viernes, 8 de junio de 2018

PIETRO PAROLIN, INVITADO A LA REUNIÓN DEL CLUB BILDERBERG

Elementos tomados de INFOCATÓLICA y KONTRAINFO.
  
El Club Bilderberg, considerado por muchos como el gobierno del mundo en la sombra, celebra su reunión de este año en Turín (Italia) entre el 7 y el 10 de junio.
 
Entre las particularidades de las reuniones anuales del Club Bilderberg, figura la de que una vez comienza la reunión no es posible salir del hotel. Aceptar la invitación implica un compromiso de acudir, no comentar las deliberaciones y participar en todas las sesiones que se desarrollan.
 
La invitación es siempre nominal. Dentro del hotel donde se realiza la reunión no se puede ir con escolta. No se puede tampoco llegar en un coche propio. Se debe utilizar un vehículo proporcionado por la organización, que se distingue por tener una «B» en la luna delantera.
  
Entre los participantes de este año se encuentran: el ex secretario de Estado de los EEUU, Henry Kissinger; el rey Guillermo de Holanda; el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg; directivos de Google y Facebook; presidentes de corporaciones petroleras (Shell, British Petroleum, Total); primeros ministros; presidentes de bancos internacionales (Goldman Sachs, Deutsche Bank, Santander, Lazard, KBC); el presidente del Foro Económico Mundial de Davos; ex-directores de la CIA y del servicio de inteligencia MI6 británico; el director de la UNESCO; CEO’s de medios de comunicación globales (Turner, The Wall Street Journal, The Washington Post, The Economist, Bloomberg, PRISA) y, por primera vez en 66 años, fue invitado el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin.
  
Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano (y probable sucesor de Bergoglio).
  
En total serán 128 participantes de 23 países.
    
Los temas de la agenda de este año reflejan las preocupaciones del sector bancario liberal-financiero en el mundo actual. Los títulos en negrita son los originales publicados por Bilderberg, en cursiva una breve interpretación de nuestra parte:
  1. El populismo en Europa: La emergencia de gobiernos “populistas” sean de izquierda o derecha, pero dispuestos a salirse de los planes de la globalización en pos de posturas proteccionistas, industrialistas o nacionalistas han venido siendo temas de estudio y preocupación para los encuentros Bilderberg.
  2. El desafío de la inequidad: La gobernanza de un mundo cada vez más injusto y desigual se convierte también en un problema. Es de suponer la participación del Secretario de Estado del Vaticano detrás de este tema.
  3. El futuro del trabajo: Frente a la robotización creciente de la producción y los límites al crecimiento en un planeta con recursos limitados, las sociedades deberán enfrentarse al problema del incremento de la desocupación. Al proyecto liberal-financiero del capitalismo le empiezan a sobrar varios millones de personas en el mundo. Este ha venido siendo también un tema de interés del Papa Francisco (la “cultura del descarte”).
  4. Inteligencia Artificial: La lista de invitados cuenta con especialistas del uso de la inteligencia artificial tanto a nivel civil como militar: de Google a Deep Mind, de Palantir Technologies al Secretario de la OTAN.
  5. EE.UU. ante las elecciones de medio término: En noviembre de 2018 se realizarán las elecciones legislativas para remplazar la Cámara de Representantes y un tercio del Senado norteamericanos. Para la élite liberal-financiera será una oportunidad crucial para intentar restarle poder a Donald Trump.
  6. El libre comercio: En el nuevo mundo de Trump y el brexit, la emergencia de los proteccionismos y nacionalismos, y los crecientes acuerdos entre Putin y Xi Jinping, la antigua globalización parece más muerta que viva.
  7. El liderazgo mundial de los EE.UU.: El sector globalista con base en Wall Street planteaba un sistema unipolar con centro en EE.UU., un proyecto cada día más imposible dada la emergencia de China y Rusia.
  8. Rusia: Siendo una de las primeras potencias nucleares mundiales, su rol bajo la dirección de Vladimir Putin, recientemente reelecto por el 75% de los rusos, es una creciente amenaza al orden liberal. De terminar de sellarse su camino a futuro con China y si logra desembarazarse del poder económico colonizado por Occidente en el interior de la propia Rusia, Putin daría la estocada final al proyecto unipolar de los EE.UU.
  9. Computación Cuántica: Es el nuevo paradigma de computación distinto al de la computación clásica basada en el binarismo de unos y ceros. La computación cuántica utiliza cúbits en lugar de bits, da lugar a nuevas puertas lógicas y nuevos algoritmos de mayor complejidad. Podrá usarse con fines militares, comunicaciones, criptografía y criptomonedas.
  10. Arabia Saudita e Irán: El enfrentamiento entre estos dos países podría devenir en la próxima gran guerra en Medio Oriente. Arabia Saudita mantiene una histórica alianza tanto con Israel como con Gran Bretaña, mientras que Irán se ha desplegado en Siria, Yemen, Líbano y Gaza, cercando a Israel, histórico protegido de EE.UU.
  11. El mundo de la “posverdad”: En un mundo en el que el 90% de la población se informa en base a los medios de comunicación que responden a los intereses de las grandes corporaciones la difusión de la “verdad” nunca fue un tema importante para Bilderberg, sí su manipulación. Este tema comenzó a ser estudiado cuando la emergencia de las redes sociales posibilitó la multiplicación de sitios, blogs y portales alternativos que rompieron el cerco mediático tradicional.
  12. “Acontecimientos actuales”: Espacio para el debate de temas misceláneos que siempre tienen su lugar en la agenda de Bilderberg.

De acuerdo a Daniel Estulin, analista y escritor de varios libros referidos a esta organización, entre ellos “La Historia Definitiva del Club Bilderberg”, agente de contrainteligencia ruso y productor del documental Bilderberg The Movie, consultado sobre el encuentro de este año, afirma que la reunión refleja también la impotencia del sector liberal-financiero de Occidente para seguir manteniendo el poder luego de la emergencia de China como potencia, el brexit, la elección de Trump en EEUU y la reelección de Putin en Rusia:
«Perdieron USA y perdieron el acceso al dinero. Su única forma de sobrevivir es el Quantitative Easing [N. del E.: la emisión monetaria masiva de la Reserva Federal]. Sin acceso a la máquina que imprime dinero, lo que ellos representan esta destinado a fracasar. Bilderberg ha perdido el acceso al poder y más importante aún el acceso al dinero. Trump, Putin (conservadores de derecha), China (socialismo nacional), Macron (el Napoleón III de los Rothschild) están todos en un equipo diferente. Sin acceso al dinero el modelo liberal no podrá sobrevivir. La única persona que es realmente importante allí es el eterno Henry Kissinger, un representante directo de los Rothschild y B’nai B’rith, planificadores del proyecto global conocido como New Jerusalem. El resto de los participantes son irrelevantes para el futuro del mundo, ya que representan el modelo fracasado liberal-bancario. El mundo lo dominan 300 familias. Los demás, el 2%, trabajan para ellos y dividen el mundo entre sí. El problema, es que con el desplome económico no habrá para todos. Así que tienen que pelearse entre sí para hacerse con lo poco que les queda. Por su parte, el Vaticano como parte del proyecto global de la Gran Europa [en alianza con la aristocracia y monarquías europeas] está luchando por su propia supervivencia. Bilderberg representa al fracasado modeloliberal-banquero-financiero de Bretton Woods  destinado al polvo de la historia. El enfrentamiento es entre proyectos globales post-Westfalia a nivel conceptual. Solo hay 3 salidas para la élite a la crisis actual: 1. Guerra [N. del E.: de tipo mundial como forma de desgravar deudas y resetear el sistema], 2. Nuevo modelo económico, 3. Cambio tecnológico NBIC [transhumanismo – nanotecnología, biotecnología, tecnología de la información y ciencia cognitiva]».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.