miércoles, 3 de febrero de 2016

EL AUXILIO DE DIOS ES NECESARIO PARA EVITAR EL CONTAGIO DEL DIABLO

El obstáculo más odioso que el amor divino encuentra sobre la tierra, es la envidia de Satanás, que busca, sirviéndose de una usurpación monstruosa, suplantar en nuestras almas a Dios, que las crió.

Unámonos a la Iglesia al implorar en la Colecta la asistencia sobrenatural que necesitamos para evitar el contacto impuro de la serpiente:
Da, quǽsumus, Dómine, pópulo tuo diabólica vitáre contágia: et te solum Deum pura mente sectári. Per Dóminum. (Suplicámoste, Señor, hagas que tu pueblo evite los contagios diabólicos y te siga a ti, solo Dios, con alma pura. Por J. C. N. S. Amén). -Oración colecta del XVII Domingo después de Pentecostés-

Dom Prósper Gueranger, OSB. El Año Litúrgico (I Edición española), Tomo V pág. 49. Editorial Aldecoa (Burgos-España), 1956.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.