jueves, 27 de abril de 2017

EL ADOCTRINAMIENTO POLÍTICO EN LAS UNIVERSIDADES CHINAS

Noticia tomada de ASIANEWS.IT
  
En China sigue creciendo el adoctrinamiento ideológico en las universidades, incluso a pesar de que aumentan las señales de rechazo de los estudiantes. Es la tesis de Zi Yang, investigador independiente y consultor de la Fundación Jamestown sobre cuestiones chinas. Él tiene un curso de doctorado en la Universidad de Georgetown y otro en la Universidad George Mason. Por gentil concesión de la Fundación Jamestown, (Traducción a cargo de AsiaNews).
 
Estudiantes chinos en uno de los eventos organizados como propaganda del Partido
  
Pekín (AsiaNews)- En un sistema en el cual los ministros son incentivados a señalar sólo las buenas noticias, el pasado 12 de marzo la declaración pública del Ministro de Educación sobre los fracasos de la Educación Política e Ideológica (思想 政治 教育 -sī xiǎnɡ zhènɡ zhì jiàoyù-, en adelante EPI) en las universidades chinas tomó a todos de sorpresa (FRI12 de marzo). El 9 de diciembre de 2016, en ocasión de una conferencia sobre el trabajo ideológico y político en las universidades, se inició una campaña para intensificar la EPI. Durante la conferencia, el presidente Xi Jinping reafirmó con fuerza la supremacía del marxismo y del socialismo en las instituciones chinas de aprendizaje superior y alentó para reforzar el trabajo ideológico y político para adoctrinar a los 37 millones de estudiantes universitarios en el país (Xinhua9 de diciembre de 2016). Sin embargo, las críticas del Ministro de Educación indican que la Epi no está teniendo éxito.
  
El statu quo de la EPI
Las universidades chinas tienen una larga historia de radicalismo que suscita miedo entre las elites del Partido. Ya sea el movimiento de la Guardia Roja, como las demostraciones estudiantiles de 1989 o las recientes protestas nacionalistas, el campus universitario, con su propensión al pensamiento libre, es un lugar en el cual el Partido no puede permitirse dejar irse a las redes. Las universidades chinas son controladas firmemente por el Estado a través de las financiaciones y el nombramiento de la dirección administrativa. También las universidades privadas independientes están cayendo bajo el control de los secretarios del Partido, nombrados recientemente con la clara intención de ser “la espina dorsal del trabajo ideológico y político (China Wenming Online13 de enero)”.
   
Según las investigaciones conducidas por los investigadores chinos, el Partido goza del apoyo de la mayoría entre los estudiantes universitarios. Un sondeo demuestra que el 73,3% “apoya” o “sostiene fuertemente” a la dirigencia del Partido [1]. Aunque si debemos ser conscientes que el clima político de China influencia a fondo el modo en el cual los entrevistados responden a un sondeo, la investigación demostró que el Partido tiene un buen nivel de consentimiento entre los estudiantes universitarios [2]. Sin embargo, el apoyo de los estudiantes a la EPI, el programa de adoctrinamiento firmado por el Partido es relativamente bajo.
 
Mezclando marxismo, patriotismo y algunos valores tradicionales chinos, la EPI mira a recoger la aprobación de masa del Partido, su ideología y su gobernancia. Enseñada como curso obligatorio, un estudio demuestra que el 64% de los estudiantes está “insatisfecho” de la EPI, con otro 17,9% “muy insatisfecho” [3]. Además el 505 de los entrevistados en otro estudio encuentra que la EPI es “casi inútil”, pero se esfuerza en frecuentarla a causa del poco entusiasmo de los estudiantes [4]. No obstante el interés por la Cultura Roja (红色 文化, hóngsè wénhuà), una serie de valores culturales publicitados por el gobierno y basados en la experiencia revolucionaria del Partido comunista chino, una notable minoría (28,3%) de los estudiantes considera aburridos los eventos de la Cultura Roja (un componente de la EPI). Más de la mitad (53,2%) declaró que está obligado a participar y el 60,5% ve a estos eventos como irrelevantes para la vida real [5].
  
¿Por qué la EPI es tan mal vista?
El adoctrinamiento político es raramente divertido, en particular para los estudiantes que viven en una sociedad relativamente abierta. Mientras los estudiantes piden más discusiones, debates y trabajo en el campo, los docentes de la EPI pueden continuar solo con las lecciones monótonas porque cualquier ejercicio que implique un análisis crítico destruiría la imagen perfecta del marxismo [6]. Así, mientras los estudiantes universitarios chinos odian la EPI por ser un “curso de una sola voz” (一言堂, yī yán táng), donde el docente domina la conversación, los cambios son menos probables desde el momento que podrían destruir la EPI en su integridad [7].
 
La EPI está combatiendo una batalla en subida en tres áreas. El aumento del uso de internet por parte de los estudiantes universitarios chinos está corroyendo la mordaza de la ideología oficial. Por ejemplo, el decantado mito del Partido comunista chino como pilar de la expulsión de los invasores japoneses está lentamente perdiendo apoyadores, porque siempre más estudiantes están aprendiendo la verdad por internet [8]. El 80% de los estudiantes universitarios chinos gastan más de dos horas diarias navegando en la Web, el 92% afirma que usa internet como fuente de información y el 88,9% usa Weibo (el equivalente chino de Wahtsapp), dos app que permiten a los estudiantes un mínimo de privacidad cuando se habla de cosas actuales [9].
 
La llegad de la religión organizada en los campus chinos constituye otra amenaza para la ideología oficial. Además de ofrecer tranquilidad mental, los grupos religiosos organizados representan una red de seguridad social para los estudiantes, respecto a las organizaciones políticas comunistas que están llenas de corrupción y de exclusivismos. Estudios recientes demuestran que el interés por la religión está adquiriendo fuerza en las escuelas chinas, hasta en la Liga de la Juventud Comunista [10]. El 38% de los estudiantes no sabe que los miembros del Partido deben ser ateos y un tercio (31,4%) no teme al proselitismo en los campus, actividad prohibida por el Estado [11]. Mientras que el creciente interés por la religión no puso en discusión el dominio del Partido en los campus, una tendencia podría crear problemas en el futuro próximo. En un sondeo en las universidades de Xinjiang, el 5,8% de los entrevistados cree que se pueda imponer una religión [12]. En modo más alarmante, el 8,6% concuerda con la extrema posición de difundir la propia religión con medios violentos [13].
  
Los educadores de la EPI enfrentan ulteriores dificultades en las áreas dominadas por las minorías étnicas y religiosas, en particular entre los tibetanos y musulmanes turcos de Xinjiang. Pocos de estos grupos han desarrollado un rol importante en los eventos del siglo XX que hayan condicionado la psique china contemporánea. Frente a los mongoles y a los musulmanes hui, que se aliaron con los comunistas en la lucha contra Japón, los tibetanos y los musulmanes turcos no han jugado un rol en la guerra de resistencia contra Japón (1937-1945), que constituye el núcleo de la narrativa nacional del PCCh. Además, la doctrina anti-religiosa del marxismo hace difícil la enseñanza de la EPI a los estudiantes universitarios tibetanos, que tienen en gran consideración al lamaísmo. La mayor parte de los tibetanos viven toda su vida según los preceptos del budismo y mantienen una profunda reverencia por sus líderes religiosos. Enseñar que la religión es una cosa obsoleta no sólo es profundamente ofensivo para los tibetanos, sino también contraproducente para la EPI en general [14]. Lo mismo se puede decir por Xinjiang, donde los musulmanes turcos constituyen más de la mitad de la población de la provincia. También si los estudiantes ofrecieran una adhesión de fachada en modo de poder licenciarse, el sistema de la pedagogía doctrinaria no es en realidad ganadora en sus corazones y en sus mentes.
  
El rol del consultor político
Fuera de las clases, los consultores políticos (政治 辅导 员 -zhènɡ zhì fú dǎo yuán-, en adelante los CP) atienden las necesidades globales de un estudiante que asiste a la universidad y son los encargados de modelar sus valores ideológicos y políticos. Como “columna dorsal de la educación ideológica y política de los estudiantes universitarios, los CP son los “organizadores, los que ponen en acto y los mentores de los estudiantes universitarios en la educación y en el manejo ideológico y político en el día a día” (Ministerio de Educación, 23 de julio de 2006).
 
Al trabajar en estrecho contacto con los cuadros académicos seleccionados, los CP difunden el mensaje del Partido cuando los estudiantes se encuentran fuera del aula. Si bien la ley prevé que haya un CP por cada 200 estudiantes, en realidad la falta de personal hace que la brecha en esta relación sea mucho más alta. Uno por cada 300 o 400 no deja de ser un número habitual. En casos extremos, se ha referido que un CP puede tener que ocuparse de incluso 1000 estudiantes, lo cual torna imposible el trabajo [15].
 
Además de estar sobrecargado de trabajo, el 56% de los CP está insatisfecho con su salario y con los beneficios que recibe. Sumado a un ambiente laboral ya de por sí tenso, los CP están gobernados por un régimen de doble comando, en el cual la dirección académica y el departamento competente pueden emitir, de tanto en tanto, directivas contrastantes entre sí [16].
  
En semejantes circunstancias, no es ninguna sorpresa descubrir que algunos CP ni siquiera están de acuerdo con la línea del Partido. Un sondeo muestra que el 31,92% de los CP no cree en el dogma marxista de que una sociedad comunista es inevitable. Lejos del relato del gobierno, casi la mitad de los CP (47,%) no cree que la brecha salarial vaya a cerrarse en 10 años [17].
 
El rol de las Divisiones de Protección
Si los docentes de la EPI y los CP son la “zanahoria” del adoctrinamiento político, entonces las Divisiones de Protección (保卫 处, bǎowèi chù) son el “bastón” que controla el comportamiento a nivel político. Presente en toda burocracia universitaria, la División de protección tiene varias funciones: la seguridad pública, la prevención de incendios, el registro de los visitantes y de los trabajadores temporarios y, sobre todo, la policía política. Bajo el mando de cada División de Protección hay una Sección de Protección Pública (政 保 科 -zhèng bǎo kē-; en adelante SPP). Mientras que el nombre cambia según la universidad, la misión del PPS siempre sigue siendo más o menos la misma: propagar la ideología oficial y contrastar cualquier intento de influenciar a los estudiantes por parte de las “fuerzas hostiles”. Si bien la SPP no es una fuerza de la seguridad pública, está facultada para indagar [18]. Los informantes de la protección política (政 保 信息 员, zhèng bǎo xìnxī yuán), que son seleccionados del cuerpo de estudiantil, son los “ojos y oídos (耳目, ěrmù)” de la SPP (Xi’an Shiyou University, 6 de junio de 2014).
 
En vista del secreto que rodea el trabajo que realizan, la mayor parte de las SPP no publica las funciones que desempeña, pero la SPP del Instituto de Tecnología de Harbin, denominada Oficina Política de Protección y Seguridad del Estado (政 保 国 安 办, zhèng bǎo guó ān bàn), afirma claramente las responsabilidades que le competen según se enumera a continuación:
  1. Responsable de la propaganda y la educación para el concepto de la seguridad nacional, la conciencia enemiga y la estabilidad política.
  2. Responsable de la comprensión, el control, la supervisión y la educación ideológica de las personas clave que pueden influir en la estabilidad política.
  3. Responsable de investigación y recopilación de información; captar las tendencias ideológicas entre los profesores y estudiantes de una manera oportuna y precisa, para proporcionar la base para la toma de decisiones de los directivos.
  4. Colaborar con la seguridad pública y la policía de seguridad del Estado en la detección e investigación de casos que ponen en peligro la seguridad del Estado.
  5. Responsable de la seguridad de los líderes importantes y de los dignatarios extranjeros. Ayudar a los organismos pertinentes en la aplicación de medidas de seguridad para los expertos extranjeros, profesores, estudiantes de intercambio, compatriotas de Hong Kong, Macao, Taiwán y los visitantes extranjeros.
  6. Ayudar a los organismos competentes para prevenir y sancionar la infiltración, la incitación y el sabotaje de las escuelas por parte de las fuerzas hostiles nacionales y extranjeras, las fuerzas religiosas ilegales y las fuerzas separatistas étnicas.
  7. Ayudar a los organismos que se ocupan de gestionar de modo seguro el sistema de red informática del campus e identificar las fuentes de información perjudiciales.
  8. Ayudar a los organismos competentes en el trabajo reservado.
  9. Llevar a cabo una revisión de la política del personal escolar, de acuerdo con los requisitos de los organismos pertinentes.
  10. Ayudar a los organismos competentes en la gestión de las asociaciones de estudiantes.
  11. Ejecutar el trabajo básico. Establecer y mejorar la gestión de los distintos archivos de datos.
  12. Ayudar a otras secciones y oficinas en el cumplimiento de las tareas. Completar cualquier misión asignada por el director de la división (Harbin Institute of Technology).
  
En esencia, la SPP es el monitor de la seguridad en el campus y la uniformidad ideológica, además de servir como un trabajo de contrainteligencia. Mientras que el personal del EPI se centra en la pedagogía, la misión de la SPP es mantener apartados a gente e ideas no oficiales. Es probable que este régimen represivo reciba más inversión estatal debido a los riesgos asociados a la liberalización de la EPI.
 
Conclusiones
Entre los estudiantes universitarios chinos, el apoyo al Partido y el gobierno sigue siendo fuerte, al menos en lo formal. Sin embargo, la mayoría de los estudiantes mostraron su descontento con la EPI y su imposibilidad de asistir a cursos de formación adicionales privados de métodos liberales de enseñanza. En el futuro, es probable que el Estado refuerce la EPI de la siguiente manera: En primer lugar, el Estado va a tratar de ejercer un mayor control en la esfera de la informática, el bloqueo de las fuentes alternativas de información popular entre los estudiantes, incluso intensificando la propaganda y la contra-propaganda en Weibo y WeChat.
  
En segundo lugar, se formará un mayor número de ordenadores para paliar la falta de personal actual. En tercer lugar, se dedicará más atención al adoctrinamiento en las zonas étnicas, especialmente entre los tibetanos y los turcos musulmanes, más susceptibles a lo que el Estado define como los "tres males": el terrorismo, el separatismo y el extremismo religioso. Por último, habrá un nuevo impulso contra la propagación de la religión en las escuelas, una tendencia que, de no controlarse, presentará importantes desafíos a la hora de ganarse las mentes jóvenes más brillantes de China.
  
NOTAS
[1] Jianbo Dai, “‘90后’大学生政治认同实证研究——基于湖北七所高校的调查分析 [An Empirical Study of Political Identity of College Students Born after 1990—a Study Based on Surveys of Seven Hubei Universities]”, en Higher Education Exploration, no. 7 (Julio de 2016), p. 105.
[2] Yingna Huang, “大学生践行社会主义核心价值观的现状调查——基于沈阳高校的证据 [The Current Situation of University Students’ Socialist Core Values]”, en Modern Education Management, no. 11 (Noviembre de 2016), p. 99.
[3] Xingyu Chen, “高校思想政治理论课实践教学调查研究——以云南省7所高校为例 [Investigation on Practical Teaching of the Ideological and Political Theory Course in Colleges and Universities: Taking Seven Colleges and Universities in Yunnan Province as Examples]”, en Journal of Dali University, no. 5 (Mayo de 2015), p. 89.
[4] Weixia Zhang et al., “地方院校大学生时政参与现状反思研究——以S高校为例 [Reflections on College Students’ Political Participation in Local Universities: Taking S University as an Example]”, en Meitan Higher Education, no. 3 (Mayo de 2016), p. 71; Xingyu Chen, p. 91.
[5] Shengqi Luo, Chao Wang, y Qingzhi Zheng, “‘大学生对高校红色文化教育认同与要求’的调查及启示 [A Survey of ‘Student Recognition and Demand of Red Culture Education in Universities’ and Its Enlightenment]”, en Shanghai Journal of Education Evaluation, no. 5 (Octubre de 2016), p. 55; Ibid, p. 57.
[6] Haoye Wang y Wu’er Yan, “95后大学生对思想政治教育的认识探析——以北京交通大学为例 [An Analysis of Post-1995 Undergraduates’ Understanding of Ideological and Political Education—using Beijing Jiaotong University as an Example]”, en Journal of Chinese Youth Social Science, no. 4 (Julio de 2016), p. 104.
[7] Tingjian Lang y Bingzhuo Bai, “高校思想政治理论课的困境及对策——基于一线从教人员的观点 [Dilemma and Countermeasures of Ideological and Political Course in Colleges and Universities—Based on the Viewpoints of Teaching Faculty]”, en Social Sciences Journal of Universities in Shanxi, no. 6 (Junio de 2016), pp. 44–45.
[8] Qingxin Shi y Anzhou Fu, “‘中国共产党抗战中流砥柱作用’的认同及其影响因素——基于武汉市四所高校的问卷调查 [Identity and Its Influencing Factors of the Idea ‘The Chinese Communist Party as the Mainstay in the War of Resistance against Japan’— Based on the Questionnaire Survey of Four Universities in Wuhan]”, en Theory and Reform, no. 3 (Mayo de 2016), p. 83.
[9] Na Chen, “新媒体环境下高校思想政治理论课教师媒介素养面临的挑战和应对 [Challenges to Teachers of Ideological and Political Course in Colleges on Their Media Literacy in the Circumstances of New Media]”, en Journal of Urumqi Vocational University, no. 3 (Septiembre de 2016), p. 15; Qing Min, “高校大学生网络政治参与现状与对策研究——基于鄂西北四所高校为例实证分析 [Current Situation of College Students’ Online Political Participation and the Countermeasures: An Empirical Research in Four Northwest Universities of Hubei Province]”, en Journal of Jilin Institute of Chemical Technology, no. 4 (Abril de 2016), p. 46.
[10] Jianhui Liang, “高校宗教热与思想政治教育现状的对比与分析——基于对全国1200名大学生的实证调查 [Comparative Analysis on the Current Situation of Religious Fever and Ideological and Political Education in Colleges and Universities— Based on an Empirical Investigation of 1200 National College Students]”, en Journal of Guangzhou Institute of Socialism, no. 3 (Julio de 2016), p. 104.
[11] Hongmei Wang y Lin Gui, pp. 55–56.
[12] Fayang Chen, “新疆高校大学生宗教渗透现状调查结果分析 [An Analysis of the Survey of Religious Penetration of College Students in Xinjiang]”, en Inheritance & Innovation, no. 10 (Octubre de 2015), p. 119.
[13] Ibid, p. 120.
[14] Shuguang Liu, “藏区高校思想政治理论课教学中的困境与宗教资源的有效利用探析——以甘肃民族师范学院为例 [Difficulties in the Teaching of the Ideological and Political Theory Course and the Effective Use of Religious Resources in Tibetan Universities—Taking Gansu Normal University for Nationalities as an Example]”, en Course Education Research, no. 23 (Agosto de 2016), p. 64; Longhua Wang, “浅谈高校政治辅导员选用学生干部的方法 [On Political Counselor’s Methods of Choosing Student Cadres in Colleges and Universities]”, en Journal of Harbin Vocational & Technical College, no. 2 (Marzo de 2013), p. 76; Hongxia Zhou, Xuelong Yang, and Kui Liu, “高校辅导员心理健康状况及对策分析——基于浙江省2231名辅导员的实证调查 [Analysis of Status Quo of and Solutions to Mental Health of College and University Counselors: Empirical Investigation into 2231 Counselors in Zhejiang Province]”, en Journal of Zhejiang Normal University (Social Sciences), no. 6 (Noviembre de 2015), p. 92.
[15] Yaya Li y Guodong Zhang, “人本视域下高校辅导员队伍建设探析——基于甘肃省897名辅导员的调查 [Construction of College Advisors Team with Humanistic Vision—Based on the Investigation of 897 Counselors in Gansu Province]”, en Journal of College Advisor, no. 5 (Octubre de 2016), p. 38; Haijun Zhao y Junping Fan, “高校政治辅导员思想政治工作的心态现状 [The Mental State of Ideological Political Work of Political Instructors in Colleges and Universities]”, en Heilongjiang Science and Technology Information, no. 36 (Diciembre de 2012), p. 231.
[16] Yaya Li y Guodong Zhang, p. 36; Nan Zhao et al., “马克思主义信仰困境与境界超越——对20所高校辅导员的实证研究 [The Plight of Marxist Beliefs and beyond Based on a Survey of College Counselors from 20 Universities]”, en Journal of Chongqing University (Social Science Edition), no. 2 (Marzo de 2016), p. 197.
[17] Ibid, p. 195.
[18] Tianling Wang y Haobin Chi, “新形势下高校保卫工作的创新 [The Innovation of College Security Work in the New Situation]”, en Ability and Wisdom, no. 27 (Septiembre de 2016), p. 164.

No hay comentarios:

Publicar un comentario