lunes, 25 de agosto de 2014

NI TODO LUJO ES COSTOSO, NI TODA FRUGALIDAD ES BARATA (EL ALTO COSTO DE LA "HUMILDAD BERGOGLIANA")

Por Marco Tossatti para LA STAMPA
  
PAPA, METROS CUADRADOS Y DEMAGOGIA

Seamos realistas: si hay un rey, la corte no puede ser suprimida. Incluso si es un rey como el Papa Francisco, que dice que no quiere ningún signo de realeza. Aún así, existe la corte (¡y qué corte!), incluso si evitamos dar nombres, al menos en esta ocasión. Porque queremos hablar de demagogia y metros cuadrados.

Cuando se hablaba sobre el cardenal Bertone y sus 700 metros cuadrados (un espacio que sigue negando), se señaló que el Papa vivía en dos habitaciones en la Casa Santa Marta, y lo mismo, más o menos, se aplica al presente Secretario de Estado, Parolin. 
 
No queremos defender el cardenal Bertone que sabe muy bien defenderse solo, pero quiero decir algo acerca de la comparación con el Papa. Es cierto que el Papa Bergoglio ocupa dos habitaciones y las instalaciones; pero en realidad todo el piso en el que reside en Santa Marta está reservado para él y para las personas que cuidan de él. En el refectorio de Santa Marta el espacio reservado para la mesa papal está rodeada por una barrera de mesas (un lugar muy deseado por muchos que tratan de estar cerca su mesa), lo que es un pequeño comedor privado. Además, como capilla propia, el Papa tiene una iglesia entera, la de Santa Marta. En pocas palabras, no vemos mucha diferencia entre esta situación y la de los apartamentos pontificios, donde el Papa tenía su propio dormitorio, un pequeño comedor, una capilla y un estudio. Cuando el Papa Francisco recibe a los visitantes en sus habitaciones privadas, o en otra habitación de la residencia. En resumen, tiene toda la casa a su disposición.
 
Es más, cuando el trabajo esté terminado en el antiguo apartamento de Bertone, el nuevo secretario de Estado se moverá en el apartamento del Palacio Apostólico, que es muy grande. Era el apartamento pontificio hasta el principio del siglo pasado, por lo que desde luego no es de dos habitaciones y una cocina… 
 
Sin embargo, también se puede decir que la mayoría de los cardenales ocupan (pro tempore, no es transferible a familiares o sobrinos) apartamentos normales, en el edificio del Santo Oficio o en la plaza de la Ciudad Leonina (histórico ensanche de la ciudad de Roma, donde se encuentra el Vaticano), o en medio de Rusticucci, o en la misma Ciudad del Vaticano. Sin embargo, si Bertone se vio obligado a buscar otro lugar para vivir, hay una razón específica para ello. El cardenal Agostino Casaroli tuvo un muy bonito ático construido sobre el Palazzina dell’Arciprete [Bloque de apartamentos del Arcipreste] con su uso como refugio para los ex secretarios de Estado en mente. Sin embargo, el cardenal Giovanni Battista Re se hizo cargo cuando todavía era el Prefecto de la Congregación de los Obispos, y él todavía está allí.
 
Otro gran apartamento histórico, es el asignado al Presidente de la Comisión de Cardenales en la Ciudad del Vaticano (cardenal Giuseppe Bertello). Es un apartamento histórico que fue la residencia del presidente laico en tiempos de Pío XII, el marqués Sacchetti. También el cardenal venezolano Rosalio Castillo (fallecido en 2007) vivió allí; quien fue llamado por sus enemigos (que no eran pocos en el Vaticano) Cardenal Settebagni (Sietebaños) a causa de la amplitud del apartamento.

En el mismo edificio se encuentra el apartamento de la Secretaría de la Ciudad del Vaticano, y sigue estando inexplicablemente cerrado (desde hace un par de años) y todavía está en manos del actual nuncio en Estados Unidos, Carlo María Viganò.

El Prefecto de Propaganda Fide, “el Papa Rojo” (como también se le conoce), disfruta de una concesión extraordinaria, un chalet en la Gianicolo [colina Janículo]. Sin embargo, también algunos cardenales retirados o que trabajan se benefician de apartamentos de tamaño kilométrico. Ellos son los que tienen la suerte de ser invitados en la “vieja” ala del palacio de San Calixto, al lado de Santa Maria in Trastevere. El ala nueva, construida en los años 20 y 30 tiene habitaciones grandes, incluso si están mal dispuestas. El viejo edificio empero dispone de apartamentos principescos, ya que fueron pensados en los siglos pasados. No importa, como un viejo zorro curial observó una vez –todas son cosas que nadie se llevará con ellos. Entran y se van, y serán destinados a otro peregrino…-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.