miércoles, 29 de julio de 2015

MARCEL LEFEBVRE JAMÁS FIRMÓ LOS DOCUMENTOS CONCILIARES

Una calumnia que en años recientes han sacado desde la secta deuterovaticana contra Mons. Marcel Lefebvre (y que repiten mucho en Foro Católico), es la de que él firmó los documentos conciliares ya aprobados tras las votaciones. Cuando se le preguntó por esto en una ocasión, respondió categóricamente (Tomado de TRADITIO):
La aprobación o el rechazo de los documentos [del Concilio] se hizo en forma individual, un documento a la vez. El voto fue secreto, realizado en tarjetas individuales y con un esfero especial que posibilitaba el conteo electrónico de los votos. Los secretarios recibían las tarjetas desde las manos de cada Obispo votante. Las hojas grandes que circulaban de mano en mano entre los Padres del Concilio, donde cada uno ponía su firma, no significaban que se estuvera a favor o en contra de los documentos, sino que meramente indicaban que habíamos asistido a las sesiones de votación de los mismos. ¡Tendría que tomar como veletas que giran con el viento a los Padres Conciliares que votaron en contra de esos documentos, cuando alguno diese a entender a la gente que con sus firmas en las hojas ellos aprobaban aquello a lo que se opusieron media hora antes de la votación!
   
Es como cuando hay elecciones: Le piden en la mesa la cédula al votante (o el DNI, o la libreta electoral, o su equivalente en cada país) para tomar sus datos, entra a la casilla electoral, marca su voto, lo deposita en la urna y le entregan el comprobante donde dice "El ciudadano N. votó en la consulta electoral de...", SIN ESPECIFICAR CÓMO VOTÓ (porque el voto es secreto).
   
Aparte, él NUNCA QUISO CELEBRAR EL SERVICIO NOVUS ORDO, y aunque quisiera, NO PUDO, porque el plazo de entrar en vigencia el mismo era demasiado corto. Hasta el 30 de Noviembre de 1969 no se proyectó publicar oficialmente el Misal Montiniano, según lo dispuso Montini/Pablo VI en su constitución Missale Romanum (fechada a 3 de Abril de ese año). Pero a causa de la Intervención del Cardenal Ottaviani (26 de Septiembre de 1969), el Misal Novus Ordo tuvo que ser revisado y sólo comenzó a difundirse tan tarde como en 1970. Y ya Mons. Lefebvre había fundado la FSSPX el 6 de Junio de 1969, rechazando de plano el Novus Ordo (Mons. de Castro-Mayer también lo rechazó, junto a 27 sacerdotes de la Diócesis de Campos en Brasil, que fundarían la Unión San Juan Vianey).

4 comentarios:

  1. Me sorprende bastante que este blog de ortodoxia católica trate de defender a Marcel Lefebvre.
    Marcel Lefebvre y el caso Econe fue un invento de Juan Bautista Montini para frenar la verdadera resistencia.

    ResponderEliminar
  2. Lo que TRADITIO hace en su artículo (porque de allí procede el original que nosotros traducimos del inglés) es mostrar una parte desconocida de la historia de la resistencia, pero hubo quienes, antes de ser sedevacantistas, siguieron a Mons. Lefebvre (como es nuestro caso particular). Lo que sucede es que los conciliares lo calumnian a cada rato, y la FSSPX de Fellay y de Williamson traiciona su legado con las negociaciones con "la Roma neo-pagana y anticristo" (palabras de Lefebvre).

    Aparte, y sin ánimo de ofender, pero del linaje de Mons. Thuc, ¿cuántos perseveraron en la Resistencia, sin desviarse a misticalismos conclavistas o fundar otras sectas?

    ¿Qué hizo Ottaviani, el último inquisidor? Nada.

    ¿Giuseppe Siri ("Papa Gregorio XVII") luchó por la Resistencia? ¡NO! Renunció tras el cónclave (según los teóricos de la conspiración), y ¡celebró Novus Ordo con Montini y Wojtyla!

    Aparte, Mons. Thuc no podía ser la voz opositora en el Concilio, toda vez que él había sido excluido del mismo. Así, Lefebvre tuvo que liderar la oposición al modernismo en la deliberación y votación de los 16 decretos conciliares.

    Si nos matamos entre nosotros por nombres o capellanías, la secta vaticana es la que sale triunfando (¡No lo permita Dios!).

    ResponderEliminar
  3. Esa pregunta se quedó sin respuesta. ¿De dónde sale la idea de que la reacción de Lefebvre proviene de la misma máquina conciliar? ¿Quién encabezó entonces la verdadera resistencia? Les agradezco la respuesta.

    ResponderEliminar
  4. No solo a Lefebvre lo han calumniado de ser acuerdista o agente del Vaticano (al Padre Malachi Martin también lo acusaron de lo mismo). A Mons. Thuc lo trataron de senil y le secuestraron sus mismos compatriotas en Estados Unidos para obligarlo a retractarse de las declaraciones de Múnich y Acapulco, y Mons. de Castro-Mayer le acusaron de hereje también. Todo eso ha sido parte de la guerra sucia de la secta conciliar a fin de deslegitimar a los tradicionalistas, ya de suyo divididos en facciones rivales.

    Mas en honor a la verdad, las acusaciones a la FSSPX no son gratuitas: ellos utilizan el Misal y el Breviario de 1962, aceptan las nulidades matrimoniales decretadas por los tribunales diocesanos, reciben presbíteros ordenados con el inválido rito montiniano sin mediar la ordenación en el rito tradicional, y se aferran a “reconocer pero resistir” el Vaticano II y sus papas, cuando deben ser rechazados y combatidos de plano.

    En cuanto a quién encabezó la verdadera Resistencia, no es posible determinarlo con exactitud, pero sí se puede decir que antes del mismo Concilio hubo obispos, sacerdotes y laicos opuestos a la amenaza modernista que desde 1945 y antes se cernía contra la Misa y el Divino Oficio.

    Quizá no sea la respuesta definitiva, pero esperamos que nuestra explicación te esclarezca un poco más el panorama.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.