jueves, 8 de junio de 2017

LOS “CABALLEROS DE LA VIRGEN”, ¿COMISARIADOS?

Noticia tomada de LA NUOVA BUSSOLA QUOTIDIANA. Traducción tomada de APOSTOLADO CABALLERO DE LA INMACULADA.
La vaticana Congregación para los religiosos e Institutos de Vida consagrada está para darle vida a una visita apostólica frente a una asociación internacional de fieles, los Heraldos del Evangelio, la primera que surgió en el tercer milenio de la Gracia, y que ha tenido un desarrollo grandísimo en los últimos años. Según fuentes confidenciales internas en la Congregación, que es dirigda por el cardenal brasileño João Braz De Aviz, y su secretario, el franciscano español José Rodríguez Carballo, debería ser inminente la formación de una escuadra compuesta por un obispo, una monja y un canonista para indagar sobre los Heraldos del Evangelio. Se ignora cuáles sean las motivaciones de esta iniciativa. El fundador es monseñor João Scognamiglio Clá Dias; y el hecho que sea admirador de Plinio Corrêa de Oliveira, un grande exponente del tradicionalismo católico brasileño, desaparecido en el 1995, es ya motivo suficiente de sospecha ante la actual gestión vaticana.
 
Los orígenes de los Heraldos se remontan a los años sesenta, cuando un grupo de jóvenes Católicos de São Paulo, Brasil, dirigido por João Scognamiglio Clá Días, Pedro Paulo de Figueiredo y Carlos Alberto Soares Corrêa, comenzaron a reunirse para discutir, reflexionar y orar juntos. La asociación nace (bajo la inspiración de Juan Pablo II) en 1999 con la aprobación canónica del Obispo de Campo Limpo, Emilio Pignoli. El 22 de febrero de 2001, el Pontificio Consejo para los Laicos decreta el reconocimiento de los Heraldos del Evangelio como asociación internacional de fieles de derecho pontificio.
 
Compuesta principalmente por jóvenes, esta Asociación, que cuenta con miles de miembros, está presente en 78 países en los cinco continentes. Sus miembros, de vida consagrada, son célibes y se dedican integralmente al apostolado, viviendo en casas destinadas específicamente a muchachos o muchachas, que alternan la vida de recogimiento, el estudio y la oración con actividades de evangelización en diócesis y parroquias, dando gran importancia a la formación de la juventud. Los Heraldos no profesan votos y viven en estado laical, excepto algunos que escogen el sacerdocio. El desarrollo de los Heraldos del Evangelio ha llevado a la formación de una rama sacerdotal y de la Sociedad Clerical de Vida Apostólica de Derecho Pontificio “Virgo Flos Carméli”, y a una sociedad femenil, “Regína Vírginum”. Su campo de actividad principal concierne el arte, la cultura y la formación de los jóvenes; pero también en las universidades y escuelas tienen actividades de asistencia a los ancianos abandonados, y están presentes en zonas desoladas, como la Tierra del Fuego.
 
No es claro por cuál motivo se tendrá esta visita apostólica. Pero el prefecto de la Congregación para los Religiosos, Braz de Aviz, ha declarado recientemente que es oportuno tener un ojo vigilante sobre las “nuevas realidades eclesiales”, cuyos fundadores tal vez se revelan poco idóneos para manejar la riqueza de vocaciones y de medios financieros. Y por otro lado vemos que desde hace cuatro años está en curso el comisariato de los Franciscanos de la Inmaculada, obrado sin nunca haberse declarado la causa del procedimiento. Vemos –es noticia de estos días– que la Congregación, después de perder la causa civil para obtener la gestión de las propiedades de los FFI, confiada por Casación a las asociaciones de laicos, está haciendo presión sobre el padre Stefano Manelli, recluído en su domicilio, obligándolo bajo amenaza de sanciones canónicas, para que convenza a los laicos a privarse de las propiedades.
  
Una intervención de cuasi-comisariato también sucedió con la Familia religiosa del Verbo Encarnado, nacida en la Argentina en 1984, y extremadamente próspera. Tienen hasta el momento cerca de 800 padres, 2000 monjas y más de 700 seminaristas. Y como si fuera poco… La lista de los países en que operan es impresionante: Argentina, Perú, Rusia, Israel, Taiwán, Tayikistán, Albania, Brasil, Canadá, Chile, Ecuador, Egipto, España (Tenerife), Estados Unidos, Holanda, Islandia, Italia, Jordania, Palestina, Papúa Nueva Guinea, Kazajistán, Túnez y Ucrania, ¡A propósito de periferias!
 
Mas, problemas más o menos reales y las acusaciones más o menos fundadas contra sus fundadores, las características que unen estos movimientos son generalmente tres: están ligados a la tradición de la Iglesia (tomistas, más que rahnerianos, devotísimos a la Virgen de Fátima, comprometidos –como el Verbo Encarnado en Roma– diariamente en manifestaciones a favor de la vida); tienen muchas vocaciones, lo que parece ser ahora motivo de sospecha por parte de la jerarquía y de los obispos; y disponen de medios económicos consistentes.
  
Hasta aquí el informe de Marco Tossati. Ahora bien, hay otros elementos para tal intervención:
  
Aparente y alegadamente fue filmado un “exorcismo” realizado en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario en la Sierra de la Cantarera, sede central de los Heraldos del Evangelio (Evangélii Præcónes), realizado por “Monseñor” João Scognamiglio Clá Dias EP delante de jóvenes del círculo heraldista en el marco de una “missão para o exorcistado” (“exorcismo” que a juzgar por los gestos y procedurías más parece de esas sesiones de “liberación” de los pentecostales y los carismáticos que al ritual Católico Tradicional). Ante el caso, el pasado 12 de Mayo, el obispo diocesano de Bragança Paulista expidió el siguiente comunicado:
 
TRADUCCIÓN
DIÓCESIS DE BRAGANÇA PAULISTA
São Paulo, Brasil
 
COMUNICADO
El Obispo de la Diócesis de Bragança Paulista, teniendo a la vista las consultas que le han sido dirigidas respecto al “Padre realizando rito de Exorcismo”, aclara, para conocimiento general y en favor de la verdad, que ningún Padre, diocesano, religioso y/o miembro de Instituto, incardinado o no y/o residente en el territorio diocesano, aún en situación de domicilio temporal, recibió licencia especial (Can. 1162 § 2) para realizar el rito de exorcismo canónico.
  
Realza, otrosí, que quien lo hiciere sin la debida licencia especial está incurriendo en delito canónico, y que en casos concretos, serán tomadas medidas inmediatas, indicadas por la Iglesia.
 
Bragança Paulista, 12 de mayo de 2017.

(Fdo.) Dom Sérgio Aparecido Colombo
Obispo diocesano
Como aquel que sirve

(Lugar del Sello)
 
(Fdo.) Mons José Correa
Canciller del Obispo
  
*****
 
ERRATA
En el comunicado de la Diócesis de Bragança Paulista del 12 de mayo de 2017, donde se lee: Can. 1162 § 2, léase Can. 1172 § 1 y 2 del Código de Derecho Canónico.
 
Bragança Paulista, 16 de mayo de 2017.
 
(Fdo.) Mons José Correa
Canciller del Obispo
  
Recapitulando, João Scognamiglio Clá Dias fundó los Heraldos del Evangelio (más conocidos en España como Asociación Cultural Salvadme Reina de Fátima y allende la Mar Océana como Caballeros de la Virgen) al poco de morir el Dr. Plinio Corrêa de Oliveira, considerándose su discípulo fiel y continuador de Tradición-Familia-Propiedad, aunque a costa de que la rama norteamericana lo juzgase traidor a la causa por aceptar entendimiento con la estructura eclesial defeccionada ante la Triple Revolución (Protestantismo, Masonería y Comunismo) contra la cual el Dr. Plinio, que era sedevacantista (aunque les duela a algunos de la actual TFP), combatió sin cuartel.
 
João Scognamiglio Clá Dias EP
  
El 15 de Junio de 2005, João Clá fue instalado presbítero por Lucio Angelo Renna OCARM (que aunque sacerdote y monje válido, no lo es en cuanto obispo, al haber sido instalado el 21 de septiembre de 1999 con el rito montiniano), y desde entonces ha recibido las siguientes distinciones: Canónigo honorario de Santa María la Mayor, Protonotario apostólico, miembro la Sociedad Internacional Tomás de Aquino y de las Academias Marial de Aparecida y Pontificia de la Inmaculada, doctor Honóris Causa del Centro Universitario Ítalo-Brasileiro de São Paulo, Cruz “Pro Ecclésia et Pontífice” por Benedicto XVI en 2009… y ¡hasta una imagen del Niño Dios con el hábito del fundador de los Heraldos!
  
Quizá haya elementos de guerra entre órdenes Low Church Vs. High Church, incluso tintes personales en este nuevo culebrón. Pero, fueren o no fundados los alegatos de si los Heraldos y/o la TFP son movimientos sectarios y sostienen culto a la personalidad (acusaciones que comenzaron a rodar por el profesor Orlando Fedeli, fundador de la Asociación Cultural Montfort), lo claro es Y SERÁ que João Scognamiglio Clá Dias es tan acuerdista como lo es Bernard Fellay y lo fueran en su momento Licínio Rangel y Fernando Arêas Rifan. Y como pasa con el Instituto el Buen Pastor, los Franciscanos de la Inmaculada y los traidores de Campos, el jesuita arrupiano Francisco Bergoglio (por medio del “cardenal” Braz de Aviz), LES QUITARÁ LA CORONA QUE RATZINGER LES DIO.

6 comentarios:

  1. A Bergoglio le gusta el pauperismo y que haya poca gente, pero que esa poca gente sea fácil de controlar. Otra cosa: João Braz De Aviz es focolar, que es una secta ecumenista y propugnadora del satánico “correctismo político”.

    ResponderEliminar
  2. Y el Dr. Plinio, aunque nunca se declaró sedevacantista, SÍ estaba claro respecto a los antipapas conciliares que conoció:
    -Cuando se enteró que Ángelo Roncalli fue electo y asumió como Juan XXIII, dijo: “Este hombre destruirá la Iglesia”.
    -Estando en Roma, evitó pasar por la tumba de Pablo VI, lugar que consideraba “el lugar más satánico de Europa” (Juan Clá consideraba la muerte de Montini como el final del reinado de satanás).
    -Cuando se enteró que Juan Pablo II “beatificaría” al fundador del Opus, exclamó “¡no, no es santo!”. Días después, dijo “si JP-2 beatifica a Escrivá, entonces quedará claro que él definitivamente NO es Papa de la Iglesia Católica”.

    ResponderEliminar
  3. Convergen muchas cosas en este caso:
    *El odio que Francisco Bergoglio le tiene a la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora del Rosario de Fátima porque Ella condena su “misericordianismo” de pacotilla.
    *La alergia de los franciscanos posconciliares a todo lo que parezca tradicional.
    *El ritualismo que puede haber en los Heraldos y el personalismo de João Clá.
    *El Vaticano ya no está recibiendo dinero como antes porque en varios países ya no le marcan en la planilla, y quiere intervenir comunidades prestantes económicamente para transfusionarse algunos miles de euros.
    *Los movimientos progres pospuestos en las últimas de JP2 y por B16 (también los miembros descontentos de los grupos “tradicionalistas”), ven que con Bergoglio les llegó la oportunidad para vengarse de cualquier rallié.
    *Animosidades personales de ex-TFP y ex-Heraldos.

    ResponderEliminar
  4. Más allá de las conocidas preferencias del Papa argentino, los Heraldos son realmente un grupo sectario dedicado a glorificar al muerto Plinio y al casi muerto Joao Cla Dias. Lo más grave no son los numerosísimos "exorcismos", pero el análisis posterior que se hace de esto y la lectura de supuestas "revelaciones" diabólicas confirmando la potencia del Fundador y las teorías apocalípticas del grupo. Segurié publicando en mi blog más material en las próximas semanas.

    ResponderEliminar
  5. Don Alfonso, vos que hablaste del Opus, de la TFP que abandonaste, y de los Heraldos que ahora se creen herederos de Plinio, ¿por qué no te pronunciás sobre el francisquismo? ¿Por qué no te pronunciás también sobre los focolares, que son tanto o más sectarios y anticatólicos que aquéllos? ¿O será que para vos secta es solamente todo lo que sea antimodernista? Es hora de que demostrés imparcialidad.

    ResponderEliminar
  6. Al mozalbete brasileño, que no venga a hablar de encumbramientos sin mirar primero a su señor Bergoglio.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.