miércoles, 21 de septiembre de 2016

CONFIRMADO: LA MADRE DE RATZINGER ERA DESCENDIENTE DEL MAHARAL DE PRAGA

Tomado de FORO CATÓLICO

Este viernes salió a la venta en Italia el libro-entrevista Últimas Conversaciones, en el que el periodista alemán Peter Seewald recoge algunos diálogos, a veces reveladores, que ha mantenido con su compatriota el Papa emérito Benedicto XVI. 
  
Entre las sorpresas del libro aparecen algunas circunstancias familiares desconocidas hasta ahora, como el hecho de que su madre, María Rieger, fuese hija ilegítima, es decir, que ella nació fuera del matrimonio.
  
La familia Ratzinger lo descubrió en plena época de nazismo, cuando la burocracia alemana empezó a exigir certificados raciales de antecedentes arios en numerosas ocasiones. Joseph Ratzinger, padre del Papa emérito, que era gendarme en Baviera, tuvo que presentar un certificado racial suyo y de su esposa. Al reunir la documentación se dieron cuenta de que María Rieger había nacido antes de que sus padres se casasen. Su padre, el panadero Rieger, pensaba que esa situación civil se arreglaba automáticamente al celebrar el matrimonio, pero descubrió después que no era así.
  
Hay que recordar que los padres de Benedicto XVI se conocieron en 1920 por un anuncio en el diario católico “Correo de Nuestra Señora de Altotting”: 
“Funcionario del Estado, soltero, católico, de 43 años, con derecho a pensión, quiere contraer matrimonio con una muchacha católica, que sepa cocinar y a ser posible coser, con patrimonio”. 
María era cocinera y más joven: él tenía 43 años y ella 36. Se casaron ese mismo año.
  
Como ya lo había publicado el hebreo mesiánico Aaron Ben Gilad, una hebrea conversa, Betty Tauber, descendiente del famoso Maharal de Praga, fue antepasado de Georg y Joseph Ratzinger, quienes llevan en su sangre una larga dinastía de rabinos hechiceros, elevados maestros de la Cábala en Praga y jurados enemigos de la Iglesia Católica quienes fueron acusados por sacrificios rituales en los siglos XVI y XVII y se consideran a sí mismos descendientes de la Casa de David y herederos de la promesa del mesías cabalista.
  
Un extraño dato del caso es que cuando nació la abuela de Benedicto XVI en 1855 (al parecer registrada María Tauber), aún no tenía el apellido paterno, el cual adquirió tras la unión de la conversa Betty Tauber y Anton Peintner, en 1858, dos años más tarde. 
  
Georg Ratzinger, en su libro Mi hermano el papa, (Mein Bruder, der Papst, Herbig 2011), recuerda que sus abuelos maternos, María Tauber-Peintner e Isidor Rieger, panadero, tuvieron cerca de Bressanone un molino que se llevó una inundación del río Rienza. Fue entonces cuando la familia emigró a Baviera.
  
El Trentino-Alto-Adigio es una región autónoma del noreste de Italia, oficialmente bilingüe, se habla italiano y alemán. La ciudad de Bressanone recibe el nombre en alemán de Brixen.
   
Betty Tauber fue nieta del Rabino Joachim KNÖPFELMACHER, quien a su vez descendía de 10 rabinos hasta llegar al Maharal de Praga, el famoso Judah Loew Ben Bezalel, cuyo tío Jacob fue en su tiempo Gran Rabino del Imperio Romano y quienes se dicen descendientes de la Casa del Rey David y herederos de la promesa del mesías cabalista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.