viernes, 13 de abril de 2018

“LITURGIA DE LA TIERRA” EN EL CONGRESO DE EDUCACIÓN RELIGIOSA DE L.A.

Traducción del artículo publicado en TRADITION IN ACTION.
   
REVOLUCIÓN ECLESIAL EN IMÁGENES - FOTO DE LA SEMANA: “LITURGIA DE LA TIERRA” EN EL CONGRESO DE EDUCACIÓN RELIGIOSA
  
Entre el 16 y el 18 de Marzo de 2018, tuvo lugar en Los Ángeles (CA) el Congreso de Educación Religiosa, evento que afirma ser “el mayor encuentro anual de Católicos Romanos en los Estados Unidos”. Patrocinado por el Arzobispado de Los Ángeles, el congreso de este año asegura haber reunido a casi 40.000 personas.
  
  
Arriba, vemos al Arzobispo José Horacio Gómez Velasco y a los Cardenales José Gregorio Rosa Chávez (de El Salvador) y Roger Michael Mahony concelebrando en el altar en el centro de convenciones de Anaheim, donde tuvo lugar el evento. Si prestamos atención, las dos tilmas –prendas indígenas de México– que ornamentan el altar a cada lado de Nuestra Señora de Guadalupe, vemos que las que fueron escogidas son muy similares a dos banderas arcoiris. Puesto que sabemos que el arcoiris ha sido usado como un símbolo del movimiento homosexual, esta
“coincidencia” envía por sí misma un mensaje expresivo.
 
Las otras fotos de esta página muestran una danza progresivista filipina llamada la
“Liturgia por el cuidado de la Tierra” realizada en otro salón. El hecho de que fuera llevada a cabo este año en el Congreso de Educación Religiosa de L.A. revela el atentado del Arzobispo Gómez en poner a su Arzobispado en sintonía con Laudato Sii y la nueva tendencia tribalista de Francisco Bergoglio, que promete incrementarse en la medida que la Iglesia se aproxima al Sínodo sobre la Amazonía en 2019.
  
Este es también un modo de hacer avanzar la Revolución en la Iglesia y el mundo promoviendo un nuevo modelo de sociedad que va más allá del comunismo.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Preferiblemente, los comentarios (y sus respuestas) deben guardar relación al contenido del artículo. De otro modo, su publicación dependerá de la pertinencia del contenido. La blasfemia está prohibida.