viernes, 1 de julio de 2016

LETANÍA DE LA PRECIOSA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO


Kýrie, eléison.
Christe, eléison.
Kýrie, eléison.

Christe, audi nos.
Christe, exáudi nos.

Pater de cælis, Deus. R. Miserére nobis.
Fili, Redémptor mundi, Deus, R. Miserére nobis.
Spíritus Sancte, Deus, R. Miserére nobis.
Sancta Trínitas, unus Deus, R. Miserére nobis.
 
Sanguis Christi, Unigéniti Patris ætérni. R. Salva nos.
Sanguis Christi, Verbi Dei incárnati, R. Salva nos.
Sanguis Christi, Novi et Aetérni Testaménti, R. Salva nos.
Sanguis Christi, in agonía decúrrens in terram, R. Salva nos.
Sanguis Christi, in flagellatióne prófluens, R. Salva nos.
Sanguis Christi, in coronatióne spinárum emánans, R. Salva nos.
Sanguis Christi, in Cruce effúsus, R. Salva nos.
Sanguis Christi, prétium nostræ salútis, R. Salva nos.
Sanguis Christi, sine quo non fit remíssio, R. Salva nos.
Sanguis Christi, in Eucharistía potus et lavácrum animárum, R. Salva nos.
Sanguis Christi, flumen misericórdiæ, R. Salva nos.
Sanguis Christi, victor dǽmonum, R. Salva nos.
Sanguis Christi, fortitúdo Mártyrum, R. Salva nos.
Sanguis Christi, virtus Confessórum, R. Salva nos.
Sanguis Christi, gérminans Vírgines, R. Salva nos.
Sanguis Christi, robur periclitántium, R. Salva nos.
Sanguis Christi, levámen laborántium, R. Salva nos.
Sanguis Christi, in fletu solátium, R. Salva nos.
Sanguis Christi, spes pœniténtium, R. Salva nos.
Sanguis Christi, solámen moriéntium, R. Salva nos.
Sanguis Christi, pax et dulcédo córdium, R. Salva nos.
Sanguis Christi, pignus vitæ ætérnæ, R. Salva nos.
Sanguis Christi, ánimas líberans de lacu Purgatórii, R. Salva nos.
Sanguis Christi, omni glória et honóre digníssimus, R. Salva nos.
 
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, R. Parce nobis, Dómine.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, R. Exáudi nos, Dómine.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, R. Miserére nobis.

V. Redimísti nos, Dómine, in Sánguine tuo.
R. Et fecísti nos Deo nostro regnum.

Orémus.
Omnípotens sempitérne Deus, qui unigénitum Fílium tuum mundi Redemptórem constituísti, ac ejus Sánguine placári voluísti: concéde, quǽsumus, salútis nostræ prétium ita venerári, atque a præséntis vitæ malis eius virtúte deféndi in terris, ut fructu perpétuo lætémur in cælis. Per eúndem Christum Dóminum nostrum. Amen.
  
TRADUCCIÓN

Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
  
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
 
Dios Padre celestial, Ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, Ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, Ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, que sois un solo Dios, Tened piedad de nosotros.
   
Sangre de Cristo, Unigénito del Padre Eterno. Sálvanos.
Sangre de Cristo, Verbo de Dios encarnado, Sálvanos.
Sangre de Cristo, Nuevo y Eterno Testamento, Sálvanos.
Sangre de Cristo, derramada sobre la tierra en la Agonía, Sálvanos.
Sangre de Cristo, vertida copiosamente en la Flagelación, Sálvanos.
Sangre de Cristo, emanando en la coronación de espinas, Sálvanos.
Sangre de Cristo, derramada en la Cruz, Sálvanos.
Sangre de Cristo, prenda de nuestra salvación, Sálvanos.
Sangre de Cristo, sin la cual no hay perdón, Sálvanos.
Sangre de Cristo, en la Eucaristía bebida y refrigerio de las almas, Sálvanos.
Sangre de Cristo, manantial de misericordia, Sálvanos.
Sangre de Cristo, vencedora de los demonios, Sálvanos.
Sangre de Cristo, fortaleza de los Mártires, Sálvanos.
Sangre de Cristo, virtud de los Confesores, Sálvanos.
Sangre de Cristo, que engendra Vírgenes, Sálvanos.
Sangre de Cristo, socorro en los peligros, Sálvanos.
Sangre de Cristo, alivio de los afligidos, Sálvanos.
Sangre de Cristo, solaz en las penas, Sálvanos.
Sangre de Cristo, esperanza de los penitentes, Sálvanos.
Sangre de Cristo, consuelo de los moribundos, Sálvanos.
Sangre de Cristo, paz y ternura para los corazones, Sálvanos.
Sangre de Cristo, promesa de vida eterna, Sálvanos.
Sangre de Cristo, que libras a las almas del lago del Purgatorio, Sálvanos.
Sangre de Cristo, dignísima de toda gloria y honor, Sálvanos.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Perdónanos Señor
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Escúchanos Señor
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Ten piedad de nosotros, Señor
 
Redimístenos, Señor, con tu Sangre.
Y nos hiciste un reino para nuestro Dios.
 
ORACIÓN
Omnipotente y sempiterno Dios, que constituiste a tu Hijo unigénito como Redentor del mundo y por su Sangre quisiste ser aplacado, concédenos adorar fielmente el precio de nuestra salvación, y que, por su virtud, seamos preservados en la tierra de los males de la vida presente, para que gocemos en el cielo del fruto sempiterno. Por J. C. N. S. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.