martes, 2 de mayo de 2017

LA CAPITULACIÓN DE FELLAY, FRENADA ANTE EVENTUAL DESERCIÓN MASIVA

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO
  
¿Están los bancos de la Neofraternidad de Bernard Fellay ocupados por tránsfugas?
La fellayana capitulación ante la Secta Montiniana del Nuevo Orden está frenada: Fellay no puede firmar la Declaración Doctrinal porque los líderes entre su propia gente amenazan con desertar.
No todas las pequeñas moscas de la Neofraternidad están ansiosos de volar a la telaraña Novus Ordo, y ¿qué es esta iglesia a la cual Fellay todavía desea volar? Ella está rápidamente pasando del protestantismo al paganismo.
 
Queridos Padres de TRADITIO:
 
Los deuterovaticanos engañadores están complotando para sus viejos trucos nuevamente. La verdad es que la degradada Comisión conciliar Ecclésia Dei profirió esa insignificante declaración doctrinal breve a Bernard Fellay para firmarlo. Eso era nada, realmente; era una simple bagatela. Sin embargo, muchos de los superiores de la Neo-FSSPX vieron a través del engaño: era una capitulación para la FSSPX y para la verdad de la Fe Católica. Así que ellos amenazaron con retirarse si se atrevía a firmarlo. Si lo firma, ellos se irán, llevándose consigo una gran parte de la Fraternidad. La viuda negra deuterovaticana entonces perdería la mitad de su cena.
 
Así, ahora, la deuterovaticanidad le ha dicho a Fellay que los mayores jugadores en la Curia rechazan la cereza de la prelatura personal. El Vaticano quiere hacer ver como si no fuera la Neofraternidad quien rechaza el acuerdo, sino los liberales e incluso los neoconservadores de la pos-iglesia. Se dijo que el mismo Francisco Bergoglio, hablando a travéz de su portavoz, el periodista Andrea Tornieli, rechazará la prelatura personal. En otras palabras, la prelatura personal es como una gema valiosa que la deuterovaticanidad posiblemente no puede permitirse concederla a Fellay. “Lo sentimos. Cometimos un error. Es demasiada concesión para la Neo-FSSPX”.
 
Sin embargo, quizás, sólo tal vez, si Fellay se arrodilla ante el cardenal Müller, jefe de la Doctrina Conciliar (Fellay todavía es demasiado indigno de arrodillarse ante Bergoglio mismo), el Vaticano sólo podría -si Fellay puede inventarse suficientes Cruzadas de Rosarios- concederle la gema de la prelatura personal después de todo. Pero podría ser casi imposible que la Roma Modernista lo haga, de tan fuerte la oposición de la izquierda radical que la controla. A fin de tener esa magnífica prelatura personal, Fellay tendría que firmar el pequeñito acuerdo doctrinal, esa simple bagatela. Incluso en ese escenario, sus posibilidades de éxito no son tan buenas.
 
La cereza, el premio, es de hecho, un veneno y una trampa; ¡y la trampa no es una simple bagatela! Hoy, la Neo-FSSPX todavía es libre como un ave, incluso aunque Fellay ha estado llevándola a la jaula del Novus Ordo desde el 2000. Pero aún está libre por el momento. El Vaticano cisma amenaza con retirar la trampa si Fellay no capitula, y la deuterovaticanidad ha contratado liberales de fuera, como Tornielli, para hacer ver que la trampa es, por supuesto, un paraíso en la tierra. Es una bella bailía, que Fellay puede hipotéticamente gobernar como barón hasta que cumpla 75 en el 2033 (¡si él cesa incluso un año en este promedio!).
 
La buena noticia es que la Antiroma se ve obligada a jugar estos juegos porque Fellay no puede firmar. No puede firmar porque los líderes entre su propia gente no se irán con él. No todas las pequeñas moscas de la Neofraternidad están animadas a volar en la telaraña Novus Ordo. Algunos de ellos han visto lo que le pasa a tales moscas, como las de los Franciscanos de la Inmaculada, los Caballeros de Malta, los Redentoristas Transalpinos, el Instituto del Buen Pastor, la Fraternidad de San Pedro, y el Instituto de Cristo Rey. Sus sacerdotes deben predicar en el púlpito sermones insulsos del Novus Ordo porque no se atreven a confrontar al antipapa marxista y sus obispos que gobiernan la deuterovaticanidad.
 
¿Y qué es esta neo-iglesia a la cual Fellay aún desea volar? Se está moviendo rápidamente del protestantismo al paganismo. Aquellos que tienen algo de fe deben huir mientras pueden. Y ellos necesitan huir a alguna parte, que es el por qué la deuterovaticanidad quiere tragarse la obra del Arzobispo Lefebvre de una vez por todas. Ahora sólo existe el remanente en las iglesias, capillas y oratorios católicos tradicionales independientes, y en las organizaciones católicas tradicionales independientes, como la Sociedad San Pío V, la Congregación María Reina Inmaculada, la Resistencia Tradicional, etc.
 
Como Nuestro Señor indicara en la Escritura, al final sólo quedará un remanente en todo caso. Los verdaderos Católicos necesitan tener la certeza de que están en ese remanente, no caer en en las redes de la viuda negra.

PETER (Corresponsal de TRADITIO en Canadá).

No hay comentarios:

Publicar un comentario