jueves, 18 de agosto de 2016

V REUNIÓN ECUMÉNICA EN ASÍS (Muy pronto)

"¿Asistiremos impotentes a un “Asís V”, o se acabará finalmente esta pesadilla ecuménica?"
  
La respuesta, según la Catholic (sic) News Agency (brazo angloparlante de ACIPiensa Alejandro Bermúdez) parece ser que SÍ, que habrá un “Asís V”, toda vez que el imán Mohamed Abdel Qader, líder de la comunidad islámica de Umbría y Perugia, quien coincidió con Bergoglio en la reciente Indulgencia de la Porciúncula, lo insinuó (y la Prefectura de la Casa Pontificia confirmó al Custodio del Convento de San Francisco que estará allí el día 20). De acuerdo a Qader, el próximo 19 de Septiembre se realizaría una "oración coral" para sentar las bases de un ‘decálogo de convivencia humana’.

Ya se habían hecho cuatro encuentros ecuménicos en Asís: tres con Wojtyla Katz (1986, 1993 y 2002) y otro con Ratzinger Tauber en 2011. La idea sería celebrar los 30 años del primer encuentro (aunque anticipadamente, porque Asís I tuvo lugar el 27 de Octubre de 1986).
  
Consideramos que ese ‘decálogo de convivencia humana’ será un intento mejorado de Anticristo Bergoglio (a quien parece no importarle lo que el Estado Islámico respondió a su "aeroencíclica") para suplantar los Diez Mandamientos de la Ley de Dios. Pero Dios se les ríe en la cara, porque todo plan para destronar a Su Divina Majestad terminará en un miserable fracaso (cf. Salmo 2). Aparte, el ecumenismo falso, el "diálogo interreligioso" (más correctamente IDOLATRÍA o FORNICACIÓN ESPIRITUAL) está condenado en las Sagradas Escrituras, donde Dios mismo ordena a sus fieles apartarse de la adoración falsa:
"Yo soy Yahveh, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la casa de la esclavitud. No tendrás otros dioses delante de mí". (Éxodo 20, 2-3)
 
"Guárdate de contraer jamás amistad con los habitantes de aquella tierra, lo que ocasionaría tu ruina, antes bien destruye sus altares, rompe sus estatuas, y arrasa los bosquetes consagrados a sus ídolos. No quieras adorar a un dios extranjero. Yahveh tiene por nombre Celoso. Dios quiere ser amado Él solo. No hagas liga con los habitantes de aquellos países: no sea que después de haberse corrompido con sus dioses, y adorado sus estatuas o simulacros, alguno te convide a comer de las víctimas sacrificadas. Ni desposarás a tus hijos con las hijas de ellos, no suceda que después de haber idolatrado ellas, induzcan también a tus hijos a corromperse con la idolatría". (Éxodo 34, 12-16)
    
"No podéis beber el cáliz del Señor y el cáliz de los demonios: no se puede participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios". (1 Corintios 10, 21)
    
"No querais unciros en yugo con los infieles. Porque ¿qué tienen que ver la santidad o la justicia con la iniquidad? ¿Y qué compañía puede haber entre la luz y las tinieblas? ¿O qué concordia entre Cristo y Belial? ¿O qué parte tienen el fiel y el infiel? ¿O qué consonancia entre el Templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois templo de Dios vivo, segun aquello que dice Dios: 'Habitare dentro de ellos, y en medio de ellos andaré, y Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Por lo cual salid vosotros de entre tales gentes, y separaos de ellas, dice el Señor, y no tengais contacto con la inmundicia o idolatría, y Yo os acogeré, y seré yo vuestro padre, y vosotros sereis mis hijos y mis hijas, dice el Señor todopoderoso'". (2 Corintios 6, 14-18)
 
"Y oí otra voz del Cielo, que decía: Los que sois del pueblo mio, escapad de ella [de Babilonia], para no ser participantes de sus delitos, ni quedar heridos de sus plagas. Porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades". (Apocalipsis 18, 4-5)
  
Y por el Magisterio tradicional y legítimo:
  • "Nadie puede orar en común con los herejes y cismáticos […] No está permitido a los herejes entrar en la casa de Dios, mientras ellos continúan en la herejía". (Concilio de Laodicea, can. 6, año 367)
  • "No hay que rezar ni cantar salmos con los herejes, y todo el que se comunica con aquellos que están separados de la comunión de la Iglesia, ya sea clérigo o laico, que sea excomulgado". (Concilio de Cartago, años 397 y 419)
  • "El que ora con herejes es un hereje". (San Agatón)
  • "Si algún eclesiástico o laico, va a la sinagoga de los judíos, o la casa de reunión de los herejes para unirse en oración con ellos, que sean depuestos y privados de la comunión. Si algún obispo o un sacerdote o diácono se unen en oración con herejes, que sea suspendido de la comunión". (Concilio III de Constantinopla, año 680)
  • "Se preguntó si un sacerdote del Líbano podía durante la Misa mencionar al Patriarca de los Armenios (que es cismático), con la intención de orar por él. La petición para esta concesión se formuló con carácter urgente en orden de atraer a las gentes a una gran amistad con los Latinos. La Sagrada Congregación respondió que eso NO SE DEBE HACER, y que debería ser firmemente prohibido". (Suprema Congregación del Santo Oficio, Acta del 7 de Junio de 1673)
  • "Lejos, sin embargo, de los hijos de la Iglesia Católica ser jamás en modo alguno enemigos de los que no nos están unidos por los vínculos de la misma fe y caridad; al contrario, si aquellos son pobres o están enfermos o afligidos por cualesquiera otras miserias, esfuércense más bien en cumplir con ellos todos los deberes de la caridad cristiana y en ayudarlos siempre y, ante todo, pongan empeño por sacarlos de las tinieblas del error en que míseramente yacen y reducirlos a la verdad católica y a la madre amantísima, la Iglesia, que no cesa nunca de tenderles sus manos maternas y llamarlos nuevamente a su seno, a fin de que, fundados y firmes en la fe, esperanza y caridad y fructificando en toda obra buena (Col. 1, 10), consigan la eterna salvación". (Pío IX, Encíclica Quanto conficiámur, N° 8, 1863)
  • "Ahora bien, la doctrina católica nos enseña que el primer deber de la caridad no está en la tolerancia de las opiniones erróneas, por muy sinceras que sean, ni en la indiferencia teórica o práctica ante el error o el vicio en que vemos caídos a nuestros hermanos, sino en el celo por su mejoramiento intelectual y moral no menos que en el celo por su bienestar material. Esta misma doctrina católica nos enseña también que la fuente del amor al prójimo se halla en el amor de Dios, Padre común y fin común de toda la familia humana, y en el amor de Jesucristo. [...] Nos preguntamos, venerables hermanos, en qué ha quedado convertido el catolicismo de “Le Sillon”. Desgraciadamente, el que daba en otro tiempo tan bellas esperanzas, este río límpido e impetuoso, ha sido captado en su marcha por los enemigos modernos de la Iglesia y no forma ya en adelante más que un miserable afluente del gran movimiento de apostasía, organizado en todos los países, para el establecimiento de una Iglesia universal que no tendrá ni dogmas, ni jerarquía, ni regla para el espíritu ni freno para las pasiones y que, so pretexto de libertad y de dignidad humana consagraría en el mundo, si pudiera triunfar. el reino legal de la astucia y de la fuerza y la opresión de los débiles, de los que sufren y trabajan". (San Pío X, Encíclica Notre Chargue Apostolique, 1910)
  • "Es ilegal para los fieles ayudar de cualquier manera activa,o participar en los servicios sagrados de los no católicos". (Código Pío-Benedictino de Derecho Canónico, can. 1258, par. 1) 
  • "Una persona que por su propia voluntad y a sabiendas ayuda de cualquier forma a propagar la herejía, o que se comunica en los ritos sagrados con los herejes en violación de la prohibición del Canon 1258, es sospechoso de herejía". (Código Pío-Benedictino de Derecho Canónico, can. 2316)
  • "Siendo todo esto así, claramente se ve que ni la Sede Apostólica puede en manera alguna tener parte en dichos Congresos [interreligiosos], ni de ningún modo pueden los católicos favorecer ni cooperar a semejantes intentos; y si lo hiciesen, darían autoridad a una falsa religión cristiana, totalmente ajena a la única y verdadera Iglesia de Cristo". (Pío XI, Encíclica Mortálium Ánimos, N° 10, 1928)
  • "Y más: que a nadie, so pretexto de alimentar la concordia, es lícito disimular un dogma al menos; como en efecto, nos advierte el patriarca [San Cirilo] de Alejandria: "desear la paz es el mayor y principal bien... mas por este motivo no se puede despreciar la virtud de piedad para con Cristo". Por lo que, no conduce al suspirado retorno de los hijos errantes a la fe legítima y recta en Cristo, aquel camino y método que propone apenas los puntos de doctrina en que concuerdan todas -o por lo menos la mayor parte de- las comunidades que ostentan el nombre cristiano; sino aquel que pone como fundamento de la concordia y consenso de los fieles cristianos en la totalidad e integridad de las verdades divinamente reveladas". (Pío XII, Encíclica Orientális Ecclésiæ, N° 8, 1944)
    
Recordemos que Dios tiene sus propios derechos, que valen más que todas las pretensiones humanas, pésele a quien le pese, y que toda rebelión contra Él será castigada en este mundo y en el otro. Es de saber que el 26 de Septiembre de 1997, dos terremotos de 5.5 y 6.1 grados en la escala de Richter sacudió a toda Umbría, causando catorce muertes y destruyendo parte de la Basílica de San Francisco (templo profanado por los participantes de Asís I -la estatua de Buda en el tabernáculo, el portazo a la imagen de la Virgen de Fátima, la invocación de espíritus por los animistas, etc.-). Más recientemente, en 2014 Francisco Bergoglio invitó a un rabino y a un musulmán para orar por la paz, y pocos meses después nació el Estado Islámico, que tiene en la mira a la propia Roma y su monarca.
 
Algo más: el 19 de Septiembre es la fecha en que Nuestra Señora se apareció en La Salette (Francia), donde reveló que ROMA PERDERÁ LA FE Y SE CONVERTIRÁ EN LA SEDE DEL ANTICRISTO. Mons. Lefebvre dijo en su momento que DICHA PROFECÍA SE CUMPLIÓ.

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Jorge, eu, mais uma vez, quero deixar meu comentário no seu blog.

      O Santo Padre, seguindo o excelente exemplo de seus dois antecessores, convocou os líderes das religiões mundiais para rezar pela PAZ no mundo, pelo fim da guerra. Assis IV, "V" como chamam os hereges tradicionalistas, é uma demonstração da misericórdia infinita de Deus, este Deus boníssimo, que não faz acepção de pessoas; Ele não olha o credo, a sexualidade, muito menos a personalidade.

      O ecumenismo promove a PAZ entre as gentes, não a união, porque esta é impossível no mundo religioso. Todo o processo de salvação se realiza na Igreja, por isso é Ela a promotora de eventos como os de Assis. É a única Igreja verdadeira, e todos pertencem á Ela, mesmo os não-católicos. A alma da Igreja, que é Cristo, se estende á todos, e não somente aos católicos.

      E não existe apostasia em rezar com os não-católicos, porque nesses casos cada um reza para a sua divindade. Não há sincretismo nesta prática.

      O Opus Dei, que é o pioneiro no ecumenismo inter-religioso, sob a luz de São Josemaria, fermenta a oração com os não-católicos, porque esta é agradável a Deus. O Antigo Testamento é, como posso dizer... muito humanizado. Seus autores tiveram a liberdade de colocar nele o que quiseram, por isso não é correto usá-lo para defender suas posições tradicionalistas.

      Deus te abençoe e te converta.

      Eliminar
    2. Ah, e mais, Jorge. Caso não saiba, todas as profecias escritas por São João no Apocalipse se cumpriram no século I d.C. Se não, este livro sacratíssimo não teria tido valor algum para os cristãos antigos. O Apocalipse deve ser interpretado como se profetizasse o fim do mundo, até porque a apocatástase crida pelos irmãos ortodoxos é uma possibilidade.

      Eliminar
  2. El apunte de Mons. Torres Amat es por si algún día nos viene inspiración para un artículo o dos. Por tanto, no durará allí en los comentarios.

    Nosotros citamos también la Segunda Carta de San Pablo a los Corintios y el Apocalipsis de San Juan (que la última vez que revisamos, estaban en el Nuevo Testamento).

    Y Asís V es porque se hicieron cuatro encuentros antes: 1986, 1993 (año horrible para el país donde fuimos exiliados), 2002 y 2011; y no hay que ser tradicionalista para saberlo. Sería bueno que los del Estado Islámico se sumen al festejo.

    San Agustín (o San Fulgencio) dice en la Regla de la Verdadera Fe, caps. 37-40, que herejes, cismáticos, judíos, paganos y malos católicos por igual irán al Infierno preparado para el diablo y sus ángeles (y lo cita San Pedro Canisio en su Catecismo). Infierno que será eterno y permanecerá hasta después del Juicio, y del cual JAMÁS POR JAMÁS habrá salida. La apocatástasis en la acepción origenista (redención para Satanás, sus ángeles y los condenados, huelga decir) ha sido condenada en cuatro oportunidades:
    1° Sínodo Endemousa de Constantinopla (año 543)
    2° Concilio de Constantinopla II (año 553)
    3° Concilio de Letrán IV (año 1215)
    4° Constitución Dogmática Benedictus Deus, de Benedicto XII (29 de enero de 1336).

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.