viernes, 17 de marzo de 2017

HIMNO "Glóriam sacræ celebrémus", EN HONOR A LA SÁBANA SANTA

Antiguo Oficio de la Sábana Santa (del Breviario Romano de 1837)
 
Glóriam sacræ celebrémus omnes 
Síndonis: Lætis recolámus hymnis, 
Et piis vetis monuménta nostræ 
Certa salútis;
 
Quæ refert semper veneránda Sindon,
Sánguine impréssis decoráta signis, 
Dum cruce ex alta tulit involútum 
Corpus Jesu.
 
Reddit hæc sævos ánimo dolóres, 
Quos tulit, casum miserátus Adæ, 
Christus humáni géneris Redémptor, 
Morte perémpta.
 
Sáucium ferro latus, atque palmas, 
Et pedes clavis, laceráta flagris 
Membra, et infíxam cápiti corónam 
Monstrat imágo.
  
Quis pius siccis óculis, et absque 
Íntimi cordis gémitu notáta, 
Vívaque indígnes simulácra mortis 
Cérnere possit?
 
Nostra cum solum tibi, Christe, culpa 
Causa tantórum fúerit malórum, 
Nostra debétur tibi vita; vitam 
Dédimus ipsam.
 
Sit tibi, Fili, decus atque virtus, 
Qui tuo inúndum rédimis cruóre, 
Quique cum summe Genitóre, et almo 
Flámine regnas. Amen.
 
V. Tuam Síndonem venerámur, Dómine.
R. Tuam recólimus Passiónem.

Ant. Joseph, vir bonus, et justus, accéssit ad Pilátum, et pétiit Corpus Jesu, quo accépto, invólvit illus in Síndone munda.
 
ORATIO
Deus, qui nobis in sancta Síndone, qua corpus tuum sacratíssimum, e Cruce depósitum, a Joseph involútum fuit, passiónis tuæ vestígia reliquísti: concéde propítius; ut per mortem et sepultúram tuam ad resurrectiónis glóriam perducámur: Qui vivis et regnas cum Deo Patre in unitáte Spíritus Sancti Deus: per ómnia sǽcula sæculórum. Amen.
  
TRADUCCIÓN
Celebremos todos la gloria de la Sábana Santa:
Recordemos con jubilosos himnos
Y devotas oraciones
La señal certera de nuestra salvación.
  
Es importante que sea siempre venerada la Sábana Santa,
Adornada por las señales impresas de la Sangre,
Porque envolvió el cuerpo de Jesús
Tras ser depuesto del alto de la Cruz.
  
Esta Síndone recuerda al alma los terribles sufrimientos
Que padeció, movido a compasión por la caída de Adán,
Cristo, Redentor del género humano,
Derrotando así a la muerte.
    
La imagen muestra el Costado traspasado por la lanza,
Y las manos y los pies atravesados por clavos,
Los miembros lacerados por el flagelo
Y la corona puesta sobre la cabeza.
 
¿Qué persona piadosa puede observar sin lágrimas,
Y sin un gemido desde el profundo del corazón,
Una imagen así grabada y viva
De una muerte tan indigna?

Oh Cristo, pues nuestras solas culpas
Fueron las causas de tan grandes y amargos dolores,
A Ti te debemos la vida: vida que
Justamente te la entregamos.
  
A ti sean dados, oh Hijo, el honor y la gloria,
Tu que redimiste al mundo con tu Sangre,
Y que reinas con el Padre altísimo
Y el Espíritu vivificante. Amén.

V. Tu Síndone, Señor, veneramos.
R. Recordamos tu Pasión.

Ant. José, varón bueno y justo, se acercó a Pilato, y pidió el Cuerpo de Jesús, y tomándolo, Le envolvió en una Sábana limpia.

ORACIÓN
Oh Dios, que nos dejaste la señal de tu pasión en la Sábana Santa, en la cual fue envuelto tu Cuerpo Santísimo cuando por José fuiste bajado de la Cruz; concédenos, piadosísimo Señor, que por tu muerte y sepultura seamos llevados a la gloria de la resurrección. Tú que vives y reinas con Dios Padre, en la unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.