martes, 17 de enero de 2012

JERUSALÉN SERÁ ATACADA CON MISILES: EJÉRCITO ISRAELÍ

De LA DENUNCIA PROFÉTICA

Un escenario amenazante descrito recientemente por el ejército israelí prevé que Jerusalén podría sufrir ataques de misiles en una guerra futura.
“Ahora creemos que en una guerra futura, existe la posibilidad de que Jerusalén también caiga bajo fuego de misiles, incluso desde la Franja de Gaza”, dijo el día 3 (de Enero) un alto oficial militar al diario The Jerusalem Post, aunque se abstuvo de mencionar cuántos misiles podrían lanzarse contra la ciudad.
Jerusalén podría ser atacada con misiles en una guerra (tal vez en la III Guerra mundial)

La evaluación, la primera en su tipo, fue hecha luego de años en los que el servicio de defensa de Israel consideró a la ciudad inmune a esos ataques debido a que cuenta con una enorme población árabe y con gran cantidad de sitios sagrados musulmanes.

El Comando de Frente Interior que actualiza periódicamente escenarios de amenaza similares para cada ciudad importante del país con base en la nueva información de inteligencia, presentó al municipio de Jerusalén los detalles de los potenciales ataques de misiles.

Israel ha llevado a cabo varios ejercicios nacionales para conocer el estado de su respuesta militar para manejar una emergencia nacional desde julio de 2006, cuando miles de cohetes disparados por el Hizbulá desde Líbano cayeron sobre ciudades y comunidades del norte de Israel. Por los ataques, cientos de miles de residentes tuvieron que huir de sus hogares.

Los planificadores militares dicen que es probable que la próxima guerra de Medio Oriente vea caer miles de misiles y cohetes --desde Líbano, Siria y posiblemente Irán-- sobre Israel. El escenario referente a Jerusalén no descarta la posibilidad de que los militantes palestinos en Gaza ataquen la ciudad durante un conflicto de menor escala. Se cree que tanto el movimiento islámico Hamas como la Jihad islámica poseen cohetes ofrecidos por Irán con un alcance que abarca a Jerusalén y a las comunidades cercanas.

Funcionarios municipales de Jerusalén dijeron que fueron informados sobre el posible escenario y que están adoptando acciones para estar preparados.

Elisha Peleg, concejal encargado de seguridad y servicios de emergencia, declaró:
“Estamos listos para todos los escenarios, y los residentes tendrán la seguridad y la defensa máxima que necesiten”.

La municipalidad está buscando fondos que le permitan construir más refugios antibombas públicos en Jerusalén y revisar el nivel de mantenimiento de los existentes, como parte de una política general de preparación de guerra.

En otros asuntos, la Comisón de Energía Atómica de Israel (CEAI) y el ejército prepararon un plan para cerrar los reactores nucleares de Dimona y de Nahal Sorek si surgen advertencias de una inminente guerra, informó el diario Ha'aretz.

Los funcionarios dijeron que la decisión se tomó luego de evaluaciones que determinaron que los sistemas de defensa de los reactores no son completamente impenetrables a un ataque de misiles en centros urbanos de Israel. La desactivación del reactor Dimona, ubicado en el desierto de Negev, minimizaría el daño potencial en el área circundante en caso de ser blanco de misiles desde sitios tan lejanos como Irán.

El ministro de Defensa del Frente Interior, Matan Vilnai, durante una visita a una secundaria en la ciudad de Dimona declaró hoy (4 de Enero):
“El enemigo es incapaz de alcanzar Dimona, pero sus cohetes pueden llegar a sitios sensibles en el área”.

Posteriormente, Vilnai, citado por el Canal 10 de Israel, afirmó:
“Los cohetes en poder de los militantes de Gaza tienen actualmente mayor alcance que los que han sido lanzados hasta ahora contra Israel, pero podemos manejar la situación”.

Las instalaciones secretas de Dimona, que de acuerdo con analistas militares extranjeros producen armas nucleares, son uno de los sitios mejor resguardados de Israel desde principios de la década de los 60 del siglo XX y el espacio aéreo sobre el área está cerrado a todos los vuelos. Ese lugar fue el primer objetivo de los misiles Scud disparados desde Irak durante la primera Guerra del Golfo en 1991.

Oficiales de alto rango del CEAI y militares calculan que los sistemas de defensa multicapas de los reactores, que incluyen baterías antiaéreas y antimisiles e instalaciones fortificadas, actualmente son suficientes para minimizar el daño de algún futuro ataque. 
Agencia de Prensa Xinhua (China comunista) 04/01/2012

1 comentario:

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.