lunes, 17 de noviembre de 2014

CUANDO LA CARIDAD ES NO AYUDAR

Tomado de LA PUERTA ANGOSTA
  
"San Esteban frente a los judíos" (Juan de Juanes)
  
Nukkapi es un nombre groenlandés que significa rebelde. Juan, en cambio, un nombre digno de un cristiano que significa "Fiel a Dios".
  
Nukkapi: Me convertí a la iglesia de Francisco porque ellos ayudan...
 
Juan: Ellos ayudan a todo lo que no es Católico: El sincretismo, el feminismo, el comunismo, la herejía y la perversión.
   
N: Ustedes no ayudan a nadie, por eso no convierten a nadie. No ayudan a los masones, a los judios, a los protestantes, a las Grandes Organizaciones Humanitarias...
  
J: No podemos financiar el error, la apostasía y la herejía.
   
N: Ustedes no tienen caridad.
  
J: Nuestra caridad no es la que dictamina el mundo, sino la que manda Dios. Nuestra caridad opera en lo secreto. Reza por vuestra conversión y ayuda no ayudando.
     
N: Ustedes no se unen con nadie por causas justas. Les importa más discriminar al que tienen al lado que luchar contra la pobreza y los males de este mundo.
  
J: También los romanos querían que los cristianos se les unieran en sus prácticas idolátricas y en sus ofrendas a sus dioses para erradicar la pobreza y conseguir mayor prosperidad y bienes sociales y políticos. Pero los cristianos morían martirizados por no unírseles y no ayudarlos. Esos mismos cristianos, desde el anonimato de las catacumbas, convertían desde un fervoroso apostolado secreto y una vida de oración, a más paganos y anticristianos; sin ninguna ayuda directa ni apoyo financiero; como los que hoy propaga Francisco y la Nueva Iglesia.
   
N: ¿Por qué nadie te sigue? ¿Cuáles son los frutos de tu acción?
   
J: Los frutos son el reconocer los signos de este tiempo. Mientras más gente abandona a Dios y a su verdadera Iglesia Católica; mayor es la Misericordia profética de Nuestro Señor Jesucristo desde los Santos Evangelios. Mayor fuerza tienen los Concilios y los enunciados eternos de todos los Papas Verdaderos:
  
Papa Inocencio III, Cuarto Concilio de Letrán, 1215: "Por otra parte, Nos determinamos que serán sometidos bajo excomunión aquellos creyentes que reciban, defiendan o ayuden a los herejes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.