miércoles, 4 de enero de 2017

EL ECUMENISMO Y LA MASONERÍA EN LA IGLESIA ORTODOXA

El término “Ortodoxia mundana” refiérese a los Patriarcados e iglesias autocéfalas que se llaman Ortodoxas a sí mismas, pero que cayeron en la herejía ecumenista. El ecumenismo es la madre de todas las herejías contemporáneas, ya que busca unir consigo a todas las religiones y sectas bajo auspicio de una pretensa “civilización del amor”, sobreseyendo las diferencias doctrinales. La Religión Ecuménica mundial, al aceptar que todas las religiones, creencias, ideas y dioses por igual conducen a la salvación, se opone a las Sagradas Escrituras y al dogma Unam, Sanctam, Cathólicam et Apostólicam Ecclésiam.
      
El movimiento ecuménico en la Iglesia Ortodoxa ha sido constante en todos los patriarcas constantinopolitanos desde el siglo XX, al igual que la infiltración masónica:
  • Comenzó con el patriarca Joaquín III de Constantinopla, el cual fue miembro de la logia Próodos (Progreso) de Estambul. Este mismo, en 1903, tras ser reelecto como patriarca de Constantinopla, promulgó una encíclica anticipando el movimiento ecuménico, al proponer discernir entre las diferencias y las divisiones para superar los obstáculos que impiden la unidad de los cristianos.
  • En 1920 se publicó una encíclica del patriarca Germán V, donde propugna por el acercamiento entre las distintas iglesias y la unificación de las conmemoraciones más importantes del Cristianismo, a la par que condena el proselitismo misionero como atentado contra el respeto mutuo entre las distintas denominaciones (CUALQUIER PARECIDO CON LOS ANTIPAPAS DEUTEROVATICANOS ES PURA REALIDAD).
  • En 1922, es electo Melecio IV Metaxakis como Patriarca constantinopolitano (Metaxakis se inició en la logia Armonía del Gran Oriente de Grecia en 1909, y alcanzó el grado 33° R.E.A.A. al año siguiente). Melecio IV es recordado porque según informes del embajador griego en Washington al prefecto de Tesalónica, el 17 de Diciembre de 1921, revestido con todos los ornamentos, “tomó parte en un servicio anglicano, se arrodilló en oración con ellos, veneró su Santa Mesa, dio un sermón y bendijo a los presentes” (lo que causó su deposición como Arzobispo de Atenas); y el año siguente presionó para que el Patriarcado Ecuménico aceptase como válidas las órdenes anglicanas, decisión por la cual Roma elevó su protesta (en consonancia con la Encíclica Apostólicæ Curæ del Papa León XIII, que definió que las órdenes anglicanas SON NULAS E INVÁLIDAS EN SÍ MISMAS). Finalmente en 1923 presionó por la aceptación del calendario gregoriano en la ortodoxia, a pesar de que éste fue anatematizado en fecha tan reciente como 1902 (su sucesor Gregorio VII lo implementará en 1924).
  • Basilio III, electo en 1925, se inicia como masón en una logia del Gran Oriente de Turquía (la masonería en esa nación se remonta hacia 1720, e influyó en la política otomana de los siglos XIX y XX. Los líderes del movimiento “Jóvenes Turcos” -Jön Türkler-, entre ellos Mustafá Kemal Atatürk, se iniciaron en la logia Macedonia Risorta -o en la logia Véritas, según otros investigadores- de Tesalónica).
  • Atenágoras es más famoso: él y Pablo VI se levantaron mutuamente las excomuniones de 1054. Atenágoras se inició como masón en Atenas, donde se había trasladado en 1910 tras ser ordenado diácono. En 1952, cuatro años después de ser electo Patriarca constantinopolitano (aunque hay quien afirma que derrocó a su antecesor Máximo V con apoyo norteamericano), presentó una encíclica donde aprobaba que la Iglesia Ortodoxa participaría en el Movimiento Ecuménico y sería miembro (aunque condicionado) del Consejo Mundial de Iglesias. En 1960, organizó la Conferencia Pan-Ortodoxa de Rodas, que comenzó la relación ecuménica entre la ortodoxia constantinopolitana con los monofisitas de Egipto y Siria, siguiendo desde entonces amistosos encuentros y oraciones junto con Pablo IV de Roma (desde entonces el Patriarca conmemora en su liturgia al ‘Papa’ nombrándole en los dípticos) y Michael Ramsey de Canterbury, a pesar que el canon 33 del Sínodo de Laodicea prescribe que ‘nadie debe orar con herejes o cismáticos’, y que el canon 45 de los Santos Apóstoles decreta que ‘si un obispo, presbítero o diácono solamente ha orado con herejes, sea excomulgado; pero si les permite ejercer como clérigos, sea depuesto de su cargo’.
  • Demetrio I fue electo como Patriarca el 16 de Julio de 1972, y siguió los esfuerzos de su predecesor hacia la unificación con los Papistas, Monofisistas, etc. En 1975 estableció la intercomunión oficial con los latinos ‘por economía’ (discrecionalidad pastoral), siguiendose concelebraciones anuales. Cuatro años después, Demetrio anunció la creación de una “Comisión conjunta para el Diálogo Teológico entre la Iglesia Ortodoxa y la Iglesia Católica Romana”, como también la “Comisión conjunta para el Diálogo Teológico entre la Iglesia Ortodoxa y las Iglesias Orientales (monofisistas)”. El 20 de Julio de 1990, en la “Doxología Ecuménica” realizada en el Davies Symphony Hall de San Francisco (California), Demetrio oró junto a muchos clérigos de Roma, monofisistas y protestantes, además de rabinos e imanes (Demetrio decía que los ortodoxos y los musulmanes adoran al mismo Dios).
  • Y de Bartolomé I (masón del Arco Real), que ha superado a sus antecesores Atenágoras y Demetrio, ni hablar: graduado de la Academia Teológica de Halki en 1961, fue ordenado diácono por el superecumenista Melitón de Calcedonia, entonces Metropólita de Imvros y Tenedos. Luego, contrario a la ley canónica, fue oficial de las Fuerzas Armadas Turcas durante dos años, de donde salió a continuar estudios en el Pontificio Instituto Oriental de la Gregoriana en el período 1963-1968. Fungió como vicepresidente de la Comisión Fe y Orden del Consejo Mundial de Iglesias. En 1991, lideró la delegación bizantina a la VII Asamblea General del CMI en Canberra, Australia, donde se realizaron ceremonias paganas. A menudo habla favorablemente del Corán, de la Torá y de la mística musulmana. Su programa de pontificado incluye “la tolerancia y la coexistencia interfe, la protección del medio ambiente y la unidad del mundo en la paz, la justicia, la solidaridad y el amor”, condenando el proselitismo como pecado y usando el ecumenismo como herramienta propagandística y de control en manos de las Naciones Unidas (ME RECUERDA A BERGOGLIO, dirá alguno). 

De las demás iglesias ortodoxas que están bajo la jurisdicción del Patriarcado de Constantinopla, largo sería el contar. Pero tal como el rey, así su grey. La “Ortodoxia Mundana” comenzó más temprano que la Roma Apóstata su aggiornamento (o αναβάθμιση, anabáthmisi), y como ésta, perdió las notas de Canonicidad y Sucesión Apostólica.

3 comentarios:

  1. "...perdió las notas de Canonicidad y Sucesión Apostólica". ¿Una secta heretica como la de los ortodoxos tienen sucesión apostolica? Los herejes están fuera de la Iglesia y por tanto en absoluto pueden administrar lo que no es suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún con el riesgo de entrar en terreno desconocido y peligroso cual es la Ortodoxia, os respondemos: Los sacerdotes y obispos "ortodoxos" conservan la potestad sacramental, mas por el hecho de ser cismáticos pierden la jurisdicción , como lo dice Santo Tomás. Aparte, al igual quen el Sacramento del Orden en el Rito Latino, en el Rito de la cheirotonía, empleado tanto por los Ortodoxos como por los Católicos orientales, es necesario para la validez y legitimidad la forma (imposición de manos del obispo), materia (la oración consagratoria "Oh Dios sin principio ni fin, que eres antes de toda cosa creada, y que honras con el título de Presbítero a aquellos que has encontrado dignos de servir la palabra de Tu verdad en el divino misterio (Sacramento) de este orden: Tú, soberano Señor, preserva en la pureza de vida y en la fe inquebrantable a este hombre que Te plugo ordenar a través de mí por la imposición de manos, imparte graciosamente a él la gracia de tu Santo Espíritu, haciéndolo digno siervo tuyo, complaciéndote en todas las cosas, y ejercitando este gran honor del Sacerdocio que Tú has conferido sobre él por el poder de tu Sabiduría. Porque tuyo es el Reino, y el Poder y la Gloria, oh Padre, Hijo, y Espíritu Santo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén"); e intención (ordenar sacerdotes que ofrezcan la Divina Liturgia -sinónimo del Santo Sacrificio de la Misa-). Dicha intención se deduce de la siguiente oración:
      "Oh Dios, grande en poder e inescrutable en sabiduría, maravilloso en consejo sobre los hijos de los hombres: Tú, Señor, llena con el don de tu Santo Espíritu a este hombre que te dignaste promover al grado de Sacerdote; para que él sea digno de estar en inocencia ante Tu altar, para proclamar el Evangelio de Tu reino, para ministrar la palabra de Tu verdad, para ofrecer a Ti dones espirituales y sacrificios; para renovar a Tu pueblo a través de la fuente de regeneración (Bautismo), a fin que cuando tenga que ir a Tu encuentro, en el segundo advenimiento de Nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, Tu unigénito Hijo, pueda recibir la recompensa del buen administrador en el orden dado a él, por la plenitud de Tu bondad. Porque bendito y magnificado es tu santísimo y mayestático Nombre, oh Padre, Hijo, y Espíritu Santo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén".

      Por tanto, en el efecto sacramental, las ordenaciones ortodoxas son válidas, y así, en el caso de que un sacerdote ortodoxo se convierta al catolicismo, no se le ordena nuevamente (caso contrario a las órdenes anglicanas y deuterovaticanas, las cuales son inválidas DE PLANO, como está definido en Apostólicæ Curæ de León XIII).

      NO SE DESPRENDE DE LO ANTERIOR QUE SEA LÍCITO EN MODO ALGUNO QUE UN CATÓLICO SEDEVACANTISTA RECURRA A LOS CISMÁTICOS PARA RECIBIR LOS SACRAMENTOS, NI SIQUIERA IN EXTRÉMIS.

      Eliminar
  2. Es muy importante este tema en lo que toca a las desviaciones doctrinales.
    La Ortodoxia fue la primera infiltrada por la masonería y no fueron pocas las batallas que los "tradicionalistas" han librado contra los masones que ocupan las sedes de turno.
    En el año 1924, los obispos de la Iglesia ortodoxa de Grecia, con el Arzobispo Chrysostomos (Papadopoulos) a su cabeza, implementaron el uso del calendario gregoriano, cambio que ya había sido discutido en un "Congreso Pan-Ortodoxo" de 1923. En respuesta, el Metropolita Germanos de Demetrias, se retiró como protesta de su pertenencia al Santo Sínodo. El movimiento "Vetero Calendarista" surgió para oponerse a la adopción del que por entes religiosos sería conocido como "Calendario Juliano revisado".
    El movimiento fue sostenido y animado por monjes Athonitas que apoyaban el rechazo al cambio de calendario, cientos de parroquias y su clero se negaron a reconocer el nuevo calendario, así como docenas de monasterios en toda Grecia. Grupos de laicos y hermandades se formaron para mantener el uso del calendario juliano, pese a la persecución que se hizo presente.
    En 1925 ocurrió el suceso más conocido: Una gran cruz luminosa apareció en el cielo sobre una iglesia vetero calendarista (el Monasterio de San Juan el Teólogo en Himeto, Atenas) escondida a causa de las persecuciones, lo que fue admirado por cientos de personas en la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, muchos de los testigos fueron personajes notables de la sociedad e incluso la policía que fueron a arrestar al tumulto causado por este evento, y de los presentes muchos se convirtieron esa noche.2
    En 1935, después de más de 10 años, tres Metropolitas, Germanos de Demetrias, el antiguo Metropolita de Florina, Chrysostomos (Kavouridis) y Chrysostomos (Demetriou) de Zakynthos declararon que el Arzobispo de Athenas era cismático y declararon:3
    "Aquellos que ahora administran la Iglesia de Grecia han dividido la unidad de la Ortodoxia por causa de la innovación del calendario, y han colocado al pueblo griego ortodoxo en dos fracciones opuestas. Ellos no solamente han violado la Tradición Eclesiástica la cual fue consagrada por los Siete Concilios Ecuménicos y sancionada por la antigua práctica milenaria de la Iglesia Ortodoxa, sino que también han tocado el dogma de la Una, Santa, Católica y Apostólica Iglesia. Por tanto aquellos quienes ahora administran la Iglesia Griega, Por causa de su unilateral, anticanónica e impensada introducción del Calendario Gregoriano, se han cortado a su mismos completamente del tronco de la Ortodoxia, y se han declarado a si mismos el ser en esencia cismáticos en relación con las Iglesias Ortodoxas las cuales han permanecido siempre fundamentadas en los Siete Concilios ecuménicos y las leyes ortodoxos y tradiciones, las Iglesias de Jesusalén, Antioquía, Serbia, Polonia, de la Santa Montaña y de la Montaña escabel de Dios de Sinaí, etc....Esto esta confirmado por la Comisión conformada por los mejores juristas y Profesores de Teología de la Universidad Nacional que ha sido asignada para estudiar la cuestión del Calendario,(…) Desde que su Beatitud el Arzobispo de Atenas coloco por si mismo su firma se a declarado a si mismo ser un cismático, que necesidad tenemos de tener testigos para demostrar que el y los jerarcas que piensan como él se han vuelto cismáticos, en esto han dividido la unidad de la Ortodoxia por medio de la innovación del calendario y dividido el alma eclesiástica y étnica del Pueblo ortodoxo griego"

    https://es.wikipedia.org/wiki/Iglesias_ortodoxas_de_Grecia_-_s%C3%ADnodos_veterocalendaristas_griegos#/media/File:Cross_of_Athens_(1925).jpg

    ResponderEliminar