sábado, 25 de septiembre de 2021

LO ADMITIÓ: «“Traditiónis Custódes” APUNTABA A ESTADOS UNIDOS, SUIZA Y FRANCIA»

   
El viernes 10 de Septiembre de 2021, Francisco Bergoglio recibió a los obispos conciliares de las provincias eclesiásticas de París, Lyon y Clermont-Ferrand, que estaban realizando su visita Ad Límina Apostolórum, y sostuvo una reunión de 2:20h con ellos, donde trataron temas como las dificultades de su labor diocesana, el informe de la Comisión independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia presentado por su presidente Jean-Marc Sauvé (informe que será presentado el próximo 30 de Septiembre), las relaciones con la política y la visión sobre la Iglesia en Francia en vísperas del “Sínodo sobre la Sinodalidad”.
   
Refiere Famille Chrétienne que (como ha estado sucediendo en los distintos encuentros con él), Bergoglio ha metido a danza el motu próprio Traditiónis Custódes y su implementación: Mientras recomendaba tener una “actitud paternal” con los fieles, Bergoglio insistió en “el hecho” (la obsesión) de que «la celebración del rito antiguo no debe ser un pretexto para rechazar el Vaticano II», rematando con un «Hay que poner un límite, y BASTA». «El papa dijo que lo que quería hacer era restaurar la unidad de la Iglesia luchando contra la ideología que temía aparecería», dijo Michel Aupetit, arzobispo de París. Riesgos que (siempre según Aupetit), Bergoglio encontró «particularmente en los Estados Unidos, Suiza y un poco en Francia, lo cual no es falso», dijo Aupetit, quien el 8 del presente mes restringió el uso de la forma extraordinaria a las parroquias de Santa Odilia, Santa Juana de Chantal, San Eugenio-Santa-Cecilia, San Roque y Nuestra Señora de Lis, bajo la supervisión de Patrick Chauvet, rector de la catedral de Nuestra Señora, y usando en las lecturas la Traducción Oficial Litúrgica implementada en 2013 por la Conferencia Episcopal Francesa.
     
Ante la insistencia de Bergoglio de que la clave del motu es la responsabilidad de los obispos, el arzobispo de Lyon y Primado de las Galias Olivier Jacques Marie de Germay Bullier le respondió que consideraba importante tener en cuenta las particularidades de sus diócesis, esto es, cómo son las relaciones con los grupos tradicionalistas. «Sabemos muy bien que entre los adherentes a la Forma Extraordinaria hay un riesgo de separación para algunos, pero ese no es el caso de todos. En Amóris Lætítia, Vd. nos invita a tener en cuenta la diversidad de situaciones. Aquí [en Traditiónis Custódes], deberíamos hacer lo mismo», dijo. Bergoglio expresó estar de acuerdo con dicha apreciación, y «nos envió de regreso a nuestro rol como obispos, diciémdonos que debíamos asumir la responsabilidad», concluyó Germay.
    
Aupetit volvió a preguntar a Bergoglio si una parroquia donde se celebraba bajo las dos formas podía continuar existiendo, quien le respondió afirmativamente. El prelado parisino reconoció que había «puesto las cosas en orden» y le permitió darse cuenta de actividades clandestinas.
   
***
   
Hasta aquí el informe de Famille Chrétiene. Pasemos ahora al comentario: Michel Christian Alain Aupetit (que con sus setenta años ya no es un mozalbete) está buscando evitar ser el segundo arzobispo de París que no recibe el capelo cardenalicio (de hecho, el primero que termina su mandato sin recibirlo, porque Georges Darboy, quien fusilado durante la “Comuna de París” en 1871 –tal como se lo profetizó Maximino Giraud, vidente de La Salette– nunca lo recibió por sus tendencias galicanistas –en el Concilio Vaticano, apoyó el partido anti-infalibilista, pero abandonó las sesiones antes de votar so pretexto de la guerra franco-prusiana–). Por otra parte, viene otro consistorio, en el que Aupetit suena entre los postulados para el capelo (junto a Arthur Roche, Lázaro You Heung-sik, Luis José Rueda Aparicio, Víctor Manuel “Tucho” Fernández, Carlos Castillo Mattasoglio y ¿Antonio Spadaro SJ? Esperar…), de ahí el afán draconiano de implementar “Traditiónis Custódes” en la archidiócesis parisina, sobre todo porque allí está la que es considerada la “joya de la corona” de la FSSPX y un aguijón en los costados para la iglesia conciliar francesa: la iglesia de San Nicolás de Chardonnet.
   
Por otra parte, se confirma lo que hasta poco tiempo eran rumores de sacristía: Traditiónis Custódes era un ataque contra Estados Unidos, Suiza y Francia, y esto por las siguientes razones:
  • A mediados de los años 60 (sobre todo en torno a 1964), en Estados Unidos comenzó el fenómeno de las capillas independientes donde se celebra la Misa Romana Tradicional. Y hoy hay muchas capillas, seminarios y comunidades tradicionalistas en este país (desde los otrora Ecclésia Dei hasta comunidades sedevacantistas como la Congregación María Reina Inmaculada, la Fraternidad Sacerdotal San Pío V o el Instituto Católico Romano, pasando por la Fraternidad Sacerdotal San Pío X –tanto de Fellay-Pagliarani como la “resistencia” de Richard Williamson–).
  • En Suiza está el Seminario Internacional San Pío X de Écône (cuna de la Frater y sepulcro de su fundador el Arzobispo Marcel Lefebvre), y el cuartel general en Menzingen.
  • Francia, por su parte, presenta un contraste radical: mientras las vocaciones tradicionalistas (FSSP, IBP, FSSPX, abadía de Le Barroux) han experimentado un gran aumento, las diócesis conciliares están “instalando” menos presbíteros, y en muchas de ellas, los presbíteros (ya en avanzada edad) no dan abasto (y el 51% no creen en Dios, según recientes encuestas). A tal punto, que las diócesis prefieren demoler o vender sus templos antes que cederlos a los “tradis”.
Finalizamos con las palabras que Actualités FSSPX concluye su reflexión:
«La impaciencia de Francisco [Bergoglio] confirma su venganza contra la Misa tradicional, así como su impotencia ante las crecientes críticas contra el Concilio Vaticano II, que ya no se pueden detener. Esta actitud es lamentable y anuncia un final de reinado doloroso y patético».
   
JORGE RONDÓN SANTOS
25 de Septiembre de 2021 (Año Mariano “Espada de Lepanto”)
Fiesta de San Fermín, Obispo de Amiens y Mártir de la Fe; de San Cristóbal de Toledo (el “Santo Niño de La Guardia”), Mártir de la Fe; de San Cleofás, Mártir de la Fe; de San Germán de Reichenau OSB, Monje y Confesor; de San Aunario de Auxerre, Obispo y Confesor; y del Beato Marcos Criado Guelamo O. Ss. T., Mártir de la Fe. Nacimiento del Bienaventurado Juan María de la Cruz (en el siglo Mariano García Méndez) SCJ, Sacerdote y Mártir de la Fe. Tránsito del Padre Francisco Suárez SJ (“Doctor Eximio”). Descubrimiento del “Mar del Sur” (Océano Pacífico) por el capitán Vasco Núñez de Balboa; y fundación de la Real Compañía Guipuzcoana en Santiago de León de Caracas.

SAN GERMÁN DE REICHENAU, MONJE Y AUTOR DE LA SALVE

  
Es necesario dar una breve noticia sobre este Germán, tan bien conocido, puesto, que generalmente se le llama beato y su fiesta se celebra en algunos monasterios benedictinos, con autorización de la Santa Sede.
   
Nació en Suabia, en el seno de una familia de la casa de Altshausen, en el año de 1013 y desde que nació fue incapaz de moverse, no porque fuese paralítico, sino porque sus miembros estaban deformados de tal manera y todo su cuerpo tan contrahecho, que habría de serle imposible todo movimiento normal. Era un niño apenas cuando sus padres lo dejaron al cuidado de los monjes de la abadía de Reichenau, en una isla del Lago Constanza, donde pasó los cuarenta años de su vida. A la edad de veinte hizo su profesión religiosa. Como sucede con frecuencia con los que sufren alguna invalidez física, la viva y despejada mente de Germán era un instrumento tan útil como era inútil el de su cuerpo y, por obra de su voluntad, puso toda su inteligencia al servicio del estudio y de Dios. Entre sus escritos figura una de las primeras crónicas de los sucesos mundiales que se escribieron durante la Edad Media, un largo poema inconcluso sobre el pecado mortal y un tratado matemático-astronómico que se abre con estas palabras: «Germán, la hez de los mínimos hijos de Cristo, a la zaga de los aprendices de filosofía, con la lentitud de un asno o de un caracol…» Pero lo más precioso que se conserva de aquel infortunado monje tullido, es un par de inolvidables himnos a Nuestra Señora: el «Alma Redemptóris Mater» y, casi ciertamente la «Salve Regína». No nos debe extrañar que el buen Germán fuese también un diestro fabricante de instrumentos astronómicos y músicos.
   
Aquel santo monje, a quien se admiró en su época como a la «maravilla de los tiempos», murió en el año de 1054.
   
Ver el Die Kultur der Abtei Reichenau (2 vols., 1925). El mejor texto de la crónica se encuentra en Monuménta Germániæ Histórica, vol. V y ha sido traducido al alemán. Florence Annie Yeldham Chesterfield contribuyó con un artículo sobre los escritos de Germán, al Speculum, vol. III (1928), pp. 250 y ss. Hay un breve ensayo sobre el monje Germán en What are Saints? del P. Cyril Charlie Martindale McKenzie SJ.

SÁTIRAS DIECIOCHESCAS PARA EL TIEMPO PRESENTE

Traducción del artículo publicado por Giuliano Zoroddu para RADIO SPADA.
    
Tumba del Papa Clemente XIV (Antonio Canova, 1787. Roma, Basílica de los Santos Doce Apóstoles)
   
En los días en que el mundo veía la Pachamama debajo del baldaquín de Bernini –Octubre de 2019–, un amigo me indicó una curiosa sátira compuesta para la muerte de Clemente XIV. Como el texto era interesante y divertido, me puse a buscarlo en Google Libros. La búsqueda fue breve y muy fecunda: No solo encontré la sátira que ya conocía, sino varias otras. Entonces decidí escribirlas en algunas líneas. Lo hago después de tres años, Nada mal: la actualidad las hace más preciosas.
   
Comencemos por el sujeto de la sátira: Clemente XIV. El cardenal Lorenzo (en el siglo Giovanni Vincenzo Antonio) Ganganelli Mazza OFM Conv., fue elegido al pontificado el 28 de Mayo de 1769. Su acto más conocido es sin duda la supresión de la Compañía de Jesús (los jesuitas) en 1773, el año precedente a su muerte (10 de Septiembre de 1774).
   
Los romanos siempre han acompañado la muerte del papa con versos mordaces. Ejemplo de ellos son las pasquinadas por la muerte de Sixto V (1590): “Descansa el diablo según el papa Sixto, / al diablo fiel, hostil a Cristo”; o por la muerte de León XII (1829): “Aquí della Genga yace, / por su paz y la nuestra”. Por tanto, el Pasquino de 1774 exhibiendo sátiras contra el decimocuarto entre los Clementes ni bien se presentó a su Criador, entra en las ordinariedades de la Roma papal.
   
La particularidad de estos escritos está en el hecho que estos pasquines describen el “pontificado” actual, el primero de un jesuita, entre sincretismo pachamámico, colaboradores de dudosa moralidad, comisariamientos no siempre claros de congregaciones religiosas, relaciones con los Estados no siempre en el interés de la Iglesia, y frecuentes distanciamientos respecto al dictado de la doctrina revelada.
   
No se quiere con esto atribuir a los siguientes textos autoridad poética, sino solo realzar la existencia y la curiosidad desde el punto de vista de la historiografía eclesiástica y de la historia de la literatura. Vea el lector qué pensar. Lo importante es que no se piense que aquí se publican con intento denigratorio del Papado Romano y de la Santa Iglesia.
   
1) Cuatro “lemas” para Clemente XIV 
Para el difunto Pontífice erigióse una suerte de mausoleo en forma de pirámide, con el fin de recordar los “beneméritos”. En la primera cara mostraba la bula In Cœna Dómini por tierra con el lema SACRÓRUM CANÓNUM DESTRÚCTOR (destructor de los sagrados cánones). De hecho, Clemente XIV interrumpió la publicación del documento, que condenaba las violaciones de la libertad eclesiástica y otros delitos. En la segunda cara se representaba un altar con un ídolo encima, a cuyos pies estaban un inglés y un judío adorándolo, cuyo lema era: IDOLÓRUM CULTOR (adorador de los ídolos). La tercera cara estaba decorada con una imagen asaz evocativa: El Castillo de San Ángel hacinado de clérigos apresados. Aludíase claramente al padre Lorenzo de’ Ricci Gianni, general de los jesuitas, encarcelado después de la supresión de la Compañía. Su lema era: CLERICÓRUM PERSECÚTOR (perseguidor de los clérigos). Similar la última cara con tantos monjes y frailes despojados de su sayo y el lema CŒNOBIÓRUM DEPOPÚLATOR (devastador de monasterios). 
   
2) El epitafio de Clemente XIV 
Sacerdótum Persecutóri
Cœnobiórum Depopulatóri
Sacrórum Cánonum Destructóri
Idolórum Cultóri
Senátus Populúsque Románus
Ne tanti excídii memória péreat
Monuméntum poni curávit.
  
Para que de tantos excesos la memoria no perezca,
El Senado y el Pueblo Romano
Procuraron que fuese puesto un monumento
Al Perseguidor de los Sacerdotes,
Al Devastador de los Monasterios,
Al Destructor de los Sagrados Cánones,
Al Adorador de los Ídolos. 
   
3) Reproche de San Pedro a Clemente XIV
Dime, indigno Pastor, ¿qué no hiciste
En el curso de un solo lustro que reinaste?
Los derechos de la Iglesia a otros cediste,
Sobre mi santa sede en vano te apoyaste.
 
Turba de ínfima al lado tuviste
Por el cual el erario disipar dejaste;
Mi pequeña barca salvar fingiste,
Mas entre las olas más infieles la dirigiste.
   
Con infames labores la Iglesia entregaste;
Base y apoyo de la fe no fuiste.
Mas a los enemigos de ella solo favoreciste.
     
Así San Pedro desde los etéreos puestos,
Gritó a Clemente y fue arrojado entre los tristes
Ígneos lazos a sus miembros fueron impuestos.
   
4) Soneto para la tan decantada paz hecha por la santa memoria de Clemente XIV 
La bula que ab antíco siempre fue
El antemural de la inmunidad,
La compañía de Jesús tan ilustre
Que mantenía la fe y la piedad;
   
La justicia del Foro alma virtud,
Del purpúreo senado la majestad,
El honor del Papa que sobre sí tenía,
De la fe de Pedro la santidad:
    
Todo esto en cinco años devastó;
Las llaves en mano a los soberanos cedió,
Y los dogmas en el error abandonó.
   
En compensación el Camauro tuvo para sí
Dos tierras para el estado reconquistó,
He aquí la paz que Clemente hizo.
   
P. AUGUSTIN THEINER CO, Historia del Pontificado de Clemente XIV, (Traducción italiana de Francesco Longhena Serra), Florencia, 1854.

TRONO Vs. ALTAR: EL CASO LA BULA “In Cœna Dómini”

La historia consigna casos de conflictos entre el poder secular y el Papado: Los emperadores bizantinos contra los Papas, los Años de Hierro, la querella de las investiduras, la cautividad babilónica en Aviñón, el Cisma de Occidente, el Saco de Roma, el Padroado en la India portuguesa, el galicanismo (borbónico y revolucionario), la Guerra de unificación italiana... Uno de esos conflictos se debe a un decreto papal: la Bula “In Cœna Dómini”, o Bula de la Cena.
  
La Bula de la Cena, como indica su nombre, se publicaba el Jueves Santo (aunque hubo un tiempo en el que también se hacía el día de la Ascención y la Dedicación de las basílicas de San Pedro y San Pablo. Estas tres fechas eran significativas, pues se simbolizaba los efectos que trae la excomunión: no participar del Cuerpo y la Sangre de Cristo, ser excluido de la oración pública de la Iglesia, y cerrarse ante la persona la puerta del templo, figura de la Jerusalén eternal). En ella se publicaba la lista de delitos que generaban excomunión reservada especialmente a la Sede Apostólica, y su promulgación se realizaba en la logia (pórtico) de la basílica de San Pedro en presencia del Papa, el Colegio de Cardenales, y toda la corte romana, cada uno revestido con sus ornamentos. Primero un auditor del tribunal de la Sagrada Rota Romana leía la bula en latín, y luego un cardenal-diácono la leía en italiano. Finalizada ésta, el Papa arrojaba al suelo de la plaza una antorcha encendida para el efecto (ceremonia que se observaba al declarar el anatema). Luego, el Papa confería la absolución y la Bendición Apostólica a los presentes.
 
La costumbre de la publicación periódica de censuras es muy antigua. El canon décimo de la Convocación Eboracense de 1195 ordena a todos los sacerdotes de la provincia ecleiástica de York publicar censuras de excomunión contra los perjuros con campana y vela encendida tres veces al año. Cinco años después, el Concilio de Londres ordena la publicación anual de la excomunión contra los hechiceros, perjuros, incendiarios, ladrones y los culpables de violación. Aunque se sabe que en Roma era uso antiguo seguir esta práctica (el ceremonial romano de Gregorio IX registra cada uno de los pasos), la primera lista de censuras de los Procesos, como se le llamaba anteriormente apareció en 1363 bajo el pontificado de Urbano V. Con todo, la publicación no era frecuente hasta 1420, en el marco del papado de Martín V y del Concilio de Constanza, frente a los desórdenes que en Bohemia causaba la herejía de Juan Hus. Fue en ese período que se dispuso que sólo se publicara el día de la Cena del Señor, de la cual finalmente tomará su nombre. Bajo el pontificado de Urbano V (1363), la lista contenía siete casos; bajo Gregorio XI (1372), nueve; bajo Martín V (1420), catorce; bajo Pablo II (1470), veintidós; bajo Sixto IV (1478), catorce; bajo Julio II, (1511) doce; bajo Pablo III (1536), diecisiete; bajo Julio III (1550), catorce; bajo Pablo IV (1556), quince;  bajo San Pío V (1567 y 1568), diecinueve; bajo Gregorio XIII (1577), veinte, agregando otro en 1583; bajo Pablo V (1606 y 1619), veinte: y el mismo número en la forma final que le asignó Urbano VIII, según se lee en la disertación de Juan Luis Martínez, marqués del Risco:
  1. Apostasía, Herejía y Cisma, o favorecimiento a ello;
  2. Apelar ante un concilio general futuro las deciciones del Papa;
  3. Piratería en el mar territorial de los Estados Pontificios, y los receptadores;
  4. Saqueo de buques cristianos naufragados, e incautación de pecios y desechos;
  5. Imponer nuevos peajes e impuestos, o incrementar los existentes, en los casos prohibidos por la ley civil o por autorización de la Santa Sede;
  6. Falsificar bulas y breves apostólicos;
  7. Suministrar armas, municiones, material de guerra o informes del estado de la Cristiandad a sus enemigos;
  8. Obstaculizar, o amparar a los que impidan de la exportación de alimentos y otros productos a la sede de la Corte romana;
  9. Ejercer o favorecer actos de violencia contra los viajantes hacia y desde la Corte romana, como también contra los residentes de la Curia;
  10. Ejercer o favorecer actos de violencia contra los habitantes y peregrinos a Roma;
  11. Ejercer violencia contra los cardenales y demás prelados;
  12. Ejercer violencia, por sí o por interpuesta persona, contra los que tratan asuntos con la corte romana;
  13. Apelar la futura ejecución de los decretos eclesiales ante las cortes seculares;
  14. Intromisión de los tribunales seglares en las causas espirituales de los tribunales eclesiásticos;
  15. Encausar a personas eclesiásticas ante los tribunales civiles, fuera de los casos previstos en el Derecho Canónico, o promulgar leyes contrarias a la libertad de la Iglesia;
  16. Impedir el ejercicio de la jurisdicción eclesiástica, o recurrir sus decisiones ante los tribunales seculares;
  17. Usurpar los bienes de la Iglesia, o embargarlos sin permiso de las autoridades eclesiásticas pertinentes;
  18. Imponer diezmos y tributos sobre las personas eclesiásticas, sin permiso especial del Papa;
  19. Injerencia indebida de jueces laicos en causas criminales o capitales contra los eclesiásticos;
  20. Invasión, ocupación o usurpación de cualquier parte de los Estados Pontificios.
 
Había una cláusula en la que se ordenaba a todos los patriarcas, arzobispos y obispos velar por su publicación regular en sus respectivos ámbitos de jurisdicción, pero más de una vez los poderes seculares se oponían a ello:
  • Hay una carta que San Pío V envió al piadoso rey Felipe II de España en la cual le reclama por la no publicación de la bula, y en el año 1582, el rey expulsó al nuncio apostólico por intentar publicar la Bula (Felipe II, aunque defendió la aplicación de algunos puntos, la prohibió diez años atrás, y la Real Audiencia de Cataluña rechazó la Bula en 1552). Sus sucesores Carlos II, Felipe V y Carlos III la prohibieron también.
  • La publicación de la bula fue prohibida en Francia y Portugal.
  • El Sacro emperador Rodolfo II de Habsburgo también se opuso a ella.
A pesar de la oposición de los príncipes, los fieles llegaban a conocerla a través de los rituales diocesanos, los capítulos provinciales de monjes, y la promulgación de jubileos. Además, era obligatorio que los confesores tuvieran consigo una copia, y San Carlos Borromeo ordenó que se colocaran copias en todos los confesionarios del arzobispado de Milán. La última vez que se publicó en forma solemne fue antes de 1770, año en el que fue omitida por el Papa Clemente XIV por razones políticas (el despotismo ilustrado de los monarcas europeos, y los ataques que contra la bula dirigieron Justino Febronio, Antonio Pereira de Figueiredo y el luterano Johann Friedrich LeBret), y nunca más se volvió a reanudar (aunque no por ello se abolió la bula como tal, porque San Pío V había introducido una vigésimoprimera cláusula declarando que continuaría teniendo fuerza de ley hasta que la Santa Sede la sustituyera por otra).
 
Su abolición formal tuvo lugar bajo el Papa Pío IX mediante la Constitución “Apostólicæ Sedis Moderatióni” en 1855, cuyo preámbulo señalaba que, ante el discurrir de los tiempos y la mutación de las costumbres, ciertas censuras eclesiásticas contra cargos como la de la piratería, el suministro de armas a los infieles, el saqueo de naufragios y la colección de impuestos y peajes sin autorización, habían dejado de cumplir su propósito original, siendo inútiles o inoportunas, clasificando las censuras canónicas latæ senténtiæ (sin fórmula de juicio) en:
  • Excomuniones cuya absolución está reservada especialmente al Romano Pontífice.
  • Excomuniones cuya absolución está simplemente reservada al Romano Pontífice.
  • Excomuniones cuya absolución está reservada a los obispos.
  • Excomuniones cuya absolución no está reservada (cualquier sacerdote puede absolverlas en la confesión).
  • Suspensión reservada al Papa.
  • Entredicho reservado.
Este esquema se mantiene en el Código Pío-Benedictino de Derecho Canónico.

viernes, 24 de septiembre de 2021

¿EWTN CONTRA BERGOGLIO?

La Civiltà Cattolica, la revista más importante de los jesuitas y que tiene la exclusiva de las reuniones de Bergoglio con sus hermanos en la Compañía durante sus viajes, reseñó el encuentro de Francisco Bergoglio con los jesuitas de Eslovaquia el 12 de Septiembre. Uno de ellos habló de las tensiones en la iglesia conciliar eslovaca, y de opiniones divididas respecto de Bergoglio, al que le preguntó: «¿como enfrenta usted a la gente que lo mira con sospecha?». 
  
Bergoglio contestó:
«Por ejemplo, hay una gran cadena de televisión católica que habla continuamente mal del Papa sin ningún problema. Puede que yo personalmente me merezca estos ataques e insultos, porque soy un pecador, pero la Iglesia no se merece esto: es obra del diablo. Incluso se lo dije a algunos de ellos.
    
Sí, también hay clérigos que hacen comentarios desagradables sobre mí. A veces pierdo la paciencia, especialmente cuando emiten juicios sin entrar en un diálogo verdadero. Ahí no puedo hacer nada. Por mi parte, sigo adelante sin entrar en su mundo de ideas y fantasías. No quiero entrar y por eso prefiero predicar, predicar… Algunos me acusaban de no hablar de la santidad. Dicen que hablo siempre de la cuestión social y que soy un comunista. Y sin embargo escribí una Exhortación apostólica completa sobre la santidad, la Gaudéte et Exsultáte.
    
Ahora espero que con la decisión de acabar con el automatismo del rito antiguo podamos volver a las verdaderas intenciones de Benedicto XVI y de Juan Pablo II. Mi decisión es el fruto de una consulta con todos los obispos del mundo realizada el año pasado. En adelante, quien quiera celebrar con el vetus ordo debe pedir permiso a Roma, como sucede con el biritualismo. Pero hay jóvenes que después de un mes de su ordenación van donde el obispo a pedirlo. Este es un fenómeno que muestra que estamos retrocediendo.
    
Un cardenal me contó que fueron a verlo dos sacerdotes apenas ordenados para pedirle estudiar el latín para celebrar bien la misa. Él, que tiene sentido del humor, les respondió: “¡Pero si en la diócesis hay tantos hispanos! Estudien español para poder predicar. Después, cuando hayan estudiado el español, vuelvan a verme y les diré cuántos vietnamitas hay en la diócesis, y les pediré que estudien vietnamita. Luego, cuando hayan aprendido el vietnamita, les daré el permiso para estudiar también el latín”. Así los “aterrizó”, les hizo volver a la tierra. Yo sigo adelante, no porque quiera hacer la revolución. Hago lo que siento que debo hacer. Se necesita mucha paciencia, oración y caridad».
Sin entrar en el tema de “Traditiónis Custódes” (del cual ya se ha hablado mucho; baste saber que esto NO APLICA A LA VERDADERA MISA LATINA TRADICIONAL), vamos a analizar este fragmento:
   
Si bien no hace mención de la “gran cadena de televisión católica”, Bergoglio estaba refiriéndose a EWTN, la cadena fundada por la Madre Angélica de la Anunciación OCPA (nacida Rita Antoinette Rizzo Gianfrancesco) en 1981 y que tiene más de 500 emisoras afiliadas, además de la agencia ACI Prensa (y sus filiales) y el diario National Catholic Register. Esto se deduce por Gerard O’Connell, corresponsal en el Vaticano de la revista jesuita estadounidense America y esposo de Elisabetta Piqué (corresponsal en el Vaticano para el diario argentino La Nación y amiga personal de Bergoglio), afirmó que tres funcionarios del Vaticano le contaron bajo anonimato que en el vuelo de Roma a Bagdad (Iraq), mientras Bergoglio saludaba a los periodistas, un reportero y camarógrafo de EWTN lo abordaron diciéndole que estaban rezando por él, y les repuso:
«Tal vez la Madre Angélica, fundadora de EWTN, está en el cielo rezando por mi, pero ustedes deberían dejar de hablar mal de mí»
usando la palabra italiana “sparlare”, que significa “hablar mal de alguien, usando malas palabras”.
  
Y es que en los medios de la rama norteamericana de EWTN han desfilado personajes críticos de Bergoglio y su agenda izquierdista como el cardenal Raymond Leo Burke, el ex-nuncio ante Estados Unidos y “gran denunciante” Carlo María Viganò (que pidió la renuncia de Bergoglio por su encubrimiento al pedófilo Theodore Edgard McCarrick McLaughlin), y el asesor de Donald Trump Steve Bannon (entrevistados por Raymond Arroyo en su programa “The World Over”). Y en la rama hispanoamericana, también el “obispo” de San Sebastián José Ignacio Munilla Aguirre y el presbítero Santiago Martin Rodríguez FM han expresado sus opiniones en sendos programas de televisión (aunque estos son unos neocones blandengues, sobre todo Martín).
   
Extrañamente, el presbítero macielista mexicano Jorge Enrique Mújica LC, director editorial del periódico Zenit (propiedad de los Heraldos del Evangelio-Caballeros de la Virgen, actualmente perseguidos por Bergoglio y el cardenal focolar João Braz de Avis Hack) salió a defender “el canal de la monja”, citando al presidente de ACI Prensa, el sodalité Alejandro Bermúdez Rosell, que dijo en su programa “Cara a cara” de Febrero de 2020:
«El Papa es el Papa. Y todos los demás que dicen hablar por el Papa no son el Papa y por lo tanto van a ser blanco de las críticas cuando les corresponde. Y entonces, si eso les hace creer que eso es estar en contra del Papa, es problema de ellos. Pero ustedes son testigos [señalando al público] de que EWTN de ninguna manera se ha alejado del Papa porque la defensa del pontificado estuvo en el corazón de Madre Angélica y forma parte de la fidelidad a la misión de Madre Angélica cumplir con esa misión».
Y a Michael Warsaw, vicepresidente ejecutivo de EWTN, que dijo en el encuentro de cadenas de televisión católica en Luznica (Croacia), tal como reportó el Servicio de Información Religiosa de la Conferencia Episcopal Italiana el 13 de Septiembre de 2018:
«La Iglesia en los Estados Unidos se encuentra en gran crisis mientras los eventos recientes han dejado a muchos fieles profundamente turbados, llevándolos a juzgar a todos los sacerdotes y a dejar la Iglesia.
    
Nuestra fidelidad al Papa Francisco está demostrada en el hecho de que todos los canales de la red EWTN han transmitido en directo todos los eventos importantes del pontificado del Papa Francisco, de forma que sus mensajes lleguen directamente.
    
Nuestra motivación es sólo ayudar a que la verdad salga fuera por el bien de la Iglesia y las víctimas de este escándalo.
   
Siendo un medio católico, [EWTN] siente la responsabilidad de buscar la verdad incluso si se trata de una verdad difícil para la Iglesia. Pero la red permanece fiel a la Iglesia, y llama también a los otros a esta fidelidad»
Reiterando así la posición expuesta en un artículo de National Catholic Register el 7 de Septiembre de ese año.
   
«He pensado, después de agradecer todo el trabajo que hacéis, que es mucho, de compartir con vosotros tres de mis preocupaciones, pero no para que nos demos de bastonazos, sino para decir que me preocupan estas cosas…, vosotros veréis. Y darles la palabra, para que me dirijáis todas las palabras, vuestras ansias, críticas –no es pecado criticar aquí al Papa, ¿eh? No es pecado. Se puede hacer– e inspiraciones que llevéis en el corazón».
Tal parece que para él (y los papólatras en general –sí, en la Tradición también hay algunos elementos así, cuando se trata de los errores cometidos por Papas legítimos–), unas veces las críticas son bienvenidas y otras son “obra del diablo”. Todo depende de “quién” critica “qué” aspecto y ante “cuál” auditorio.
   
¿San Pedro acaso dijo que el reproche de San Pablo por el “Incidente de Antioquía” en el año 52 (Gálatas II, 11-15) era “obra del diablo”, o le insinuó por medio de alguno de sus subalternos el rayo de la excomunión? La respuesta es un NO rotundo. Así lo explica Santo Tomás de Aquino en la Suma Teológica:
«En el caso de que amenazare un peligro para la fe, los superiores deberían ser reprendidos incluso públicamente por sus súbditos. Por eso San Pablo, siendo súbdito de San Pedro, le reprendió en público a causa del peligro inminente de escándalo en la fe. Y como dice la Glosa de San Agustín a los Gálatas: “Pedro mismo dio a los mayores ejemplo de que, en el caso de apartarse del camino recto, no desdeñen verse corregidos hasta por los inferiores”» (Suma Teológica, parte II-IIæ, cuestión 33 “De la corrección fraterna”, art. 4, respuesta a la objeción 2ª).
Y el Código Pío-Benedictino de Derecho Canónico, en el canon 1325 § 1 establece:
«Fidéles Christi fidem apérte profitéri tenéntur quóties eórum siléntium, tergiversátio aut rátio agéndi secum ferrent implícitam fídei negatiónem, contémptum religiónis, injúriam Dei vel scándalum próximi (Están obligados los fieles cristianos a confesar públicamente la fe siempre que su silencio, tergiversación o manera de obrar llevaría consigo negación implícita de la fe, desprecio de la religión, ofensa de Dios o escándalo del prójimo)».
¡Hasta el mismo código wojtyliano de 1983 (y también el Código de cánones de las Iglesias Orientales) reconoce que incluso los laicos tienen el derecho (y el deber) de interpelar a sus superiores! 
Can. 211: Todos los fieles tienen el deber y el derecho de trabajar para que el mensaje divino de salvación alcance más y más a los hombres de todo tiempo y del orbe entero.
  
Can. 212: § 1. Los fieles, conscientes de su propia responsabilidad, están obligados a seguir, por obediencia cristiana, todo aquello que los Pastores sagrados, en cuanto representantes de Cristo, declaran como maestros de la fe o establecen como rectores de la Iglesia.
§2. Los fieles tienen derecho a manifestar a los Pastores de la Iglesia sus necesidades, principalmente las espirituales, y sus deseos.
§ 3. Tienen el derecho, y a veces incluso el deber, en razón de su propio conocimiento, competencia y prestigio, de manifestar a los Pastores sagrados su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de manifestar a los demás fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres, la reverencia hacia los Pastores y habida cuenta de la utilidad común y de la dignidad de las personas.
Pero como estamos hablando de un hereje, cismático y apóstata, que ni siquiera merece ser reconocido como Jefe de Estado, él puede ser juzgado por cualquiera.
   
Y en cuanto a:
«A veces pierdo la paciencia, especialmente cuando emiten juicios sin entrar en un diálogo verdadero. Ahí no puedo hacer nada».
¿Por ventura mostró disposición a un “diálogo verdadero” con los Franciscanos de la Inmaculada, Familia Christi, los Heraldos del Evangelio-Caballeros de la Virgen, los cardenales dubianistas Burke, Brandmüller, Caffara y Meisner (que incluso los dos últimos murieron sin poder recibir respuesta), la “iglesia subterránea” de China, los “Ecclésia Dei”, el “cardenal” Joseph Zen Ze-kiu SDB, el “arzobispo” Savio Hon Tai-fai, las víctimas de abuso sexual clerical, o los canónigos de la Basílica de San Pedro? ¿O lo las “canonizaciones” de Roncalli, Montini y Wojtyła, la promulgación de “Amóris Lætítia”, la avalancha de Motus próprios que ha publicado, la entronización de la Pachamama en el Vaticano, la defensa de las coronavacunas, el propender por el “diaconado femenino” y el “Sínodo sobre la Sinodalidad”? Si eso no es TIRANÍA, ¿cómo carajos llamarlo?
   
Finalmente, y como Católicos sedevacantistas que somos, en ese Jorge Mario Bergoglio Sívori (en arte “Papa Francisco I”) NO VEMOS NADA DIGNO DE RESPETO, y seguiremos denunciando sus apostasías y herejías como lo hemos hecho todos estos años y con todos sus antecesores (y que sus sucesores se tengan también, QUE AQUÍ LOS ESTAMOS ESPERANDO PARA DARLES GUERRA TAMBIÉN), DUÉLALE AL QUE LE DUELA.
   
JORGE RONDÓN SANTOS
24 de Septiembre de 2021 (Año Mariano “Espada de Lepanto”)
Fiesta de Nuestra Señora de la Merced. Nacimiento de la Venerable María Ana Lindmayr OCD. Partida de Cristóbal Colón en su segundo viaje descubridor.

CONSTANTINOPLA CAYÓ POR NEGAR EL FILIÓQUE

«… A fin que ellos [los griegos] entendieran que la razón de su destrucción fue la pertinacia en el error respecto a la procedencia del Espíritu Santo, en la misma fiesta del Espíritu Santo [29 de Mayo de 1453], Constantinopla fue capturada por los turcos, el emperador fue muerto, y el imperio fue totalmente extinto… por tanto, muchos comparan a la Iglesia griega con el reino de Samaria, que se separó del verdadero templo, y al final fue llevado a cautividad perpetua» (SAN ROBERTO BELARMINO, De Christo, libro segundo, cap. 30)

BERGOGLIO SILENCIA LA PROFECÍA DE LA SALETTE

Traducción del Comentario de los Padres de TRADITIO.
   
¿Francisco Bergoglio y Benedicto Ratzinger, los dos «Papas rodeados de gusanos, serviles y dudosos» referidos en el mensaje de la aparición en La Salette, Francia, en 1846, que en 2021 cumple 175 años?
El mensaje también predijo: «Roma perderá la fe, y se convertirá en la sede del Anticristo».
   
El domingo 19 de Septiembre de 2021 señala el 175.º aniversario de la aparición de la Bienaventurada Virgen María como la «Mujer en lágrimas», que acaeció a los niños Melania Calvat y Maximino Giraud en La Salette, Francia, en el año 1846. El mensaje de la aparición es aterrador y sugiere la situación actual en la Iglesia Novusordiana. En el aniversario de la aparición, Francisco Bergoglio aludió en su discurso del Ángelus sobre la aparición, pero no habló sobre su contenido, el cual puede referirse a él mismo y su neoiglesia [Parte de la información para este Comentario proviene de la Oficina de Prensa del Vaticano].
    
En una parte del mensaje, Melania, informó que la «Mujer en lágrimas» dijo: «Roma perderá la fe, y se convertirá en la sede del Anticristo». El padre Gilbert-Joseph-Émile Combe, que personalmente habló con Melania y publicó la edición de 1904 del mensaje, añadió:
«La Iglesia será eclipsada en este sentido: 1.º No se sabrá cuál es el verdadero Papa. 2.º El Santo Sacrificio cesará de ser ofrecido en las iglesias e incluso en las casas, de suerte que durante un tiempo no habrá más culto para el público. Pero he visto (dijo Melania) que el Santo Sacrificio no cesará: será ofrecido en graneros, en alcobas, en cuevas y en subterráneos».
Esta parte del mensaje podía sugerir la actual situación de la pseudoiglesia novusordiana post-anticoncilio Vaticano II (1962-1965), que ha tratado de suplantar la verdadera Iglesia Católica, que ahora ha continuado fuera en pequeñas iglesias, capillas y oratorios fuera de la pseudoiglesia.
      
En una carta del 30 de Septiembre de 1894 al padre Isidore Roubaud, Melania declaró la que es conocida como la «profecía de los dos papas»:
«Je n’ai pas vu, je ne vois pas de Grand Pape et de Grand Monarque avant une grandissime tribulation, épouvantable, terrible et générale pour toute la chrétienté. Mais avant ce temps il y aura deux fois une paix de peu de durée, deux Papes vermoulus, plats, douteux [No vi, no veo ningún Gran Papa o Gran Monarca antes de una tribulación extremadamente grande, horrible, terrible y general para toda la Cristiandad. Pero antes de ese tiempo, habrá dos veces una paz de corta duración; dos papas rodeados de gusanos, serviles y dudosos]».
Católicos tradicionales, la Iglesia enseña que fuera de la Sagrada Escritura, no es obligatorio creer en apariciones o milagros (ni La Salette, ni Lourdes, ni Fátima). Pero ver el mensaje de La Salette y su posible aplicación en la situación actual da ciertamente mucho que pensar.

VEINTICUATRO DE MES, EN HONOR A SAN JUAN DE LA CRUZ

Tomado del libro “Devocionario Carmelitano”, por un Devoto Carmelita. Impreso en la Tipografía del Monte Carmelo, Burgos, España. Año 1921.
   
EJERCICIO PARA EL DÍA 24 DE CADA MES A NUESTRO PADRE SAN JUAN DE LA CRUZ
   
    
Arrodillado ante la imagen del Santo Padre y persignado devotamente, se dirá el Acto de contrición y después la siguiente:
    
Por la señal ✠ de la Santa Cruz, de nuestros ✠ enemigos, líbranos Señor ✠ Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.
    
ACTO DE CONTRICIÓN – PARA TODOS LOS DÍAS DE LA NOVENA
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Criador y Redentor mio, por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido: propongo firmemente de nunca más pecar, y de apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, y de confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta: ofrézcoos mi vida, obras y trabajos en satisfacción de todos mis pecados; y así como os lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinita me los perdonaréis, por los merecimientos de vuestra preciosísima Sangre, Pasión y Muerte, y me daréis gracia para enmendarme y para perseverar en vuestro santo servicio hasta la muerte. Amén.
          
ORACIÓN PREPARATORIA
¡Oh glorioso y amantísimo Padre mío San Juan de la Cruz, a quien el Todopoderoso destinó para compartir con la Santa Madre Teresa las tribulaciones y trabajos ocasionados por la Reforma de la Orden Carmelitana, hasta poblar a España de numerosos monasterios de la Descalcez que enaltecieron vuestro nombre e hicieron veneranda vuestra memoria! Yo, vuestro hijo y devoto, admirado de vuestra grandeza, vengo a rendiros hoy el homenaje de mi veneración y amor, a la par que a tributaros mi más entusiasta felicitación por la dicha inefable que el Señor os concedió, reservándoos para  una empresa de tanta gloria suya como beneficiosa para las almas, rogándoos al propio tiempo, ¡oh Santo Padre mío!, que os dignéis aceptar benévolamente este devoto ejercicio con que me propongo honraros en este día a Vos consagrado, y que me alcancéis de su Divina Majestad la práctica de las virtudes que voy a solicitar en las siguientes deprecaciones para que amando y sirviendo a Dios en esta vida mortal, me haga acreedor a gozarle después con Vos en la eterna bienaventuranza. Amén.
    
I. Amorosísimo San Juan de la Cruz, que, por vuestra fe inquebrantable, esperanza firmísima y ardiente caridad, fuisteis ejemplar admirable para todos vuestros hijos y devotos: os suplico me alcancéis de Dios estas tres importantes virtudes, para que amándole como Vos le amasteis y cumpliendo su santísima voluntad en todas las cosas, me haga digno de gozarle eternamente. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
      
II. Humildísimo San Juan de la Cruz, cuyo único deseo fue siempre ser despreciado y vilipendiado por todos; haced que el recuerdo de vuestros heroicos ejemplos y vuestro ardiente amor a la humildad, reina de todas las virtudes, me induzca a imitaros, para que reconociendo mis muchas faltas y miserias, me humille profundamente, me sujete a los castigos que mis pecados merecen y logre las divinas misericordias. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
   
III. Pacientísimo San Juan de la Cruz, vuestros grandísimos trabajos, enfermedades y persecuciones me dicen que fuisteis un mártir en el cuerpo, y vuestras penas interiores, sequedades y desolaciones de espíritu me aseguran que los fuisteis también en el alma: haced que, imitando vuestro ejemplo, acepte resignado las tribulaciones que Dios tuviere a bien enviarme, para que luego pueda gozar de las santas y perpetuas alegrías. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
   
IV. Purísimo San Juan de la Cruz, a quien Nuestro Señor y su Madre Santísima concedieron la gracia singular de reprimir los movimientos y deseos impuros de los que os miraban: dignaos alcanzarme la hermosa virtud de la castidad en que tanto resplandecisteis, para que viviendo limpio de cuerpo y de inteligencia, y rechazando valerosamente las asechanzas del enemigo infernal, persevere en la gracia de mi Dios hasta la muerte. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
   
V. Obedientísimo San Juan de la Cruz, inspiradme una perfecta abnegación y una obediencia santa a todos mis superiores, aunque para ello tenga que declarar la guerra a todos mis sentidos y sostener luchas continuas contra las pasiones, a fin de que, imitándoos en esta virtud, me haga merecedor de la recompensa que Dios tiene reservada a los verdaderos obedientes. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

VI. Grandísimo amador de la pobreza, San Juan de la Cruz, dignaos encender en mi alma un ardiente amor a la pobreza evangélica y un total abandono en la Divina Providencia, para que, desligando por completo mi corazón de todo afecto a los bienes terrenos, y aceptando gustoso y satisfecho las privaciones y escaseces, sirva con perfección al Señor y llegue a la posesión de los bienes celestiales. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
    
VII. Extático San Juan de la Cruz, que por vuestra altísima oración y contemplación sublime merecisteis el renombre de Doctor Iluminado, y luz especialísima para elevar las almas a Dios y hacerlas vivir de continuo en su presencia, alumbrad la mía con las luces de vuestra celestial doctrina e inclinadla al santo ejercicio de la oración, para que desprendiéndose del amor a las criaturas se eleve más y más hacia el Creador. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
     
VIII. Penitentísimo San Juan de la Cruz, que movido del espíritu de mortificación de que fuisteis dotado, refrenasteis constantemente vuestra carne con durísimas penitencias, de tal modo, que llegaron a causar asombro aún a la misma Santa Madre Teresa: infundid en mi alma este espíritu de penitencia, para que sujetando todos mis sentidos a la ley divina y alcanzando completa victoria sobre todos sus enemigos, quede completamente purificada de todos sus pecados. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
   
IX. Dichosísimo San Juan de la Cruz, que llevado al más ardiente amor a la cruz de Cristo, hasta en vuestra preciosa muerte renunciasteis a los alivios y consuelos que a todo moribundo suelen prodigarse, prefiriendo morir desamparado de todo humano auxilio, para más asemejaros al Divino Modelo: alcanzadme un grande amor a las tribulaciones y a las cruces, para que si un día  fuese preguntado por Dios, qué es lo que quiero en recompensa de mis trabajos, pueda responder como Vos respondisteis: “Señor, padecer y ser despreciado por Vos”. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
  
CONSAGRACIÓN A NUESTRO PADRE SAN JUAN DE LA CRUZ
A vos, ¡oh benditísimo Padre mío San Juan de la Cruz!, os elijo en este día por mi protector abogado, y a Vos me consagro con todas las fuerzas de mi alma poniéndome por completo bajo vuestra amorosa tutela y especialísimo amparo: os elijo también por maestro y guía en el sendero de la vida espiritual que resueltamente quiero emprender, a cuyo fin imploro humildemente vuestro poderoso valimiento para que pueda seguirlo animoso sin vacilaciones ni retrocesos, pues estoy firmemente persuadido de que teniéndoos por intercesor ante el trono de Dios, lo habré de lograr seguramente, ya que en vida fue siempre vuestro más ferviente anhelo la salvación de las almas; y si este deseo tuvisteis entonces, ¡cuánto mayor habrá de ser el que tendréis ahora, sobre todo, tratándose de vuestros hijos y devotos! Así, pues, confiadamente espero, ¡oh amorosísimo Padre mío!, que interesándoos por la salvación eterna de mi alma, con solicitud verdaderamente paternal, atenderéis mi ruego y aceptaréis benigno la consagración solemne que os hago de mi corazón, de mi alma y de todo mi ser; y para que yo no quede defraudado en la ilimitada confianza que en Vos he puesto al elegiros por mi especial protector, dispensadme Vos vuestro excelso patrocinio, y así no podré dudar de que os ha sido grata la elección que de Vos he hecho. Amén.
   
En el nombre del Padre, y del Hijo ✠, y del Espíritu Santo. Amén.

jueves, 23 de septiembre de 2021

53 PERSONAJES BÍBLICOS CONFIRMADOS POR LA ARQUEOLOGÍA

Traducción del artículo publicado en BIBLICAL ARCHAEOLOGY
  
En el artículo “Archæology Confirms 50 Real People in the Bible” (La Arqueología confirma 50 personas reales en la Biblia), en el número de Marzo/Abril de 2014 de la Biblical Archæology Review, el investigador de la Universidad de Purdue Lawrence Mykytiuk enlista a 50 figuras de la Biblia Hebrea (Antiguo Testamento) que han sido confirmados arqueológicamente. Su artículo de secuela, “Archæology Confirms 3 More Bible People” (La Arqueología confirma tres personas más de la Biblia), publicado en el número de Mayo/Junio de 2017 de BAR, agrega otros tres más a la lista. Las personas identificadas incluye a reyes israelitas y monarcas de Mesopotamia, como también a figuras menos conocidas.
  
Mykytiuk escribe que estas figuras “mencionadas en la Biblia han  sido identificadas en el registro arqueológico. Sus nombres aparecen en inscripciones escritas durante el período descrito por la Biblia y en la mayoría de casos durante o muy cerca al tiempo de vida de la persona identificada”. La extensa documentación bíblica y arqueológica que apoya el estudio de la BAR es publicada aquí en una colección exclusiva para la red de notas al pie detallando las referencias bíblicas e inscripciones referentes a cada una de las figuras.
 
53 Personas bíblicas confirmadas en inscripciones auténticas: La evidencia bíblica y arqueológica
  
EGIPTO
1. Sisac (= Sheshonq I), faraón (reinó entre 945–924), 1 Reyes 11:40 y 14:25, en sus inscripciones, incluyendo el registro de su campaña militar en Palestina en su inscripción del año 924 a.C. en la pared exterior sur en el Templo de Amón en Karnak, Tebas. Ver OROT, págs. 10, 31–32, 502 nota 1; muchas referencias a él en Third, indexado en la pág. 520; Kenneth A. Kitchen, reseña de IBP, SEE-J Hiphil 2 (2005), www.see-j.net/index.php/hiphil/article/viewFile/19/17, fin de la pág. 3, que es brevemente mencionado en “Sixteen,” pág. 43 n. 22. (Nota: El nombre de este faraón puede ser pronunciado Sheshonq o Shoshenq).
  
Sheshonq es también referenciado en un fragmento de su estela de victoria descubierta en Meguido conteniendo su cartucho real. Ver Robert S. Lamon y Geoffrey M. Shipton, Megiddo I: Seasons of 1925–34, Strata I–V. (Oriental Institute Publications no. 42; Chicago: University of Chicago Press, 1939), págs. 60–61, fig. 70; Graham I. Davies, Megiddo (Cities of the Biblical World; Cambridge: Lutterworth Press, 1986), pág. 89 fig. 18, 90; OROT, pág. 508 n. 68; IBP, pág. 137 n. 119. (Nota: El nombre de este faraón puede ser pronunciado Sheshonq o Shoshenq).

Los faraones egipcios tenían varios nombres, incluyendo un nombre de trono (Nombre de Nesut-Bity). Se sabe que el nombre de trono de Sheshonq I (Hedyjeperra Setepenra), traducido, significa “Esplendorosa manifestación de Ra, Elegido de Ra”. La inscripción de Sheshonq I en el muro del Templo de Amón en Karnak, Tebas (mencionada arriba) celebra las victorias de su campaña militar en el Levante, presentando así la posibilidad de su presencia en esa región. Un pequeño escarabeo egipcio conteniendo su nombre de trono exacto, descubierto como un hallazgo superficial en Khirbat Hamra Ifdan, ahora documenta su presencia en o cerca a esa locación. Este sitio está localizado junto a Wadi Fidan, en la región de Faynan (sur de Jordania).
   
También para el mismo período, la disrupción de la producción de cobre en Khirbet en-Nahas, también en el Levante meridional, puede ser atribuída al ejército de Sheshonq, como se ha determinado por la estratigrafía, datación de radiocarbono de alta precisión, y un assemblage de amuletos egipcios datados al tiempo de Sheshonq. Su ejército parece haber intencionalmente iniciado la producción de cobre, como es evidente tanto en Khirbet en-Nahas como en Khirbat Hamra Ifdan, donde fue descubierto el escarabeo.
  
Como por la singularidad de este nombe en este remoto lugar, habría sido notable encontrar ningún escarabeo egipcio allí, mucho menos uno conteniendo el nombre de trono de este faraón conquistador; este descubrimiento único no admite confusión con cualquier otra persona. Ver Thomas E. Levy, Stefan Münger, y Mohammad Najjar, “A Newly Discovered Scarab of Sheshonq I: Recent Iron Age Explorations in Southern Jordan. Antiquity Project Gallery,” Antiquity (2014); online: http://journal.antiquity.ac.uk/projgall/levy341.
  
2. So (= Osorcón IV), faraón (reinó entre 730–715), 2 Kings 17:4, el único que se llama “So, rey de Egipto” (OROT, págs. 15–16). K. A. Kitchen hace un detallado caso para So siendo Osorkon IV en Third, págs. 372–375. Ver Raging Torrent, pág. 106 bajo “Shilkanni”.

3. Tirhaka (= Taharqo), faraón (reinó entre 690–664), 2 Kings 19:9, etc., en muchas inscripciones jeroglíficas egipcias; Third, págs. 387–395. Para la mención de Tirhaka en inscripciones asirias, ver las de Asarhaddón y Asurbanipal en Raging Torrent, págs. 138–143, 145, 150–153, 155, 156; ABC, pág. 247 bajo “Terhaqah”. La cónica babilónica también se refiere a él (Raging Torrent, pág. 187). Sobre Tirhaka como príncipe, ver OROT, pág. 24.
   
4. Necao II (= Neco II), faraón (reinó entre 610–595), 2 Chronicles 35:20, etc., en inscripciones del rey asirio Asurbanipal (ANET, págs. 294–297) y la Crónica de Asarhaddón (ANET, pág. 303). Ver también Raging Torrent, págs. 189–199, esp. 198; OROT, pág. 504 n. 26; Third, pág. 407; ABC, pág. 232.
 
5. Hofra (= Apries = Wahibre), faraón (reinó entre 589–570), Jeremiah 44:30, en inscripciones egipcias, como una describiendo que fue sepultado por su sucesor, Aḥmose II (= Amosis II) (Third, pág. 333 n. 498), con reflejos en inscripciones babilonias referentes a la derrota de Hofra por Nabucodonosor en 572 y remplazándolo en el trono de Egipto con un general, Aḥmes (= Amosis), que más tarde se rebeló contra Babilonia y fue suprimido (Raging Torrent, pág. 222). Ver OROT, págs. 9, 16, 24; Third, pág. 373 n. 747, 407 y 407 n. 969; ANET, pág. 308; D. J. Wiseman, Chronicles of Chaldæan Kings (626–556 B.C.) in the British Museum (Londres: Fondos del Museo Británico, 1956), págs. 94-95. Cf. ANEHST, pág. 402. (El índice de Third, pág. 525, distingue entre un temprano “Wahibre I” [Third, pág. 98] y el “Wahibre II” [= Apries] de la XXVI dinastía, reinando entre 589–570.)
  
MOAB
6. Mesa, rey (reinó de inicios a mediados del siglo IX), 2 Kings 3:4–27, en la Estela de Mesa, que él ordeno que se escribiera, líneas 1–2; Dearman, Studies, págs. 97, 100–101; IBP, págs. 95–108, 238; “Sixteen,” pág. 43.
   
ARAM-DAMASCO
7. Adadecer, rey (reinó desde comienzos del siglo IX hasta 844/842), 1 Kings 22:3, etc., en inscripciones asirias de Salmanasar III y también, estou convencido, en la estela de Melqart. La Biblia hebrea no lo menciona, refiriéndose a él solamente como “el rey de Aram” en 1 Reyes 22:3, 31; 2 Reyes capítulo 5 y 6:8–23. Encontramos este nombre completo del rey en algunas inscripciones contemporáneas de Salmanasar III, rey de Asiria (reinó entre 858–824), como la del Obelisco Negro (Raging Torrent, pp. 22–24). En Kurkh, un monolito por Salmanasar III declara que en la batalla de Qarqar (853 a.C.), derrotó a “Adad-idri [la forma asiria de decir Adadecer] el damasceno”, junto con “Acab el israelita” y otros reyes (Raging Torrent, pág. 14; RIMA 3, pág. 23, A.0.102.2, columna II, líneas 89b–92). “Adadecer el damasceno” es también mencionado en un gravado de una estatua de Salmanasar III en Aššur (RIMA 3, pág. 118, A.0.102.40, columna I, línea 14). La misma estata tallada menciona posteriormente tanto a Adadecer y Hazael juntos (RIMA 3, pág. 118, columna I, líneas 25–26) en un arreglo temático de los peores enemigos derrotados que no es necesariamente cronológico.
   
Sobre las disputadas lecturas de la estela de Melqart, que fue descubierta en Siria en 1939, ver “Corrections,” págs. 69–85, que sigue  las lecturas cercanamente coincidentes de Frank Moore Cross y Gotthard G. G. Reinhold. Estas lecturas, posteriormente incluidas en “Sixteen,” págs. 47–48, corrige la temprana ausencia de este Adadecer en IBP (notablemente en la pág. 237, donde no debe ser confundido con el Adadecer del siglo X, hijo de Rohob y rey de Soba).
  
8. Benadad, hijo de Adadecer, (reinó o sirvió como co-regente en 844/842), 2 Kings 6:24, etc., en la estela de Melqart, siguiendo las lecturas de Frank Moore Cross y Gotthard G. G. Reinhold y las críticas de Cross en 2003 de una lectura diferente que ahora aparece en COS, vol. 2, págs. 152–153 (“Corrections,” págs. 69–85). Varios reyes de Damasco llevaron el nombre de Baradad (en su arameo nativo, que es traducido como Benadad en la Biblia hebrea), que sugiere la adopción como “hijo” por la deidad patrona Hadad. Esta designación puede indicar que era el príncipe heredero de y/o co-regente con su padre Adadecer. Parece probable que Baradad/Benadad fue el sucesor inmediato de su padre como rey, como parece implicarse por el revés de la política militar entre 2 Reyes 6:3–23 y 6:24. Fue este Benadad, el hijo de Adadecer, a quien Hazael asesinó en 2 Reyes 8:7–15 (citado en Raging Torrent, pág. 25). La equivocada descalificación de esta identificación bíblica en la estela de Melqart en IBP, pág. 237, es revisada a una identificación fuerte en esa estela en “Corrections,” págs. 69–85; “Sixteen,” págs. 47.
  
9. Hazael, rey (reinó entre 844/842 y circa 800), 1 Kings 19:15, 2 Kings 8:8, etc., está documentado en cuatro tipos de inscripciones: 1) Las inscripciones de Salmanasar III lo llaman “Hazael de Damasco” (Raging Torrent, págs. 23–26, 28), por ejemplo la inscripción en la estela de Kurbail (RIMA 3, pág. 60, línea 21). Él también es referenciado en 2) la estela de Zakkur de arededores de Alepo, en lo que ahora es Siria, y en 3) inscripciones de brida, esto es, dos bridas de caballos y un frontlet de caballo descubiertas en las islas griegas, y en 4) marfiles inscritos tomados como botín de guerra por los asirios (Raging Torrent, pág. 35). Todas son tratadas en IBP, págs. 238–239, y relacionadas en “Sixteen,” pág. 44. Cf. “Corrections,” págs. 101–103.
  
10. Benadad, hijo de Hazael, rey (reinó a comienzos del siglo VIII), 2 Kings 13:3, etc., en la estela de Zakkur cerca de Alepo. En las líneas 4–5, es llamado “Baradad, hijo de Hazael, rey de Aram” (IBP, pág. 240; “Sixteen,” pág. 44; Raging Torrent, pág. 38; ANET, pág. 655: COS, vol. 2, pág. 155). Sobre la posibilidad de Benadad, hijo de Hazael, siendo “Mari” en iscripciones asirias, ver  Raging Torrent, págs. 35–36.
  
11. Rasín (= Raḥianu), rey (reinó desde mediados del siglo VIII hasta el 732), 2 Kings 15:37, etc., en las inscripciones de Teglatfalasar III, rey de Asiria (en estas inscripciones, Raging Torrent registra la mención frecuente de Rasín en las págs. 51–78); OROT, pág. 14. Las inscripciones de Teglatfalasar III se refieren a “Rasín” varias veces como “Rasín de Damasco” en el Anual 13, línea 10 (ITP, págs. 68–69), y “la dinastía de Rasín de Damasco” en el Anual 23, línea 13 (ITP, págs. 80–81). La estela de Teglatfalasar III de Irán contiene una referencia explícita a Rasín como rey de Damasco en la columna III, lado derecho, A: “[línea 1] Los reyes de la tierra de Hatti (y de) los arameos de la costa occidental . . .  [line 4] Rasín de Damasco”  (ITP, págs. 106–107).
 
REINO NORTEÑO DE ISRAEL
12. Omrí, rey (reinó entre 884–873), 1 Kings 16:16, etc., en inscripciones asirias y en la Estela de Mesa. Porque fundó una famosa dinastía que reinó en el reino del norte de Israel, los asirios se refieren a él no solamente como rey de Israel (ANET, págs. 280, 281), sino también a los gobernantes posteriores de ese territorio como reyes de “la casa de Omrí” y que el territorio mismo literalmente como “la casa de Omrí” (Raging Torrent, págs. 34, 35; ANET, págs. 284, 285). Muchos reyes posteriores de Israel que no eran descendientes suyos, comenzando con Jehú, fueron llamados “el hijo de Omrí” (Raging Torrent, pág. 18). La Estela de Mesa también se refiere a Omrí como “el rey de Israel” en líneas 4–5, 7 (Dearman, Studies, págs. 97, 100–101; COS, vol. 2, pág. 137; IBP, págs. 108–110, 216; “Sixteen,” pág. 43.
   
13. Acab, rey (reinó entre 873–852), 1 Kings 16:28, etc., en el Monolito de Kurkh por su enemigo, Salmanasar III de Asiria. Allí, refiriéndose a la batalla de Qarqar (853 a.C.), Salmanasar lo llama “Acab el israelita” (Raging Torrent, págs. 14, 18–19; RIMA 3, pág. 23, A.0.102.2, columna 2, líneas 91–92; ANET, pág. 279; COS, vol. 2, pág. 263).
  
14. Jehú, king, (reinó entre 842/841–815/814), 1 Kings 19:16, etc., en inscripciones de Salmanasar III. En ellas, “hijo” no significa más que él es el sucesor, en este caso, de Omrí, (Raging Torrent, pág. 20 bajo “Ba’asha . . . ” y pág. 26). Una versión más larga de los anales de Salmanasar III en una tablilla de piedra en el muro exterior de la ciudad de Aššur se refiere a Jehú en la columna 4, línea 11, como “Jehú, hijo de Omrí” (Raging Torrent, pág. 28; RIMA 3, pág. 54, A.0.102.10, columna 4, línea 11; cf. ANET, pág. 280, el paralelo “fragmento de un texto analístico”). También, en la Estatua de Kurba’il, líneas 29–30 refieren a “Jehú, hijo de Omrí” (RIMA 3, pág. 60, A.0.102.12, líneas 29–30).
  
En el Obelisco Negro de Salmanasar III, los estudiosos actuales consideran la nota sobre el relieve B, describiendo el pago de tributo de Israel, refiriéndose a “Jehú, hijo de Omrí” (Raging Torrent, pág. 23; RIMA 3, pág. 149, A.0. 102.88), pero compárese con P. Kyle McCarter, Jr., “‘Yaw, son ‘Omri’: A Philological Note on Israelite Chronology” -‘Yaw, hijo de ‘Omri’: Una nota filológica sobre cronología israelita-, en Bulletin of the American Schools of Oriental Research 216 (1974): págs. 5–7.
  
15. Joás (= Jehoash), rey (reinó entre 805–790), 2 Kings 13:9, etc., en la inscripción de Tell al-Rimaḥ de Adad-Nirari III, rey de Asiria (reinó entre 810–783), que menciona “el tributo de Joás [= Iu’asu] el samaritano” (Stephanie Page, “A Stela of Adad-Nirari III and Nergal-Ereš from Tell Al Rimaḥ”, Iraq 30 [1968]: págs. 142–145, línea 8, Pl. 38–41; RIMA 3, pág. 211, línea 8 de A.0.104.7; Raging Torrent, pág. 39–41).
  
16. Jeroboam II, rey (reinó entre 790–750/749), 2 Kings 13:13, etc., en el sello de su siervo real Shema, descubierto en Meguido (WSS, pág. 49 no. 2;  IBP, págs. 133–139, 217; “Sixteen,” p. 46).
   
17. Manahem, rey (reinó entre 749–738), 2 Kings 15:14, etc., en los Anales de Calah de Teglatfalasar III. El anual 13, línea 10 refiere a “Manahem de Samaría” en una lista de reyes que pagaban tributo (ITP, págs. 68–69, Pl. IX). La estela de Teglatfalasar III de Irán, su única estela conocida, se refiere explícitamente a Manahem  como rey de Samaría en la columna III, lado derecho, A: “[línea 1] Los reyes de la tierra de Hatti (y de) los arameos de la costa occidental . . .  [línea 5] Manahem de Samaría”.  (ITP, pp. 106–107). Ver también Raging Torrent, págs. 51, 52, 54, 55, 59; ANET, pág. 283.
  
18. Peka, rey (reinó entre 750(?)–732/731), 2 Kings 15:25, etc., en las inscripciones de Teglatfalasar III. Entre varias referencias a “Peka”, la más explícita concierne al remplazo de Peka en la Inscripción sumaria 4, líneas 15–17: “[línea 15] . . . La tierra de Bit-Humria . . . . [line 17] Peqah, su rey [yo/ellos mataron] e instalé a Oseas [línea 18] [como rey] sobre ellos” (ITP, pp. 140–141; Raging Torrent, pp. 66–67).
  
19. Oseas, rey (reinó entre 732/731–722), 2 Kings 15:30, etc., en la Inscripción sumaria 4 de Teglatfalasar, descrita en la nota precedente, donde Oseas es mencionado como el sucesor inmediato de Peka.
  
20. Sambalat “I”, gobernador de Samaría bajo el dominio persa (hacia mediados del siglo V), Nehemías 2:10, etc., en una carta entre los papiros de la comunidad judía en Elefantina, Egipto (A. E. Cowley, ed., Aramaic Papyri of the Fifth Century B.C. (Oxford: Clarendon, 1923; reimpreso en Osnabrück, Alemania: Zeller, 1967), pág. 114 Traducción inglesa de la línea 29, y nota en la pág. 118 relacionada a la línea 29; ANET, pág. 492.
 
Además, la referencia a “[  ]ballat”, más probablemente Sambalat, en la bula WD 22 de Wadi Daliyeh parece referirse al Sambalat bíblico como el padre de un gobernador de Samaría que lo sucedió en la primera mitad del siglo IV. Como muestra Jan Dušek, no puede ser demostrado que existiera cualquier Sambalat II y III, razón por la cual la cita del presente artículo alrededor de la “I” en Samballat “I”; ver Jan Dušek, “Archæology and Texts in the Persian Period: Focus on Sanballat” -Arqueología y textos en el período persa:  Enfoque en Sambalat-, en Martti Nissinen, ed., Congress Volume: Helsinki 2010 (Boston: Brill. 2012), págs. 117–132.
  
REINO SUREÑO DE JUDÁ
21. David, rey, (reinó aproximadamente entre 1010–970), 1 Samuel 16:13, etc. en tres inscripciones. La más notable es la estela de la victoria en arameo conocida como la inscripción de la “casa de David”, descubierta en Tel Dan; Avraham Biran y Joseph Naveh, “An Aramaic Stele from Tel Dan” -Una estela aramea en Tel Dan-, IEJ 43 (1993), págs. 81–98, e ídem, “The Tel Dan Inscription: A New Fragment” -La inscripción de Tel Dan: Un nuevo fragmento-, IEJ 45 (1995), págs. 1–18. Un antiguo patrón de la palabra araméa en la línea 9 designa a David como el fundador de la dinastía de Judá en la frase “casa de David” (2 Sam 2:11 y 5:5; Gary A. Rendsburg, “On the Writing ביתדיד [BYTDWD] in the Aramaic Inscription from Tel Dan” -Sobre la escritura ביתדיד [BYTDWD] en la Inscripción aramea de Tel Dan-, IEJ 45 [1995], pp. 22–25; Raging Torrent, p. 20, under “Ba’asha . . .”; IBP, pp. 110–132, 265–77; “Sixteen,” pp. 41–43).
  
En la segunda inscripción, la Estela de Mesa, la frase “casa de David” aparece en lengua moabita en la línea 31 con el mismo significado: que él es el fundador de la dinastía. Aquí el nombre de David aparece con solo su primera letra destruida, y ninguna otra letra en ese lugar tiene sentido sin crear una lectura muy forzada y extraña (André Lemaire, “‘House of David’ Restored in Moabite Inscription” -La ‘Casa de David’ restaurada en la Inscripción moabita-, BAR 20, no. 3 [Mayo/Junio de 1994]: págs. 30–37. El nombre de David también aparece en la línea 12 de la Estela de Mesa (Anson F. Rainey, “Mesha‘ and Syntax” -Mesha‘ y sintaxis-, en J. Andrew Dearman y M. Patrick Graham, eds., The Land That I Will Show You: Essays on the History and Archæology of the Ancient Near East in Honor of J. Maxwell Miller -La tierra que Yo te mostraré: Ensayos sobre la historia y arqueología del antiguo Cercano Oriente en honor de J. Maxwell Miller- (JSOT Supplement series, no. 343; Sheffield, Inglaterra: Sheffield Academic, 2001), págs. 287–307; IBP, págs. 265–277; “Sixteen,” págs. 41–43).
  
La tercera inscripción, en lengua egipcia, menciona una región en el Néguev llamada “las alturas de David” por el Rey David (Kenneth A. Kitchen, “A Possible Mention of David in the Late Tenth Century B.C.E., and Deity *Dod as Dead as the Dodo?” -¿Una posible mención de David a fines del siglo X a.C., y la deidad *Dod tan muerta como el dodo?-, Journal for the Study of the Old Testament 76 [1997], págs. 39–41; IBP, p. 214 nota 3, que está revisada en “Corrections,” pp. 119–121; “Sixteen,” p. 43).
   
En la tabla de la pág. 46 de BAR, David es señalado como rey de Judá. Según 2 Samuel 5:5, por sus primeros siete años y seis meses como monarca, gobernó solamente el reino sureño de Judá, No tenemos inscripción que se refiera a David como rey de todo Israel (esto es, el reino unido) como también está en 2 Sam. 5:5.
  
22. Ozías (= Azarías), rey (reinó entre 788/787–736/735), 2 Kings 14:21, etc., en los sellos tallados en piedra de dos de sus siervos reales: Abiyaw y Shubnayaw (más comúnmente llamado Shebanyaw); WSS, pág. 51 no. 4 y pág. 50 no. 3, respectivamente; IBP, págs. 153–159 y 159–163, respectivamente, y pág. 219 no. 20 (una corrección a IBP está en la pág. 219, las referencias a WSS nos. 3 y 4 están reversadas); “Sixteen,” págs. 46–47. Compárese también con su inscripción de entierro secundario de la era del Segundo Templo (IBP, pág. 219 n. 22).
    
23. Acaz (= Jehoacaz), rey (reinó entre 742/741–726), 2 Kings 15:38, etc., en la Inscripción sumaria 7 de Teglatfalasar III, reverso, línea 11, refiere a “Jehoacaz de Judá” en una lista de reyes que pagaban tributo (ITP, págs. 170–171; Raging Torrent, págs. 58–59). La Biblia se refiere a él por la forma corta de su nombre completo, Acaz, en lugar de la forma completa de su nombre, Jehoacaz, que usa la inscripción asiria.
  
Compárese con el sello de ’Ushna’ (más comúnmente llamado ’Ashna’), de provenencia desconocida, donde aparece el nombre Acaz (IBP, págs. 163–169, con correcciones de la reseña de Kitchen de IBP como está anotado en “Corrections,” pág. 117; “Sixteen,” págs. 38–39 n. 11). Porque este rey ya aparece claramente documentado en una inscripción asiria, no es necesaria ninguna documentación en otra inscripción para confirmar la existencia del Acaz bíblico, rey de Judá.
  
24. Ezequías, rey (reinó entre 726–697/696), 2 Kings 16:20, etc., inicialmente en el Cilindro de Rassam de Senaquerib (en esta inscripción, Raging Torrent registra la mención frecuente de Ezequías en las páginas 111–123; COS, págs. 302–303). Menciona a “Ezequías el judaíta” (columna 2 línea 76 y columna 3 línea 1 en Luckenbill, Annals of Sennacherib, págs. 31, 32) y “Jerusalén, su ciudad real” (íbid., col. 3 líneas 28, 40; íbid., pág. 33) Otras copias posteriores de los anales de Senaquerib, como el prisma del Instituto Oriental de Chicago y el prisma de Taylor (Museo Británico), mayormente repetidos en el contenido del cilindro de Rassam, duplicando su forma de referirse a Ezequías y Jerusalén (ANET, págs. 287, 288). La Inscripción de la Bula del palacio en Nínive (ANET, pág. 288; Raging Torrent, págs. 126–127) también menciona a “Ezequías el judaíta” (líneas 23, 27 en Luckenbill, Annals of Sennacherib, págs. 69, 70) y “Jerusalén, su ciudad real” (línea 29; íbid., pág. 33).
  
Durante 2009, una bula real de Ezequías, rey de Judá, fue descubierta en las renovadas excavaciones de Ofel por Eilat Mazar. Imperfecciones a lo largo del extremo izquierdo de la impresión en la arcilla contribuyeron a una demora en la lectura correcta de la bula hasta tan tarde como 2015. Una traducción de la bula (que en hebreo antiguo dice לחזקיהו [בן] אחז מלך יהדה) es: “Perteneciente a Eze[qu]ías, [hijo de] ’A[c]az, rey de Jud[á]” (las letras dentro de corchetes [ ] son suplidas donde la legibilidad se haya perdido en todo o en parte). Esta es la primera impresión de un sello real hebreo jamás descubierta en una excavación científica.
  
Ver el artículo online de la Universidad Hebrea de Jerusalén “Impression of King Hezekiah’s Royal Seal Discovered in Ophel Excavations South of Temple Mount in Jerusalem” -Impresión del sello real del rey Ezequías descubierta en excavaciones en Ofel, sur del Monte del Templo en Jerusalén-, 2 de Diciembre de 2015; un vídeo bajo copyright de Eilat Mazar y el Herbert W. Armstrong College, 2015; Robin Ngo, “King Hezekiah in the Bible: Royal Seal of Hezekiah Comes to Light” -El rey Ezequías en la Biblia: El sello real de Ezequías sale a la luz-, Bible History Daily (blog), originalmente publicado el 3 de Diciembre de 2015; Meir Lubetski, “King Hezekiah’s Seal Revisited” -Revisitado el sello del rey Ezequías-, BAR, Julio/Agosto de 2001. Aparentemente no disponible desde Agosto de 2017 (excepto por una o dos copias raras en biblioteca) es Eilat Mazar, ed., The Ophel Excavations to the South of the Temple Mount 2009-2013: Final Reports, vol. 1 (Jerusalén: Investigación y Publicación Académica Shoham, c2015).
   
25. Manasés, rey (reinó entre 697/696–642/641, 2 Kings 20:21, etc., en las inscripciones de los reyes asirios Asarhaddón (Raging Torrent, págs. 131, 133, 136) y Asurbanipal (íbid., pág. 154). “Manasés, rey de Judá”, según Asahaddón (reinó 680–669), estaba entre aquellos que le pagaban tributo (Prisma B de Asarhaddón, columna 5, línea 55; R. Campbell Thompson, The Prisms of Esarhaddon and Ashurbanipal [Londres: Fondos del Museo Británico, 1931], pág. 25; ANET, pág. 291). También, Asurbanipal (reinó entre 668–627) registra que “Manasés, rey de Judá” le pagaba tributo (Cilindro C de Asurbanipal, columna. 1, line 25; Maximilian Streck, Assurbanipal und die letzten assyrischen Könige bis zum Untergang Niniveh’s -Asurbanipal y los pasados reyes asirios hasta la caída de Nínive-, [Vorderasiatische Bibliothek -Biblioteca de Oriente Próximo- 7; Leipzig: J. C. Hinrichs, 1916], vol. 2, págs. 138–139; ANET, pág. 294.
   
26. Helcías, sumo sacerdote durante el reinado de Josías (entre 640/639–609), 2 Kings 22:4, etc., en la bula de Azarías, hijo de Helcías, en la Ciudad de David (WSS, p. 224 no. 596; IBP, pp. 148–151; 229 solamente en la bula [50] de la Ciudad de David; “Sixteen,” p. 49).
  
La parte más antigua de Jerusalén, llamada la Ciudad de David, es la locación donde la Biblia ubica a todos los cuatro hombres nombrados en las bulas indicadas en las presentes notas al pie desde la 26 a la 29.

Análisis de la arcilla de estas bulas muestran que fueron producidas en el locale de Jerusalén (Eran Arie, Yuval Goren, e Inbal Samet, “Indelible Impression: Petrographic Analysis of Judahite Bullæ” -Impresió indeleble: Análisis petrográfico de las bulas judaítas-, en The Fire Signals of Lachish: Studies in the Archæology and History of Israel in the Late Bronze Age, Iron Age, and Persian Period in Honor of David Ussishkin -Las señales de fuego de Laquis: Estudios en la arquelogía e historia de Israel en la Era del Bronce tardío, la Era del Hierro y el período persa, en honor de David Ussishkin- [editado por Israel Finkelstein y Nadav Na’aman; Winona Lake, Indiana: Eisenbrauns, 2011], pág. 10, citado en “Sixteen,” págs. 48–49 n. 34).
  
27. Safán, escriba durante el reinado de Josías (entre 640/639–609), 2 Kings 22:3, etc., en la bula de Gemarías, hijo de Safán, en la Ciudad de David (WSS, p. 190 no. 470; IBP, pp. 139–146, 228). See endnote 26 above regarding “Sixteen,” pp. 48–49 n. 34.
  
28. Azarías, sumo sacerdote durante el reinado de Josías (entre 640/639–609), 1 Chronicles 5:39, etc., en la bula de Azarías, hijo de Helcías, en la Ciudad de David (WSS, p. 224 no. 596; IBP, pp. 151–152; 229). See endnote 26 above regarding “Sixteen,” pp. 48–49 n. 34.
  
29. Gemarías, oficial durante el reinado de Joacím (entre 609–598), Jeremiah 36:10, etc., en la bula de Gemarías, hijo de Safán, en la Ciudad de David (WSS, p. 190 no. 470; IBP, pp. 147, 232). See endnote 26 above regarding “Sixteen,” pp. 48–49 n. 34.
  
30. Joaquín (= Jeconías = Conías), rey (reinó entre 598–597), 2 Kings 24:5, etc., en cuatro tabletas administrativas babilonias respecto a raciones de aceite o entregas, durante su exilio en Babilonia (Raging Torrent, pág. 209; ANEHST, págs. 386–387). Descubiertas en Babilonia, están datadas del año décimo al trigésimo quinto de Nabucodonosor II, rey de Babilonia y conquistador de Jerusalén. Una tableta llama a Joaquín “rey” (Texto babilonio 28122, anvnerso, línea 29; ANET, pág. 308). Un segundo texto fragmentario lo menciona como rey en un contexto inmediato que refiere a los “[. . . hi]jos del rey de Judá” y los “judaítas” (Texto babilonio 28178, anverso, col. 2, líneas 38–40; ANET, pág. 308). La tercera tableta lo llama “el hijo del rey de Judá” y se refiere a “los cinco hijos del rey de Judá” (Texto babilonio 28186, reverso, col. 2, líneas 17–18; ANET, pág. 308). El cuarto texto, el más fragmentario de todos, confirma “Judá” y parte del nombre de Joaquín (en acadio 𒅀𒀪𒌑𒆠𒉡, Ia-'-ú-kinu), pero no contribuye con ningún dato que no se encuentre en los otros textos.
 
31. Selemías, padre de Jehucal el oficial (fines del siglo VII), Jeremías 37:3; 38:1 y 32. Jehucal (= Jucal), oficial durante el reinado de Sedecías (vivió entre 597–586), Jeremiah 37:3; 38:1 solamente se refiere a ambos en una bula descubierta en la Ciudad de David en 2005 (Eilat Mazar, “Did I Find King David’s Palace?” -¿Encontré el palacio del rey David?, BAR 32, no. 1 [Ener/Febrero de 2006], págs. 16–27, 70; idem, Preliminary Report on the City of David Excavations 2005 at the Visitors Center Area -Informe preliminar de las excavaciones en el área del Centro de Visitantes de la Ciudad de David, 2005 [Jerusalem and New York: Shalem, 2007], pp. 67–69; idem, “The Wall that Nehemiah Built” -La muralla que construyó Nehemías-, BAR 35, no. 2 [March/April 2009], pp. 24–33,66; idem, The Palace of King David: Excavations at the Summit of the City of David: Preliminary Report of Seasons 2005-2007 -El Palacio del Rey David: Excavaciones en el área de la Ciudad de David: Informe preliminar de las temporadas 2005-2007 [Jerusalén/Nueva York: Shoham Academic Research and Publication, 2009], págs. 66–71). Solamente la posibilidad de identificaciones firmes es dejada abierta en “Corrections”, págs. 85–92; “Sixteen”, págs. 50–51; este artículo es mi primera afirmación de cuatro identificaciones, ambas aquí en las notas 31 y 32 y abajo en las notas 33 y 34.
  
Luego de observar cuidadosamente las publicaciones y evitar juicios por varios años, ahora estoy afirmando las cuatro identificaciones en las notas 31 a 34, porque ahora estoy convencido de que esta bula es un remanente de un centro administrativo en la Ciudad de David, una posibilidad sugerida en “Corrections”, pág. 100 párrafo segundo al último, y “Sixteen,” pág. 51. Para mí, el punto de inflexión viene por comparar la descripción y las imágenes del contexto arqueológico cercano e inmediato en Eilat Mazar, “Palace of King David” (Palacio del Rey David), págs. 66–70,  con los contextos administrativos descritos en Eran Arie, Yuval Goren, e Inbal Samet, “Indelible Impression: Petrographic Analysis of Judahite Bullæ” en Israel Finkelstein y Nadav Na’aman, editores, The Fire Signals of Lachish: Studies in the Archaeology and History of Israel in the Late Bronze Age, Iron Age, and Persian Period in Honor of David Ussishkin (Winona Lake, Ind.: Eisenbrauns, 2011), págs. 12–13 (la sección titulada “The Database: Judahite Bullæ from Controlled Excavations” -La base de datos: Bulas judaítas de excavaciones controladas-) y págs. 23–24. Ver también Nadav Na’aman, “The Interchange between Bible and Archaeology: The Case of David’s Palace and the Millo” -El intercambio entre la Biblia y la Arqueología: El caso del Palacio de David y el Mello-, BAR 40, no. 1 (Enero/Febrero de 2014), págs. 57–61, 68–69, que es presentado en ídem, “Biblical and Historical Jerusalem in the Tenth and Fifth-Fourth Centuries B.C.E.” -Jerusalén bíblica e histórica en los siglos X y V a IV a.C- Biblica 93 (2012): págs. 21–42. Ver también ídem, “Five Notes on Jerusalem in the First and Second Temple Periods” -Cinco notas sobre Jerusalén en los períodos del Primer y Segundo Templo), Tel Aviv 39 (2012): pág. 93.
  
33. Fasur, padre de Gedalías el oficial (fines del siglo VII), Jeremías 38:1 y 34. Gedalías, oficial durante el reinado de Sedecías (vivió entre 597–586), Jeremías 38:1 solamente, ambos referidos en una bula descubierta en la Ciudad de David en 2008. Ver “Corrections”, págs. 92–96; “Sixteen,” págs. 50–51; y las notas al pie precedentes 31 y 32 (para detalles bibliográficos sobre E. Mazar, “Wall”, págs. 24–33, 66; ídem, Palace of King David, pág. 68–71) y para los comentarios en el párrafo que comienza: “After cautiously… ”
  
ASIRIA
35. Teglatfalasar III (= Pul), rey (reinó entre 744–727), 2 Reyes 15:19, etc., en sus muchas inscripciones. Ver Raging Torrent, pp. 46–79; COS, vol. 2, págs. 284–292; ITP; Mikko Lukko, The Correspondence of Tiglath-pileser III and Sargon II from Calah/Nimrud -La correspondencia de Teglatfalasar III y Sargón II de Calah/Nimrod- (Archivos estatales de Asiria, no. 19; Proyecto Corpus de textos asirios; Winona Lake, Ind.: Eisenbrauns, 2013); ABC, págs. 248–249. Sobre Pul refiriéndose a Teglatfalasar III, que está implícito en ABC, pág. 333 bajo “Pulu”, ver ITP, pág. 280 n. 5 para discusión y bibliografía.
  
Sobre la identificación de Teglatfalasar III en la inscripción monumental aramea honrando a Panamu II, en las inscripciones monumentales arameas 1 y 8 dd Bar-Rekub (actualmente en Estambul y Berlín, respectivamente), y en el ostracón de Ashur, ver IBP, p. 240; COS, pp. 158–161.
  
36. Salmanasar V (= Ululaya), rey (reinó entre 726–722), 2 Reyes 17:2, etc., en las crónicas, en listas de reyes, y en raras inscripciones suyas remanentes (ABC, p. 242; COS, vol. 2, p. 325). La más notable es la serie de Crónicas neobabilónicas, Crónica 1, I, líneas 24–32. En estas líneas, el año segundo de la Crónica menciona su saqueo de la ciudad de Samaria (Raging Torrent, pp. 178, 182; ANEHST, p. 408). (“Shalman” en Oseas 10:14 es probablemente una alusión histórica, pero la falta de información moderna hace difícil asignarla a una situación histórica o gobernante particular, asirio o de otro lugar. Ver abajo por las notas al pie al comienzo de la p. 50.)
  
37. Sargón II, rey (reinó entre 721–705), Isaías 20:1, en muchas inscripciones, incluida la suya propia. Ver Raging Torrent, págs. 80–109, 176–179, 182; COS, vol. 2, págs. 293–300; Mikko Lukko, The Correspondence of Tiglath-pileser III and Sargon II from Calah/Nimrud (State Archives of Assyria, no. 19; Assyrian Text Corpus Project; Winona Lake, Ind.: Eisenbrauns, 2013); ABC, pp. 236–238; IBP, pp. 240–241 no. (74).
  
38. Senaquerib, rey (reinó entre 704–681), 2 Reyes 18:13, etc., en muchas inscripciones, incluida la suya propia. Ver Raging Torrent, págs. 110–129; COS, vol. 2, págs. 300–305; ABC, págs. 238–240; ANEHST, págs. 407–411, esp. 410; IBP, págs. 241–242.
  
39. Adramelec (= Ardamullissu = Arad-mullissu), hijo y asesino de Senaquerib (vivió a comienzos del siglo VII), 2 Reyes 19:37, etc., en una carta enviada a Asarhadón, que sucedió a Senaquerib como rey de Asiria. Ver Raging Torrent, pp. 111, 184, y COS, vol. 3, p. 244, la cual describe y cita con aprobación Simo Parpola, “The Murderer of Sennacherib” -Los asesinos de Senaquerib-, en Death in Mesopotamia: Papers Read at the XXVie Rencontre Assyriologique Internationale -Muerte en Mesopotamia: Conferencias leídas en el XXV encuentro asiriológico internacional-, ed. Bendt Alster (Copenhague: Akademisk Forlag, 1980), págs. 171–182. Ver también ABC, p. 240.
  
Un desafío erudito sobreviniente es la identificación de Asarhadón, el sucesor de Senaquerib, como un asesino más probable, en el artículo de Andrew Knapp “The Murderer of Sennacherib, Yet Again”, que será presentado en la conferencia regional del Medio Oeste en Febrero de 2014 en Bourbonnais, Illinois (SBL/AOS/ASOR).
  
Sobre las distintas formas del nombre neoasirio del asesino, ver RlA s.v. “Ninlil,” vol. 9, pp. 452–453 (en alemán). On the mode of execution of those thought to have been  conspirators in the assassination, see the selection from Ashurbanipal’s Rassam cylinder in ANET, p. 288.
  
40. Asarhadón, rey (reinó entre 680–669), 2 Reyes 19:37, etc., en sus muchas inscripciones. Ver Raging Torrent, págs. 130–147; COS, vol. 2, pág. 306; ABC, págs. 217–219. El nombre de Asarhadón aparece en muchas inscripciones cuneiformes (ANET, págs. 272–274, 288–290, 292–294, 296, 297, 301–303, 426–428, 449, 450, 531, 533–541, 605, 606), incluyendo su Tratado de Sucesión (ANEHST, pág. 355).
   
BABILONIA
41. Merodac-baladán II (=Marduk-apla-idinna II), rey (reinó entre 721–710 y 703), 2 Reyes 20:12, etc., en las inscripciones de Senaquerib y en las Crónicas Neobabilónicas (Raging Torrent, págs. 111, 174, 178–179, 182–183. Para el relato de Senaquerib sobre su primera campaa, que fue contra Merodac-baladán II, ver COS, vol. 2, págs. 300-302. Para la serie de Crónicas neobabilónicas, Crónica 1, i, 33–42, ver ANEHST, págs. 408–409. Este rey también está incluido en la Lista Real babilónica A (ANET, pág. 271), y la última parte de su nombre permanece en la referencia a él en la Lista sincronística de los reyes (ANET, págs. 271–272), sobre la cual ver ABC, págs. 226, 237.
  
42. Nabucodonosor II, rey (reinó entre 604–562), 2 Kings 24:1, etc., en muchas tabletas cuneiformes, incluyendo sus propias inscripciones. Ver Raging Torrent, págs. 220–223; COS, vol. 2,  págs. 308–310; ANET,  págs. 221, 307–311; ABC, pág. 232. La serie de Crónicas neobabilónicas se refieren a él en las Crónicas 4 y 5 (ANEHST, págs. 415, 416–417, respectivamente). La Crónica 5, reverso, líneas 11–13, se refieren brevemente a la conquista de Jerusalén (“la ciudad de Judá”) en 597 derrotando a “su rey” (Joaquín), como también a su nombramiento de “un rey de su propia elección” (Sedecías) como rey de Judá.
  
43. Nebo-sarsekim, oficial jefe de Nabucodonosor II, (vivió a comienzos del siglo VI), Jeremías 39:3, en una inscripción cuneiforme en la tableta de arcilla babilonia BM 114789 (1920-12-13, 81), datada en 595 a.C. El tiempo referenciado en Jeremías 39:3 es muy cercano al año 586. Puesto que es extremadamente improbable que dos individuos teniendo precisamente el mismo nombre personal hayan sido, por turno, los únicos poseedores de precisamente esta posición única con una década de diferencia entre uno y otro, es seguro asumir que la inscripción y el libro de Jeremías se refieren a la misma persona en diferentes años de su tiempo en el cargo. En Julio de 2007 en el Museo Británico, el investigador austriaco Michael Jursa descubrió esta referencia babilónica al bíblico “Nebo-sarsekim, el Rab-saris” (rab ša-rēši, significando “oficial jefe”) de Nabucodonosor II (reinó entre 604–562). Jursa identificó a este oficial en su artículo “Nabu-šarrūssu-ukīn, rab ša-rēši, und ‘Nebusarsekim’ (Jer. 39:3)”, en Nouvelles Assyriologiques Breves et Utilitaires 2008/1 (Marzo): págs. 9–10 (en Alemán). Ver también Bob Becking, “Identity of Nabusharrussu-ukin, the Chamberlain: An Epigraphic Note on Jeremiah 39,3. With an Appendix on the Nebu(!)sarsekim Tablet by Henry Stadhouders” -Identidad de Nabusharrussu-ukin, el Chambelán: Una nota epigráfica sobre Jeremías 39,3. Con un apéndice sobre la Tableta de Nebu(!)sarsekim por Henry Stadhouders- en Biblische Notizen NF 140 (2009): págs. 35–46; “Corrections”, págs. 121–124; “Sixteen”, pág. 47 n. 31. Sobre la correcta traducción de ráb ša-rēši (y tres instancias más antiguas publicadas de ésta habiendo sido incorrectamente traducidas como rab šaqê), ver ITP, pág. 171 n. 16.
  
44. Nergal-sarezer (= Nergal-sharuṣur el Sin-magir = Nergal-šarru-uṣur el simmagir), oficial de Nabucodonosor, (comienzos del siglo VI), Jeremías 39:3, en una inscripción cuneiforme babilonia conocida como el Prisma de Nabucodonosor II (columna 3, línea 36 del prisma EŞ 7834, en el Museo Arqueológico de Estambul). Ver ANET, pág. 307; Rocío Da Riva, “Nebuchadnezzar II’s Prism (EŞ 7834): A New Edition” -Prisma de Nabucodonosor II (EŞ 7834): Una nueva edición en, Zeitschrift für Assyriologie und Vorderasiatische Archäologie -sobre asiriología y arqueología del Cercano Oriente-, vol. 103, no. 2 (2013): 204, Group 3.
  
45. Nabuzaradán (= Nabuzeriddinam = Nabû-zēr-iddin), comandante en jefe de Nabucodonosor II (comienzos del siglo VI), 2 Kings 25:8, etc. & Jeremías 39:9, etc., en una inscripción cuneiforme babilonia conocida como el Prisma de Nabucodonosor II (columna 3, línea 36 del prisma EŞ 7834, en el Museo Arqueológico de Estambul). Ver ANET, pág. 307; Rocío Da Riva, “Nebuchadnezzar II’s Prism (EŞ 7834): A New Edition”, Zeitschrift für Assyriologie und Vorderasiatische Archäologie, vol. 103, no. 2 (2013): 202, Grupo 1.
  
46. Evil-merodac (= Awel Marduk, = Amel Marduk),  rey (reinó entre 561–560), 2 Kings 25:27, etc., en varias inscripcioness (ANET, p. 309; OROT, pp. 15, 504 n. 23). Ver especialmente Ronald H. Sack, Amel-Marduk: 562-560 B.C.; A Study Based on Cuneiform, Old Testament, Greek, Latin and Rabbinical Sources -Amel-Marduk: 562-560 A.C.; un estudio basado en fuentes cuneiformes, veterotestamentarias, griegas, latinas y rabínicas- (Alter Orient und Altes Testament, no. 4; Kevelaer, Butzon & Bercker, y Neukirchen-Vluyn, Neukirchener, 1972).
  
47. Belsasar, hijo y co-regente de Nabónido (vivió entre 543?–540), Daniel 5:1, etc., en documentos administrativos babilonios y el “Verse Account” (Muhammed A. Dandamayev, “Nabónido, A”, RlA, vol. 9, pág. 10; Raging Torrent, págs. 215–216; OROT, pp. 73–74). Un texto neo-babilónico se refiere a él como “Belsasar el príncipe heredero” (ANET, pp. 309–310 n. 5).
  
PERSIA
48. Ciro II (=Ciro el grande), rey (reinó entre 559–530), 2 Chronicles 36:22, etc., en varias inscripciones (incluyendo la suya propia), para la cual y sobre ella ver ANEHST, pp. 418–426, ABC, p. 214. Para la inscripción en el cilindro de Ciro, ver Raging Torrent, págs. 224–230; ANET, pp. 315–316; COS, vol. 2, pp. 314–316; ANEHST, pp. 426–430; P&B, pp. 87–92. Para un contexto mayor y las implicaciones en el texto bíblico, ver OROT, pp. 70-76.
   
49. Darío I (=Darío el Grande), rey (reinó entre 520–486), Ezra 4:5, etc., en varias inscripciones, incluyend su propia inscripción trilingüe en Behistun, sobre la cual ver P&B, págs. 131–134. Ver también COS, vol. 2, pág. 407, vol. 3, pág. 130; ANET, págs. 221, 316, 492; ABC, pág. 214; ANEHST, págs. 407, 411. Sobre el lugar, ver OROT, pp. 70–75.
 
50. Tatanai (=Tatnai), gobernador provincial de Trans-Éufrates (fines del siglo VI a comienzos del siglo V), Ezra 5:3, etc., en una tableta de Darío I el Grande, rey de Persia, que puede datarse exactamente a 5 de Junio del 502 a.E.C. Ver a David E. Suiter, “Tattenai”, en David Noel Freedman, ed., Anchor Bible Dictionary (New York: Doubleday, 1992), vol. 6, pág. 336; A. T. Olmstead, “Tattenai, Governor of ‘Beyond the River’” -Tattenai, gobernador de ‘más allá del río’-, en Journal of Near Eastern Studies 3 (1944): pág. 46. Un dibujo del texto cuneiforme aparece en Arthur Ungnad, Vorderasiatische Schriftdenkmäler Der Königlichen Museen Zu Berlin -Documentos escritos del Cercano Oriente en el Museo Real de Berlín- (Leipzig: Hinrichs, 1907), vol. IV, pág. 48, no. 152 (VAT 43560). VAT es la abreviatura de la serie Vorderasiatische Abteilung Tontafel, publicada por el Museo de Berlín. El autor del artículo del BAR desea reconocer la query sobre Tattenai del señor Nathan Yadon de Houston, Texas, correspondencia privada, 8 de Septiembre de 2015.
  
51. Jerjes I (=Asuero), rey (reinó entre 486–465), Ester 1:1, etc., en varias inscripciones, incluyendo la suya propia (P&B, p. 301; ANET, pp. 316–317), y en las fechas de los documentos del tiempo de su reinado (COS, vol. 2, p. 188, vol. 3, pp. 142, 145. On the setting, see OROT, pp. 70–75.
  
52. Artajerjes I Longimano, rey (reinó entre 465-425/424), Esdras 4:6, 7, etc., en varias inscripciones, incluyendo la suya propia (P&B, pp. 242–243), y en las fechas de los documentos del tiempo de su reinado (COS, vol. 2, p. 163, vol. 3, p. 145; ANET, p. 548).
  
53. Darío II Noto, rey (reinó entre 425/424-405/404), Nehemías 12:22en varias inscripciones, incluyendo la suya propia (for example, P&B, pp. 158–159), y en las fechas de los documentos del tiempo de su reinado (ANET, p. 548; COS, vol. 3, pp. 116–117).