lunes, 28 de septiembre de 2015

KASPER NO GUSTA DE NEGROS

Walter Kasper, la "eminencia gris" del Sínodo de la Familia
  
En una entrevista con Edward Pentin que acabó publicada en el sitio web ZENIT (órgano informativo de los macielistas), el "Cardenal" Walter Kasper dijo que los obispos africanos fueron ignorados en el Sínodo extraordinario sobre la Familia porque se oponen a la política pro aberrosexuales y concubinato que éste impulsa; distinguiendo entre "cristianos europeos", "cristianos medios" y "cristianos africanos":
Edward Pentin: Se ha dicho que [el Papa] añadió a cinco relatores especiales el viernes pasado para ayudar al relator general, el cardenal Peter Erdo. ¿Es porque él está tratando de llevar las cosas de acuerdo a sus deseos?
Walter Kasper: No veo lo que está pasando por la cabeza del Papa. Pero creo que la mayoría de estas cinco personas son gente abierta que quieren seguir con esto. El problema, además, es que hay diferentes problemas de diferentes continentes y culturas diferentes. África es totalmente diferente de occidente. También los países asiáticos y musulmanes, que son muy diferentes, sobre todo acerca de los gays. No se puede hablar de esto con los africanos y los países musulmanes. No es posible. Es un tema tabú. Para nosotros, que decimos que no debemos discriminar, no queremos discriminar en ciertos aspectos.
  
E. P.: ¿Pero los participantes africanos fueron escuchados en este sentido? 
W. K.: No, la mayoría de ellos [que sostienen estos puntos de vista no hablará acerca de ellos].
  
E. P.: ¿No son escuchados?
W. K.: En África, por supuesto, [sus opiniones son escuchadas], donde es un tabú.
  
E. P.: ¿Qué ha cambiado para usted, con respecto a la metodología de este Sínodo?
W. K.: Yo creo que al final tiene que haber una línea general en la Iglesia, criterios generales, pero las cuestiones de África no las podemos resolver. Debe haber espacio también para que las conferencias episcopales locales resuelvan sus problemas, pero yo diría que con África es imposible [para nosotros resolverlos]. Pero no nos deben decir lo que tenemos que hacer
 
Eso en vaticano. En castellano se reduce así: "Mira, cura negrito, ándate con el Evangelio para tu pueblo, que nosotros los europeos nos quedamos con lo que nos digan los modernistas". 
   
Luego, negó las afirmaciones de la entrevista diciendo: "Estoy horrorizado, nunca he hablado así acerca de los africanos y no lo haría nunca", y exigió que ZENIT eliminara esa entrevista de sus archivos. Pero el periodista dijo que Kasper SÍ DIJO LO QUE DIJO Y ASÍ COMO LO DIJO, y subió el audio de la misma en su blog. En un comunicado, Pentin declaró:
Su eminencia el cardenal Walter Kasper habló conmigo y otros dos periodistas, uno británico, el otro francés, hacia las 19:15 del jueves cuando abandonó la sala del Sínodo.  
Transcribí la grabación de nuestra conversación, y mi iPhone en donde registré el intercambio era visible. Me presenté como periodista del [National Catholic] Register, y los otros también se presentaron como periodistas. Por consiguiente me figuré que la entrevista era on the record y su eminencia parecía contento de hablar con nosotros.
  
Al final, publiqué la entrevista completa en ZENIT y no en el Register. ZENIT eliminó el artículo el jueves como respuesta a la negación del cardenal Kasper.
   
Su eminencia no hizo ningún comentario de que no quisiera que se publicaran sus declaraciones. Depende del contexto, pero normalmente en tal situación, los comentarios se consideran publicables (“on the record”) a menos que se indique lo contrario.
  
La grabación se puede descargar abajo. Un par de preguntas procedieron de los otros dos periodistas y las incluí como parte de la entrevista. Se mejoró algo de la calidad del inglés para la publicación".
  
Ante el peso de la evidencia, no le quedó otra que disculparse para lavar un poco su imagen:
"Si alguna de mis observaciones sobre los africanos han sido consideradas despectivas o insultantes, entonces estoy verdaderamente arrepentido de eso. No era mi intención y de ninguna manera es mi punto de vista".
   
Eso es prueba de que el Vaticano II ya no volverá jamás a la Ortodoxia ni a la Ortopraxis Católica tradicional, y que a Kasper no gusta de la fe de los hombres y pueblos que de buen grado acogen la Verdad, sin detenerse en vanos raciocinios que no conducen a nada. Y tampoco de los africanos, que han dado a la Iglesia Católica muchísimos mártires (como San Carlos Lwanga y sus compañeros, que prefirieron la muerte a ceder a las pretensiones de un rey homosexual), confesores (San Agustín, Doctor de la Gracia y la Predestinación, era africano), y vírgenes (Santa Catalina de Alejandría, que con la asistencia del Divino Espíritu Santo, convirtió al Catolicismo a cincuenta filósofos paganos), y que aún los conciliares observan como la esperanza de su iglesia por el número de misioneros que hay allá. 
  
Kasper es sin duda segregacionista, como el Ku Klux Klan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.