sábado, 23 de julio de 2016

LETANÍA DE LOS SANTOS REYES MAGOS

Tomado del devocionario Cœleste Palmétum

LITANÍÆ DE SANCTIS TRIBUS RÉGIBUS, SIVE MAGIS EVANGÉLICOS
(LETANÍA DE LOS SANTOS TRES REYES MAGOS)
 
Kýrie, eléison.
Christe, eléison.
Kýrie, eléison.
 
Christe, audi nos.
Christe, exáudi nos.
 
Pater de cœlis, Deus, Miserére nobis.
Fili Redémptor mundi, Deus, Miserére nobis.
Spiritus Sancte, Deus, Miserére nobis.
Sancta Trínitas, unus Deus, Miserére nobis.
 
Jesu, Rex Regum, Miserére nobis.
 
Sancta María, Regína Regum, Ora pro nobis.
Sancte Joseph, nutrície Regis ómnium, Ora pro nobis.
 
Sancte Rex Gaspar, Ora pro nobis.
Sancte Rex Mélchior, Ora pro nobis.
Sancte Rex Bálthasar, Ora pro nobis.
   
Sanctíssimi Tres Reges, Oráte pro nobis.
Sanctíssimi Tres Magi Orientáles, Oráte pro nobis.
Reges Tharsis, Oráte pro nobis.
Reges Árabum et Saba, Oráte pro nobis.
Patriárchæ fidélium, Oráte pro nobis.
Primítiæ géntium, Oráte pro nobis.
Príncipes populórum, Oráte pro nobis.
Quorum expectátio Jesus, Oráte pro nobis.
Quorum desidérium Jesus, Oráte pro nobis.
Quorum perféctum gaudium Jesus, Oráte pro nobis.
Fide illuminatíssimi, Oráte pro nobis.
Spe robustíssimi, Oráte pro nobis.
Charitáte ferventíssimi, Oráte pro nobis.
Auro amóris splendíssimi, Oráte pro nobis.
Thure devotiónis religiosíssimi, Oráte pro nobis.
Myrrha patiéntiæ incorruptíssimi, Oráte pro nobis.
Humilitáte profundíssimi, Oráte pro nobis.
Constántia fortíssimi, Oráte pro nobis.
Gratitúdine amplíssimi, Oráte pro nobis.
Munificéntia liberalíssimi, Oráte pro nobis.
Virtútum ómnium spécula, Oráte pro nobis.
Qui instínctum divínum visa stella reverénter admisístis, Oráte pro nobis.
Qui grátiæ efficáci prompta voluntáte obtemperástis, Oráte pro nobis.
Qui terram vestram, cognátos et amícos amóre cœléstis Regis deservístis, Oráte pro nobis.
Qui itíneris moléstias et difficultátes nihil formidástis, Oráte pro nobis.
Qui natum Regem Judæórum Hierosólymis quæsivístis, Oráte pro nobis.
Qui coram Heróde Christi fidem intrépide conféssi estis, Oráte pro nobis.
Qui per Scribas et Pharisǽos de loco nascitúri Messíæ ex Scrípturis edúcti estis, Oráte pro nobis.
Qui ab Heróde in Bethléhem dimíssi estis, Oráte pro nobis.
Qui stella dénuo apparénte gaudio magno valde gavísi estis, Oráte pro nobis.
Qui eámdem vos antecedéntem, donec staret supra, ubi erat puer, secúti estis, Oráte pro nobis.
Qui intrántes domum, púerum cum María matre ejus invenístis, Oráte pro nobis.
Qui procidéntes infántem virgíneo residéntem in grémio adorástis, Oráte pro nobis.
Qui apértis thesáuris vestris aurum, thus, et myrrham púero Jesu obtulístis, Oráte pro nobis.
Qui mýstico munéribus fidem vestram univérso orbi demonstrástis, Oráte pro nobis.
Qui púerum Jesum auro Regem, thure Deum, myrrha hóminem mortálem esse declarástis, Oráte pro nobis.
Qui púero Jesu in Ægýptum deférendo viáticum præbuístis, Oráte pro nobis.
Qui adoratióne vestra súpplice ómnium virtútum exémpla nobis præbuístis, Oráte pro nobis.
Qui nos aurum charitátis, thus oratiónis, et myrrham patiéntiæ Deo offérre docuístis, Oráte pro nobis.
Qui post adorátum Dóminum et obláta múnera Sacrosánctam Vírginem Matrem, et hujus Sponsum Joseph humíliter salutástis, Oráte pro nobis.
Qui ab eadem Sanctíssima Vírgine María, Virgineóque ejus Sponso Josépho grátias cum gaudio pro oblátis munéribus retulístis, Oráte pro nobis.
Qui vosmet, vestraque regna et gentíles pópulos Christo, Sanctíssimæque Vírgini, ejúsque Sponso commendástis, Oráte pro nobis.
Qui ab eadem Sanctíssima Vírgine, ejúsque Sponso cum felicíssima ómnium bonórum apprecatióne digréssi estis, Oráte pro nobis.
Qui angélico in somnis allóquio ad Heródem redíre prohíbiti per áliam viam in regiónem revérsi estis, Oráte pro nobis.
Qui Heródi divíno jussu sapiénter illusístis, Oráte pro nobis.
Qui púerum Jesum prudénter perículo necis liberástis, Oráte pro nobis.
Sancti Tres Reges, Oráte pro nobis.
  
Peccatóres, Vos rogámus, audíte nos.
Ut veram et perféctam contritiónem nobis impetrétis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut nostri patrocínium dignánter suscipiátis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut Regi Regum nos reconciliáre, commendáre, et præsentáre vélitis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut vestris virtútibus ánimas nostras illustrétis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut aurum charitátis, thus devotiónis, et myrrham mortificatiónis nobis impetrétis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut Christum Dóminum Regem nostrum vobíscum semper quærére et inveníre mereámur, Vos rogámus, audíte nos.
Ut coram hæréticis et infidélibus Christi fidem intrépide confiteámur, Vos rogámus, audíte nos.
Ut ad Heródem, id est, mundi blandiménta et nóxia desidéria, ubi Christus non invénitur, nunquam redeámus, Vos rogámus, audíte nos.
Ut per áliam viam vobíscum aliquándo in cœléstem pátriam revertámur, Vos rogámus, audíte nos.
Ut nobis in agonía existéntibus, ómniaque relinquéntibus assistátis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut paupertátem nostram vestris pretiósis munéribus ditétis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut Ecclésiam militántem, in primis Románum Impérium(1) ad ampliórem erga vos amórem et cultum excitétis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut cliéntes vobis devótos, et loca cúltui vestro destináta ab adversariórum insídiis, bellórum tumúltibus, inimicórum insúltibus, fame dénique et peste, aliísque perículis vestro patrocínio præmuniátis, vindicétis, et protegátis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut omnes pertináces hæréticos ab hac província longe arceátis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut ómnibus iis, quicúmque hoc promovére possunt, auxílium grátiæ efficácis impetrétis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut précibus, et piis móribus populi exoráti locum illum nunquam deserátis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut grátiam finálem, et perseverántiam vestris cultóribus obtineátis, Vos rogámus, audíte nos.
Ut nos exaudíre dignémini, Vos rogámus, audíte nos.
 
V. Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi.
R. Parce nobis, Dómine.
V. Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi.
R. Exáudi nos, Dómine.
V. Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi.
R. Miserére nobis.
   
V. Christe, audi nos.
R. Christe, audi nos.
V. Christe, exáudi nos.
R. Christe, exáudi nos.
   
V. Kýrie, éleison.
R. Kýrie, éleison.
V. Christe, éleison.
R. Christe, éleison.
V. Kýrie, éleison.
R. Kyrie, eleison.
      
Pater noster, qui es in Cælis, sanctificétur Nomen tuum. Advéniat Regnum tuum. Fiat Volúntas tua, sicut in Cælo et in terra. Panem nostrum quotidiánum da nobis hódie, et dimítte nobis débita nostra, sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris.
V. Et ne nos indúcas in tentatiónem.
R. Sed líbera nos a malo.
 
V. Tria sunt múnera pretiósa.
R. Quæ obtulérunt Magi Dómino.
 
V. Reges Tharsis, et ínsulæ múnera ófferent.
R. Reges Árabum, et Saba dona addúcent.
 
Orémus.
Deus, qui Tres Magos Orientáles, Sanctósque Reges Gaspárum, Melchiórem, et Balthasárum, ut recens natum in Bethléhem Fílium tuum invisérent, et honorárent, mirabíliter illustrásti: tríbue quǽsumus, ut eórum exémplo et intercessióne adjúti, veráque fide in hujus mundi ténebris illumináti, te lumen ætérnum agnoscámus, atque inter próspera et advérsa tute gradiámur, donec ad te, qui lucem habítas inaccessíbilem, remótis impediméntis ómnibus, expedíte perveniámus. Per Christum Dóminum nostrum.
R. Amen.

TRADUCCIÓN
  
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
  
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
 
Dios Padre celestial, Ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, Ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, Ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, que sois un solo Dios, Tened piedad de nosotros.
  
Jesús, Rey de reyes, Ten piedad de nosotros.
  
Santa María, Reina de reyes, Ruega por nosotros.
San José, nutricio del Rey de todas las cosas, Ruega por nosotros.
  
Santo Rey Gaspar, Ruega por nosotros.
Santo Rey Baltasar, Ruega por nosotros.
Santo Rey Melchor, Ruega por nosotros.
  
Santísisimos Tres Reyes, Rogad por nosotros.
Santísimos Tres Magos de Oriente, Rogad por nosotros.
Reyes de Tarsis, Rogad por nosotros.
Reyes de la Arabia y de Saba, Rogad por nosotros.
Patriarcas de los fieles, Rogad por nosotros.
Primicias de la gentilidad, Rogad por nosotros.
Príncipes de las Naciones, Rogad por nosotros.
Cuya expectación era Jesús, Rogad por nosotros.
Cuyo deseo era Jesús, Rogad por nosotros.
Cuyo gozo perfecto era Jesús, Rogad por nosotros.
Iluminadísimos en la Fe, Rogad por nosotros.
Robustísimos en la Esperanza, Rogad por nosotros.
Ferventísimos en la Caridad, Rogad por nosotros.
Esplendidísimos con el oro del amor, Rogad por nosotros.
Religiosísimos con el incienso de la devoción, Rogad por nosotros.
Incorruptísimos con la mirra de la paciencia, Rogad por nosotros.
Profundísimos en la humildad, Rogad por nosotros.
Fortísimos en la constancia, Rogad por nosotros.
Abundantísimos en la gratitud, Rogad por nosotros.
Liberalísimos en la munificencia, Rogad por nosotros.
Espejos de todas las virtudes, Rogad por nosotros.
Que, viendo la estrella, admitísteis reverentes la divina inspiración, Rogad por nosotros.
Que obedecísteis libremente, movidos por gracia eficaz, Rogad por nosotros.
Que abandonasteis vuestra tierra, parientes y amigos por amor del Rey celestial, Rogad por nosotros.
Que no temísteis las molestias y dificultades del viaje, Rogad por nosotros.
Que en Jerusalén buscasteis al recién nacido Rey de los Judíos, Rogad por nosotros.
Que ante Herodes confesasteis intrépidamente la fe en Cristo, Rogad por nosotros.
Que fuisteis enseñados en las Escrituras por los escribas y fariseos sobre el lugar donde nacería el Mesías, Rogad por nosotros.
Que fuisteis enviados por Herodes a Belén, Rogad por nosotros.
Que, apareciendo nuevamente la estrella, os regocijásteis grandemente con gozo, Rogad por nosotros.
Que os precedió la misma estrella, hasta que se detuvo sobre el lugar donde estaba el Niño, Rogad por nosotros.
Que entrando en la casa, encontrásteis al Niño junto a María su Madre, Rogad por nosotros.
Que postrados de rodillas adorásteis al Infante en el acatamiento de la Virgen, Rogad por nosotros.
Que abriendo vuestros tesoros ofrecisteis oro, incienso y mirra al Niño Jesús, Rogad por nosotros.
Que por místicos regalos demostrasteis vuestra fe al mundo entero, Rogad por nosotros.
Que declarasteis al Niño Jesús por el oro ser Rey, por el incienso ser Dios, y por la mirra ser Hombre mortal, Rogad por nosotros.
Que disteis viáticos para el Niño Jesús para ser enviado a Egipto, Rogad por nosotros.
Que por vuestra adoración de rodillas nos proporcionásteis ejemplo de todas las virtudes, Rogad por nosotros.
Que nos enseñasteis a ofrecer a Dios el oro de la caridad, el incienso de la oración y la mirra de la paciencia, Rogad por nosotros.
Que después de adorar al Señor y de ofrecerle dones, humildemente saludasteis a la Santísima Virgen Madre y a San José su Esposo, Rogad por nosotros.
Que de la misma Santísima Virgen María y su Virginal Esposo San José recibísteis gracias con gozo por los dones ofrecidos, Rogad por nosotros.
Que a Cristo, a la Santísima Virgen y a su Esposo encomendásteis vuestras personas, vuestros reinos y las gentes de las naciones, Rogad por nosotros.
Que os despedisteis de la Santísima Virgen y su Esposo con una felicísima apreciación de todos los bienes, Rogad por nosotros.
Que, vedados por mandato angélico en sueños de regresar a Herodes, regresasteis a vuestros países por otro camino, Rogad por nosotros.
Que sabiamente engañasteis a Herodes por mandamiento divino, Rogad por nosotros.
Que prudentemente librásteis al Niño Jesús de peligro de muerte, Rogad por nosotros.
Santos Tres Reyes, Rogad por nosotros.
  
Nosotros pecadores, Os rogamos, oídnos.
Para que nos consigáis una verdadera y perfecta contrición, Os rogamos, oídnos.
Para que os digneis asumir patrocinio sobre nosotros, Os rogamos, oídnos.
Para que queráis reconciliarnos, encomendarnos y presentarnos ante el Rey de Reyes, Os rogamos, oídnos.
Para que ilustréis nuestras almas con vuestras virtudes, Os rogamos, oídnos.
Para que nos alcancéis el oro de la caridad, el incienso de la devoción y la mirra de la mortificación, Os rogamos, oídnos.
Para que merezcamos buscar y encontrar a Cristo nuestro Rey y Señor con vosotros, Os rogamos, oídnos.
Para que ante los herejes e infieles podamos confesar intrépidamente la Fe de Jesucristo, Os rogamos, oídnos.
Para que jamás regresemos a Herodes, esto es, los halagos del mundo y sus perversos deseos, donde no se encuentra Cristo, Os rogamos, oídnos.
Para que finalmente podamos regresar por otro camino con vosotros a la patria celestial, Os rogamos, oídnos.
Para que podais asistirnos en la última agonía, y en el abandono de todo, Os rogamos, oídnos.
Para que enriquezcáis nuestra pobreza con vuestros preciosos dones, Os rogamos, oídnos.
Para que podais animar a la Iglesia militante, especialmente en el Sacro Imperio Romano (1), a aumentar el amor y el culto hacia vosotros, Os rogamos, oídnos.
Para que por vuestro patrocinio guardeis, defendais y protejais a vuestros devotos, y el lugar escogido para vuestro culto culto, de las insidias del adversario, del tumulto de guerra, de los insultos de los enemigos, además del hambre y de la peste, y demás peligros, Os rogamos, oídnos.
Para que alejéis a todos los herejes pertinaces de esta provincia, Os rogamos, oídnos.
Para que impetréis para todos ellos, quienes sean capaces de llevarlo a cabo, el auxilio de la gracia eficaz, Os rogamos, oídnos.
Para que persuadidos por las oraciones y buenas costumbres de la gente, nunca abandonéis el lugar de vuestras reliquias, Os rogamos, oídnos.
Para que alcancéis a vuestros devotos la gracia de la perseverancia final, Os rogamos, oídnos.
Para que os dignéis escucharnos, Os rogamos, oídnos.
  
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Perdónanos Señor
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Escúchanos Señor
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Ten piedad de nosotros, Señor
  
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
 
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
Padre nuestro, que estás en los Cielos, santificado sea el tu Nombre. Venga a nos el tu Reino. Hágase tu Voluntad, así en la tierra como en el Cielo. El pan nuestro de cada día dánosle hoy, y perdónanos nuestras deudas, así como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.
 
V. Tres fueron los regalos preciosos.
R. Que los Magos ofrecieron al Señor.
  
V. Los reyes de Tarsis y las islas le ofrecerán presentes.
R. Los reyes de Arabia y de Saba le traerán regalos.
 
ORACIÓN
Oh Dios, que ilustraste admirablemente a los tres magos de Oriente, los santos reyes Melchor, Gaspar y Baltasar, para que venerasen y honrasen a tu Hijo recién nacido en Belén, concédenos, te suplicamos, por el auxilio de su ejemplo e intercesión, que en las tinieblas de este mundo iluminadas por la Fe verdadera, podamos conocerte a Ti, la luz eterna, y que podamos avanzar seguramente entre los sucesos prósperos y adversos, hasta que, siendo removidos todos los impedimentos, podamos prontamente ir hacia Ti, que habitas en una luz inaccesible. Por J. C. N. S. Amén

(1) La mención del Sacro Imperio Romano Germánico (la actual Alemania) en la Letanía se da en razón de que en la Catedral de Colonia, se encuentran desde 1164 las reliquias de los Reyes Magos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario