jueves, 5 de mayo de 2016

EXCATECÚMENA: "HE SIDO MIEMBRO FORZOSO DE ESTA SECTA DURANTE DIEZ AÑOS"

Traducción realizada por CRUX SANCTA del artículo publicado por Charles White en su blog THE THOUGHTFUL CATHOLIC.

  
He aquí un testimonio contra “el Camino” que he compilado de mensajes que me fueron enviados recientemente por una joven mujer que llamaré “M”. Ella pidió que reservara su nombre y ubicación, pero puedo decir que es de un país en alguna parte del hemisferio sur.
«He sido miembro forzoso de esta secta durante diez años. Mis padres caminan desde que yo era bebé. Crecí dentro de ella y he visto cómo juegan con la vida de la gente y cómo controlan sus pensamientos.
 
Mi familia está evitando que yo salga, [pero] una vez que me mudé de la casa de mis padres, no quise vivir cerca a ellos. Vivo en XXXXX; fue considerada la ciudad más peligrosa del mundo, por lo que no es muy fácil moverte fuera cuando ya tienes un lugar seguro para vivir, gracias a Dios. Tanto como desprecio al Camino, estoy atrapada aquí hace algunos meses, si no son más.
  
Debo agregar que no me considero parte de él. En mi última convivencia, el líder de la comunidad (llamado “responsable”) me llamó para no preocuparme sobre ello, usando mi teléfono y llevándose mi paz.
 
Disculpe si escribo demasiado, es mucho para mí decirlo, he visto y oido mucho estos 10 años, el Camino no la ha tenido muy fácil en mi iglesia, a un par de sacerdotes no les gusta. Dos de ellos me lo dijeron directamente.
  
He visto cómo ha cambiado mi familia, especialmente mi madre y mi hermana. No tienen amigos ni vida fuera del Camino, están obsesionados con el Camino de una forma aterradora e irritante. Mi madre incluso me chantajea para que vaya. Las mentes débiles se pierden en el Camino, se vuelven retorcidos y cada vez que se reúnen hablan de Kiko, realmente tienen a ese hombre en un pedestal.
  
Todos los matrimonios se quejan de sus cónyuges, se humillan el uno al otro en las convivencias; veo cómo sufren y como todavía creen profundamente que ellos son cruces para el otro, con la misión de que el otro sufra para así alcanzar la salvación. Porque esto es lo que Kiko enseña a propósito de la cruz de cada uno, otro concepto erróneo y mentira.
  
Comentario de CRUX SANCTA: ¡Tooooma moralismo rancio de quien considera al esposo/a una cruz sin la que no se salva! ¿Para qué les sirve a estos moralistas el sacrificio de Cristo, si ellos se ganan la salvación por sus puños?
  
«A mí me obligaron a entrar en una comunidad. Dos o tres años después, el Obispo prohibió al Camino hacer nuevas comunidades. Por supuesto, el catequista decía que era persecución dentro de la Iglesia, pero la gente se salía, incluso los catequistas. Uno de ellos abandonó a su esposa y tiene una nueva familia, otro se fue de la ciudad y el responsable de los catequistas abandonó el país sin previo aviso, dejando la tarea a cargo de un par de ancianos que apenas pueden hablar en público».
    
Comentario de CRUX SANCTA: Quede claro que el CNC no es una herramienta al servicio de los Obispos, el CNC sólo se mira a sí mismo y jamás se podría al servicio de algo que considera de menor valor.
  
«He oído una y otra vez como los casados se refieren a sus cónyuges tildándoles de cruces para ellos. Se humillan el uno al otro. Hay un matrimonio que me hace sentir muy mal, la esposa siempre llora y cuenta lo espantoso que es su marido para ella, como ella le juzga a él, y como él la humilla a ella con su forma de actuar. Dijo que todos los que la conocen fuera del Camino le han aconsejado que se divorcie de él.
 
Una mujer dijo una vez cómo perdió su embarazo y cómo el sacerdote (un sacerdote del Camino) dijo que debería conservar dentro a su bebé aunque su médico dijo que su vida estaba en riesgo. [¿el bebé estaba vivo o muerto?]
  
A mí me humilló el responsable de la comunidad porque yo no hablo de mi vida personal, él intentó obligarme a “compartir mi vida” e incluso me dijo que el demonio me usaba contra él.
  
Los catequistas humillan y le dicen a la gente cómo tiene que vivir su vida. Una vez le dijeron a un chico que tenía que dejar su trabajo porque le llevaba a perder el ritmo de la comunidad; preguntan a las parejas por su relación sexual. Empujan a las parejas jóvenes a casarse y a hacerlo con un “hijo de Israel” (alguien del Camino). Una mujer tuvo que dejar el Camino porque la mandaban una y otra vez a intentar volver con su exmarido, quien se había vuelto a casar. Los “anuncios” se dedican invariablemente a alabar a Kiko Argüello, sólo se habla de lo que él dice y lo que él hace.
 
He visto cómo el Camino ha afectado a mi familia. No tienen vida social fuera del Camino. Incluso dejarían de ir a una reunión familiar por el Camino. Se ponen muy a la defensiva sobre esto, llegó un punto en que me estaban chantajeando para ir, todavía es así en realidad. Puedo decir que ellos piensan que una misa católica normal no es lo mismo, piensan que es menos (que una ‘uka’* caminera). Los catecúmenos piensan que el Camino es mejor que el resto de la Iglesia católica, como si ellos fuesen los únicos que se salvan. Y eso es lo que ellos hacen que crea la gente, en especial los de personalidad débil que quedan atrapados».
* ‘Uka’= Celebración eucarística en el Camino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada