martes, 6 de septiembre de 2016

ESTUDIO CIENTÍFICO DERRIBA EL MITO DE "SE NACE HOMOSEXUAL"

Noticia tomada de INFOVATICANA
  
El documento analiza otras 200 investigaciones sobre orientación sexual e identidad de género y concluye que no está demostrado que la orientación sexual esté predeterminada por factores biológicos.
  
Un estudio publicado en la revista ‘The New Atlantis’ asegura que “no existen pruebas científicas” de que la identidad sexual del ser humano esté determinada desde un punto de vista biológico, una teoría en la que se basa la doctrina promovida por la ideología del movimiento LGBT.
  
La investigación lleva por título “Sexualidad y Género: Descubrimientos desde las ciencias biológicas, psicológicas y sociales” y está elaborado por Lawrence S. Mayer, epidemiólogo, especialista en bioestadística y residente del departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina John Hopkins (Baltimore, Maryland, Estados Unidos); y Paul R. McHugh, psiquiatra, investigador y antiguo jefe de Psiquiatría de ese centro educativo.
  
“Los estudios científicos no corroboran la hipótesis de que la identidad de género sea una propiedad innata y fija del ser humano e independiente del sexo biológico: es decir, que una persona sea ‘un hombre atrapado en un cuerpo de mujer’ o ‘una mujer atrapada en un cuerpo de hombre’”, señala una de las revelaciones de la investigación.
  
Asimismo, han expresado su preocupación por los niños y en el estudio señalan que “solo una pequeña minoría de los que manifiestan una ‘identificación de género cruzada’ durante la niñez lo siguen haciendo en la adolescencia y la adultez” y advierten que “no existen pruebas de que a todos los niños con pensamientoso conductas de género atípicas haya que animarlos a convertirse en transgénero”.
  
De este modo, los investigadores concluyen que las diferencias en las estructuras cerebrales de los heterosexuales y homosexuales que han estudiado no tienen por qué ser innatas, sino que podrían ser consecuencia de factores ambientales o psicológicos.
   
“Al examinar investigaciones de las ciencias sociales, biológicas y psicológicas, este informe muestra que algunos alegatos que se escuchan con frecuencia sobre sexualidad y género no tienen apoyo en la evidencia científica”, ha señalado el editor de la revista The New Atlantis.
  
Finalmente, los autores de este estudio abogan por la “prudencia” a la hora de recurrir a tratamientos médicos drásticos para realizar cirugías de cambio de sexo, especialmente en menores de edad, debido a que “existe escasa evidencia científica sobre el valor terapéutico de esas intervenciones”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.