lunes, 31 de octubre de 2016

EL PROTESTANTISMO NACIÓ EN EL INFIERNO (LO CONFIESA UN DEMONIO)

Reza primero la oración de San Miguel Arcángel:
San Miguel Arcangel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tú Príncipe de la Milicia Celestial, arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén.
  
A continuación, el Ave María.
  
(Debes orar antes ya que lo que vas a leer es parte de un exorcismo, para que no te ataquen los demonios, ES EN SERIO... HAY EXORCISTAS QUE RECONOCEN ESTO QUE DIGO EN PARÉNTESIS, Y POR EXPERIENCIA LO SÉ)

EXORCISMO DEL 5 DE FEBRERO DE 1976

Exorcistas: En nombre de la Santísima Trinidad, de la Inmaculada Concepción, de Nuestra Señora del Monte Carmelo, del Santo Cura de Ars y de Catalina Emmerich, continúa. ¡Di lo que tienes que decir!
Allida (Demonio del coro de los Arcángeles): ¡Jamás reinó una confusión tan grande como ahora!, en el tiempo de la Reforma se dio una crisis muy grande, mas lo que sucedió entonces fue sobre todo una división en el seno de la Iglesia. Los buenos continuaron del buen lado y los otros se pasaron simplemente hacia el Protestantismo. Mas los luteranos en esos tiempos eran todavía mejores de que los malos Católicos de ahora. Fue entonces para la Iglesia una gran crisis, mas ahora la situación es mas funesta. Entonces, las personas, igual los protestantes, tenían conciencia de estar haciendo mal. Cuando se dividieron en tres grupos, Lutero, Calvino, Zuínglio, ellos comprendieron bien de prisa que aquello no podría ser la verdadera Iglesia, pues estos tres hombres vivían en conflicto entre sí. Tenían la conciencia de que el Catolicismo estaba en crisis. No en tanto verificaban que por lo menos los buenos tenían la unidad. De buena voluntad intentaron cambios, por lo menos Lutero, mas era demasiado tarde. Nosotros (apunta para abajo) ya lo teníamos bien preso.
E – En nombre (...) Di lo que tienes que decir, ¡Allida! 
AL – Fuimos nosotros los que inspiramos a Lutero y fue el Viejo (lucifer) quien se encargó de Zuínglio.* Era preciso que fuera el Viejo en hacerlo, hasta que él alcanzara el rigor de una planta firme, que crece como hierba dañina (rozna malicioso). Ni es necesaria mucha lluvia. Como ustedes saben, el mal se desarrolla mucho más de prisa que el bien. Pulula de todas maneras y eso es muy difícil de contener. El bien es siempre más duro y más difícil. El bien no crece con tanta facilidad, igualmente, cuando crece y el interesado piensa que ya esta muy alto, puede de repente precipitarse desde lo alto de la montaña y ser obligado a comenzar de cero, el mal, al contrario, crece y pulula como la hierba dañina, sin sufrir cualquier daño, sube y crece y nadie puede detenerla. La perversión es parecida a una montaña siniestra que todo lo oscurece, todo corrompe, todo sofoca e infecta. Cuando mas se instala, se parece a una epidemia que contamina a multitudes enteras. Por el contrario, la virtud tiene una gran dificultad en crecer. No es tan fácil, tan atrayente, tan diversa. ¡Más nosotros no queremos hablar de eso! Es horrible estar obligado a decir estas cosas. (rozna furioso)

* Contemporáneo de Lutero, asumió posiciones más radicales y “ultrapasó” a Lutero en mayor parte de las tesis heréticas. 

1 comentario:

  1. Jorge, reconheci que cai no modernismo muitas vezes, especialmente quando disse que todas as fés são verdadeiras. Acabei descobrindo que o Papa Francisco jamais disse tal blasfêmia, e não tinha me aprofundado no assunto. Mas se todas fossem, o caráter do sacrifício de Cristo na Cruz teria a mesma essência redentora. Mas Oxalá pude me reparar dos meus erros grotescos contra a santa fé católica com a Santa Confissão. Me retrato , agora, de muitas das declarações ecumênicas que dei a pouco tempo atrás, mas continuo vendo no ecumenismo religioso e inter-religioso um método mais radical de se pregar o Evangelho da Salvação.

    Enfim, o venerabilíssimo Padre Amorth revelou muitas verdades ocultas nos seus poderosos exorcismos. O Protestantismo eé uma praga, uma doença. Mas devemos condenar a heresia e não os hereges. Benditos os filhos de Lutero que levam uma vida de castidade, de tolerância e devoção aá Mãe de Deus. Malditos aqueles que A rejeitam como Rainha e Soberana de todo o Universo. Serão lançados no fogo eterno, onde, mesmo assim, reside a misericórdia de Deus. Que Ele, na Sua Bondade, não os castigue mais do que merecem, naquela terrível ausência divina que eé o Inferno.

    Que o nosso Papa rezem cada vez mais pelos nossos irmãos judeus, filho da Velha Aliança, para que perdoem Lutero e o seu antissemitismo nazista.

    Deus te guarde e a Virgem te guie com Seu Amor. +

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.