lunes, 7 de agosto de 2017

BERGOGLIO BENDICIENDO EL BUDISMO ZEN

EL PAPA FRANCISCO LEGITIMA EL BUDISMO ZEN
Por Giuseppe Vatinno para AFFARI ITALIANI
 
Francisco I recibiendo la “khata”, el manto azafrán insignia del budismo. (Sri Lanka, 13 de Enero de 2015)
  
En la última edición de Civiltà Cattolica, la revista de los jesuitas que tiene el imprimátur de la Santa Sede (y, por tanto, garantía de conformidad con el pensamiento del Papa) hay un artículo interesante de Hans Wandelfels sobre la compatibilidad entre la meditación —específicamente del Budismo Zen— y el Cristianismo.
 
El título habla por sí solo: Ejercicio zen y Meditación cristiana.
 
El articulista cita prejuicios pasados ​​que tuviera la Iglesia Católica sobre estas prácticas como próximas a la herejía, pero que ahora alcanzaron una rehabilitación teológica completa:
“Es posible mostrar de un modo fundamentado que el ejercicio Zen no distancia de Cristo al practicante, como temen algunos, sino que lo hace encontrar la vía para estar en él, una manera de hacer una experiencia concreta de la combinación de «Cristo-en-mí» y «Yo-en-Cristo»”.
 
Además, Waldenfels llega a comparar la meditación Zen (que él llama «ejercicios» dejando el término «meditación» solamente para el Cristianismo) y los ejercicios espirituales del fundador de la orden jesuita, San Ignacio de Loyola. El entrelazamiento entre las prácticas orientales y las prácticas cristianas (católicas en particular) en verdad se remontan en el tiempo y son atribuibles, culturalmente, al período posterior al Concilio Vaticano II, que marcó una época de gran apertura ecuménica por parte de la Iglesia Católica.
  
En todo caso, se trata de una novedad importante porque, como se dijo, Civiltà Cattolica es la voz mediática del Papa Francisco, también jesuita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.