lunes, 4 de abril de 2016

NO SÓLO PETRÓLEO, SINO ANTIGÜEDADES: EL OTRO NEGOCIO ISIS-TURQUÍA

Noticia tomada de RUSSIA TODAY
 
'Departamento de antigüedades' del EI organiza tráfico de objetos por Turquía (Exclusiva de RT)
 
En las ciudades liberadas del Estado Islámico, RT conversó con personas que estuvieron directamente involucradas en la actividad petrolera ilegal, con representantes de las fuerzas kurdas y con presos del EI.
  
Los representantes de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) han proporcionado nuevo material a los autores de un documental de RT sobre la actividad petrolera del Estado Islámico.
 
El Estado Islámico vende antigüedades a través de Turquía
Junto con el contrabando de petróleo, la venta ilegal de antigüedades se ha convertido en una fuente de ingresos para las operaciones del Estado Islámico.
  
El mercado negro se ha inundado de antigüedades procedentes de Siria. Actualmente, la organización yihadista trata de compensar con esta actividad ilícita las pérdidas que ha sufrido al ver reducidos sus ingresos procedentes del petróleo.
 
Uno de los nuevos documentos es esta nota, probablemente perteneciente a algún ministerio del Estado Islámico que controla el flujo de los objetos que obtienen los yihadistas.
 
De acuerdo con el documento, se puede concluir que el denominado 'Ministerio de Recursos Naturales' del Estado Islámico, que tiene por objetivo controlar las ventas de petróleo, también cuenta con un departamento adicional "de antigüedades".
 
La nota se caracteriza por el mismo estilo que los documentos ya presentados por el equipo de RT.
 
   
La nota autoriza el paso de la frontera a un miembro del grupo terrorista acompañado por un anticuario de nacionalidad turca.
 
La nota también verifica claramente la hipótesis de que el Estado Islámico vende las antigüedades utilizando los mismos canales que usa para la venta de armas y alimentos.
  
"Nosotros, el EI, dependemos económicamente del petróleo"
El equipo de RT también logró obtener el vídeo de un interrogatorio de un combatiente del Estado Islámico capturado por los soldados de las YPG.
 
Este militante y su grupo atacó a los kurdos en la ciudad fronteriza de Tell Abyad, que servía como corredor de comercio e intercambio entre Turquía y el Estado Islámico. La ciudad fue liberada y está controlada por las YPG desde julio de 2015.
 
Según revela este combatiente, la recuperación de la ciudad por las fuerzas kurdas provocó muchos problemas a los terroristas, ya que los kurdos cortaron las vías para suministrar alimentos desde Turquía y, lo que es más importante, impidieron el paso de los camiones cisterna con petróleo.
 
En cuanto al petróleo, el combatiente capturado dice que los terroristas dependen mucho del comercio petrolero e incluso facilitó cifras concretas.
"Nuestro salario varía entre 50 y 100 dólares dependiendo de si estamos casados o no. Estoy casado y tengo un hijo, así que recibía 135 dólares. Además, nos pagaban 212 dólares diarios para poder comer donde servíamos. Un día redujeron esta suma hasta 140 dólares y cuando preguntamos por qué nos dijeron que los estadounidenses habían destruido un yacimiento".
 
El hecho de que la venta ilegal de petróleo sea una importante fuente de financiación del grupo terrorista nunca ha sido un secreto. No obstante, este tema cobró gran importancia en diciembre del año pasado cuando el Ministerio de Defensa ruso presentó pruebas que implicaban a Turquía en el tráfico de crudo. El Ministerio hizo públicas imágenes de satélite en las que se veía cómo columnas de camiones cargados con petróleo robado por el Estado Islámico se concentran en la frontera turco-siria. Desde entonces, la posición de Turquía con respecto a la guerra en siria se ha complicado todavía más por la escalada del conflicto con los kurdos y siguen surgiendo preguntas sobre las verdaderas intenciones y el nivel de involucramiento de Turquía en el conflicto del país vecino.
(El documental completo será proyectado por RT próximamente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.