martes, 21 de marzo de 2017

UN ILLUMINATI MENOS EN LA TIERRA

Mientras dormía en su casa “Hudson Pines” de Pocantico Hills, Nueva York, falleció ayer 20 de Marzo de 2017, el multimillonario estadounidense David Rockefeller Aldrich a los 101 años, de una insuficiencia cardíaca.
 
David Rockefeller era nieto del magnate petrolero John Davidson Rockefeller Sr., y como parte de los trece linajes Illuminati, fue miembro del Club Bildeberg, afín al Consejo de Relaciones Extranjeras y fundador de la Comisión Trilateral, organización que pretende acelerar el establecimiento del Nuevo Orden Judeomasónico-Comunista Mundial a través del dominio de las megacorporaciones sobre la economía y la política, eliminando los Estados nacionales. Él mismo llegó a definir el programa de esa organización en sus memorias, así:
“Algunos incluso creen que somos parte de una cábala secreta que trabaja contra los mejores intereses de los Estados Unidos, calificando a mi familia y a mí mismo como ‘internacionalistas’ y acusándonos de conspirar con otros alrededor del mundo para construir una estructura política y económica global más integrada en un mundo unficado. Si ese es el cargo, me declaro culpable y estoy orgulloso de ello”.
 
QUE SU ALMA ARDA EN EL INFIERNO POR TODA LA ETERNIDAD.
  
Había un hombre rico, cuyas tierras dieron una gran cosecha. El rico se puso a pensar: ‘¿Qué haré? ¡No tengo donde guardar mi cosecha!’ Y se dijo: ‘Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes en los que guardar toda mi cosecha y mis bienes. Luego me diré: Amigo, ya tienes muchos bienes guardados para muchos años; descansa, come, bebe y goza de la vida’. Pero Dios le dijo: ‘Necio, esta misma noche será pedida tu alma: y lo que guardaste, ¿para quién será?Eso le pasa al hombre que acumula riquezas para sí, pero no es rico delante de Dios”. (Lucas 12, 16-21)

5 comentarios:

  1. Jorge, você é um crédulo, e não peço desculpas por dizer isso. Assim diz a Palavra Sagrada: " Rejeite, porém, as fábulas profanas e tolas e exercite-se na piedade." ( I Tm 4:7). A sua superstição ofende mais a Deus do que a sua heresia. Maldito sedevacantista, exercendo juízo sobre a alma de um homem! Você é Deus? Creio que não, então não pode o que se passou com David antes da morte dele! Oxalá ele tenha se convertido e largado o seu materialismo extremo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ATCHUNG!: Maldiciones sin causa, retornan al que las lanza.

      Eliminar
  2. Lucas Aguiar/Novus Ordo/Católico Brasileiro/MSplayerk/etc., ¿es esa la misericordia que predica el Bergoglio que tú llamas “vice-Dios”: maldecir a tus detractores sólo porque sus palabras te desagradan? Esa actitud dice muchísimo de tu persona.

    Nosotros proclamamos que David Rockefeller está en el Infierno porque él era en vida un hereje protestante, francmasón (y no son fábulas, como tú dices) y materialista extremo. Sin entrar en mayores detalles, pero es de afirmar la condenación de aquellos que en el fuero externo (porque el interno sólo es de manejo de Dios) no muestran señales de convertirse de su mala vida, y en castigo Dios no les da oportunidad de arrepentirse.

    Quiera Dios convertir en bendiciones todas las maldiciones que tú nos diriges hoy.

    PD. No somos crédulos, sino que escrutamos lo que encontramos.

    ResponderEliminar
  3. Pecador, contempla
    el día final,
    en que han de dar cuenta
    los hijos de Adán.

    En un verde valle
    que es de Josefat,
    envuelto en pavesas
    el mundo verás.

    Acabado el mundo
    debes contemplar,
    que el cuerpo y el alma
    su unión buscarán.

    Llamará Dios a Juicio
    a todo racional,
    para que den cuenta
    del modo de obrar.

    Dime, pecador,
    si en gracia no estás
    cuando Dios te llama
    a su tribunal.

    Tu seno de culpas
    allí se verá,
    y aun las más ocultas
    patentes serán.

    Tu ángel de la guarda
    allí te acusará,
    y María Santísima
    no te amparará.

    Allí el Juez severo
    gran cargo te hará,
    de tu mala vida
    tú responderás.

    No habrá allí disculpas,
    ni se admitirán
    descargos a nadie
    de su mal obrar.

    Dime, miserable,
    ¿de quién te valdrás,
    si allí al más justo
    temblar le verás?

    Llorad vuestras faltas,
    gemid y clamad,
    que si grave es la culpa,
    el infierno es más.

    Es píldora amarga,
    dorado disfraz,
    que se vende azúcar
    siendo rejalgar.

    Es serpiente astuta,
    dragón infernal,
    basilisco que mata
    con solo mirar.

    (Antigua canción castellana del siglo XVI)

    ResponderEliminar

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.