sábado, 1 de octubre de 2016

LAS ORACIONES MAL HECHAS NO REPORTAN SANTIFICACIÓN ALGUNA

“Es una lástima ver cómo la mayoría de la gente reza el Rosario. Lo pronuncian con una precipitación sorprendente; incluso se comen parte de las palabras. Nadie querría realizar un cumplido de esta manera tan ridícula, ni al último de los hombres, ¡y creemos que Jesús y María se sentirán honrados así! (…) Después de esto, ¿es de extrañar que las más santas oraciones de la religión cristiana continúen sin casi ningún fruto; o de que, después de miles y miles de Rosarios rezados, no seamos más santos?”. (San Luis María de Montfort)

1 comentario:

  1. Me sinto ótimo quando rezo o Rosário com as meditações do Padre Pio. Por favor, Jorge, poste-as no blog. Vai encontrá-las num documento em PDF.

    Deus te guarde.

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.