sábado, 11 de enero de 2014

VATICANO: ESTAMOS INFESTADOS POR EL DEMONIO... Y NUESTRO RITUAL DE EXORCISMO ES INÚTIL

Al Vaticano le tocó reconocer que están siendo vejados por el demonio. En ese orden de ideas, es memorable la frase que el antipapa Montini Alghisi/Pablo VI pronunció 7 años después de concluir el conciliábulo y 3 años y medio de abolir el Santo Sacrificio de la Misa y remplazarlo con el culto protestantizado del Novus Ordo: "Por una fisura, el humo de satanás ha entrado en la Iglesia".

Pablo VI, alarmado por los desastres causados por el Conciliábulo, afirma que el "el humo de satanás ha entrado en la Iglesia", ¡PERO FUE PRECISAMENTE ÉL QUIEN LES ABRIÓ LA PUERTA!

Actualmente, se reconoce que en Italia, España y otros países, muchas personas están siendo dominadas por huestes y potestades infernales. Miención aparte merecen Haití y México, donde la influencia satánica es mayor a causa respectivamente del vudú y el culto a la mal llamada "Santa Muerte". Sabemos que para contrarrestar la posesión demoníaca, la Iglesia emplea el exorcismo, pero ¿por qué, habiendo tanta necesidad de exorcismos, éstos no funcionan? El Padre Gabriel Amorth, sacerdote católico válida y lícitamente ordenado en 1954 (aunque exorcista conciliar desde 1986), da una explicación: El  Ritual de Exorcismos de 1998 ES INÚTIL. Por eso es que él usa el Ritual antiguo en todos los exorcismos que practica.

Padre Gabriel Amorth, exorcista oficial del Vaticano, sostiene la invalidez del Ritual de exorcismos publicado por Juan Pablo II en 1998.

Pero el problema no radica sólo en la inutilidad de un Ritual. EL PROBLEMA ESTÁ EN QUE NO HAY SACERDOTES NI OBISPOS CONSAGRADOS EN LA IGLESIA CONCILIAR DESDE 1968, cuando el masón Aníbal Bugnini cambió el Ritual de Ordenación de Sacerdotes y Consagración de Obispos. Y en todo caso, la secta deuterovaticana ve a los demonios y las posesiones como una "enfermedad" que debe ser manejada por psicólogos y psiquiatras (siendo que los síntomas de la posesión por el demonio son: Aversión a Dios, la Virgen, los Santos y la Iglesia Católica; fuerza sobrehumana, sabiduría sobre objetos, personas y situaciones desconocidas, y hablar en idiomas extraños o desconocidos).

El Ritual Católico de exorcismos establece que ante los casos de vejación y posesión, el Obispo o un sacerdote de notoria piedad y virtud debe administrar este rito. (Cuadro "San Francisco de Borja exorcizando a un agonizante impenitente", por Francisco José de Goya).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.