domingo, 25 de septiembre de 2016

OBAMA VETA LA LEY QUE VUELVE A ARABIA SAUDITA IMPUTABLE POR LOS ATAQUES DEL 11 DE SEPTIEMBRE

Noticia tomada de ASIA NEWS - Caricatura de Daryl Cagle
 
El presidente de los Estados Unidos expresó su "profundo pesar" a las familias de las víctimas. Sin embargo, confirma su oposición a una ley que es "perjudicial para los intereses nacionales". Riad había amenazado con romper los acuerdos económicos con Washington. Los promotores del texto anuncian que presentarán batalla: el veto puede ser superarado con el voto de dos tercios del Congreso. Clinton está a favor.

Barack Hussein Obama y el rey Salmán bin Abdulaziz Al Saud
 
Washington (AsiaNews/Agencias) - Barack Obama ha vetado la reciente y controvertida ley aprobada por el Congreso de los Estados Unidos, que permite a los familiares de las víctimas del 11 de septiembre demandar a los países sospechosos de haber apoyado los ataques. Entre estos países figura Arabia Saudita, aliado histórico de los Estados Unidos en Oriente Medio. En un comunicado, la Casa Blanca subrayó que el presidente de los Estados Unidos expresó su "profunda solidaridad" para con las familias de las más de 3.000 personas que murieron en los ataques; Sin embargo, no puede permitirse dar luz verde a una norma [la Justice Against Sponsors of Terrorism Act, ndr] que sería "perjudicial para los intereses nacionales".
 
Arabia Saudita es un aliado de larga data de los EE.UU. Del reino wahabí venian 15 de los 19 terroristas que llevaron a cabo los ataques del 11 de septiembre en los Estados Unidos, que mataron a cerca de 3.000 personas; Sin embargo, e los últimos años nunca pudieron establecerse enlaces directos de los líderes de Riad en los ataques.
  
La ley, que ha recibido la luz verde por parte de la Cámara y el Senado, fue criticada también por las monarquías del Golfo, porque "contradice los fundamentos y principios de las relaciones entre los Estados" y, en particular, va a golpear "la "inmunidad jurisdiccional".
 
Obama siempre dijo oponerse a su aprobación, ya que podría hacer imputables a los Estados Unidos en procedimientos interpuestos por los gobiernos extranjeros. Por otra parte, la ley amenaza con socavar aún más las ya delicadas relaciones con Riad, que ha criticado fuertemente la decisión de la Administración estadounidense por llevar a cabo un acuerdo en materia nuclear con Irán, enemigo histórico de los sauditas.
 
En las últimas semanas, el Ministerio de Relaciones Exteriores saudí había amenazado con retirar la inversión y contratos económicos y comerciales entre Riad y Washington. Arabia Saudita ha invertido 750 millardos de dólares en bancos de los Estados Unidos.
 
Mientras tanto, entre los promotores -muchos de ellos compañeros de partido del presidente- reina el descontento y la desaprobación por la elección de Obama. El senador demócrata Chuck Schumer, quien promovió desde un inicio el texto de la ley, dice estar "descontento" y anunció nuevas medidas legislativas para superar el veto. "Si los saudíes no han hecho nada malo -añadió- no tienen nada que temer con respecto a la norma. Pero si son culpables, deben responder por sus crímenes".
  
El veto de Obama podrá ser superado por una votación conjunta de ambas cámaras, que alcance el consenso de por lo menos dos tercios del total de diputados y senadores.
 
Fue precisamente la medida relacionada con las masacres del 11 de septiembre lo que suscitó la primera confrontación entre la actual administración y la candidata demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre. De hecho, poco antes del anuncio de Obama, Hillary Clinton había anunciado que, en caso de ser elegida, ella daría luz verde a la norma.

 رَفَضَ أَيَّ تَعْليقٍ (Declinamos comentar)

No hay comentarios:

Publicar un comentario