jueves, 13 de julio de 2017

LA VENGANZA DEL LEÓN

   
Era un bravo león de leones por los campos
Defendiendo el Trono y el Altar,
Que rugiendo espantaba a los enemigos
Y al traidor con sus garras destrozar.

Mas muerto el Ariel católico
Dióse entre los suyos la desbandada,
Hubo quien por vestir sotana
Tornóse gato doméstico.

Por su inaudita sumisión y mansedumbre
Adquirió nombradía y fama,
Mas ahora su estrella declinó.

Ruge rampante y vengador un nuevo león,
Por su honra las cadenas del yugo rompe,
Y su domador, azorado, es quien ahora tiembla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.