jueves, 8 de octubre de 2015

BERGOGLIO BLASFEMA CONTRA LA SANTA CRUZ

Hay quienes se preguntan ¿por qué Bergoglio odia tanto la Cruz? La respuesta es porque él odia a Cristo, por "FRACASADO".
  
En el discurso que diera en la Catedral de San Patricio en New York, Antipapa Bergoglio se lamentó por la estampida acaecida en La Meca, donde 717 musulmanes murieron, enviándole condolencias "a sus hermanos y hermanas islámicos". Pero lo más relevante es que hablando del "éxito del apostolado", dijo estas palabras: 
La Cruz nos indica una forma distinta de medir el éxito. A nosotros nos corresponde sembrar, y Dios ve los frutos de nuestra fatiga. Si alguna vez nos pareciera que nuestros esfuerzos y trabajos se desmoronan y no dan fruto, tenemos que recordar que nosotros seguimos a Jesucristo, cuya vida humanamente hablando, acabó en un fracaso, en el fracaso de la cruz.
  
https://www.youtube.com/watch?v=Cc_-yGvSJO4
 Clic en la imagen para ver el vídeo
 
Poco y nada explicó al respecto, pero si bien es cierto que Nuestro Señor padeció en la Cruz la humillación máxima, cual nunca se vio y jamás se verá, LA CRUZ NO SIGNIFICÓ SU FRACASO, SINO LA MAYOR VICTORIA:
"Recibirá su parte entre los grandes, con los reyes partirá los despojos" (Isaías 53: 12)
"Yo doy mi vida para recobrarla. Nadie me la quita, sino que la doy por mí mismo. Tengo el poder de darla y de recobrarla" (San Juan 2: 17-18) 
"Yo he vencido al mundo" (San Juan 16: 33) 
"Y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz" (Colosenses 2: 15)
"Canta, lengua, la victoria del más glorioso combate, y celebra el noble triunfo de la Cruz, y cómo el Redentor del mundo venció inmolado en ella". (Himno Crux fidélis, de la Liturgia del Viernes Santo)
  
DIOS NOS DA A ELEGIR: LA CRUZ EN ESTE MUNDO, O EL INFIERNO EN EL OTRO... FRANCISCO BERGOGLIO YA HIZO LA SUYA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.