miércoles, 31 de mayo de 2017

ORACIÓN A MARÍA, REINA INMACULADA

La oración cuenta con Imprimátur de Mons. Georges-Louis-Camille Debray, Obispo de Meaux, dado el 26 de Abril de 1958:
María Reina Inmaculada, mirad a nuestro pobre mundo trastornado y enfermo; Vos conoceis nuestras miserias y nuestras debilidades, tened piedad de nosotros.
 
Jesús os ha dado derecho sobre toda la humanidad, Él os ha confiado los tesoros de sus gracias. Él quiere concedernos por vuestra intercesión su perdón y su misericordia. Por eso en las horas de angustia, nos volvemos hacia Vos que sois nuestra única esperanza. Reconocemos vuestro reinado universal y queremos vuestro triunfo.
  
Tenemos necesidad de una Madre y de su Corazón. Sed la aurora luminosa que disipe nuestras tinieblas y nos muestre el verdadero camino de la vida. Sed la fuente inagotable donde vengamos siempre a beber el valor, la confianza y el amor. Sed el lazo que una a todos los hombres y el símbolo de la paz. Sed la Madre de los días de grandes pruebas que salva en las horas de peligro. Amén.
 
¡Oh María Reina Inmaculada, triunfad y reinad! (3 veces)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.