viernes, 25 de marzo de 2016

OTRAS PLUMAS: “SI TRAEN A LUTERO DE VUELTA, YO ME VOY”

Esta es la columna escrita originalmente por Luis Fernando Pérez Bustamante en su blog COR AD COR LOQUITUR, alojado en INFOCATÓLICA. Pero como suscitó polémica, él la retocó haciéndola más nice (No me gustan los anglicismos, N. del E.). Gracias a PENSAMIENTO DISIDENTE por rescatar la primera versión de la columna (la imagen es de cortesía de uno de nuestros becarios artísticos).
  
"SI TRAEN A LUTERO DE VUELTA, YO ME VOY"

 
El predicador de la Casa Pontificia, P. Raniero Cantalamessa, ha predicado hoy, Viernes Santo, en presencia del Papa Francisco. Y entre otras cosas ha dicho esto:
En otras palabras, la justicia de Dios es el acto por el cual Dios hace justos, agradables a él, a los que creen en su Hijo. No es un hacerse justicia, sino un hacer justos.
Lutero tuvo el mérito de traer a la luz esta verdad, después que durante siglos, al menos en la predicación cristiana, se había perdido el sentido y es esto sobre todo lo que la cristiandad le debe a la Reforma, la cual el próximo año cumple el quinto centenario. “Cuando descubrí esto, escribió más tarde el reformador, sentí que renacía y me parecía que se me abrieran de par en par las puertas del paraíso”.
  
Bien, voy a decirlo de forma que se me entienda claramente. Yo dejé de ser protestante, entre otras razones, para abandonar la herejía solafideísta. Si meten esa herejía en la Iglesia, como de hecho están intentando hacer, me largo. 
   
O, en otras palabras. Si Lutero -heresiarca- cabe en ese neocatolicismo aberrante que están imponiéndonos, yo no quepo. Ni yo ni, pienso, ninguno de los conversos del protestantismo al catolicismo de las últimas décadas. Que somos unos cuántos, créanme.
 
Obviamente, confío en que el Señor impedirá semejante aberración. Pues es claro, a estas alturas, que solo Él puede evitar que la Iglesia se vaya al abismo
 
Exsurge Domine et iudica causam tuam.
Luis Fernando Pérez Bustamante

2 comentarios:

  1. Bien. De acuerdo a lo pasado en estos días en el Vaticano, con Bergoglio con cinta celeste y amarilla, y la estatua de Lutero, la recepción de las tesis de Lutero...

    Espero que el Sr. Luis ya se haya retirado de lo que el llama el catolicismo de las últimas décadas, que no es tal.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.