digo para que no haya opiniones equivocadas. La llevo conmigo al Vaticano", dijo el Papa Francisco (sic) sobre el crucifijo inspirado por el diseño del jesuita Luis Espinal, asesinado por la dictadura boliviana.
  
"¿Dónde quedó la cruz?", fue la pregunta de los periodistas.
  
"La traigo conmigo. El presidente Morales quiso darme dos condecoraciones, la más importante de Bolivia y la otra es la Orden del padre Espinal, un nuevo orden. Si yo me los llevo: bueno, primero, jamás recibí una condecoración, no me viene. Él lo hizo con buena voluntad y con el gusto de darme un gusto y pensé que esto viene del pueblo de Bolivia y recé para saber qué hacer con esto. Si me lo llevo al Vaticano irán a parar al Museo, terminará ahí y ninguno jamás las verá. Entonces pensé en dejárselo a la Virgen de Copacabana, la madre de Bolivia, y las dos condecoraciones que he recibido irán al santuario de Copacabana. En cambio el Cristo lo traigo conmigo".
 
El crucifijo despertó una ola de críticas en las redes sociales, en las que se acusó a Evo de haber regalado una monstruosidad al Non sancto padre y que éste además se habría mostrado ofendido y enojado. Bueno, ni una cosa ni la otra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.