miércoles, 22 de noviembre de 2017

SAN MERCURIO, MÁRTIR DE LA FE

  
San Mercurio nació en la ciudad de Roma hacia el año 224. Sus padres, Noé y Safina, procedentes de Capadocia, lo llamaron Filopátor (que en griego significa “el que ama a su padre”) y le educaron en la fe cristiana (se dice que fue pariente de San Jorge, también soldado y mártir de la Fe). Cuando creció, fue enlistado en el ejército imperial en tiempos del pagano emperador Decio, ocupando el lugar de su padre, que había muerto meses después de ser liberado del cautiverio bereber. El Señor le dio a Filopátor fuerza y coraje en las armas, por lo cual ganó el aprecio de sus conmilitones y la satisfacción de sus superiores. Ellos le llamaron Mercurio y fue muy cercano al emperador.
 
Cuando los bereberes se alzaron contra Roma, Decio les salió a su encuentro, pero cuando vio que eran muchos, se aterrorizó. San Mercurio le aseguró diciendo: “No tengas miedo, porque Dios destruirá a nuestros enemigos y nos dará la victoria”. Cuando dejó al emperador, un ángel se le apareció en forma humana y vestido de blanco, diciendo: “Mercurio, siervo de Jesucristo, no temas. Toma esta espada de mi mano y combate con ella a los bereberes. No te olvides de tu Dios cuando vuelvas victorioso. Yo soy Miguel Arcángel, enviado por Dios para informarte que deberás sufrir por el nombre del Señor. Yo estaré contigo y te apoyaré hasta que completes tu testimonio. El nombre de Jesucristo nuestro Señor será glorificado en ti”. Luego nuestro santo tomó la espada que San Miguel le ofreció (por ello a San Mercurio se le conoce entre los cristianos coptos con el apelativo de Abu Sayfayn -en árabe أَبُو سُيُوف, “el portador de las dos espadas”: la espada militar y el poder de Dios-), y alcanzó la victoria.
 
Cuando el emperador Decio conquistó a sus enemigos y Mercurio regresó vencedor, San Miguel Arcángel se le apareció a este último y le recordó lo que le dijo antes, esto es, que se acordara del Señor su Dios. Era el año 249, cuando Decio comenzó la persecución a los cristianos, obligando a todo el mundo a que ofrecieran incienso a los ídolos. San Mercurio pasó a orar durante toda la noche, gozoso de dar la vida por la Fe, pero confesaba a Dios su debilidad.
 
La mañana siguiente, Decio envió algunos mensajeros a Mercurio para que acudiera a palacio so pretexto de discutir asuntos de Estado, pero él se excusó diciendo que estaba cansado. El día siguiente, el emperador mandó por él, diciendo: “Querido Mercurio, vamos a ofrecer incienso a los dioses que nos ayudaron a obtener la victoria en la guerra”. El santo, pasando en medio de la multitud, se retiró. Sin embargo, Catulo, uno de los guardias pretorianos, reportó su ausencia, y el emperador llamó a Mercurio y le preguntó: “¿Es verdad que te niegas a adorar a los dioses que nos ayudaron durante la guerra?”, a lo cual respondió: “Oh rey, yo no adoro a nadie excepto a mi Señor y Dios Jesucristo, a quien debemos la victoria, y no a los tontos ídolos hechos por mano de hombre”.
 
El emperador, viendo que no podía persuadirle, se puso furioso y ordenó que lo degradaran de su rango militar y golpearan con azotes y varas (de cuyas heridas fue curado milagrosamente en tres oportunidades), pero al ver que la gente de la ciudad y los soldados estaban a favor de San Mercurio, temió que se diera una revuelta. Por ello, decidió mejor atarle con cadenas de hierro y enviarlo a lomo de asno hacia Cesarea de Capadocia (actual Kayseri, Turquía) para ser condenado a muerte. Antes de ser decapitado, San Mercurio levantó sus brazos y oró fervientemente, pidiéndole al Señor que lo recibiera en su Reino. Entonces, vio al Señor Jesús en toda su gloria, rodeado de muchos ángeles, bendiciéndole. Esto llenó a nuestro mártir de tanto gozo que corrió a sus verdugos y les pidió que cumplieran inmediatamente el mandato imperial. Luego se arrodilló y dijo: “Señor, no les tomes en cuenta este pecado”. Así completó San Mercurio, el 22 de Noviembre del 250, a sus veinticinco años, el buen combate y recibió la corona de la vida en el Reino de los Cielos.
 
Una tradición refiere que el 26 de Junio del año 363, San Basilio el Grande oró ante un icono en el que San Mercurio era retratado como un soldado portando una lanza. Él le pedía a Dios que no permitiera que el emperador Julián Apóstata regresara de la guerra contra los persas y retomara su opresión contra los cristianos. La imagen de San Mercurio plasmada en el icono desapareció, sólo para reaparecer después con la lanza ensangrentada. Luego se supo que Julián Apóstata, en su campaña contra la Persia, fue herido por la lanza de un soldado desconocido, que inmediatamente desapareció. Julián, entre horribles dolores, pues la lanza le atravesó el hígado y los intestinos, expiró tras exclamar -se non è vero, è ben trovato- “Νενίκηκας, ω Γαλιλαῖε!” (en latín Vicísti, Galilǽe!, ¡Venciste, Galileo!).
 
Finalizada la persecución, el sepulcro del santo fue revelado. San Mercurio se apareció a un hombre pobre en la ciudad y le dijo: “Yo soy Mercurio, el mártir del Señor. Mi cuerpo está enterrado en los jardines de Capadocia, bajo la vieja casa en el camino al palacio real. Mi cuerpo luce blanco como la nieve, porque Jesús estuvo presente en la hora de mi martirio”. La mañana siguiente, el hombre cavó en el lugar donde le fue dicho, y comenzó a sentir el aroma del perfume, viendo el cuerpo del santo. La noticia se esparció rápidamente y muchos vinieron a verlo. Luego lo trasladaron temporalmente a la iglesia local, hasta que construyeron una nueva iglesia en su honor, donde fue sepultado con respeto y devoción, obrándose allí muchas sanaciones y conversiones.
  
Pocos años después del hallazgo, el Catholicós de Armenia visitó Egipto y se reunió con el Patriarca de Alejandría, quien le preguntó si podía darle parte de las reliquias de San Mercurio para ubicarlas en una iglesia que en su honor construyó en Egipto, siendo transferidas allí el 16 de Junio (9 de Paoni en el calendario copto). Otra parte de ellas son conservadas en el Santuario de Monte Vergine cerca a Avellino, en la iglesia del Santísimo Salvador de la ciudad de Toro, y en la iglesia de San Mercurio en Serracapriola (provincia de Foggia). Las monjas del monasterio de San Mercurio en El Cairo le atribuyen a su intercesión que el gobierno egipcio reversara una orden de confiscación de un terreno que tenían en Alejandría, el cual iba a ser destinado para un complejo vacacional de los oficiales del ejército.
  
ORACIÓN
Haz, te suplicamos, oh Dios omnipotente, que por la intercesión de tu mártir el bienaventurado San Mercurio, seamos liberados de toda adversidad corpórea, y que nuestra alma sea purificada de todo mal pensamiento. Por J. C. N. S. Amén.

martes, 21 de noviembre de 2017

SINTIENDO LA PRESIÓN: EL VATICANO PROMUEVE UN LIBRO QUE DEFIENDE A FRANCISCO BERGOGLIO CONTRA LOS QUE LO SEÑALAN DE SER UN FALSO PAPA

Traducción de la noticia publicada en NOVUS ORDO WIRE.
 
Pareciera que el establecimiento pseudocatólico en el Vaticano está sintiendo la presión contra su “Papa” Francisco.
 
Luego de que más y más personas están comenzando a expresar sus dudas sobre la legitimidad de la pretensión de Jorge Bergoglio de ser el Papa de la Iglesia Católica, el Vaticano albergará la presentación de un libro contra lo que ellos llaman “Sedevacantismo”, la noche de este martes 21 de Noviembre.
 
El libro en comento se llama Sedevacantisti (en italiano “Sedevacantistas”) y fue escrito por Francesco Antonio Grana. Fue lanzado el 11 de Octubre de 2017 y está siendo publicado por Tau Editrice. Está disponible para su compra online y ya recibió algunas reseñas.
 
Portada del libro
 
A juzgar por lo que se ha dicho sobre el libro, parece que no se trata sobre el Sedevacantismo como es conocido generalmente. En cambio, la obra pretende refutar los argumentos hechos solamente contra la legitimidad específica de Francisco I, incluyendo los argumentos presentados por Antonio Socci en su obra de 2014 Non È Francesco (“No es Francisco”) y los que basan su rechazo a Bergoglio sobre las reglas para el cónclave fijadas por el “Papa” Juan Pablo II en 1996. No está claro si también se defiende la validez de la renuncia de Benedicto XVI en 2013 —negada por los autodenominados “Resignacionistas”—.
  
Con todo, es una cosa buena el hecho de las palabras “Sedevacantismo” y “Sedevacantistas” estén siendo de manejo público, porque está llevando a más personas a investigar sobre la temática. Recordamos que hacía algunos meses cuando el “Arzobispo” Georg Gänswein, quien es tanto prefecto de la casa “papal” de Francisco como el secretario privado del “Papa Emérito” Benedicto XVI, fue solicitado para comentar sobre un artículo del blog Novus Ordo Watch blog.
  
Aquí hay algunas fotos de su autor, Francesco Grana, dándole una copia de su libro al hombre que él defiende como “Vicario de Cristo” (imágenes proporcionadas por Tau Editrice):
 
 

Sin importar su contenido presente, es una gran satisfacción saber que alguien le pone ante la faz de Bergoglio un libro con la palabra “Sedevacantistas”.
 
Dice mucho el hecho de que en una conferencia de prensa en el Vaticano se presente un libro que busca defender la legitimidad del reclamo francisquista al Papado. Aparentemente los poderes han decidido que la necesidad de defender a Francisco es más grande que la vergüenza que inevitablemente acompañará tal ocasión.
 
El 18 de Noviembre, el vaticanista italiano Marco Tosatti anotó que la rueda de prensa anunciada por el Vaticano para este libro está inusualmente “blindada”:
Comencemos con un extraño anuncio, concerniente a una conferencia de prensa —sobre la presentación de un libro— fuertemente blindada. A continuación reproducimos el comunicado:
El 21 de Noviembre en el Vaticano, la presentación de “Sedevacantisti” con Gómez y Saluzzi.
El martes 21 de Noviembre de 2017, a las 18:00h en la sede de Radio Vaticana (Sala Marconi – Plaza Pía, 3 – Palacio Pío – Ciudad del Vaticano) Peter Gómez, director de ilfattoquotidiano.it y de Fq MillenniuM, Paola Saluzzi, corresponsal de Tv2000, y Javier Martínez-Brocal, director de Rome Reports, presentan el libro Sedevacantisti (Tau Editrice s.r.l.) de Francesco Antonio Grana, vaticanista de ilfattoquotidiano.it.
 
Francisco no fue electo legítimamente. Es herético. Quiere canonizar hasta a Martín Lutero. En cinco años de pontificado los críticos, fuera y sobre todo dentro de la Iglesia Católica (sic) han atacado a Bergoglio accusándolo de herejía,
 como lo han hecho los cuatro cardenales que han expresado sus dúbia por su apertura en favor de los divorciados vueltos a casar, aquellos que han fijado 200 afiches por la
s calles de Roma que ridiculizan la poca misericordia del Papa (sic) latinoamericano hacia sus opositores. Sedevacantisti quiere responder punto por punto a los ataques infundados e injustificados contra Bergoglio evocando sus grandes éxitos en el campo eclesial sobre el panorama geopolítico mundial.
 
Aparte del hecho de que los cuatro cardenales no han atacado al papa (sic) acusándolo de herejía, si no que le han pedido –ellos y muchos otros– claridad sobre los puntos ambiguos y controversiales de una exhortación apostólica; aparte el hecho que “los grandes éxitos” pueden ser materia de gran debate, encendidos y de final incierto; lo que más nos ha chocado son las medidas extraordinarias de seguridad preventiva. Debéis saber que la Sala Marconi alberga muchas conferencias de prensa y presentaciones de distinto tipo. El único requisito para ingresar, in génere, es el de estar en capacidad de entrar. En cambio, leed aquí:
Acreditación:
Los periodistas y trabajadores de los media que quieran realizar FOTO y VÍDEO deben enviar solicitud a la Sala de Prensa de la Santa Sede, al e-mail accreditamenti@salastampa.va, indicando la agencia a la que pertenece, su función y enviando copia del documento de identidad. Aquellos que ya disponen de acreditación ORDINARIA válida ante la Sala de Prensa de la Santa Sede deben enviar una petición de participación. Todas las solicitudes deberán ser enviadas 24 horas antes del evento.
¿A qué le temen? ¿A un comando de sedevacantistas que gritando “el papa no es el Papa” vuelque la mesa de ponentes y se comporte malísimo con la amiga Paola Saluzzi? Tememos que luego del sainete del camión-valla con la foto del [cardenal Carlo] Caffarra, el sentido del ridículo a la sombra del Cupolone petrino esté agonizando. [MARCO TOSATTI, “Bestiario: Chi Ha Paura Del Sedevacantista Cattivo?” (Bestiario: ¿Quién tiene miedo del Sedevacantista cautivo?). Blog Stilum Curiæ, 18 de Noviembre de 2017 -Traducción propia, formato especial en el original].
 
En pocas horas, sabremos qué transpiraron, aunque predecimos de él que será poco más que un no-evento. Será un evento al que nadie asiste sobre un libro que nadie lee porque en este punto la evidencia sobre Francisco es tan manifiesta que aquellos a los que les gusta, lo quieren un verdadero Papa a pesar de la evidencia, y aquellos que lo rechazam ciertamente no serán convencidos de lo contrario por leer un libro que presumiblemente “explica” que todo es solamente un gran malentendido.
 
El libro de Grana pudiera ser muy similar al What Pope Francis Really Said (Lo que el Papa Francisco dijo) de Tom Hoopes. Es demasiado poco y demasiado tarde, y en este punto, ¿quién puede tomarlo en serio?

lunes, 20 de noviembre de 2017

A GOLPES DE BIEN

  
Bravamente clamaba y se insurgía José Antonio contra monstruosas desigualdades, contra abusos inveterados que parecían inconmovibles, contra la vida infrahumana de muchos españoles; y quería, con radical obsesión, que disfrutasen todos, plenariamente, de “la Patria, el Pan y la Justicia”.
 
Su expresión es lema incorporado al nuevo Fuero del Trabajo, código de avanzada justicia social. Y Franco tuvo por predilecta frase: “Ni un hogar sin lumbre, ni un español sin pan”. Y al propio tiempo que afrontaba las arduas urgencias de la guerra, quiso y logró implantar, con eficiencia admirable, reformas e instituciones que volviesen tangible el gran propósito.
 
Con más intensidad todavía prosigue en la tarea, después de la victoria. Por sobre los apremios económicos y los graves problemas internos y exteriores, persiste Franco, tercamente, con heroico denuedo, en la implantación de la justicia social.
 
Amonesta el caudillo a los que ahora, validos de lo excepcional de las circunstancias, quieren burlar la estabilización de los precios y especular con los artículos de consumo indispensable:
“Si el sentido patriótico de nuestro pueblo le ha llevado a consumar el máximo de sacrificio por la patria —dar la vida y la de los propios hijos—, ¿es mucho pedir el que sacrifiquen unos pocos los excesos de su codicia? La nueva España no puede aceptar el tipo de comerciante o productor desaprensivo que especula con la miseria ajena... En esto, como en todo, se implantará justicia, contra las murmuraciones de los unos, contra el egoísmo de los otros, contra las vanas intrigas de los politicastros para siempre caídos. Yo os dije desde el primer día de la guerra, que luchábamos por una España mejor, y que serían estériles los sacrificios nuestros si no realizábamos la Revolución indispensable a nuestro progreso económico y estabilidad política... Nada ni nadie puede torcer nuestro camino: que el tesón que pusimos en las duras batallas de la guerra, hemos de superar en las que imponga la realización de nuestra Revolución nacional”.
  
 
Y, hombre verdaderamente identificado con su pueblo, hombre que abre su corazón y comunica democráticamente sus dificultades y propósitos con la nación que rige, prosigue el gran estadista:
“Cómo lo lograremos, es lo que hoy me interesa participaros; que lo mismo que ayer vivisteis en los partes de guerra el glorioso marchar de nuestras tropas, podáis seguir mañana los avances del resurgimiento de nuestra patria, sintiéndoos partícipes de esta obra común, que hizo posible la sangre generosa de nuestros héroes, y que será el más hermoso fruto de vuestras privaciones y de vuestro trabajo. Vosotros conocéis cómo es la España que recibimos: con los grupos en lucha, con sus burgos tristes y sus viviendas míseras, sus funcionarios hambrientos y sus obreros sin trabajo; la que entregaba a la muerte, sin defensa, millares de vidas de tuberculosos por año; la que registra la más alta mortandad infantil; la que ofrece el irritante contraste de los palacios suntuosos y las viviendas míseras”.
 
 
Hubo, en las últimas décadas españolas, un gran auge económico que multiplicó las grandes fortunas. Pero “faltó el Estado previsor y justo que aprovechase este fenómeno de multiplicación de bienes, para lograr, con una más justa y equitativa distribución de la riqueza, que se elevase el bajo nivel de vida en que la mayor parte de la nación aparecía sumida”.
 
Lo que no se hizo a tiempo y fácilmente, hoy se hará a toda costa:
“Yo sé que cuando salgan a luz nuestros futuros presupuestos... no han de faltar los eternos agoreros, intentando sorprender la buena fe de los capitalistas timoratos. Yo les digo a estos espíritus apegados a los bienes, que el mejor seguro de sus caudales es la obra de redención que realizamos. Así lo sentíamos y lo anunciábamos cuando salían nuestros voluntarios para los frentes; así lo afirmamos sobre la sangre caliente de los caídos, y así lo exige el sentido profundamente católico de nuestro Movimiento”.
 
Sentido profundamente católico. Así es. Audacia católica. Reforma católica. No el tipo anquilosado y gruñón, que marcha a remolque y deja a los otros iniciar, a punta de odio, la tarea, sino el que se anticipa con alegre osadía y, rompiendo rutinas y componendas, instaura en el terreno de los hechos el Amor y la Justicia que Cristo anunció.
 
Por eso hechiza José Antonio. Por eso Franco y el Movimiento hispánico que rige, persuaden e impresionan a todo espíritu apasionado por la justicia social.
“¿Es que puede algún español permanecer indiferente ante los grandes problemas de la miseria ajena, de la tuberculosis y de tantos males como afectan a nuestras clases humildes?... Yo os aseguro que en estas recepciones que a mi presencia han tenido lugar en las provincias, cuando desfilan con los trajes raídos, su aire cansino y sus rostros macilentos por el trabajo y la vigilia tantos honrados funcionarios, siento la gran tragedia de España y el ansia de esta Revolución de que tanto se asustan los timoratos”.
 
Y ya se ha implantado la iniciación de la mejora, “en los términos discretos que los momentos aconsejan”: un aumento que fluctúa entre el cuarenta por ciento para los sueldos más modestos, y el dieciséis por ciento para los superiores.
 
Por otro lado, atácase victoriosamente la desocupación obrera, mediante la concienzuda multiplicación de obras públicas. Y tres campañas se intensifican: contra la tuberculosis; contra la mortalidad infantil; contra la vivienda sórdida.
 
Contra la tuberculosis.
“Hemos iniciado esta labor en plena guerra, y hemos de continuarla. En el campo sanitario, creamos más de siete mil camas en sanatorios, que son una quinta parte de las necesarias para la lucha antituberculosa. ¿Que para ello se imponen sacrificios mayores a la España sana? Cierto. Pero no debe importarnos el legar a nuestros hijos una carga mayor, ni cabe medida más justa. No dudemos que el juicio que en un mañana merezcamos, será muy distinto del que dolorosamente formamos de los que nos precedieron y no quisieron resolver este problema”.
 
Y todo se hará con matemática rapidez:
“¿Cuál ha de ser el tiempo necesario para realizar esta obra? El mínimo que impongan los estudios de emplazamiento y la materialidad de las construcciones”.
  
Es la enorme mortandad infantil otra causa de pérdidas humanas: son espantosas las cifras que hasta hoy alcanzaba, por descuidos y abandonos evitables. Su remedio es mucho menos costoso, y está en la propaganda, los pequeños auxilios y el admirable y amoroso cuidado, ya iniciado, de nuestra Falange femenina. Esta tiene que ser una de las grandes obras de nuestro Movimiento: llegar a los últimos lugares a donde el Estado no llega...
 
Y véase aquí cómo Franco entiende las limitaciones del Estado; cómo no piensa que el Estado lo absorba y lo haga todo; cómo quiere estimular la actividad privada, respetándole su riqueza de flexibilidad, de intimidad, de calor humano.
 
Finalmente,
“la cuestión de la vivienda constituye otra de las grandes lacras nacionales, y está intensamente ligada a la sanitaria. Más del treinta por ciento de las viviendas españolas son insalubres, según las estadísticas formuladas por nuestra Fiscalía de la Vivienda. Su sustitución por otras en excelentes condiciones no presenta dificultades, por cuanto su construcción significa la creación de una riqueza movilizable, que compensa con creces los pequeños sacrificios estatales”.
 
Ya se ha avanzado mucho, y ahora se activa la realización del inmediato programa: construir, “en diez años, más de doscientas mil casas, allí donde las necesidades son mayores”.
 
Y concluye Franco:
“Estas tres grandes obras —instituciones antituberculosas, de puericultura y viviendas— tienen en sí tal fortaleza, que cuanto pueda decirse en su favor es corto ante las realidades. Su ejecución ha de tener el más grande poder de captación entre nuestros adversarios. A estos golpes hemos de forjar la unidad de España”.
 
¡Magnífico intento! No el odio, no el simple peso material del triunfo, sino la conquista, lenta y segura, de los espíritus, a golpes de bien.
 
ALFONSO JUNCO VOIGT. El difícil paraíso.

domingo, 19 de noviembre de 2017

UCRANIA RECONOCERÁ TAMBIÉN LA NAVIDAD (EN EL CALENDARIO GREGORIANO) COMO FESTIVO

Un niño venerando un icono de la Natividad en una iglesia de Ucrania.
 
Por primera vez en la historia de la Ucrania contemporánea, el 25 de Diciembre será un día de fiesta. Un total de 238 miembros de la Suprema Rada (Parlamento ucraniano) aprobó el proyecto de ley Nº 5496, con el cual se reforma el artículo 73 del Código Laboral (días festivos y no laborables), que reconoce oficialmente esta fecha como la Navidad, junto al tradicional 7 de Enero, que señala la Navidad ortodoxa. Al mismo tiempo, se decidió suprimir de entre los días libres el 2 de Mayo, quedando únicamente el 1 de Mayo como Día del Trabajo. Según Andriy Parubiy, miembro del partido derechista y pro-UE Frente Popular y presidente del Parlamento, lo que se quiere es que Ucrania «rompa con la ocupación mental de Moscú y retorne a la familia de los pueblos libres», en alusión al conflicto que sostienen con la vecina Rusia desde 2014, cuando la península de Crimea se independizó de Ucrania y se unió a Rusia.
 
Actualmente, según el Departamento de Asuntos religiosos y Nacionalidades del Ministerio de Cultura de Ucrania, casi 11.000 comunidades católicas de rito latino y protestantes ucranianas celebran la Navidad según el calendario gregoriano (el 25 de Diciembre), mientras 23.000 comunidades ortodoxas y grecocatólicas lo hacen de acuerdo al calendario juliano (el 7 de Enero). De ser ratificada la ley por el presidente Petro Poroshenko, podría entrar en vigencia a finales del año.
  
El secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, Aleksandr Turchínov (miembro del Frente Popular y de la Unión Evangélica Bautista de Ucrania) dijo que «esta histórica decisión nos permitirá separarnos del calendario de Moscú y de los estándares imperiales rusos». Por su parte, Irina Podolyak, diputada del partido Samopómich (Autosuficiencia), ha precisado que «no estamos diciéndole a las iglesias cuándo y cómo celebrar sus festividades, sino que pasar al calendario gregoriano es un signo de europeización».

UNA LECTURA SOBRE EL “Reformationsaltar” DE CRANACH

Reflexión de Alberto Di Janni para RADIO SPADA.
 
LA CENA PROTESTANTE DE LUCAS CRANACH EL VIEJO, O LA VERDAD ASOMÁNDOSE TAMBIÉN POR LAS ESCAMAS: UNA MODESTA CONTRIBUCIÓN PARA EL CENTENARIO DE LA REFORMA
  
Altar de la Reforma (Lucas Cranach el Viejo & Lucas Cranach el Joven)
 
Estando también deseoso de contribuir a las celebraciones por el quinto centenario de la Reforma luterana, ofrezco al benévolo lector una modesta exégesis de uno de los cuadros que mejor la simbolizan, obra de Lucas Cranach el Viejo, pintor mediocre que, convertídose al protestantismo, se convirtió en su pincel más conocido.
  
Abro enseguida un pequeño paréntesis: a quienes deban disentir sobre mi juicio sobre el arte no excelso del personaje, sugiero confrontar cualquiera de sus innumerables representaciones de las “Tres Gracias” (me vienen  a la mente al menos tres, datadas a 1530, 1531 y 1535: insistencia que revela cómo a semejante sujeto le debía resultar particularmente agradable y cómo creía que al pintarlo resaltase totalmente su pericia) con aquellas pinturas –¡50 años antes!– de Botticelli en su “Primavera”.
  
Cerrado el paréntesis, vamos al cuadro del cual intento ocuparme: el panel central del políptico que se encuentra en la iglesia luterana de Santa María en Wittemberg, pintado en 1547, en el cual campea una refiguración de la Última Cena que un buen católico debería considerar blasfema, con los jefes de la Reforma que se sientan en el puesto de los apóstoles (otro pequeño paréntesis: siempre me ha intrigado –y confieso mi ignorancia en el particular– quién fue representado como Judas). Obra que, como veremos, sobrepasa grandemente la capacidad ordinaria de su autor, y osaría decir, más allá de las que pudieran haber sido sus intenciones.
  
Antes de afrontar el esfuerzo, veamos el juicio que da un sitio teóricamente católico, pero que adhiere supinamente a la vulgáta protestante:
Vamos ahora al panel central. Tanto por su posición como por sus dimensiones comprendemos que esta es la escena más importante. El momento de la última cena es representado inspirándose en la iconografía oriental que muestra a menudo los apóstoles a modo de “sigma” mientras Jesús está sentado como jefe de mesa. La escena se inspira en la narración de Juan: vemos de hecho al apóstol predilecto del Señor apoyarse sobre su pecho mientras Jesús le da de comer a Judas. Entre los doce apóstoles está sentado Lutero, el cual está dando el cáliz a un hombre que tiene parecido a Lucas Cranach el Joven. En este particular podemos ver a uno de los puntos centrales de la doctrina eucarística luterana, la comunión bajo las dos especies. Los luteranos de hecho no reconocen la doctrina católica de la concomitancia y por tanto consideran válida la comunión sólo si se recibe al tiempo las especies del pan y del vino. (L’Ancora Online: “La catequesis de la belleza: el políptico de Santa María en Wittemberg”, de Nicola Rosetti; ver aquí: http://www.ancoraonline.it/2013/05/le-catechesi-della-bellezza-il-polittico-di-santa-maria-a-wittemberg/ )
  
A decir verdad, algunas lecturas protestantes ven en realidad a un Lutero que no ofrece, si no que recibe el cáliz de vino de un copero: mas sin comprender el significado de tal oferta, que es propiamente cuanto me interesa analizar. Para confirmar incontrovertiblemente que este personaje sea un copero, que no recibe, sino que ofrece la bebida, se observa atentamente el hecho que en la otra mano él empuña una jarra, la cual ha evidentemente utilizado para colmar aquello que, más que un cáliz, es un vaso.
 
Focalicemos por tanto la atención sobre Lutero, que indiscutiblemente es el personaje principal de la escena, especialmente por su comportamiento, que lo hace emerger de la uniforme banalidad de la postura de los otros pseudoapóstoles. No creo, de hecho, que convenga subrayar ni la marginalidad de la persona de Cristo, relegado en un ángulo y casi avulso de la escena, ni el mero rol de comparsa de los otros reformadores.
  
Lutero, y es el primer elemento indicativo, vuelve las espaldas a Cristo: plástica refiguración de su traición a la Iglesia. ¿Pero a quién se vuelve Lutero? A un personaje que –calzas rojas, zapatos negros, con barba de chivo, andar tranquilizante y melifluo– presenta todas las características iconográficas clásicas de Lucifer cuando es representado en humano ropaje: he aquí quién ofrece el cáliz –no osamos pensar colmado de de qué bebida–qué bebida– al Padre de la Reforma; he aquí el origen del pan y del vino de la cena luterana; he aquí descrita en modo irrefutable la ausencia de Cristo en su mesa. Se nota en posterior confirmación que, mientras sobre la mesa yace inadvertido un pequeño cáliz, también otro de los reformadores está próximo a llevar a la boca un vaso diferente, similar al que le ofrecen a Lutero.
  
¿Coincidencia?
 
Recapitulemos. Lutero vuelve las espaldas a Cristo y recibe un vaso de un personaje de aspecto luciferino: no el cáliz de la coparticipación en la Pasión de Cristo, sino un vaso lleno de los placeres y la gloria del mundo, una bebida que es premisa y promesa de condenación eterna.
   
Queda el interrogante sobre la consciencia de Cranach: ¿es posible que fuese un criptocatólico que estaba burlándose de la Reforma? Nada se puede excluir, pero esa hipótesis es tanto sugestiva como difícilmente creíble, a juzgar por el resto de su obra pictórica. Más verosímil es pensar en una intervención del Espíritu, que forzaría a un Cranach inconsciente a pintar lo contrario a lo que intentaba y que aún hoy la ceguera protestante se obstina en ver.

sábado, 18 de noviembre de 2017

NOTICIAS DEL FRENTE MEDIORIENTAL

Noticias tomadas de RADIO SPADA.
 
1º SO PENA DE LLEVAR EL CASO AL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU, LA ARABIA DE SAÚD ACEPTA QUE SAAD HARIRI LLEGUE A PARÍS (Fuente: L’AVVENIRE -edición impresa-, 17-XI-2017)
  
Saad Hariri y Emmanuel Macron
 
Se abre finalmente una rendija cerca de Saad Hariri. El primer ministro libanés, que se encontraba por casi dos semanas en Arabia Saudita, llegará a París «muy pronto», probablemente mañana (hoy), con su familia. El camino de salida –que tomó de golpe a Arabia Saudita– fue ideado por el presidente francés Emmanuel Macron bajo la forma de “invitación” a Hariri, y fue concudida en Riyad por su ministro de Exteriores Jean-Yves Le Drian, que en la capital del reino sostenía reuniones con el príncipe heredero Mohammed bin Salman –que, según «fuentes saudíes» del tabloide británico Daily Mail ascenderá al trono luego de la abdicación del rey Salman la próxima semana-, con su homólogo saudita Adel al Jubair y con el mismo Hariri, que obviamente aceptó la propuesta.
 
En el Quai d’Orsay (Ministerio de Asuntos Exteriores) precisan que «no se trata de un exilio» del premier libanés en la capital francesa, sino solo de una estancia temporal, antes de regresar al Líbano. Según algunos observadores, Riyad debió permitirlo porque París estuvo dispuesto a llevar el caso ante el Consejo de Seguridad de la ONU, pero ha pedido a cambio que Hariri «persista» en «su dimisión» en señal de protesta contra las injerencias de Hezbolá (y por tanto de Irán) en el gobierno libanés. En la conferencia de prensa conjunta con Le Drian, Jubair ha asegurado que «el primer ministro dimisionario» estará libre para partir cuando quiera, teniendo en cuenta las condiciones de seguridad. Jubair ha contestado en esta ocasión las acusaciones de Hezbolá –según él una «organización terrorista»– de minar la estabilidad del Líbano a causa de sus intromisiones en los países árabes.

Satisfacción en Beirut por el avance.
Después de haber dicho el miércoles, que considerar que Hariri fuese «detenido» en Arabia Saudita, el presidente Michel Aoun espera ahora que la crisis pueda seguir su iter constitucional: Hariri debe regresar al Líbano y presentar, si es el caso, la dimisión personalmente. En tal caso, se abrirá para el Líbano una (nueva) crisis para formar un ejecutivo. Crisis que nadie puede prever su duración. La diplomacia libanesa se ha movilizado en los días pasados con el ministro de Exteriores, que cierra hoy (ayer) en Moscú una gira que lo ha llevado a distintas capitales europeas, reuniendo apoyo para el esfuerzo de preservar la estabilidad del Líbano en un momento que ve una escalada entre el novísimo e insólito eje Riyad-Jerusalén, por una parte, y Teherán por otra. Ayer (jueves) el general Gadi Eizenkot, jefe de Estado mayor del ejército israelí, ha dicho en una larga entrevista al periódico saudita Elaph –la primera entrevista concedida a un alto mando militar israelí en un medio saudí– que «conviene dar vida a un gran plan estratégico para bloquear el peligro iraní» y que por esto Israel está presto a compartir «información de inteligencia» con Arabia Saudita, «porque los dos países tienen un interés común». «Irán –prosiguió el general Eizenkot- proyecta controlar el Medio Oriente con dos medialunas chiíes: la primera desde Irán, atraviesa Iraq, hasta Siria y el Líbano, y la segunda desde Bahréin, atravesando Yemén hasta el Mar Rojo. Sobre esto, nosotros y el reino saudita, que nunca ha sido nuestro enemigo y con el cual nunca hemos combatido, concordamos completamente».
 
2º CONFIRMADO EL PACTO DE COOPERACIÓN ESTRATÉGICA “TEL AVIV-RIYAD” CONTRA IRÁN, Y EL ROL DEL YERNO DE DONALD TRUMP (Fuente: LA REPUBBLICA -edición impresa-, 17-XI-2017)
  
Mohammed bin Salman al-Saud, Jared Kushner y Benjamin Netanyahu
 
«El único problema que tenemos con Israel es la cuestión palestina. Y para esto estamos trabajando con la administración Trump: una vez individualizada una solución para ello, estamos prontos a colaborar desde el punto de vista político y económico». Las palabras pronunciadas en Riyad poco más de una semana por una fuente calificada de la Corte real saudita lo dicen todo. Pero el hecho confirmatorio se dio ayer (jueves): que el Jefe del Estado mayor del Ejército israelí, en una entrevista concedida –y por la primera vez– a un diario saudita, le da al nuevo eje medioriental un timbre de oficialidad que le faltaba. «Irán –explicaba el general Gadi Eisenkot al diario virtual Elaph– es la mayor y real amenaza regional. Cuando se habla del eje iraní, hay un entendimiento entre nosotros y Arabia Saudita. He participado en un encuentro de responsables militares en Washington, y cuando escuché hablar al representante saudita, encontré que su visión sobre Irán coincidía plenamente con la mía».
  
Eisenkot fue más allá: Israel está dispuesto a «intercambiar información, incluso de inteligencia, con los países árabes moderados para enfrentar al Irán. Hay muchos intereses compartidos entre nosotros y la Arabia Saudita». Pero Eisenkot ha querido subrayar enseguida que Israel no combatirá en las guerras de Arabia Saudí, en referencia a la crisis en el Líbano. Las palabras del general señalan el punto más avanzado de un acercamiento entre los dos países que se adelanta desde hace meses y que el plan de paz que Riyad está ajustando junto con Washington podría llegar a debelarse.
  
En septiembre, los medios israelíes habían reportado la visita de incógnito en su país de un príncipe saudita de alto nivel: luego de algunos días de misterio, se aclaró el cuadro. Quien aterrizó en Tel Aviv para encontrarse con el primer ministro israelí Benjamín Netanyáhu fue el mismo Mohammed Bin Salman, el príncipe heredero que hoy gobierna de facto Arabia Saudí. La visita había sido desmentida por la Corte de Riyad, pero confirmada por diversas fuentes israelíes a los medios internacionales –facilitada con toda probabilidad por Jared Kushner, yerno del presidente norteamericano Trump y amigo del premier israelí–, las acciones frente a Irán, su enemigo común, y el estado de las negociaciones con los palestinos. El encuentro era el motor de un nuevo esfuerzo diplomático: hacía tres semanas llegó a Riyad el mismo Kushner y discutió con Mohammed Bin Salman el plan de paz israelí-palestino luego anticipado por el New York Times. Mas para reforzar el eje reconocido ayer por la entrevista del general Eisenkot estaban los eventos siguientes a aquel encuentro: la renuncia del primer ministro libanés Saad Hariri en polémica contra los chiíes de Hezbolá, sus aliados de gobierno. Los duros ataques a Irán lanzados desde Riyad luego que un misil lanzado desde Yemén fuera interceptado en cercanías del aeropuerto de la capital saudita. El aumento fortísimo de la retórica anti-Teherán en toda la región. Por diez días los diarios israelitas no han dejado de publicar análisis sobre la Arabia Saudita y sus objetivos, tan cercanos a los nacionales. Ayer lo que todos sabían salió a la luz.

viernes, 17 de noviembre de 2017

“LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ QUERÍAN ROBARME LA FE CON MENTIRAS”

Historia tomada de APOLOGÉTICA CATÓLICA.
   
Mi historia comienza en 1986. En ese tiempo tenía poco conocimiento bíblico. Al principio, me visitaban los publicadores y, como les preguntaba mucho, me enviaron al siervo ministerial, y por último al anciano. El anciano me agradó, pues pregunta que le hacía, respuesta que me daba; aunque en varias ocasiones no estuve de acuerdo. Además, tenía la costumbre de darme un texto bíblico al retirarse. El primero que me dio y me impresionó fue el de Números 6, 24 que es una bendición. Bueno, con este texto bíblico se ganó mi confianza. Pero me daba cuenta de mi ignorancia religiosa, ¿y cómo defender algo que desconozco? Por eso, me animé a investigar.
   
Fui con mi madrina de primera comunión que es catequista, me prestó un libro. Este libro hablaba de varias denominaciones religiosas, entre ellas, la secta de los testigos de Jehová. Pero el libro sólo tenía un resumen de su historia y de su doctrina. Fue allí donde me enteré que ellos no creen en la divinidad de Jesucristo, en la cruz, en el alma, etc. Con estos datos tomé la decisión de retirarlos. El domingo en la mañana era el día de la visita pues sólo ese día tenía yo libre. Cuando se presentaron le dije al anciano: “Ustedes no creen que Jesucristo sea Dios”. El anciano me respondió: “Nosotros creemos que Jesucristo es un dios”. Esto me confundió pues había leído lo contrario en el libro; lo que no había notado era la forma en que me lo dijo. ¡Claro que creen que Jesucristo es un ser divino! Pero no creen que sea el verdadero Dios. Con el tiempo entendí esto y pensé que el libro estaba equivocado.
  
Revisándolo de nuevo, dije al anciano el domingo siguiente: “ustedes no creen en el alma”. Me respondió: “Nosotros sí creemos en el alma” y hasta me dio un ejemplo: -“Si veo que tienes zapatos y te digo que no tienes zapatos te estoy mintiendo. ¡Claro que creemos en el alma!”. Nuevamente quedé confundido, todavía no había notado la intención del anciano. Quería mostrarme la doctrina de los testigos parecida a la de los católicos. ¡Claro que creen en el alma! Pues creen que la persona es un alma, mas no creen que el alma sea inmortal. Pero, ¿cómo descubrir la diferencia? Empecé a creer que los testigos y católicos tenían algunas creencias parecidas y eso me dio confianza para aceptar su insistente invitación al Salón del Reino.
  
Pero el siguiente domingo, cuando llegó el anciano le dije: “Para mí, Jesucristo es mi única esperanza”. Respondió: “¿Es tu única esperanza? Mira, nos estamos retirando pues nos espera otra persona pero quiero que leas 1 Corintios 15, 19. Al momento que se empiezan a retirar, encuentro el texto. La sorpresa fue muy grande, sentí que mi fe católica se empezaba a derrumbar, pues acababa de decirle al anciano que Jesucristo es mi única esperanza y la Palabra de Dios me decía lo contrario. Leí varias veces el versículo y no podía creerlo. Hasta que leí todo el capítulo 15 de Corintios me di cuenta del error, me había torcido el texto. Hay un dicho que dice: “texto sin contexto es puro pretexto”. Pablo habla de la resurrección de los muertos pues algunos corintos no lo creían (1 Co. 15, 12). San Pablo hace un juego de palabras: “Si Cristo no resucitó, como creen algunos, entonces: si solamente para esta vida tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, ¡somos los más dignos de compasión de todos los hombres!” (Biblia de Jerusalén). El verso 20 me dio más luz: “Pero no, Cristo resucitó de entre los muertos como primicias de los que durmieron” [BJ]. Ese “¡pero no!” me hizo leer todo el capítulo 15.
  
Así me di cuenta que los testigos no tienen la verdad pues la verdad no se defiende a base de mentiras. Con el tiempo leyendo la Biblia, me encontré con 1 Timoteo 1, 1: “Pablo, apóstol de Cristo Jesús, por mandato de Dios nuestro Salvador y de Cristo Jesús nuestra esperanza”(BJ). El mismo Pablo se incluye diciendo “nuestra” esperanza. La Biblia no se contradice. Después e esto, el anciano no volvió a mi casa. Aunque, después de varios años que lo volví a ver, le pregunté sobre el texto y me dijo que no se acordaba. Lo último que supe de él es que ya no era anciano. Bueno, a los dos que me visitaban, les dije que ya no quería seguir estudiando, pero que antes de retirarlos quería hacerles algunas preguntas, una de las cuales incluía que Jesucristo era mi única esperanza. Y me volvieron a dar el mismo texto. Decepcionado, les dije que se retiraran y que deseaba estudiar la Biblia por mí mismo sin influencia de ellos. Pero me empezaron a meter miedo diciéndome que el Armagedón estaba a la vuelta de la esquina y que en cualquier momento me sorprendería “investigando”. Les dije que aceptaba las consecuencias pero que ya no quería por el momento que me siguieran visitando.
   
Lo que viví no quiero que les pase a otras personas. Es horrible sentir que tu fe se derrumba pero molesta que te la quieran robar a base de mentiras.
 
Mario Vera Montalvo.

jueves, 16 de noviembre de 2017

SURGE NUEVA E INQUIETANTE RELIGIÓN EN ESTADOS UNIDOS: ADORAN LA “INTELIGENCIA ARTIFICIAL”

Traducción de la noticia publicada en el diario ACTUALITÉS (FSSPX-Distrito de Francia).
  

«Way of the Future» (Camino del Futuro) es una nueva organización religiosa cuyos estatutos oficialmente aprobados tienen por finalidad el «desarrollar y promover la idea de una divinidad basada sobre la inteligencia artificial» para «mejorar la sociedad».
  
En el origen de esta iniciativa se encuentra una personalidad imprescindible de la Silicon Valley, Anthony Levandowski, ingeniero de 37 años y padre de Waymo, el coche autónomo de Google. Fue en Septiembre de 2017 que la muy seria revista norteamericana Wired reveló que el ingeniero quería «promover la realización de una divinidad basada en la Inteligencia Artificial». Proyecto que sería risible si no se inscribiera en una corriente de pensamiento peligrosa: el “transhumanismo”.
  
Anthony Levandowski (derecha), ex-socio de Uber y fundador de «Way of the Future».
  
La idea más cara al transhumanismo es el ver al hombre absorbido un día por la máquina, y esta idea está renunciando poco a poco a la ideología cientificista para retornar al dominio religioso. Anthony Levandowski adhiere por otro lado al «concepto de singularidad», que postula entre los transhumanistas que un día el ordenador sobrepasará al hombre para hacerle entrar en una nueva era.
 
«El transhumanismo es un delirio progresivo y de tipo religioso, que tiene todas las posibilidades de cebarse en Francia y en Occidente», advierte Natalia Trouiller, directora de una asociación de comunicaciones. ¿Por qué razones? «En primer lugar, por la tentación perpetua de la humanidad en querer salvarse por sus solas fuerzas», precisó antes de agregar: «En segundo, por el atractivo del gnosticismo en el mundo contemporáneo, que consiste en ver el cuerpo como un obstáculo y en el sueño de librarse de él».

miércoles, 15 de noviembre de 2017

SAN ALBERTO MAGNO, OBISPO, CONFESOR Y DOCTOR (MAESTRO Y AMIGO DE SANTO TOMÁS DE AQUINO)

Vosotros sois el cuerpo de Cristo y miembros unos de otros”. (1 Corintios 12, 27)

San Alberto Magno
   
La historia le llama Magno y Mago. Con ello justiprecia sus méritos y hace a la vez un juego malabar. Es preciso distinguir el ocultismo y el conocimiento de lo oculto. Alberto fue muy grande en muchas cosas, entre ellas en el espíritu de observación. Por él llegó a saber mucho que en su tiempo se desconocía. Conoció las propiedades de los cuerpos y las fuerzas de la naturaleza, fue físico, químico, geógrafo, astrónomo, naturalista. Y teólogo, naturalmente. No supo nada de esto por malas artes. Lo aprendió noblemente. Leyó libros de magia, pero no para aprender sus artes, sino, como él mismo dice, “para no ser tentado por sus procedimientos, que juzgo inválidos e inadmisibles”. Los sensatos y los sabios le llaman Magno. Los insensatos y los ignorantes siguen llamándole todavía Mago. Con este nombre le dedicaron una plaza en París, en el lugar mismo que llenaban sus alumnos cuando no cabían para oírle en las aulas de la Universidad.
 
Nació el año 1206 en Lauingen, ciudad de la Suevia bávara, asentada a las orillas del Danubio. Su familia era militar; tenía una historia gastada al servicio del emperador y un castillo a dos millas de la ciudad. En él pasó Alberto los primeros años de la infancia. Luego, en la escuela de la catedral, empezó a aprender las letras y afianzó su corazón en la piedad.
 
Pero la vida del joven necesitaba más horizonte. No le llamaba la milicia. Le atraía la observación de la naturaleza, y por eso se dirigió a Padua, en cuya Universidad a la sazón se aprendían especialmente las artes liberales del Trívium y del Quatrívium. Sin embargo, la ciencia sola no le convenció nunca. Tampoco quería ser sólo santo. Le atraían las dos cosas. Por eso frecuentaba la iglesia de unos frailes de reciente fundación. Se decía que habían roto los moldes del monaquismo tradicional y que acompasaban la institución monástica con las necesidades culturales y apostólicas de la época. El fundador era un español, Domingo de Guzmán, quien quiso que sus religiosos fueran predicadores y doctores. Acababa de morir, dejando la institución en manos de un compatriota de Alberto, Jordán de Sajonia. Dios había dado a Jordán un tacto especial para tratar y convencer a gentes de universidad. Más de mil vistieron el hábito durante su gobierno, salidos de los claustros universitarios de Nápoles, de Bolonia, de Padua, de París, de Oxford y de Colonia. Y no era infrecuente el caso en que, al frente de los estudiantes y capitaneando el grupo, lo vistiera también algún renombrado profesor.
  
Alberto cayó en sus redes. Un sueño en el que la Virgen le invitaba a hacerse religioso y el hecho de que Jordán le adivinara las indecisiones que le atormentaban, le indujeron a dar el paso. Con ello no abandonó los estudios de la Universidad. Domingo quería sabios a sus frailes; sólo que a la sabiduría clásica debían añadir el conocimiento profundo de las verdades reveladas. El joven novicio dedicó cinco años a la formación que le daban los nuevos maestros, y el Chronicón de Helsford resume su vida .de estos años diciendo que era “humilde, puro, afable, estudioso y muy entregado a Dios”. La Leyenda de Rodolfo lo describe como
“un alumno piadoso, que en breve tiempo llegó a superar de tal modo a sus compañeros y alcanzó con tal facilidad la meta de todos los conocimientos, que sus condiscípulos y sus maestros le llamaban el filósofo”.
  
Terminados los estudios empiezan la docencia y la carrera de escritor, menesteres en que consumiría su vida, salvo dos paréntesis administrativos, uno al frente de la provincia dominicana de Germania, y otro, ya obispo, al frente de la diócesis de Ratisbona. Su vida docente empezó en Colonia. Después pasó a regentar cátedra en Hildesheim, en Friburgo, en Estrasburgo, de nuevo en Colonia y en París. Simultaneó la labor de cátedra con la de escritor y comentó los libros de Aristóteles, los del Maestro de las Sentencias (Pedro Lombardo) y la Sagrada Escritura. Pedro de Prusia escribió este elogio de la obra de Alberto:
“Cunctis luxísti,
scriptis præclárus fuísti,
mundo luxísti,
quia totum scíbile scisti”.
(Ilustraste a todos;
fuiste preclaro por tus escritos;
iluminaste al mundo
al escribir de todo cuanto se podía saber).
 
Para desarrollar su labor docente y escrita le había dotado Dios de un fino espíritu de observación. Estudió las propiedades de los minerales y de las hierbas, montando en su convento lo que hoy llamaríamos un laboratorio de química. Estudió también las costumbres de los animales y las leyes de la naturaleza y del universo. Movilizó un equipo de ayudantes, hizo con ellos excursiones audaces y peligrosas a lugares difíciles, viajó mucho, gastando lo que pudo y más de lo que pudo, todo con el fin de robar sus secretos a la obra de la creación.
 
A la observación añadió la habilidad, y al laboratorio conventual de química sumó lo que llamaríamos gabinete de física y taller mecánico. Dice la leyenda que construyó una cabeza parlante, destruida a golpes por su discípulo Tomás de Aquino al creerla obra del demonio. La anécdota, que no es histórica, ilustra el espíritu positivo y práctico del Santo, que sí lo es. Por todo ello entre los elementos formadores del carácter alemán, sentimental, artista, práctico y exacto, cuenta Ozanam a los Nibelungos, al Parsifal, a la obra poética de Gualter de Vogelweide y a las obras de San Alberto Magno.
 
Su labor no terminó con el estudio de las criaturas. Además de naturalista era teólogo y santo. Precisamente para serlo se decidió en Padua a simultanear la Escritura con el Trívium y el Quatrívium y a frecuentar a la vez la Universidad y el convento de dominicos. No es extraño, pues, que, cuando se puso a escribir sus veinte volúmenes en folio, lo hiciera señalándose a sí mismo una meta clara: “Et intentiónem nostram in sciéntiis divínis finiémus” (Terminaremos todos hablando de las cosas de Dios). Y así, a la Summa de creatúris siguieron los Comentarios a las Sentencias, los Comentarios a la Biblia y una serie de opúsculos de muy subida espiritualidad. Nada tenía interés para él si no terminaba en Dios. De estudiante lo vimos ya piadoso y sobrenaturalizador de su vida estudiantil. Tomás de Cantimprano describe así su vida de maestro:
“Lo ví con mis ojos durante mucho tiempo, y observé cómo diariamente, terminada la cátedra, decía el Salterio de David y se entregaba con mucha dedicación a contemplar lo divino y a meditar”.

Predicación de San Alberto Magno
  
Se dijo más arriba que su paso por la vida no fue sólo el de un maestro y un escritor, fue también el de un gobernante. Metido en la barahúnda de la administración, se distinguió como árbitro, como pacificador, como reformador. Acaeció su muerte el 15 de noviembre de 1280, cuando tenía setenta y cuatro años. Le precedieron unos meses de obnubilación, como si esto fuera privilegio de los genios. También la sufrieron Tomás de Aquino, Newton y Galileo. En realidad la ciencia de aquí era nada para el conocimiento que con la muerte le iba a sobrevenir en la contemplación de Dios.
  
Quedan aquí señalados algunos de sus muchos merecimientos. Recordaremos otro singular. Alberto descubrió a Tomás de Aquino entre sus muchos alumnos de Colonia. Lo formó con mimo y con amor, porque adivinó las inmensas posibilidades de este napolitano. Luego influyó para que, joven aún, ocupara en París la cátedra más alta de la cristiandad. El Doctor Angélico murió antes que él. Algunos doctores parisinos quisieron proscribir sus doctrinas, y era preciso defenderlas. El Santo, ya viejo, cubre a pie las largas etapas que separan Colonia de París para defender a su discípulo. Su intervención fue eficaz y decisiva. La Iglesia y el mundo, que le deben mucho por lo que fue y por lo que hizo, le son deudores también en gran parte de lo que fue y de lo que hizo Santo Tomás.
  
EMILIO SAURAS, OP
   
MEDITACIÓN SOBRE LA VIDA ACTIVA Y SOBRE LA VIDA CONTEMPLATIVA
I. Todos los fieles componen un cuerpo cuya cabeza es Jesucristo; es menester, pues, que los miembros tengan oficios diferentes. ¡Cuán dulce es no tener comercio con las creaturas y conversar sólo con Dios! Es hacer en la tierra lo que los Ángeles y los santos hacen en el cielo. Si nuestra alma no busca ni ama sino a su Creador, en quien encuentra encantos infinitos, las creaturas no ejercen ya atractivo sobre ella. Señor, atraed mi alma a Vos, desembarazadme de tantos inútiles cuidados que me impiden platicar con Vos.
 
II. La caridad, la obediencia y tu posición no te permiten llevar una vida puramente contemplativa con Magdalena, es preciso vivir una vida activa con Marta. Tienes más ocasiones de caer en los lazos del demonio, manténte, pues, en guardia. No imites a los malos con los cuales vives; conviértelos si puedes. Entre las creaturas, conserva la unión de tu corazón con Dios. Realiza, a imitación de los santos, obras de misericordia; alivia a tu prójimo por amor a Jesucristo, considéralo en la persona de aquéllos con quienes estás en relación; entonces les prestarás todos los buenos oficios, sin esfuerzo y sin peligro para ti; las creaturas elevarán tu corazón a Dios.
 
III. Une los ejercicios de la vida contemplativa con las ocupaciones de la vida activa, de modo que la una no impida a la otra. Cumple todos los deberes de cortesía y de caridad que los compromisos del mundo te imponen, Dios lo quiere; pero evita todas las conversaciones inútiles, y administra tu tiempo de manera que te quede el suficiente para conversar con Dios. Es la vida que Jesucristo llevó en la tierra. ¡ Ay! ¿qué hacen los cristianos? ¡Dan a los negocios del mundo todas las horas del día, y no reservan ni un momento para pensar en Dios y en su salvación! “Nos traicionamos a nosotros mismos entregándonos por entero a lo que no puede seguirnos a la otra vida”. (San Juan Crisóstomo).

La práctica de las buenas obras. Orad por los profesores de teología.
 
ORACIÓN
Oh Dios, que hicisteis grande al bienaventurado Alberto, vuestro pontífice y doctor, en la sumisión de la sabiduría humana a la fe divina, concedednos que nos adhiramos a su enseñanza y gocemos así en el cielo de la luz perfecta. Por J. C. N. S. Amén

martes, 14 de noviembre de 2017

OBLIGAN A CRISTIANOS CHINOS A SUSTITUIR LOS CRUCIFIJOS POR RETRATOS DE XI JINPING, SO PENA DE PERDER SUBVENCIONES

Noticia tomada de ABC (España).

   
Las autoridades de una comunidad del sur de China con una importante implantación de la fe cristiana están obligando a los creyentes de la zona a descolgar de sus casas retratos de Jesucristo, cruces y otros símbolos religiosos para sustituirlos por cuadros con la efigie del presidente Xi Jinping.
  
Según informa hoy el diario South China Morning Post, miles de cristianos de la comarca de Yugan, situada en la provincia de Jiangxi, han cedido a estas presiones, algunos bajo la amenaza de dejar de recibir ayudas económicas para paliar su pobreza.
  
Se calcula que un 10% de personas en Yugan viven bajo el umbral de pobreza (ingresos menores a un dólar diario), porcentaje que coincide con el de cristianos en la zona, señala el diario.
  
Creyentes en el partido
Las autoridades locales han lanzado una campaña de «transformar creyentes en la religión en creyentes en el Partido» que incluye la entrega de cientos de retratos del presidente Xi y visitas de líderes a comunidades pobres cristianas para convencerles de que cambien sus iconos domésticos.
  
«Muchos campesinos son ignorantes, creen que Dios es su salvador, pero después del trabajo de los líderes se darán cuenta de sus errores y verán que ya no deben apoyarse en Jesús sino en el Partido Comunista», destacó el presidente de una de las asambleas locales, Qi Yan, citado por South China Morning Post.
  
El aumento de la concentración de poder en manos de un sólo líder, Xi Jinping, un proceso que no se daba en China desde la muerte de Mao Zedong hace 41 años, va acompañado de casos de culto a la personalidad del actual presidente que recuerdan a los que hubo en torno al Gran Timonel durante la Revolución Cultural (1966-76).
 
Es precisamente desde el fin de ese movimiento cuando distintas ramas del cristianismo fueron entrando en comunidades rurales y urbanas de algunas partes de China, formando una comunidad religiosa creciente que según algunas estimaciones ya supera a los 90 millones de miembros del Partido Comunista.
  
Durante el Gobierno de Xi ha habido un aumento de las presiones del régimen contra las creencias religiosas, como la retirada masiva de cruces cristianas en el este del país o numerosas medidas de limitación de la fe islámica en el noroeste, bajo la excusa de la lucha contra el yihadismo.

lunes, 13 de noviembre de 2017

PADRE PÍO: “SATANÁS GOBERNARÁ LA PSEUDOIGLESIA”

Alrededor de 1960, el famoso exorcista romano Gabriele Amorth († 2016) conoció al Padre Pío de Pietrelcina († 1968) y habló con él sobre el tercer secreto de Fátima. Amorth habla sobre esto en una entrevista realizada en 2011, publicada recientemente por José María Zavala como parte de un libro titulado “El secreto mejor guardado de Fátima”.

El Padre Pío le dijo al Padre Amorth: “¿Sabes Gabriele? Satanás se ha introducido en el seno de la Iglesia y en muy poco tiempo llegará a gobernar una falsa iglesia” (JOSÉ MARÍA ZAVALA. El secreto mejor guardado de Fátima, pág. 213 y siguientes). Amorth dice que el Padre Pío estaba “realmente atormentado” por una cuestión que es “la gran apostasía dentro de la Iglesia”.
  
COMENTARIO: Este testimonio es una prueba más de que el verdadero Tercer Secreto de Fátima trata de la Gran Apostasía y de la Falsa Iglesia del Vaticano II. Lástima que Gabriele Amorth, sabedor de la situación de Apostasía generada por causa y ocasión del Concilio Vaticano II, no obstante permaneció hasta su muerte en la iglesia conciliar reconociendo a sus falsos reclamantes al Papado y oficiando sus inválidos sacramentos en vez de combatirlos.

NONNE DUOCÉCIM SUNT HORÆ DÍEI? (¿No son, acaso, doce las horas del día)

Tomado de FUNDACIÓN SAN VICENTE FERRER
  
¿Puedo, por ventura, sacar alguna lección provechosa para mi adelantamiento espiritual de estas palabras?
 
Pero, ¿acaso Nuestro Señor no las dijo para mi enseñanza? Son palabras divinas, y en ellas, como en todas las palabras de Cristo, hay espíritu y vida.
 
Los Apóstoles habían visto a Jesús resuelto a ir a Betania..., y el temor les sobrecogía. Pero, Señor, ¿volverás a Judea sabiendo que te buscan para darte la muerte?
 
Y ¿qué responde el divino Maestro? «¿No son, acaso, doce las horas del día?». Quiere tranquilizar la inquietud de sus discípulos: «Antes de la hora que mi Padre ha señalado, no hay nada que temer; las horas de mi vida no podrán ser acortadas por mis enemigos».
 
¡Oh! Si esta lección entrara bien hasta el fondo de mi alma y se grabara en ella de modo que nunca se borrase, ¡qué fuente de paz y de tranquilidad para mi vida!
  
Son también doce las horas de mi día, ni una más ni una menos; las horas señaladas por Dios para mí desde la eternidad; son las horas de que puedo disponer de luz, en que para mí es de día. «Y el que anda de día —dice el Señor— no tropieza, porque ve la luz de este mundo».
  
Horas que me han sido dadas para andar, para caminar hacia mi patria, que es el cielo. Horas que me han sido dadas para negociar el único negocio, que es la salvación eterna de mi alma y mi propia santificación. Pasadas ellas, vendrá la noche... In qua nemo potest operári.
 
¡Cuántas veces me sorprendo lleno de preocupaciones inútiles, como si pudiera hacer que las horas de mi día fueran más de doce! Esa preocupación absurda hace que no aproveche el tiempo como debo: me roba energías preciosas, me quita la paz, me impide consagrarme con intensidad al trabajo del momento presente.
 
Si la persuasión íntima de que Él mismo, que señaló las horas de mi día, las va disponiendo una a una y que a mí sólo me toca aprovechar esa disposición, se hiciera la norma de mi vida, viviría confiado en esa Providencia amorosa que me rige, y me ahorraría mil preocupaciones dañosas a mi espíritu. ¡Mas olvido tan fácilmente esta verdad!
 
El divino Maestro iba tranquilo a Judea, a meterse en medio de sus enemigos. Y no era temeridad. Era, sencillamente, la confianza segura en la Providencia del Padre celestial: todavía no había llegado su hora, y todavía no había sonado en el reloj de la Providencia la hora de los enemigos... Jesús lo sabía, e iba tranquilo y sereno..., y los enemigos, que lo ignoraban, se movían inútilmente, porque no habían de lograr el intento de prenderle antes de que esa hora llegara.
 
Así es mi vida. Y yo lo sé. Pero lo olvido a cada momento. Y porque lo olvido, me dejo embargar por la intranquilidad y por la preocupación. Mis horas son doce. Están contadas. En ellas tengo que trabajar. Pasadas ellas ya no tendré que hacer sino disfrutar del fruto de mi trabajo o llorar sin esperanzas el no haber sabido aprovecharlas. Por eso el consejo del Maestro: «Caminad mientras tenéis luz».
 
Son doce mis horas de luz. Tengo que repetírmelo una y otra vez. ¿Cuántas de esas doce horas han pasado ya?... No lo sé. Mas sí sé que lo Único que verdaderamente me importa es que sean muchas o pocas las que me restan, me es necesario aprovecharlas, si no quiero tropezar en las tinieblas.
 
P. ALBERTO MORENO SJ, Entre Él y yo.

domingo, 12 de noviembre de 2017

ALGUNOS VERSOS COMPLICADOS PARA LOS PROTESTANTES

Traducción del artículo publicado en DOUAY RHEIMS BIBLE ONLINE.
  
Los acatólicos usan su Biblia como la única autoridad para sus creencias, y rechazan la Iglesia Católica como algo que vino después de la Biblia. Afirman ser la verdadera Iglesia, pero no pueden tener autoridad porque discrepan entre ellos mismos sobre qué significarán esos versos.
  
Ellos dicen que la Biblia es la Palabra de Dios y que el significado está claro, por tanto ellos pueden leerla por sí mismos, sin ayuda del Papa o de la Iglesia Católica.
  
Este artículo apunta los versos bíblicos más difíciles, tan difíciles que ellos los han cambiado en sus biblias, o a menudo ofrecen las interpretaciones más ilógicas, o dicen que los versos no son para ser tomados literalmente. O simple y llanamente, nunca hablan de ellos.
  
Por tanto, su autoridad NO es su biblia, sino ellos mismos, porque ellos determinan qué versos deben ser tomados literalmente y cuáles no.
  
Ahora demos un vistazo a los versos más difíciles, que prueban que los solobiblistas no son cristianos, o están espiritualmente muertos:
  1. «Entonces Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: Si no coméis la carne del Hijo del hombre, y bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros». [Juan 6, 54]
    Conclusión: Con la Sola fide, los Protestantes están muertos, espiritualmente muertos. Para tener la vida de Cristo en ti, debes comer Su carne y beber su Sangre en la Sagrada Comunión.
     
    Versos de apoyo:
    1a. «Si alguno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré, es mi carne, para la vida del mundo». [Juan 6, 52]
    1b. «El que come mi carne, y bebe mi sangre, tiene vida eterna: y yo le levantaré en el último día». [Juan 6, 55]
    1c. «Y tomando [Jesús] el pan, dio gracias, y lo partió; y se los dio, diciendo: Este es mi cuerpo, que es entregado por vosotros. Haced esto en memoria de mí». [Lucas 22, 19]
    1d. «Por tanto, cualquiera que coma este pan, o beba del cáliz del Señor indignamente, será reo del cuerpo y la sangre del Señor». [I Corintios 11, 27].
     
  2. «¿Pero no sabes, ¡oh hombre vano!, que la fe sin las obras es muerta?» [Santiago 2, 20]
    Conclusión: Con la Sola fide, los Protestantes están muertos, espiritualmente muertos. Para tener la vida de Cristo en ti, debes hacer buenas obras, actos de caridad. Parecerá que discrepa con San Pablo, quien dice:.
    «Pero sabed que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo...» [Gálatas 2, 16].

    La Biblia, sin embargo, no puede contradecirse a sí misma, y por consiguiente, San Pablo debe estar hablando sobre un tipo distinto de obras, las obras de la Ley antigua que Jesús criticó, diciendo:
    «Todas las cosas, por tanto, que ellos os digan a vosotros, observadlas y hacedlas: pero según sus obras no actuéis; porque ellos dicen, y no hacen». [Mateo 23, 3].

    De hecho, San Pablo está de acuerdo, aunque usa la palabra “caridad” en lugar de la palabra “obras” usada por San Santiago el Menor. Ver 2f.
       
    Versos de apoyo:
    2a. «¿Qué aprovechará, hermanos míos, si un hombre dice tener fe, pero no tiene obras? ¿Esa fe lo podrá salvar?». [Santiago 2, 14]
    2b. «Así también la fe, si no tiene obras, está muerta en sí misma». [Santiago 2, 17]
    2c. «Pero alguno dirá [al que no cree en las obras]: Tú tienes fe, y yo tengo obras: muéstrame tu fe sin obras, y yo te mostraré, por las obras, mi fe». [Santiago 2, 18]
    2d. «¿Veis que por las obras un hombre es justificado; y no por la fe solamente?». [Santiago 2, 24]
    2e. «Porque incluso como el cuerpo sin el espíritu es muerto; así también la fe sin obras es muerta». [Santiago 2, 26]
    2f. «Porque si no tengo caridad, nada soy». [I Corintios 13, 2]
      
  3. «Como también en todas sus epístolas [de Pablo], hablando en ellas de estas cosas; en las cuales hay ciertas cosas difíciles de entender. de las que los incultos e inestables tuercen, como también las demás escrituras, para su propia destrucción». [II Pedro 3, 16]
    Conclusión: La Biblia sola no es suficiente. Una autoridad docente (la Iglesia) es necesaria para enseñar la Verdad y dirimir las controversias entre dos o más personas.
     
    Versos de apoyo:
    3a. «Ninguna profecía de la Escritura está hecha para interpretación privada». [II Pedro 1, 20]
    3b. «Dijo [el eunuco]: ¿Y cómo podría entenderlo, si nadie me lo explica? Y pidió a Felipe que subiera [al carruaje] y se sentara con él». [Actas 8, 31]
     
  4. «Por tanto, mis amados, (como siembre habéis obedecido, no solo en mi presencia, sino mucho más en mi ausencia), trabajando con miedo y temblor por vuestra salvación». [Filipenses 2, 12]
    Conclusión: Los Protestantes no están completamente salvos. Si bien la Redención es eficaz completamente, la virtud de la misma depende de si la persona actúa en consecuencia.
     
    Verso de apoyo:
    4a. «No todo el que me diga, Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos: sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo, entrará en el reino de los cielos».  [Mateo 7, 21]
      
  5. «Es por tanto un santo y honesto pensamiento orar por los muertos, para que puedan ser absueltos de sus pecados». [II Macabeos 12, 46]
    Conclusion: El Purgatorio existe.
     
    Versos de apoyo:
    5a. «Ponte de acuerdo con tu adversario ahora, mientras estás caminando con él: si no tal vez el adversario te entregará al juez, y el juez te entregará al oficial, y te arrojará a prisión [Purgatorio]. De cierto te digo, no saldrás de allí hasta que pagues el último cuarto». [Mateo 5, 25-26]
    5b. «Que en nombre de Jesús toda rodilla se doblará, de los que están en el cielo, en la tierra, y debajo de la tierra [Purgatorio]». [Filipenses 2, 10]
    5c. «Y ninguno fue capaz, ni en el cielo, ni en la tierra, ni debajo de la tierra [Purgatorio], para abrir el libro, ni mirarlo». [Apocalipsis 5, 3]
    5d. «Y cualquiera que diga una palabra contra el Hijo del hombre, se le perdonará: pero el que hable contra el Espíritu Santo, no será perdonado, ni en este mundo, ni en el venidero». [Mateo 12, 32]
      
  6. «Y yo te digo: que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella». [Mateo 16, 18]
    Conclusión: Jesús fundó una iglesia que funcionó sin difundir tantas Biblias por 1500 años. Por tanto, Primero fue la Iglesia, y luego las Biblias. Más aún, la Iglesia nos enseñó cuáles son los libros inspirados que conforman la Biblia (73 en total) en el Concilio Romano de 382 AD.
      
    Versos de apoyo:
    6a. «Y si él no los escucha: dile a la iglesia. Y si no escucha a la iglesia, entonces apártalo como pagano y publicano». [Mateo 18, 17]
    6b. «Pero si tardare, es para que puedas saber cómo comportarte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, el pilar y fundamento de la verdad. [I Timoteo 3, 15]
     
  7. «Aquellos pecados que perdonéis, son perdonados. Aquellos pecados que retengáis, son retenidos». [Juan 20, 23]
    Conclusión: Si un hombre cae en pecado, necesita una manera de ser digno de recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo (ver 1d). Se hace digno de ello al confesar sus pecados a aquel que de parte de Dios recibe el poder de perdonar pecados, esto es, a un Sacerdote Católico LEGÍTIMO Y VÁLIDAMENTE ORDENADO.
     
    Verso de apoyo:
    7a. «Si confesamos nuestros pecados, él [Jesús] es fiel y justo, para perdonar nuestros pecados, y purificarnos de toda iniquidad». [I Juan 1, 9]
      
  8. «Y entrando el ángel, le dijo [a María]: Salve, llena de gracia, el Señor es contigo: bendita tú entre las mujeres». [Lucas 1, 28]
    Conclusión: María, la madre de Jesús, era llena de gracia. ¿Cómo pudo ser llena de gracia sin estar bautizada? Respuesta: Ella, aunque fue bautizada, fue concebida sin pecado original (a diferencia de cualquier otra persona, excepción hecha a Jesús). Los Protestantes dicen que los Católicos adoran a María, lo que está en contra del Primer Mandamiento. Sin embargo, la primera parte del “Ave María”, que los Católicos dicen, es tomada de la Biblia (ver 8a) y la segunda parte es meramente pedirLe que ore por nosotros.
     
    Verso de apoyo:
    8a. «Y ella [Isabel] gritó con alta voz, y dijo: Bendita tú entre las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre». [Lucas 1, 42]

sábado, 11 de noviembre de 2017

NUEVO LIBRO SOBRE LA MAFIA VATICANA

Traducción del artículo publicado en MEDIAS-PRESSE.INFO (Francia)
 
Las verdades ocultas, los secretos y los miedos del papa Luciani, las negociaciones jamás reveladas sobre el caso Emanuela Orlandi, los documentos reservados sobre el IOR (el Instituto para las Obras de Religión, el banco del Vaticano), las cuentas corrientes de papas, cardenales, actores famosos y políticos, la verdad sobre la dimisión de Ratzinger, la batalla subterránea contra las reformas de Francisco, los abusos sexuales entre los niños del coro papal que viven en el Vaticano, el poder sin medida del lobby gay: Peccato originale (Pecado original), el último libro del periodista Gianluigi Nuzzi que salió el pasado 9 de noviembre de 2017 en Italia tiene el efecto de una bomba sobre estos diferentes temas candentes.
  
 
Una tesis sobre la muerte del papa Luciani emerge de las líneas que le son consagradas. A través de la publicación de nuevos documentos clasificados del IOR, remontados a los años 70, el periodista hace resaltar claramente el rol de Mons. Paul Marcinkus, prelado estadounidense a cargo del banco vaticano, el IOR, y la voluntad de Juan Pablo I de «hacer la limpieza», en nada menos que las altas esferas del Instituto. Una tentativa de revolucionar la Curia Romana que estaba confinada, y luchaba entonces, con un sistema tentacular, oculto, que implicaba a los altos prelados de la Santa Sede para favorecer a través del IOR a personalidades políticas, empresarios, actores, directores de cine, cardenales, operaciones financieras millonarias y el tráfico internacional de drogas, todas estas actividades aún realizadas hoy. Este mismo lobby financiero construido alrededor de la banca vaticana había frenado cualquier intento de reforma de Juan Pablo I, hasta provocar su muerte en 1978. Gianluigi Nuzzi sostiene, gracias a ciertas confidencias del cardenal Silvio Oddi, cercano a Juan Pablo I, transcritas en el libro, que el deceso del pontífice, 33 días después de su elección al trono pontifical, fue la consecuencia de una mala salud que se agravaría fuertemente tras el descubrimiento por el papa Luciani de «esta verdad trágica e indecible».
  
Sobresale en el libro de Nuzzi las difíciles relaciones entre Luciani y Marcinkus, que devela los bastidores tras el primer encuentro entre los dos hombres cuando Juan Pablo I no era entonces sino el patriarca de Venecia: «Piensa en gobernar la diócesis, yo pienso en asegurar la supervivencia de la Iglesia», habría dicho Mons. Paul Marcinkus al obispo en la despedida, después de qu este último le pidiese las cuentas concernientes a la cesión de parte de la Banca Católica del Véneto al Banco Ambrosiano de Roberto Calvi, sin que los obispos venecianos fueran informados. Roberto Calvi, que se proclamaba «el banquero de Dios» o «el Rotschild italiano», centro en los años 80 de un escándalo financiero que le valdría una condena a cuatro años de prisión por distintas malversaciones y operaciones dudosas ligadas a la mafia, fue encontrado colgado bajo un puente del Támeis el 19 de junio de 1982. La policía británica concluyó inicialmente que se suicidó. Pero más tarde la tesis del asesinato se impuso. El IOR, el banco del Vaticano ¡era entonces el principal accionista del Banco Ambrosiano!
  
Entre los otros secretos revelados por este libro impactante, hay uno relacionado con la madre Teresa calcutense, que según Nuzzi, y de acuerdo a los documentos bancarios, «tenía una cuenta corriente en el IOR tan grande, que si ella la hubiese cerrado, ocasionaría la quiebra del Instituto».
  
Otro capítulo versa sobre el caso de Emanuela Orlandi. La desparición misteriosa de esta ciudadana del Vaticano, de edad de 15 años, tiene en suspenso a Italia luego de tres décadas porque implica al Estado vaticano, al Estado italiano, el Instituto para las Obras de Religión -de nuevo-, la Banda della Magliana (asociación criminal mafiosa italiana), el Banco Ambrosiano -nuevamente-, y los servicios secretos de diferentes países. En mayo de 2012, el padre Gabriele Amorth afirmó que Emanuela Orlandi fue secuestrada por un miembro de la policía del Vaticano para orgías sexuales, y luego fue asesinada. El periodista italiano revela que las negociaciones entre la Santa Sede y la fiscalía de Roma tuvieron lugar para cerrar el caso, lo que hace suponer que alguien, en el seno de la Ciudad vaticana, está al tanto. ¿Rapto? ¿Asesinato? Si la joven está actualmente «en el cielo» como lo afirmó en una reciente declaración el papa Francisco, entonces no se trata de un secuestro sino de un homicidio… Si algunos miembros del Vaticano son responsables de esta desaparición, ¿quiénes son? ¿Cuál fue el papel del jefe de la Magliana, Enrico «Renatino» De Pedis, asesinado en 1990 y sospechoso de tener un rol clave en la desaparición de la menor y de Roberto Calvi? Extrañamente la tumba de De Pedis se encuentra en la cripta de la basílica de San Apolinar, lo que generó una verdadera «tensión mediática» que puso al Vaticano en vergüenza. Esta sepultura, normalmente reservada a los sumos pontífices, cardenales y obispos diocesanos eméritos, fue autorizada tras una donación de 500 millones de liras…
 
Luego siguen las páginas más polémicas que se dedican, apoyadas por documentos, a los escándalos sexuales y al lobby gay que condiciona fuertemente las decisiones del Vaticano, entre violencias y presiones perpetradas en los sacros palacios: sobre la gay party con cocaína [revelada el] 28 de junio pasado en un apartamento del Palacio del Santo Oficio en la cual participó Monseñor Luigi Capozzi quien, completamente «disparado», fue arrestado por los gendarmes del Vaticano que llegaron a interrumpir esta orgía homosexual; sobre las confidencias de Elmar Theodor Mäder, el excomandante de la Guardia Suiza: «Existe en el Vaticano un lobby gay tan poderoso que es peligroso para la seguridad del pontífice»; sobre las declaraciones del papa Francisco: «En el Vaticano existe un lobby gay»; sobre el abuso sexual a los niños del coro papal en el pre-seminario del Palacio de San Carlos en el Vaticano revelado por un polaco, Kamil Tadeusz Jarzembowski, que en la época de los hechos, entre 2009 y 2014 era menor y compañero de habitación de un joven abusado como él. Una copia de su carta de denuncia ante la Congregación para la Doctrina de la Fe obra el libro con la respuestia del dicasterio: «luego de una lectura atenta de la carta recibida, no se resaltan hechos delictivos que se inscriban en la esfera de los delitos reservados a este dicasterio» La Congregación por tanto aseguró a Jarzembowski que el papa Francisco estaba al tanto del asunto.
 
Este libro retrata «los bajos» de un bloque de poder criminal, homosexual, financiero, y sus múltiples ramificaciones, que continúan actuando impunemente, más fuertes que los papas y que habían constreñido a Benedicto XVI a la dimisión y abrieron la puerta a Francisco…
  
FRANCESCA DE VILLASMUNDO

viernes, 10 de noviembre de 2017

EXCOMULGARON A DON ALESSANDRO MINUTELLA

Noticia publicada en COMO VARA DE ALMENDRO.
 
Alessandro Minutella
   
Hoy se ha excomulgado a don Minutella. El sacerdote siciliano lo ha anunciado él mismo, en una intervención en directo ayer por la tarde en Radio Domina Nostra, una cadena religiosa siciliana, y cuyo vídeo pueden ver aquí.
 
En meses pasados, el sacerdote, muy explícito en sus críticas acerca de algunas decisiones del Vaticano y del papa, y particularmente muy crítico con las ambigüedades contenidas en la exhortación post-sinodal Amóris Lætítia, había sido removido de su parroquia y obligado a guardar silencio. Una medida a la cual ha obedecido por nueve meses. Ayer por la tarde ha vuelto a hablar. Les ofrecemos aquí una parte transcrita de su discurso:
“Después de mi apelación al Clero tras haber enviado una carta a mi obispo el 21 de septiembre en la que volví a profesar todas y cada una de las verdades de la fe católica, incluido el tratado de voluntad e intelecto al Romano Pontífice, el prefecto de la Congregación para el Clero me ha notificado que la apelación se suspendió hasta el 8 de diciembre. Mientras tanto, tendría que hacer público un testimonio de lealtad al Papa Francisco en las redes. Me he preguntado el porqué de tan singular exigencia. En cualquier caso, habiendo expresado en mi carta precedente mi respeto por el intelecto y la voluntad al Romano Pontífice, no he considerado que tuviera que intervenir ante tal exigencia. Me he preguntado ¿de dónde viene esta insólita petición, que no se ha dado nunca? De todos modos, hoy (ayer para los que lean hoy), he estado convocado a la Curia por mi obispo, que tras largos meses de ausencia hacia quien esto suscribe, me ha dado una carta en la cual dice que si yo no hago un acto de pública fidelidad al papa Francisco, seré excomulgado con dos solemnes excomuniones”.
    
Continúa don Minutella:
Me han venido ganas de sonreír pensando que a Lutero casi se le está levantando la excomunión, por tanto puedo esperar que suceda. Le recordé a mi obispo que en la carta que le envié y para el conocimiento de la Congregación, reiteré mi respeto por el Romano Pontífice. Esto, o es esquizofrenia o es verdaderamente un chantaje. Entonces, me pregunto y pregunto a todos ustedes: ¿pero el Romano Pontífice no es el mismo papa Francisco? ¿O nominalmente el Romano Pontífice es cualquier cosa respecto al papa Francisco? Porque, si es la misma persona ¡no entiendo como uno se puede mover en la dirección de dos excomuniones! Quiere decir que detrás hay alguna otra cosa. Pero estén atentos porque lo que aquí está en juego es el bien de la Iglesia. Porque si la distinción es solamente nominal, entre el Romano Pontífice y el papa Francisco, yo hice mi declaración por escrito, y la puse en la carta, No me han querido escuchar. ¿Qué finalidad tienen entonces nueve meses de obediencia? No hago este acto hipócrita, que no sería de obediencia, sino de sumisión supina y de sometimiento tal que, como dice Santo Tomás de Aquino, la virtud de la obediencia está sujeta al sistema de justicia. Si no hay justicia como virtud cardinal que gobierna la obediencia, la obediencia ya no es una virtud, sino que se convierte en sometimiento. Como sacerdote y bautizado, profundamente enamorado de Cristo y de su Iglesia que vive el calvario, declaro todo cuanto sigue: soy yo ahora quien humildemente pido al Romano Pontífice que aclare qué piensa realmente de la comunión a los divorciados vueltos a casar, porque está creando un clima de confusión del cual él es el primer responsable. En referencia a la salvación de las almas, este es el tiempo en el cual los católicos verdaderos que no quieren camuflarse detrás de un biombo, deben salir fuera. Ahora es el momento. Insto con fuerza llamando a los Cardenales, Excelencias y Hermanos Sacerdotes en un momento de confusión inmensa en la Iglesia: si callamos conduciremos a un número inmenso de almas al Infierno y también para nosotros será la condenación eterna. He callado por meses y desde mañana seré dos veces excomulgado. Ahora digo: ¡es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres! Estas condenas para mi no serán válidas, son medallas al valor”.
 
Finalmente, una última llamada:
Esta falsa Iglesia va adelante con el abuso para meter miedo a los demás. Yo debo ser un ejemplo, así que si hay algún sacerdote que quiere salir fuera fíjese bien como han tratado de reducir a don Minutella. ¡No preciso del papa Francisco en la red para ser excomulgado dos veces! ¡Esto sabe a régimen, no a Iglesia Católica!
   
No hay duda de que la medida adoptada por el Vaticano, en particular por el prefecto de la Congregación, el card. Beniamino Stella, y compartida por el obispo Corrado Lorefice es extremadamente severa. Don Minutella dista mucho de ser el primer caso de sacerdote crítico, inclusive con tono áspero por las decisiones de la Iglesia, también en Italia. Pero para otros es preferible la paciencia y la tolerancia. Quién sabe por qué…

MARCO TOSSATI
Stilum Curiæ
  
COMENTARIO DE JORGE RONDÓN SANTOS: Otro capítulo más del ejercicio de la “misericordia” por Antipapa Bergoglio y su sanedrín frente a quienes disienten de él en favor de la poca Catolicidad que le queda (y que están demoliendo aprisa) en la iglesia conciliar.
  
Sobre el presbítero Alessandro Minutella, a quien, con todo y buena intención, le parece ciencia de cohetes la imposibilidad de una “hermenéutica de la continuidad tradicional” en el Vaticano II y de separar a Bergoglio de su antecesor Ratzinger. Sobra decir que una “Resistencia” a la deuterovaticanidad con sus mismos elementos doctrinales no es sólo infactible, sino ridículo siquiera imaginarlo, en especial teniendo en cuenta que el 99 por cien de los clérigos y laicos conciliares conciben un sentido de la obediencia radicalmente distinto al que enseñara el angélico Santo Tomás de Aquino, apagando el criterio y extendiéndola al error, al crimen y al usurpador.
  
Ahora, para no hablar del doble rasero que utiliza la Apocalíptica Ramera conciliar, ¿Cómo está eso de que la jerarquía vaticana y panormitana exijan sometimiento intelectual y volitivo “al Romano Pontífice” con la adición de “el papa Francisco”? ¿Será que ellos mismos no están seguros de lo que es su señor, como si se tratase de dos entidades diferentes? Está claro que la Deuterovaticanidad, bajo el marxista Bergoglio (que desde el Catolicismo no es nada, como tampoco lo fueron sus antecesores desde Roncalli, ni lo serán sus futuros sucesores), está convirtiéndose en un culto a la personalidad, como lo fueran la Alemania nazi, la Rusia estalinista y como es actualmente Corea del Norte.
  
Finalmente, como Católicos, debemos tener claro: NINGÚN HEREJE, CISMÁTICO Y APÓSTATA PUEDE SER PAPA, NI SE LE DEBE RECONOCER BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA, NI COMO JEFE DE ESTADO. Y por ello, las excomuniones conciliares NO TIENEN VALOR ALGUNO.