miércoles, 4 de abril de 2018

HIMNO “O fílii et fíliæ”

Resurrección de Cristo (Luis Borrassá)
  
Aunque parece de más antigüedad, este himno, que se acostumbraba recitar en la Bendición con el Santísimo Sacramento el día Domingo de Pascua y durante su octava en muchas iglesias de Francia, fue compuesto por el fraile Juan Tisserand OFM († 1497), predicador de la observancia, fundador del beaterio de las Hijas Arrepentidas de Santa Magdalena en París, y compositor de un Oficio a los Santos Protomártires Franciscanos.

El “O fílii et fíliæ” resume tres de los principales relatos de la Resurrección del Señor que se leen en las Misas durante la Octava de Pascua: el anuncio del Ángel a las Santas María Magdalena, María de Santiago y Salomé (Domingo de Pascua), la aparición de Jesús resucitado a sus discípulos en el Cenáculo (Martes de Pascua), y la duda -y posterior profesión de fe- de Santo Tomás Apóstol (Domingo in Albis).

   
LATÍN
O fílii et fíliæ,
Rex cœléstis, Rex glóriæ
Morte surréxit hódie. Allelúja!
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
  
Et mane prima Sábbati,
Ad óstium monuménti
Accessérunt discípuli. Allelúja!
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
  
Et María Magdaléne,
Et Jacóbi, et Salóme
Venérunt corpus úngere. Allelúja!
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
  
In albis sedens Ángelus
Prædíxit muliéribus:
In Galilǽa est Dóminus.
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
  
Et Joánnes Apóstolus
Cucúrrit Petro cítius,
Ad sepúlcrum venit prius. Allelúja!
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
   
Discípulis astántibus,
In médio stetit Christus
Dicens: Pax vobis ómnibus. Allelúja!
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
  
Ut intelléxit Dídymus
Quia surréxerat Jesus,
Remánsit fere dúbius, Allelúja!
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
  
Vide Thoma, vide latus,
vide pedes, vide manus,
Noli esse incrédulus. Allelúja!
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
  
Quando Thomas vidit Christum,
Pedes, manus, latus suum,
Dixit, Tu es Deus meus. Allelúja!
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
  
Beáti qui non vidérunt,
Et fírmiter credidérunt,
Vitam ætérnam habébunt. Allelúja.
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
  
In hoc festo sanctíssimo
Sit laus et jubilátio!
BENEDICÁMUS DÓMINO. Allelúja!
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
  
De quibus nos humíllimas
Devótas æque débitas
DEO dicámus GRÁTIAS. Allelúja!
℟. Allelúja! Allelúja! Allelúja!
   
TRADUCCIÓN
Oh hijos e hijas,
El Rey de los cielos, el Rey de la gloria
Resucitó hoy de entre los muertos. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
  
Y la mañana del día después del Sábado,
Hasta la puerta del sepulcro,
Se acercaron los discípulos. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
  
Y María Magdalena,
Y María de Santiago, y Salomé
Vinieron a ungir el cuerpo. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
  
Un Ángel vestido de blanco, sentado,
Dijo a las mujeres:
En Galilea está el Señor. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
  
Y San Juan Apóstol
Corrió más que San Pedro,
Y al sepulcro llegó el primero. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
   
Estando presentes los discípulos,
En medio se les aparece Cristo
Diciendo: Paz a todos vosotros. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
  
Pero Tomás Dídimo escuchó
Que Jesús había resucitado,
Y permaneció dudando. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
  
Mira, Tomás, mi costado,
Mira mis pies y mis manos,
No seas incrédulo. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
  
Cuando Tomás vio de Cristo
Sus pies, manos y costado,
Dijo: Tú eres mi Dios. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
  
Bienaventurados los que sin ver
Creyeron firmemente,
Ellos poseerán la vida eterna. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
  
¡En esta santísima fiesta
Sea la alabanza y el júbilo!
BENDIGAMOS AL SEÑOR. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
  
Por todo esto, digamos humildes
Y con la debida devoción:
DEMOS GRACIAS A DIOS. ¡Aleluya!
℟. ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.