lunes, 24 de abril de 2017

DE “MÁRTIRES ECUMÉNICOS” Y “CAMPOS DE CONCENTRACIÓN”®

Tomado de APOSTOLADO CABALLERO DE LA INMACULADA
 
  
En la basílica de San Bartolomé en la Isla Tiberina de Roma, regentada desde 1993 por la ecumenista Comunidad de San Egidio, hay seis capillas que custodian “memorias” de “católicos”, protestantes y “ortodoxos” asesinados por odio a la fe en las últimas décadas. Por ejemplo, cartas del pastor luterano Paul Schneider ejecutado por predicar en un campo de concentración, y la biblia de Clemente Shabaaz Bhatti, el ministro cristiano de Pakistán asesinado por su labor a favor de las minorías religiosas y acusado por los musulmanes de blasfemia.
 
Durante la “Liturgia de la Palabra”, celebrada por Francisco, intervinieron también parientes y amigos de tres de los numerosos “testigos de la fe”, cuya memoria se conserva en la iglesia de la Isla Tiberina: Karl Schneider, hijo de Paul, pastor luterano ejecutado en 1939 en el campo de Buchenwald porque había definido los objetivos del gobernante Partido Nacionalsocialista Alemán como «inconciliables con las palabras de la Biblia», y Roselyne, hermana del P. Jacques Hamel, asesinado por dos militantes del autoproclamado EI en Ruán de Francia el 26 de julio de 2016, cuando acababa de simular el servicio Novus Ordo.
  
En la homilía que diera Francisco Bergoglio (cuya traducción a la lengua de Cervantes los neoconsuchos de Secrétum no pudieron encontrar, partida de flojazos estos), dijo las siguientes palabras: “los campos de refugiados –muchos de ellos– son campos de concentración, para toda la gente que está allí”, que han suscitado la furia del grupo de presión autodenominado Comité Judío Estadounidense, que ese mismo día expidió el siguiente comunicado:
COMITÉ JUDÍO ESTADOUNIDENSE CRITICA LA REFERENCIA DEL PAPA FRANCISCO A LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN
  
22 de abril de 2017-Nueva York
  
El Comité Judío Estadounidense [AJC] criticó al Papa Francisco por haber llamado a los lugares en Europa donde los migrantes y refugiados están, “campos de concentración”. El Papa hizo sus observaciones durante una visita hoy a una basílica de Roma donde encontró migrantes y recordó su propia visita a la isla griega de Lesbos.
  
“Las condiciones en las que los migrantes viven actualmente en algunos países europeos pueden ser difíciles, y merecen una mayor atención internacional, pero ciertamente no son campos de concentración”, dijo David Harris, presidente del AJC. “Los nazis y sus aliados erigieron y usaron los campos de concentración para el trabajo esclavo y el exterminio de millones de personas durante la Segunda Guerra Mundial. No hay comparación con la magnitud de esa tragedia”.
  
Refiriéndose a los lugares en Europa donde se encuentran detenidos los migrantes y refugiados, el Papa dijo: “Estos campos de refugiados, tantos son campos de concentración, llenos de gente”.
  
“Respetuosamente instamos al Papa a reconsiderar su lamentable elección de palabras”, dijo Harris. “La precisión del lenguaje y de los hechos es absolutamente esencial cuando se hace referencia histórica, sobre todo cuando se trata de una figura mundial tan prominente y admirada”.

En limpio podemos sacar dos cosas: la primera es que desde Juan Pablo II ha aparecido el “Ecumenismo de los mártires”, enarbolado ad náuseam por Francisco Bergoglio y reflejado en el icono que actualmente preside la infausta basílica tiberina, donde aparecen retratados personajes tan variopintos como el luterano Dietrich Bonhoeffer, Oscar Arnulfo Romero, el obispo copto etíope Abuna Petros y Giuseppe Girotti OP (quien acuñó la tristemente célebre frase “hermanos mayores” para referirse a los judíos):
  
  
La segunda, sobre la pretensión estúpida e inútil del AJC de que Francisco Bergoglio reconsidere sus palabras so pretexto de “La precisión del lenguaje y de los hechos [que] es absolutamente esencial cuando se hace referencia histórica”. Además de parecer ellos estar predicando moral en calzoncillos (porque si en algo los judíos contemporáneos se destacan es precisamente por el Holocuento), decimos que es inútil y estúpida esa pretensión porque en los cuatro años y contando que el antipapa Bergoglio regenta la Secta Deuterovaticana NUNCA SE HA RETRACTADO DE LAS BLASFEMIAS Y ASNADAS QUE DICE, NI DE APOYAR A LOS MARXISTAS Y PEDÓFILOS QUE LO RODEAN.
  
No se entienda por ello que estamos negando que han habido asesinatos y genocidios a lo largo de la historia reciente. Simplemente, se trata de recordar que no toda muerte puede clasificarse como martirio, porque sólo existe tal en el Catolicismo; y nadie fuera de la Iglesia puede salvarse, ni aún diciendo morir por Cristo:
“[La sacrosanta Iglesia Romana] Firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la Iglesia Católica, no sólo paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos, puede hacerse participe de la vida eterna, sino que irá al fuego eterno que está aparejado para el diablo y sus ángeles [Mt. 25, 41], a no ser que antes de su muerte se uniere con ella; y que es de tanto precio la unidad en el cuerpo de la Iglesia, que sólo a quienes en él permanecen les aprovechan para su salvación los sacramentos y producen premios eternos los ayunos, limosnas y demás oficios de piedad y ejercicios de la milicia cristiana. Y que nadie, por más limosnas que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia Católica”. (Papa Eugenio IV, Bula Cantáte Dómino. Concilio de Florencia, 14 de Febrero de 1442)

Alguno habrá que por esto venga a “misericordiarnos” tildándonos de blasfemos, supersticiosos, apologistas del odio y demás lindezas, y “caritativamente” emplazándonos ante el Tribunal de Dios. Sepan esos cipayos mendicantes y delicuescentes que NO LES TENEMOS MIEDO, y que seguiremos combatiendo contra el mundo y el correctismo político.

2 comentarios:

  1. “Gracias por estar aquí y por la oración en esta Iglesia de los mártires. Pensemos en la crueldad, la crueldad que hoy se cierne sobre mucha gente; la explotación de la gente… La gente que llega en barcazas y se quedan en países generosos como Italia y Grecia que les acogen, pero luego los tratados internacionales no dejan… Si en Italia cada municipio acogiera a dos inmigrantes habría espacio para todos. Y que esa generosidad del Sud, de Lampedusa, de Sicilia, de Lesbos se pueda contagiar un poco al norte. Sí, somos una civilización que no tiene hijos, pero también cerramos las puertas a los inmigrantes. Eso se llama suicidio. Oremos”. (Antipapa Francisco I, Discurso de despedida de San Bartolomé en la Isla Tiberina, 22 de Abril de 2017)

    Escuchá bien Francisquito, pedazo de imbécil: ¿Por qué no les decís a los europeos que vivan su fe cristiana, que se casen, que manden los anticonceptivos al carajo y que tengan hijos, en vez de estarle diciendo a las familias católicas que dejen de (cito tus palabras) “parir irresponsablemente como conejos”? Porque al paso que están las cosas, tu querida Europa muy pronto se volverá Eurabia.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.